Entradas etiquetadas como ‘alargamiento’

Le extirpan los genitales tras inyectarse aceite de oliva con el fin de alargar su pene

Andropenis, Jes-Extender, Phallosan… Todos estos productos de la teletienda (que me han dicho que no siempre funcionan, que yo no los he probado, ¡lo juro!) tendrían sus horas contadas si no fuera porque hay métodos caseros de alargamiento de pene que tienen efectos secundarios muy perniciosos. No empecéis con las risitas, que os estoy viendo. Os traigo una noticia seria, real y casi trágica. Así que hagamos pocas bromas.

En Tailandia, un hombre de unos 50 años tuvo la ocurrencia de inyectarse aceite de oliva durante años con el fin de alargarse el pene. Por lo visto, se lo inyectó por encima de sus posibilidades (que diría Mariano Rajoy) y acabó en el servicio de urgencias de un hospital de Bangkok, donde tuvieron que extirparle los genitales porque se había provocado una infección que al final terminó derivando en un cáncer.

En palabras de un portavoz del hospital en el que se llevó a cabo la intervención, “ha sido la cirugía genital más grande que jamás hemos hecho”. Y eso es mucho, porque cuentan que les llegan unos 40 pacientes al mes con problemas en los genitales por los daños causados por este tipo de tratamientos de alargamiento de pene, por lo visto habituales en Tailandia y que, incluso, se practican en clínicas con licencia.

La situación ha llegado a tal extremo que el hospital ha hecho un llamamiento a los hombres tailandeses para que abandonen la idea de someterse a estas prácticas que, según el centro sanitario, “producen infecciones severas en la mayoría de los casos”. El hombre, por cierto, está fuera de peligro, aunque con su masculinidad limitada.

Ya sabéis, si tenéis dudas, mejor comprar un artilugio de esos que ofrece la teletienda que recurrir a consejos de chamanes.

Los problemas del pene

El sexo es a veces un problema. Más de las que cabe imaginar. Hoy os traigo dos ejemplos de cuan malo puede resultar para el pene de un hombre determinadas prácticas.

El primero de ellos tiene lugar en Jamaica, donde un baile erótico llamado Daggering (algo así como el perreo, pero a lo bestia) es el responsable de un buen número de penes rotos, según cree el Gobierno.

Es un baile un poco bestia, para qué engañarnos, en el que la pareja simula practicar sexo en distintas posiciones al ritmo de la música. Según la prensa australiana, muchas parejas llevaron este baile al dormitorio, con nefastas consecuencias.

Parece un chiste, pero no lo es. Jamaica ha pedido a sus médicos que adviertan de los peligros de este baile, porque el número de casos de fracturas se ha triplicado en el último año.

Además, para evitar que la cosa vaya a más, la isla ha prohibido las canciones y vídeos con abierto contenido sexual. Por si no lo sabéis, el daggering es esto:

El problema de Konstantin

La segunda cuestión nos lleva hasta Rusia. Konstantin es un hombre de unos 40 años que tenía “el pene pequeño”, según su opinión. El muchacho tenía 15 centímetros de miembro y, cosas de la vida, no estaba satisfecho.

Así que en febrero se pasó por una clínica de Moscú y se operó. Pasó de 15 a 25 centímetros (tengo la duda de si el pobre se operó después de leer uno de esos correos de spam de “enlarge your penis”).

Lo que Konstantin no esperaba es que las mujeres se tomaran a mal el cambio. Tanto es así, que el pobre muchacho quiere volver a su pene estado original, según publica O’Globo.

Tanto esfuerzo, para esto. Además, la cosa no será de hoy para mañana: como pronto, tendrá que operarse en agosto.

A tiempo estáis de pasar por la consulta de Pilar Cristóbal. El sexo es más peligroso de lo que parece.

(FOTO: Life / O’Globo)

Envía el post:

http://www.wikio.es