Entradas etiquetadas como ‘asesina’

Una joven mata a dos hombres por unos piropos ‘envenenados’

tambor_revolver

Hay palabras que no deben pronunciarse porque pueden acarrear consecuencias fatales. Esta reflexión no se les pasó por la cabeza a dos jóvenes venezolanos de 20 años que no pudieron resistirse a los encantos de una mujer. Hasta aquí, la historia podría ser el principio de una telenovela.

Todo comenzó cuando la chica, apodada ‘La Marbelis’, pasó caminando frente a un grupo de individuos que empezaron a decirle piropos demasiados subidos de tono, incluso insolentes, según indicó el atestado policial. La muchacha no respondió a los insultos e improperios en un primer momento, guardó su venganza para más tarde.

Minutos después, regresó armada con un revólver, y sin mediar palabra, vació el tambor del arma contra el grupo de hombres. Vamos, ni la ‘Mamba Negra’ de Kill Bill reaccionaría tan fríamente.

El resultado de su ‘gatillo fácil’ fue desolador: dos muchachos muertos, varios heridos y el resto se salvó porque pudo esconderse detrás de un muro.

La presunta homicida fue detenida horas después sin oponer resistencia, junto a otro chico de 16 años que presenció todo lo sucedido. “No sabemos todavía por qué la joven ha reaccionado de esta manera“, ha manifestado un portavoz de la policía. Que también añadió que ella, al parecer, no tenía ninguna relación con los fallecidos.

(Foto: Flickr / David Trawin)

Asesina al camarero tras encontrar una mosca en su sopa

Últimamente, parece que están los nervios a flor de piel. En una pequeña ciudad de la península de Crimea, en Ucrania, se vivió una historia sobrecogedora. Un sujeto se creyó Michael Douglas en Un día de furia o Samuel L. Jackson en Pulp Fiction. El individuo responde al nombre de Borys Bobak y ya está entre rejas.

La secuencia de los hechos es pasmosa. El suceso se desarrolla en un escenario cotidiano. Un tío entra en un restaurante y pide una sopa al camarero. Éste se la trae, con la mala suerte de que en la sopa hay una mosca (sí, es un tópico que no se inventó de la nada, a veces ocurre). Lo escalofriante llega a continuación. El nudo de la historia es una fuerte discusión entre el camarero, que intenta excusarse, y el cliente, que se va calentando hasta el extremo. El desenlace es trágico: el individuo saca un arma y descerraja un disparo sobre la cabeza del empleado del restaurante, que muere en el acto. Una escena muy repetida en thrillers de serie B que tiene su réplica en la realidad, donde resulta más impactante.

Bobak, en prisión preventiva a la espera del juicio, aseguró que para él “era un día normal. Iba a comer algo, pero vi la mosca en la sopa y la furia me cegó. Me asombra la tremenda frialdad del sujeto, al que algunos medios locales han rebautizado como William Foster (personaje principal de Un día de furia). El tío habla de matar como quien habla de la lluvia.

Aviso para su compañero de celda: yo no dormiría muy tranquilo.

PS. Hay uno en la redacción que como consiga un helicóptero Apache, la lía parda.