Un tronco lleva 120 años flotando de pie en un lago y nadie sabe por qué

Desde hace más de un siglo, el tronco de un árbol flota erguido en las aguas del lago del Cráter, en Oregón (EE UU). ¡¡¡Misterio, misterioso!!!

Todavía no existe una teoría que explique por qué el trozo de madera, de nueve metros y apodado ‘anciano del lago‘, lleva décadas desafiando las leyes de la física.

¡¡¡No puede ser!!!

Han sido varios los científicos que lo han estudiado desde su descubrimiento en 1896, pero por más que lo han intentado no han logrado el ansiado ¡eureka!

La física establece que un objeto flotante, de densidad uniforme, siempre tendrá su centro de masa más alto que su centro de flotabilidad, por lo que los troncos de los árboles flotan horizontalmente, pero el ‘anciano del lago’ se ‘salta a la torera’ esta premisa.

La parte que sobresale del agua está astillada, descolorida y desgastada, pero es lo suficientemente ancha (61 centímetros de diámetro) y flotante para soportar el peso de una persona, como lo muestra un vieja foto de un guardabosques situado encima, según publica la CBS.

Según el Crater Lake Institute, la hipótesis más adecuada para su verticalidad es que cuando cayó al agua, hace más de 100 años, sus raíces se cargaron de piedras y por eso se habría mantenido tanto tiempo en esa curiosa posición. “Para gustos, los colores“.

(Fotos: Wikimedia Commons)

Los comentarios están cerrados.