Entradas etiquetadas como ‘aceite’

Desmontan el truco del monje budista que meditaba en aceite hirviendo

En Tailandia se habían hecho famosos ‘los increíbles poderes’ de un monje budista, que aseguraba poder desafiar las leyes de la física realizando su meditación metido en un wok enorme con aceite hirviendo. O-O

Pero ahora, el profesor de ciencias de la Universidad de Chulalongkorn en Bangkok, Jessada Denduangboripant, especialista en desmontar fraudes religiosos, explicó cómo realizaba el truco el monje. Igualito que el mago enmascarado de la tele. Lee el resto de la entrada »

Quiso sorprender a su novia y quedó atrapado desnudo en la lavadora

atrapado_lavadora

Aunque las hormonas estén desatadas y los juegos amatorios sean algo muy atractivo, siempre hay que tener cuidado porque pueden suceder cosas inesperadas. Un joven australiano de 20 años lo ha sufrido en sus propias carnes. Deseaba dar una gran sorpresa a su pareja y se le ocurrió la genial idea de esconderse desnudo en la lavadora. El resultado: varias horas de angustia hasta que los servicios de emergencia lo liberaron de su ‘curioso cautiverio’. Querría estar más limpio que una patena antes de…

Menos mal que tuvo suerte porque la lavadora era de carga superior y no se cerró el seguro de la puerta. Así pudo avisar a su novia para que llamara a la policía. Los agentes de la localidad de Mooroopna, al norte de Melbourne, acudieron rápidamente y al ver que no podían liberar al muchacho, recurrieron a los bomberos.

La operación de rescate, que duró alrededor de veinte minutos, consistió en embadurnar en aceite de oliva al mancebo. Tras un cuidadoso trabajo, para no dañar sus partes más sensibles, el joven por fin pudo respirar tranquilo fuera del tambor. Eso sí, si quería continuar con los ‘jueguecitos’, la lubricación la tenía asegurada. Aunque no creo que tuviera muchas ganas de juerga tras un trance tan traumático.

El sargento Michelle de Araugo, presente en la liberación de rescate indicó a un medio local que “fue sólo un juego que acabó mal. El pobre muchacho estaba muy avergonzado“. Y no me extraña porque en vez de acabar el pasatiempo en brazos de su enamorada, terminó cubierto de aceite como un lomo en conserva. Menos mal que no le dio por esconderse en el horno, porque lo mismo acababa rustidito.

(Foto: FLICKR / Roberto Cacho)

Le extirpan los genitales tras inyectarse aceite de oliva con el fin de alargar su pene

Andropenis, Jes-Extender, Phallosan… Todos estos productos de la teletienda (que me han dicho que no siempre funcionan, que yo no los he probado, ¡lo juro!) tendrían sus horas contadas si no fuera porque hay métodos caseros de alargamiento de pene que tienen efectos secundarios muy perniciosos. No empecéis con las risitas, que os estoy viendo. Os traigo una noticia seria, real y casi trágica. Así que hagamos pocas bromas.

En Tailandia, un hombre de unos 50 años tuvo la ocurrencia de inyectarse aceite de oliva durante años con el fin de alargarse el pene. Por lo visto, se lo inyectó por encima de sus posibilidades (que diría Mariano Rajoy) y acabó en el servicio de urgencias de un hospital de Bangkok, donde tuvieron que extirparle los genitales porque se había provocado una infección que al final terminó derivando en un cáncer.

En palabras de un portavoz del hospital en el que se llevó a cabo la intervención, “ha sido la cirugía genital más grande que jamás hemos hecho”. Y eso es mucho, porque cuentan que les llegan unos 40 pacientes al mes con problemas en los genitales por los daños causados por este tipo de tratamientos de alargamiento de pene, por lo visto habituales en Tailandia y que, incluso, se practican en clínicas con licencia.

La situación ha llegado a tal extremo que el hospital ha hecho un llamamiento a los hombres tailandeses para que abandonen la idea de someterse a estas prácticas que, según el centro sanitario, “producen infecciones severas en la mayoría de los casos”. El hombre, por cierto, está fuera de peligro, aunque con su masculinidad limitada.

Ya sabéis, si tenéis dudas, mejor comprar un artilugio de esos que ofrece la teletienda que recurrir a consejos de chamanes.

La preciosa Hang Mioku se inyectó aceite, pero hay casos peores

Hang Mioku, la mujer que se inyectó aceite de cocina porque era una adicta a la cirugía, era una verdadera preciosidad oriental. Vamos, que si la hubiese conocido sería una de mis musas.

Me pregunto quién la llamó fea alguna vez o quién la dejó tan sola para hacer una barbaridad así. Soy joven y aún tengo pesadillas, así que prefiero recordar la figura previa.

Conozco casos mucho peores

El caso es que el de Mioku no es el primer suceso de este estilo, hasta el punto de que podríamos decir que ha tenido suerte de no morir con una de esas inyecciones.

Ya os he dicho que amo profundamente la información internacional, así que os cuento. En agosto del año pasado un travesti colombiano falleció después de inyectarse aceite de freír en los glúteos.

Pero conozco un caso peor. Dos meses antes, una prostituta argentina de 22 años murió tras intentar aumentar sus pechos, nada más y nada menos, que con aceite para aviones.

Por último, tengo debilidad por el caso del culturista Greg Valentino, que se metió Sintol en los bíceps (parecen una pelota de verdad) hasta tal punto de que, por lo visto, un día le estallaron los brazos.

-> Es tu turno: Mándame tus fotomontajes, tus vídeos raros (propios o de YouTube), tus parecidos razonables… cualquier cosa que te haga gracia y quieras que publique, a elblogdelbecario@gmail.com o en la sección “contacto”