Entradas etiquetadas como ‘anita lewis’

Lo más raro que ha pasado durante la semana (7-13 de febrero)

BecConsejo: “No siempre fácil, pero hay que levantarse y seguir luchando”

¡Cuántas cosas pasan en el mundo durante una semana! Y si quitamos lo de Egipto… ¡¡CUÁNTAS COSAS SIGUEN PASANDO!! Y si quitamos la Liga de fútbol y la Copa del Rey de baloncesto… ¡¡siguen pasando cosas!! Cosas que no siempre caben en este blog. Por eso Dios inventó la recopilación, para que entradas como ésta tengan sentido. Aquí van tres churriosidades.

1. Venticinco hombres para rescatar… un cisne de plástico

Un estanque helado en Straubing (Alemania). Un cisne atrapado. Una llamada a emergencias. 25 bomberos yendo al rescate…

Parece la trama de una película de serie D, pero lo cierto es que ocurrió en la vida real. En esta ciudad, algún gracioso o un ciudadano preocupado, no os sabría decir quién, llamó a los bomberos para que rescataran a un cisne atrapado en el hielo, al menos eso dicen en la prensa británica.

Según cuentan los rescatadores en Cangurolandia, el hielo era muy fino y hacía del rescate un procedimiento peligroso. Cuando consiguieron hacerse con el animal, descubrieron que era un señuelo para asustar a los pájaros que se comen a los peces.

Al menos no hubo heridos. Sólo faltaría.

2. ¿Los policías no pasan control antidoping?

Uno no sabe si esto es un agente de policía o un señor disfrazado que se ha cogido una cerveza y se ha puesto a dirigir el tráfico. No obstante, periódicos holandeses y brasileños coinciden en que el protagonista del vídeo es un defensor de la ley que no lleva muy bien eso de no beber cuando está de servicio.

Con todos ustedes, un policía ruso que dirige el tráfico a su manera, medio borracho y con una cerveza en una mano. ¿Realidad o fakección?

3. ¿Emergencias? Mi marido no se calla

Anita Lewis llamó a emergencias hace varios días para informar a los agentes de que estaba discutiendo con su marido. Días después, la señora, de 53 años, volvió a telefonear para decir que su marido la insultaba. No contenta con las dos llamadas, volvió a llamar para denunciar que su marido no se callaba.

Al parecer, a nuestra Anita le molestaba sobremanera que el hombre no dejara de hablar. La persona que cogió el teléfono le preguntó si había llamado para decir que su marido hablaba constantemente y ella confirmó que sí, que le molestaba mucho.

Ante tan escandaloso hecho, un policía se dirigió al domicilio conyugal (increíble, pero cierto) para ver si es verdad que el hombre no paraba de hablar, o qué demonios ocurría. Al llegar a la casa, encontró al hombre sentado en una mesa (vamos, con el culo en una silla, pero sentado en la mesa) bebiendo cerveza y escuchando música. Dijo que ignoraba lo que ocurría, según la prensa norteamericana.

Al final, Anita, la terremoto de Vero Beach, fue detenida por usar el teléfono de emergencias de forma inapropiada.

Ponemos fin a la recopilación de esta semana. Tenía más historias, como la del hombre que tenía una carretilla llena de monedas, la chef nudista de Hong Kong o el perro que montaba en monopatín. Sin embargo, no todo nos cabe en un post, porque si no se nos hace eterno.

PD: “It’s not easy love, but you’ve got friends you can trust” (A Wazito, de Ari)