El blog del Becario El blog del Becario

Se presenta el encargado de moderar los comentarios, el personaje más odiado de 20minutos.es

Una mujer paga muy caro su intento de robar miel de una colmena

Una mujer china ha descubierto, por las malas, que a las abejas no les gusta nada que les cojas la miel sin pedir permiso. Como el oso Yogui en el parque de Yellowstone, pero con más mala suerte que Pepe Gafez.

Ella se filmó con su cara extremadamente hinchada después de ser picada varias veces por los insectos, según publica Metro.

¡Me quedo muerta!

Giró la cámara de su móvil para capturar las secuelas que dejó la ‘defensa numantina’ de la colmena en su rostro. A su lado, el Ecce Homo de Borja es una top model sobre la pasarela de París. ¡¡¡Vaya escabechina!!!

En la grabación, la mujer comenta que “estaba aburrida y fui a las montañas a recolectar algo de miel. Las abejas me atacaron y no puede hacer nada“. ¡¡¡Craso error!!!

El vídeo se ha visto más de un millón de veces en las redes sociales, y algunos usuarios se han preocupado por el estado de la ‘recolectora’. No es para menos viendo ‘semejante reacción’. Aunque todo parece indicar, observando las imágenes, que ella no corría peligro.

PD. Os dejo otra historia inventada que también hizo correr ríos de tinta o casi. 😉

El caso del joven que se ‘zumbó’ un panal de avispas

WIKIMEDIA COMMONS

WIKIMEDIA COMMONS

Hace unos meses os conté las ‘peripecias’ vividas por Kenneth Guillespie, un jubilado británico que intentó practicar sexo con un muñeco de nieve con tan mala fortuna, o más bien diría con tan poco conocimiento, que casi pierde su miembro viril por principio de congelación.

En ese momento pensé que nadie podría superar al desdichado señor Guillespie, pero una realidad inventada y satírica ‘maquinada’ en Suecia, de la que se han hecho eco medios de comunicación de todo el mundo, casi hace que me lo creyera. Menos mal que mis pesquisas me han llevado a confirmar que este curioso relato era totalmente falso.

En los siguientes párrafos os resumo tan brillante historia. Según el medio escandinavo que urdió tan original artículo, el protagonista del mismo era un joven que cometió un error que le costó la vida. Pensó que podría tener relaciones sexuales con un panal de avispas y recibió 146 picaduras en sálvese la parte, que le produjeron la muerte en menos de una hora. Lee el resto de la entrada »

(Fotos: Twitter – GTRES)

1 comentario

  1. Dice ser ceborrinche

    si se aburria , qué hubiera corrido 3 maratones , pobres abejas

    04 julio 2018 | 16:53

Los comentarios están cerrados.