La supuesta borracha de la Sexta tuvo la culpa de mi adicción

Hace más de dos años, en mi periódico entrevistaron a Diana Alonso, una presentadora de un ‘teleconcurso’ que emitía La Sexta a la que acusaban de haber empinado el codo más de la cuenta antes del programa. Ella lo negaba todo y echaba la culpa al jet-lag, pero para mí era demasiado tarde. Estaba consternado, como un niño cuando pilla a sus padres en plena faena el primer viernes que regresa pronto a casa.

Yo necesitaba conocer a Diana, pero era complicado. Los medios de comunicación informaban de un despido fulminante tras ver los vídeos colgados en YouTube y, fuese así o no, lo cierto es nunca más la volví a ver.

Desde ese día, sin saber por qué, empecé a aficionarme a los ‘teleconcursos’. Cuando me situaba delante de la pantalla me sentía más cerca de ella, era mi forma de tenerla presente. Pero del enamoramiento ingenuo pasé al vicio.

Los ‘teleconcursos’ me producían una descarga de adrenalina incomparable, hasta el punto de convertirse en uno de los ejes básicos de mi vida. Cuando quise darme cuenta de mi adicción era demasiado tarde, así que aprendí a aceptarme tal y como soy.

Reconozco que echo de menos esos concursos en los que se preguntaba de qué color es el caballo blanco de Santiago, para mi gusto, un ‘tonguete’ mucho mayor, pero es que la gente se ha vuelto muy lista, así que acepto con deportividad que suban el nivel, aunque ello me impida participar.

-> Es tu turno: Mándame tus fotomontajes, tus vídeos raros (propios o de YouTube), tus parecidos razonables… cualquier cosa que te haga gracia y quieras que publique, a elblogdelbecario@gmail.com o en la sección “contacto”

51 comentarios

  1. Dice ser Queremos mas

    queremos mas de este becario, un tipo q aparte de poner cosas tontas, se esta partiendo de risa de nuestros comentarios. jejjsos mas burros q la u, tururu.

    19 noviembre 2008 | 20:49

Los comentarios están cerrados.