Archivo de diciembre, 2011

¿Ha sido 2011 un año tan malo como parece?

Adiós, 2011. Acaba un año malo, malo, malo, malísimamente malo. Horrible, nefasto, que quedará grabado a fuego en nuestra memoria. Si el año pasado lo cerré con un Adiós 2010, no quiero verte más porque todos queríamos pasar página rápido, a este en vez de decirle adiós habría que mandarlo… a freír espárragos, como mínimo.

No obstante, no lo voy a hacer. Ya acabó, no tiene remedio, el año no son más que 365 días de la Tierra girando alrededor del Sol, nada del otro mundo. Y en este año… ¿no ha pasado nada bueno? ¿Nada de nada? Pues chicos, como yo estoy harto de ser pesimista voy a ser optimista, voy a levantar la cabeza y voy a pensar: “Oye, igual me hacen un contrato y termino la beca”. Oigo a Trolly que grita: “Oye, a lo mejor hay suerte y te cierran esta basura de blog“. Todos en esta casa estamos optimistas.

Por ello pedí hace unos días, a algunos miembros destacados de la comunidad becaria en Twitter y Facebook, que me mandarais una foto y me dijerais qué fue lo mejor que os pasó en 2011, qué rescatamos de este año infame. Para el blog ha sido un año regulero, pero como estamos en modo optimista mejor pasamos página y nos venimos arriba. ¡LA COMUNIDAD BECARIA RESISTE!

1. ¿QUÉ ES LO MEJOR QUE TE HA PASADO ESTE AÑO?

Ahora que estamos recordando todo lo bueno que nos ha pasado este año (para llorar siempre hay tiempo, vamos a reírnos un poco), es el momento de coger papel y lápiz y ponerse a hacer planes de futuro: ¿qué hacemos en 2012? ¿Qué podemos esperar de un año que, para colmo de males, trae un día extra para hacernos padecer?

Pues, siguiendo con nuestra vena optimista, en lugar de venirnos abajo vamos a pedirle cosas al año, como hacemos en nuestro concurso de #micarta2012. No tenemos nada que perder, ¿no? Venga, que pedimos refuerzos, a ver si entre todo el mundo lo conseguimos: de Sudáfrica a Suecia, de Letonia a Argentina, de Alemania a Singapur… ¿qué le pedimos a 2012? (Gracias a Eugenio y a MC por la ayuda).

2. ¿QUÉ LE PIDES A 2012?

PD: ¿Y a vosotros? ¿Qué es lo mejor que os ha dejado este año?

El atraco más estúpido de la historia

Sé que a muchos les disgusta que utilice calificativos como “estúpido” y a otros tantos les enfarrusca que emplee términos como “el más XXX de la historia”. No obstante creo que la ocasión lo merece; en cualquier caso, os dejo que echéis un vistazo a la historia y luego me decís si me he excedido, según vuestra opinión, al poner el titular.

El jueves, siete ladrones armados y enmascarados asaltaban, a plena luz del día, un camión que se disponía a entrar en una sucursal del banco Credicoop, en Buenos Aires (Argentina, tierra de Gaby, nuestra corresponsal becaria). Se fueron pitando, como alma que lleva el demonio, a bordo de un vehículo que tenían preparado para la ocasión. Parece un golpe perfecto, ¿verdad? Logran huir con varias bolsas recién sacadas de un camión que se disponía a entrar al banco. ¡Ajá! “¡Millonarios!” se les oiría decir a bordo de ese vehículo.

Bueno, aquí viene la pega. El problema (para los ladrones) está en que el camión que habían asaltado no era de dinero, sino de… ¡¡¡¡CORRESPONDENCIA!!!! Sí, muchachos, esos siete ladrones no se llevaron ni un peso del banco. Eso sí, si son aficionados a las promociones de los bancos, a los embargos y a los de ábrase una nueva cuenta corriente han dado el golpe perfecto.

Quizás penséis que estamos hablando de unos granujas de medio pelo, al más puro estilo de una película de Woody Allen, pero no. Esta gente lo tenía bien preparado todo: el coche era igual al de un gerente de la sucursal, llegaron a la hora que solía llegar él… y qué demonios, iban con máscaras y armas (aunque se fueron sin dar un solo tiro, a Dios gracias). La clave fue, simplemente, que no supieron distinguir un camión de dinero con uno de cartas.

Porque claro, suponemos que se querían llevar el dinero y hemos descartado, por completo, que sean unos ladrones epistolares. Mira que si en vez de ladrones son cotillas y nosotros aquí rajando de ellos… Me imagino a los siete, antes del golpe, repartiéndose el botín:

(Ladrón 1) – Yo me quedo con todas las cartas que ofrezcan buenas oportunidades para una hipoteca.

(Ladrón 2) – Jajajaja, pues entonces te vas a quedar dos o tres.

(Ladrón 3) – Pues yo quiero las que agradecen “tu fidelidad”…

Para colmo de males, los gángsters no tenían otra opción que llevarse las sacas de las cartas, porque el camión del dinero había llegado momentos antes y los billetes estaban ya a buen recaudo. Estas cosas nunca le pasaban a los chicos de Parker Lewis nunca pierde, porque antes de algo importante siempre hacían aquello de: “Sincronicemos relojes”.

PD: Es un buen momento para recordar un antiguo post que también parecía inspirado en una película de Allen… “El robo se va al garete porque el ladrón tenía mala letra”.

Detenido por pedir matrimonio de la manera equivocada

Casarse está bien. Dicen que ya no está de moda, pero compartir dinero y declaración de la renta quieras o no es una señal de amor, casi tanto como compartir hipoteca (he dicho “casi”). Sin embargo, es imprescindible tenerlo todo muy clarito y organizado antes de dar el paso, sobre todo si te va el rollo de pedir la mano o que te la pidan. Os explico por qué os recomiendo esta cautela…

Ryan Jarvis, estadounidense de 25 años, lo tenía prácticamente todo a punto: las ganas de casarse, la chica adecuada e incluso el “sí” de su pareja. Por tener tenía hasta el anillo. ¿Qué falló entonces? Pues bueno, así a grandes rasgos, falló que el anillo era robado y por ello lo han detenido, según publica la prensa internacional.

Nuestro amigo Ryan vive en Burlington (EE UU) y pasó la mañana del lunes eligiendo un anillo. Al final decidió que el ideal para su chica, para demostrarle todo su amor, era uno de diamantes de 3.200 dólares (unos 2.500 euros, aproximadamente), pero se ve que creyó que del amor se come y se lo llevó (a la carrera) sin pagar.

Su pareja, Amber LaFountain, dijo que sí (como para decir que no, con ese anillaco) y perdió el culo se apresuró a publicar las imágenes en Facebook. Nuevamente, y ya van dos veces en una semana (recordad el caso del joven Isaiah), esas fotos fueron pieza clave en el arresto. Amber, evidentemente, no sabía que el anillo era robado.

¿Qué necesidad tenía este joven padre de robar un anillo cuando podía haber puesto una arito de cebolla en el dedo de su futura esposa? ¿Por qué tres “amigos” de Facebook avisaron a la policía tras identificar la joya con el “anillo robado” que habían publicado en la prensa? ¿Debería copiar el titular de varios medios extranjeros que dicen Ella dijo ‘sí’, pero la policía dijo ‘no’? Son preguntas que quedan sin resolver.

Preparad las cosas, que se está acabando el año y 2012 solo puede ser mejor. Sí, sé que alguno dirá que lo mismo se acaba el mundo pero, después de ver cómo ha ido 2011, hasta eso sería “ir a mejor”.

PD: Si después de todo esto hay alguna duda… la manera equivocada de pedir matrimonio es robando un anillo. Habrá otras, sin duda, como equivocarse al decir el nombre o pedírselo a la persona que no es, pero una de las pocas por las que te pueden detener es ésta.

Lo más parecido a una inocentada (tercera edición)

Puede que haya algún despistado o algún lector recién llegado que esté buscando inocentadas por toda la portada del periódico. Antes de que os volváis locos os recuerdo que no, que en 20minutos.es no hay inocentadas. De hecho, lo más parecido a una inocentada que veréis será mi post que, por tercer año consecutivo, imagina un mundo alternativo en el que los felices están tristes y los tristes son felices.

Después de las no-noticias de 2010, en las que destacaba que Telecinco iba a sustituir Cuatro por Sálvame, y después del origen de todo, en 2009, con Aznar dispuesto a liderar el PP, llega una nueva edición de chascarrillos, que no inocentadas, porque quien se crea que lo que os digo es cierto está mal de la cabeza.

Ya sabéis, lo de ahora es falso, falso, falso, no os lo creáis.

1. Facebook será de pago

Zuckerberg no iba de farol. Seguro que hace tiempo os llegaron avisos de que si no reenviabas un correo te cobrarían Hotmail. Pues bien, sobrevivimos a eso, pero no hemos podido con el segundo aviso. Recientemente puede que os hayáis topado con un “pega esto en tu muro, no es broma” o con un enigmático mensaje a través del Whatsapp. Como no hemos hecho caso, a partir de enero Facebook será de pago y Whatsapp está a puntito de cerrar. Ahora bien, nos queda una última oportunidad: todos como locos a reenviar basura a nuestros contactos, ellos lo agradecerán.

2. Rajoy remodela su Gobierno

Sorprendentemente, días después de los nombramientos Rajoy ha decidido acometer su primera remodelación de Gobierno para acercarlo más al pueblo, para acallar las primera protestas. De hecho, no va a dejar títere con cabeza: el puesto de Soraya, el de poder absoluto, pasa a manos de Paolo Vasile (el jefe de Telecinco), Carlos Sobera se encargará de Economía, Urdangarín liderará Hacienda, Iturralde-González estará al frente de Justicia, Agricultura pasa a manos de Cayetano Martínez de Irujo, Javier Clemente tendrá la cartera de Defensa, Interior será para Pepe Viyuela, David Bisbal estará en Exteriores, Industria será cosa de Amancio Ortega, Ramoncín tomará las riendas de Cultura,  Kiko Rivera encabezará Empleo, Sanidad será un premio para Jordi Rebellón y Florentino Pérez pasará a Fomento.

3. Vuelve el trueque a San Marino

Como método desesperado para paliar la crisis, San Marino ha decidido reimplantar el trueque entre su población. La idea es que la población se recupere paulatinamente de la asfixia económica cambiando objetos sin emplear dinero y, en función de cómo evolucione la situación durante el primer año, no se descarta que la medida se exporte a otras zonas europeas. Al parecer, Papademos ya ha preguntado por la viabilidad del sistema en un país como Grecia.

4. Nadal pide entrenar con el Real Madrid

Rafa Nadal, después de un año en el que se ha visto superado por Djokovic, ha decidido cambiar su método de entrenamiento con el fin de ganar fondo físico e intentar ver el tenis desde otro punto de vista. Por eso ha iniciado las gestiones para entrenar con el Real Madrid a las órdenes de Mourinho. Dicen que Nadal, además de ser acérrimo seguidor del club madrileño, siente admiración por los métodos de entrenamiento del portugués.

5. Prohíben las palabrotas en TVE


Ni las series, ni las películas, ni mucho menos los telediarios o transmisiones deportivas. Junto a los anuncios, las palabrotas han quedado excluidas de la parrilla en la televisión pública. Aunque la medida aún se está ultimando, la idea es que a partir de marzo los tacos sean historia en TVE. Falta por saber qué ocurrirá con las películas compradas por el ente y que digan palabras malsonantes: gana fuerza la opción de que un pitido censure cada palabra prohibida.

PD: ¿Alguna sugerencia más?

PD2: Que no os engañen ni os cuelen nada raro, porque aunque aquí no contamos mentirijillas en otros sitios sí.

Fotos que nunca debes subir a Facebook

Hace un tiempo que dejé de incluir los Becconsejos al comienzo de cada post, pero hoy voy a hacer una excepción y dentro de esta entrada os voy a recomendar qué tipo de fotos no debéis subir a Facebook, aprovechando el caso de Isaiah Cutler, que os contaré a continuación.

Antes de ir a por Cutler, os resumo, brevemente. Nunca subáis a Facebook:

  • Fotos en las que salgáis borrachos (tampoco dejéis que os etiqueten). Es difícil, lo sé, pero hay que intentarlo.
  • Fotos de fiesta mientras estáis de baja en el trabajo.
  • Fotos con una bufanda del Barça si trabajas para el Real Madrid.
  • Fotos con carteles en los que insultas a tus antiguos, actuales o futuros jefes.
  • Fotos cometiendo barbaridades o atrocidades…

Ahora sí, después de esta guía práctica que nos sirve para recordar que cualquiera de nuestros amigos de Facebook nos la puede jugar, contemos el caso del díscolo Isaiah Cutler, que no hizo caso de estos consejos y se ha metido en un buen lío.

Isaiah tiene 18 años, un cerebro demasiado pequeño para esa cabeza y tres amigos adolescentes que le acompañan en sus fechorías. La última, o por lo menos la más gorda que se le conoce, fue robar el otro día en un supermercado acompañado por sus tres amigachos, a los que podríamos llamar La banda de Cutler.

Cutler entró a robar junto a sus tres amigos, un joven de 17 años y dos de 14. En un momentín se llevaron dinero, cigarrillos y chocolatinas por valor de 8.000 dólares (más de 6.100 euros, para que nos entendamos). Una hora después del robo se dio cuenta de que algo tan especial lo tenía que compartir con sus amigos… así que se hizo unas fotitos con la mercancía y las subió a Facebook.

Supongo que Isaiah creyó que Facebook es un lugar seguro e íntimo en el que poner las fotos, porque un sitio donde filtran las fotos del creador tiene que ser un sitio de fiar… pero no. Las fotos fueron las pruebas que necesitaba la policía para detener al travieso Isaiah, así como para cazar al resto de La banda de Cutler, aunque su banda tendrá menos castigo que nuestro protagonista dado que sus componentes son menores.

“Imagino que son estúpidos”, decía un agente, quien contaba a la prensa estadounidense que nuestro muchacho tiene 200 amigos en Facebook y, dado que el concepto “amigo” es algo laxo en esta red social, alguno decidió que la legalidad prevalece sobre los contactos y llamó a la policía.

PD: Las redes sociales están bien, pero hay que saber utilizarlas. Basta con un poco de sentido común.

La mejor forma de evitar excesos navideños

Los habrá que celebren que en este blog no se haya hablado de la Navidad hasta el momento. También alguno dirá que por qué demonios no he dicho nada de estas entrañables fiestas. Bueno, pues para intentar contentar a unos sin fastidiar a los otros, voy a daros una recomendación (cara) para combatir los excesos navideños. Quizás no para este año, pero puede que os sirva para el año que viene.

Seguramente estáis dentro del grupo de personas que se ha puesto hasta arriba de comida durante el pasado fin de semana, ¿verdad? Pues si en lugar de engordar queréis adelgazar durante estas fechas, os traigo la solución por el módico precio de 2.300 euros: un campamento navideño de ejercicio que he visto publicado en la prensa británica.

En Norfolk  (Reino Unido), han tenido la ocurrencia de montar un campamento llamado No1 Boot Camp en el que durante una semana quienes se apunten tienen la oportunidad de evadirse de las reuniones navideñas (no verás la cara a tu cuñado ninguno de estos días) mientras recuperan el tipín de cara al año que estamos a punto de estrenar.

¿Te imaginas levantarte a las 6.30 horas de la mañana y ponerte a hacer ejercicio con un gorrito de Papá Noel? ¿Comer patatas asadas y coles de Bruselas? Pues si es tu sueño… primero háztelo mirar y después apúntate a este campamento, porque tendrás la fantástica oportunidad de comer 1.500 calorías (si eres hombre) o 1.300 (si eres mujer) y quemarlas en un santiamén.

Es el plan ideal para un español medio que quiera renunciar a todo lo bueno: te dejas un pastizal en madrugar, comer mal y renunciar a la siesta. Sí, muchachos, tampoco hay siesta que valga, porque después de comer hay que ponerse las botas de otra forma: si te apuntas, tendrás que hacer una caminata de ocho kilómetros para bajar la comida.

Dice la fundadora de este campo de concentración mal llamado campamento, Karen Fitzpatrick, que la respuesta ha sido buenísima porque hay mucha gente que no quiere pasarse estas fechas delante de la televisión inflándose a comer. Hombre, si nos ponemos especialitos podemos decir que sí, que además es como unas vacaciones en un “todo incluido” porque a partir de las 18.30 h (hora del té en el campamento), te dejan tiempo libre, cual excursión del cole.

PD: Vale que los amigos invisibles, las cenas de empresa, las quedadas con gente que no ves durante el año, las reuniones familiares, las comilonas sin sentido y la programación televisiva pueden ser un coñazo, pero… ¿es esto mejor?

Carteles para la historia (X)

Llevábamos ya un tiempo sin publicar carteles de esos que nos dejan sin palabras, ya sea por su doble sentido, por su hermosa hortojrafia o por lo curioso de su proclama o petición. Sin embargo, de vez en cuando me siguen llegando (gracias especialmente a Paula, que me deja en Facebook de vez en cuando carteles que ella misma ha fotografiado), de modo que antes de que se nos vaya este 2011 cobarde creo que es el momento de recuperar la sección.

Como es la décima edición, me ha parecido apropiado poner diez carteles, llamadme simbólico. He hecho una selección de antiguos y recientes, pero aún tengo muchos en la recámara y saldrán todos, tranquilos. Gracias esta vez a Sandra, Ismael, Raquel, Antonio, Nando, Uranian Girl, Alicia, Paula y ¡mi hermano! por los envíos.

PD: Bueno, pues dicho queda, ya sabéis mi dirección de correo (está a la derecha) y seguro que todos tenéis móviles con cámara (o una cámara, directamente). Si veis algún cartel susceptible de ser publicado, pasadmelo cuando sea que lo sacamos y nos echamos unas risas. También podéis enviarlo por Twitter o Facebook.

Robó el coche de su cita mientras ella le esperaba en el cine

Soy fan de muchas cosas. No en Facebook, no, que ahí soy fan de Trolly y poca cosa más, me refiero a la vida real. En el mundo de carne y hueso soy #muyfan de muchas cosas, entre las que están el Real Madrid, el chocolate que se come, el Angry Birds, el libro de mi amigo David Yagüe (ya os hablaré de él), pero, SOBRE TODO, soy fan de los ladrones torpes y de las citas que acaban regular.

Por eso, cuando me encuentro una historia como la de hoy me muerdo las uñas, las falanges, las falanginas y las falangetas hasta que la publico. Habiéndome mordido todo eso, es obvio que escribo con los nudillos (ahora se entienden mis faltas de hortojrafía, ¿verdad pillines?)

En fin, al tema. Michael Pratt, el atractivo (juas) joven de 27 años que vemos en la imagen que hay junto a estas líneas, consiguió una cita la semana pasada. No sabemos cómo la engañó para quedar con ella, pero el caso es que fue con una chica a ver una película.

Ya en el cine Michael le dijo a la muchacha, de 35 años, que había olvidado algo en el coche, y le pidió que le dejara las llaves un momento para que fuera a cogerlo. La muchacha, confiada porque en Zephyrhills (EE UU) la gente es muy confiada, accedió, y se quedó viendo la película mientras el joven apuesto (el yerno perfecto) iba a por sus cosas.

Al ver que tardaba, tardaba y tardaba, la pobre muchacha se preocupó, de modo que llamó por teléfono a Michael para ver si todo estaba bien. Él, que no destaca por su inteligencia, descolgó partiéndose de risa, le dijo: “He robado tu coche” y colgó. Me encantan este tipo de situaciones porque siempre dan pie a enlazar el vídeo de Manuel Manquiña y su “Profesional, muy profesional”.

Como ella es una buena mujer (y el coche era alquilado), intentó contactar con nuestro Neymar pelirrojo durante dos días pero como no hubo forma, así que terminó avisando a la oficina del Sheriff para pedir ayuda y denunciar a su amigo, según publica la prensa local.

Cuatro días después de lo que podemos calificar como una cita desastrosa él le devolvió la llamada y dijo que había dejado el coche abandonado en el aparcamiento de un centro comercial. Las autoridades lo encontraron y poco después detuvieron a Michael acusado de robo (no, lo del peinado parece ser que aún no es punible en ese estado).

Ya había pasado un año en la cárcel por diferentes delitos entre los que destaca el fraude y el robo de coches, por lo que quizás en su nueva experiencia en el internado con rejas le resulte más sencilla.

PD: Luego me diréis que no, pero yo creo que a la gente así le gusta vivir en la cárcel.

Así es un día para Lua McDowell, la niña que hace vida de adulta

Crecer es una porquería, siempre lo he dicho. Con lo felices que éramos cuando teníamos diez años, a todos nos dio por crecer. Claro, a algunos les ha ido mejor que a otros, como en todo. Rafa Nadal y yo tenemos casi la misma edad, pero mientras él triunfa yo sigo siendo becario, el becario de los becarios, el trolly del becario de los becarios. Siempre hubo clases.

Parte de la responsabilidad del desastre en el que nos hemos convertido es de la planificación. Las cosas no salen como pensábamos. Prácticamente nada encaja en lo que decíamos. Y ahora que nos hemos hartado de llorar recordando lo tristes e infelices que somos en comparación a cuando nuestros padres nos hacían la comida y solo trabajábamos cinco horas en el colegio, toca reír.

Parodiando un poco todo esto que os decía y centrándose en la vida de las supermujeres llega este vídeo, uno de esos que te hace sacar un par de sonrisas. Lo protagoniza la pequeña Lua McDowell y tiene la ayuda de Cameron Dawson. Casi mejor que primero lo vemos y luego lo comentamos, ¿no? Dura algo menos de dos minutos:

A mí me hace gracia, qué queréis que os diga. No sé si será por ver a la pequeñaja hacerse el café, montarse en el coche o escribir en su Mac cosas como “fewpoifdjsakljl”. Esto último también lo hago yo chateando cuando me aburro y luego culpo al gato, pero ése no es el tema.

La pobre niña tiene que decirle al empleado que no tiene tiempo para hablar porque está ocupada, y una vez llega a casa solo le queda tiempo de tomar un poco de comida preparada y disfrutar, eso sí, de Sexo en Nueva York con una copa de vino (que en este caso es mosto).

¿No me digáis que no está para comérsela leyendo el libro Los piratas de Somalia justo antes de dormir? ¡Como para que no te dé sueño!

PD: El vídeo se llama La mujer moderna y está triunfando como Bar Refaeli en la fiesta de un Colegio Mayor masculino.

PD2: Yo lo vi en el Huffington Post.

Cuando te roban el protagonismo en una entrevista

[Si vas con prisa puedes ver el vídeo y volver a tus quehaceres]

Sabéis que la mezcla de periodistas y animales no siempre sale bien. Yo admiro a Almudena Ariza, corresponsal de TVE, porque es capaz de transmitir tensión en todos sus reportajes, pero también os digo que a mi Almudena me la quiero yo ver corriendo delante de una alpaca o atacada por un reno. Eso sí que da tensión.

Bien entonces, tratando el tema que nos ocupa, hablemos de los camellos y tratémosles con la seriedad que se merecen, que está llegando su fecha clave. El camello, para quienes no lo conozcáis, no es solo ese tipo con chándal que veis mirando para todos lados, acercándose a la gente, con aspecto desaliñado y unas papelinas en la mano. El camello también es ese animal que tiene a veces una joroba, a veces dos (según el belén) y que trasladó a los reyes magos hasta el pesebre en el que dieron oro, incienso y mirra (un regalo de mierda este último, con perdón) al niño Jesús. Si los llega a pillar Urdangarin al final esos regalos no llegan a Belén.

¿Sabéis ya cómo es un camello? Más o menos, ¿verdad? Bueno, si queda algún despistado siempre puede recordar aquel mítico post en el que un bichejo con jorobas (a ver, ese que ha dicho “Quasimodo”, cara a la pared lo que resta de clase) quiso comerse a un reportero. Hoy viviremos la segunda parte de aquella película, o el remake… o la versión española, si queréis, porque hay amor, es peor que la original y hay un señor que se parece a Antonio Resines. Poco a poco te vas dando cuenta de que meter a Resines en un chascarrillo es tan recurrente como que te pregunten por una calle y empieces diciendo: “No me hagas mucho caso, pero…”.

Cuatro párrafos después, si eres uno de los que no ha entrado a ver el vídeo y ha vuelto a sus quehaceres; es más, si no eres uno de los que ha saltado después del primer párrafo a la sección de comentarios a escribir insultos, mereces saber de lo que estamos hablando hoy.

Recientemente, un reportero y su cámara del Kanal Urfa TV hacían una entrevista a dos turistas en Şanlıurfa, Turquía. Todo parecía ir bien hasta que un camello (entenderéis que no vuelva a explicar qué tipo de animal es) se acercó y besó en primera instancia al más calvo de los dos entrevistados. Su amigo no se inmutó y, pese a la sonrisilla del periodista, siguió respondiendo… hasta que la cosa se puso fea. Lo vemos y seguimos.

La cosa se puso fea cuando el camello quiso algo más que un par de besos y buscó compartir cena y desayuno con quien fuera. Yo he tenido amigos que actúan igual en las discotecas a las cinco de la mañana. Es más, he tenido amigos que se han acercado a una chica, el han preguntado “¿Quieres rollo?”, ella ha dicho que no, y él ha respondido “¿Y tu amiga?”. Aquel amigo mío no liga desde que retiraron el anuncio de “Curro se va al Caribe”, haceos una idea del tiempo que hace.

Os parecerá una chorrada (lo del reportero… lo de mi amigo es obvio que sí), pero a lo tonto a lo tonto el vídeo lleva un chorro de reproducciones en YouTube (es difícil medirlo con exactitud, porque lo han subido y resubido desde decenas de cuentas distintas) en poco más de cuatro días y se ha colado en numerosos medios de información internacionales. Vivir para ver.

PD: Nunca des calabazas a un camello. Por si las moscas.