BLOGS
El blog del Becario El blog del Becario

Se presenta el encargado de moderar los comentarios, el personaje más odiado de 20minutos.es

Una niña pide un día libre para su padre y le consigue una semana de vacaciones

cartagoogleLo que no consiga la ternura, no lo consigue nada. Bueno, tal vez el dinero en cantidades ingentes, pero no quiero ponerme prosaico. El caso es que la ternura es una poderosa arma de seducción, como acaba de demostrar una niña estadounidense, Katie, cuyo padre no le dedica todo el tiempo que a ella le gustaría porque tiene demasiado trabajo en Google. Por este motivo, Katie se atrevió a enviar una carta manuscrita por ella misma a la compañía de Larry Page que podríamos traducir así:

“Querido trabajador de Google,
¿Podría asegurarse de que cuando papá vaya a trabajar, consiga un día libre, por favor? Podría cogerse libre el miércoles, porque papá sólo tiene libres los sábados.
De: Katie
PD: ¡Es el cumpleaños de papá!
PD: Es verano, ya sabes.”

El ‘Google worker’ destinatario de la carta es Daniel Shiplacoff, jefe del padre de Katie, quien, conmovido por las palabras de la criatura, no dudó en atender sus deseos. Shiplacoff no se limitó a conceder algún día libre a su empleado, sino que tuvo el detalle de responder a la niña con otra carta:

“Querida Katie,

Gracias por tu carta y tu solicitud.

Tu padre ha estado trabajando duro diseñando muchas cosas bonitas y encantadoras para Google y millones de personas en todo el mundo.
Con motivo de su cumpleaños, y reconociendo la importancia de tomarse algunos miércoles libres durante el verano, vamos a darle toda la primera semana de julio como vacaciones.

Disfruta!
Daniel Shiplacoff”

No voy a gastar una línea más hablando de la semana de vacaciones que le concede Google a su empleado (¡qué derroche, por di*s!), sino que me voy a centrar en el gesto de la joven Katie. ¡Cuánta devoción por su papá! Ya se le pasará cuando alcance la edad del pavo, pero mientras tiene derecho a disfrutar de un poquito de cariño paterno, ¿no? Por otro lado, esta historia casi acaba con un mito de mi infancia, y me explico. Yo, que he visto la filmografía completa de Clint Eastwood, sé que hay otros métodos de persuasión no tan delicados y casi siempre exitosos, pero ahora creo que no son tan efectivos como la ternura de una niña…

FUENTE: THE BLAZE.

2 comentarios

  1. Dice ser Robertti Gamarra

    Bueno, está visto que la sensibilidad de los niños puede con cualquier cosa, incluso con los jefes más rectos e inflexibles…
    http://goo.gl/liu5yn

    24 junio 2014 | 13:22

  2. Dice ser Stewart Cops

    Emotiva carta de esa niña y bonito gesto del jefe, lo que pase en el futuro ya se vera, pero esos detalles no se le olvidaran…

    24 junio 2014 | 17:18

Los comentarios están cerrados.