Entradas etiquetadas como ‘barriga’

Utiliza su tripa para esconder armas

gun-biglap

Al ver la imágenes, lo primero que me ha venido a la cabeza es el malvado Jabba el Hutt, personaje de Star Wars entradito en carnes. En este caso, el protagonista del vídeo también tiene un apodo The Big La (la verdad es que hace honor a su nombre) y no se dedica a congelar enemigos en carbonita. Su habilidad es mucho más sutil: oculta armas de fuego bajo sus enorme flotador. O-O

Este alumno aventajado de Michelín muestra sin pudor ante la cámara como mueve su ‘lorza’ de proporciones casi bíblicas para esconder una pistola. ¿Hay por ahí una grúa? Debajo de esa cantidad de masa corporal puede entrar hasta un tanque M1 Abrams. ¡¡¡Qué turgencia cárnica!!! Lee el resto de la entrada »

Cuando come se le pone barriga de embarazada

BecConsejo: “Come sano”

“Fin de semana de asueto, ¿verdad Bec?” Sí, más o menos. No obstante, os recompensaré contando todo aquello que os pude contar el sábado y el domingo y no hice. Para empezar, una historia que Gaby me pasó hace unos días, y que está entre las cosas más raras que os he contado hasta ahora: una chica británica a la que se le pone tripa de embarazada cuando come.

Kerri Dowdswell tiene 23 años y una rara dolencia que los médicos no terminan de identificar. Al parecer, un par de veces por semana y sin saber por qué, después de comer normalmente (ni mucho ni poco, una cosa normal) se le hincha la barriga hasta el punto en que quien no la conoce se pregunta si está embarazada.

Cuenta Kerri que no es doloroso, pero sí incómodo. Se ve obligada a llevar pantalones premamá si sale a comer o a cenar fuera de casa, tiene que saltarse las comidas si queda para ir de fiesta porque no es plan de ir como si estuvieras a punto de dar a luz y nunca sabe cuándo le va a pasar. “A veces tarda quince minutos, otras veces un par de horas”, cuenta con desazón nuestra protagonista a la prensa británica.

Sé que muchos talibanes de la comida pensaréis que es por no comer carne, o por comer mucha carne, o por no tomar lácteos, o porque no toma eso que anuncia Jesús Vázquez… pero en eso Kerri os lleva la delantera, porque, sospechando que podría ser de la comida, fue eliminando parcialmente distintos alimentos de su dieta… en vano. Está como estaba al principio y los médicos continúan tan desconcertados como ella.

Por ello decidió que iba a comer lo que le gustara (y eso hace), sin pensar en qué comida podría estar provocando esa barriga que no consigue rebajar con ejercicio.

PD: Una de dos, o tiene una hermana gemela embarazada o esto es más raro que el final de Perdidos.

PD2: Otra de las cosas que os pude haber contado el fin de semana fue lo de la nube con forma de persona. Me lo chivó mi padre… ¿lo habéis visto? (Todo su esplendor en el minuto 1:45)