Entradas etiquetadas como ‘arquimedes’

Huye desnudo de casa porque había una araña en la cama

Permitidme unos párrafos de introducción, que me quiero dar el gustazo

Hace unos años fui a un partido amistoso en Birmingham. Jugaba el Mallorca contra el equipo local y cada vez que había un cambio en el equipo español la afición gritaba “¿Quién eres?” al jugador que entraba. Por ejemplo, entraba Eto’o y salía Ibagaza (por aquel entonces estaban) y pasaba lo siguiente:

Megafonía: Cambio en el Mallorca, sale con el dorsal 10 Ariel Ibagaza.
Afición: Uh, uh, uh.
Megafonía: Y entra con el número 9 Samuel Eto’o.
Afición: Uh, uh, uh, WHO ARE YOU? WHO ARE YOU?

Sabiendo esto no os extrañará que yo le grite a ese tal Arquímedes, cuyo principio conocemos y cuyo final ignoramos, eso de “Who are you, Arquímedes?”. Un tipo que se mete en la bañera, ve que rebosa el agua y sale corriendo como alma que lleva el diablo. ¿Quién eres, Arquímedes? ¿Quién te crees? Estoy harto de esa gente que va por ahí presumiendo de talento. Si Arquímedes salió desnudo fue para que todos le preguntaran eso de “Arqui, ¿por qué vas desnudo, tío?” y así poder responder él, “acabo de descubrir una cosa con la que el rey va a flipar” dándoselas de importante. Insisto, un descubrimiento como ése no es motivo suficiente para corretear en cueros por las calles de Siracusa.

Porque si quieres estar desnudo en la calle tiene que ser por una buena razón, como por ejemplo, el miedo. El miedo justifica mejor las locuras que la euforia. De ahí que yo a Arquímedes no le respete, pero admire al muchacho estadounidense de 20 años que el otro día escapó de casa sin nada de ropa encima porque había encontrado una araña en su cama. ¡Una araña, chico! ¡Con lo peligrosas que son!

Diréis que es insuficiente, que para salir corriendo de casa hace falta un terremoto, un incendio, un recopilatorio de las mejores jugadas de Drenthe o incluso un maratón de Sálvame. Os lo respeto, pero encontrarse con la araña me parece mucho peor. ¿Sabes qué tipo de araña es? ¿Y si es una como la que picó a Peter Parker? ¿Estás dispuesto a convertirte en Spiderman y apechugar con lo que toque? Recuerda que un gran poder conlleva una gran responsabilidad. Ahora ya no tienes tan claro lo de permanecer en casa, como tu madre te trajo al mundo, junto a ese bichejo, ¿eh?

El caso es que la Policía de Albion, Illinois (Estados Unidos), recibió un montón de llamadas para avisar de que había un tipo desnudo y ensangrentado corriendo por las calles de la ciudad. Sí, amigos, era nuestro amigo el Aracnofobiaman. Al parecer, había terminado de trabajar en una fábrica y se echó a dormir, llevándose el susto (que casi termina en soponcio) de su vida al descubrir que compartía cama con una araña.

Salió corriendo de casa con lo puesto (nada, concretamente) y atravesó una puerta de cristal, que le provocó cortes en una pierna, en los brazos y en un dedo. Estaba tan desorientado cuando la Policía lo encontró que los agentes se encargaron de llevarlo de vuelta a casa con unos pantalones cortos poco antes de que una ambulancia lo trasladara a un hospital donde trataron sus heridas, según recoge la prensa estadounidense.

Sé que alguno pensará que las famosas sales de baño de los zombis estarán implicadas en este caso, pero las autoridades no tienen constancia. Es más, han preferido no revelar su identidad y se han limitado a contar que no creen que en el estado del joven “influyeran el alcohol o las drogas” sino que “simplemente estaba durmiendo desnudo y se desorientó cuando encontró una araña en la cama”.

PD: Suerte que le pilló durmiendo y no jugueteando con un tubo de acero, ¿verdad?