Un gato molesto sobrepasa los límites con un perro y se lleva su merecido

Este pequeño can demuestra una paciencia infinita con su compañero felino, pero todo tiene un límite.

Tras aguantar estoicamente casi inmóvil sobre el sofá, cual Tancredo en una plaza de toros, el perro llega al final de su paciencia sin previo aviso.

¡¡¡Tan pesado como yo!!!

Con un movimiento repentino, que ya quisiera para si el mismísimo Bruce Lee, se revuelve e intenta morder al impertinente compañero. “¡¡¡Horror, que me pilla a calzón quitado!!!”, debió de pensar el sorprendido minino.

Como se suele decir, tanto va el cántaro a la fuente que, al final, se rompe y el gato tiene que salir por patas o escopeteado (lo que prefiráis), para evitar ser cazado por este Job al que se le agotó todo la paciencia de un plumazo.

PD. No me puedo resistir a traeros las historias de otros canes que os dejaran estupefactos.

Este perro es la definición gráfica de ‘hacerse el loco’

Un golden retriever intenta evitar las riñas de su dueña después de haber destrozado el salón durante su ausencia. El can se queda completamente inmóvil, como si la cosa no fuese con él. Incluso lanza miradas de reojo a su atónita dueña.

El perro más celoso del mundo

Un Golden Retriver asistía impasible a los mimos dedicados a un gran peluche. Pero pasados unos segundos, su paciencia se acaba y termina demostrando que en esa casa solo hay sitio para uno.

Un perro se transforma en araña para escapar de un pozo

Este perro queda atrapado en un pozo con difícil escapatoria, ¡pero no temáis!, logra salir gracias a un poder secreto.

El tierno dueto entre una niña y un perro

Un pequeña soprano canta a dúo con un tenor de cuatro patas y la sorprendente sociedad ha sido todo un éxito en las redes sociales.

(Foto: VITALY PETRUKHIN – YOUTUBE)

Los comentarios están cerrados.