BLOGS

Pasión por volar, pasión por la vida

Archivo de la categoría ‘Preparativos’

El equipo Artik: gracias a ellos ha tenido lugar esta aventura

No hemos estado solos, en esta aventura. El equipo Artik lo componen amigos-colaboradores sin los cuales no hubiera sido posible el viaje. Es hora de que se presenten algunos de ellos:

Xavi Sala y Alana Simões, el reportaje

“Somos directores de cine de ficción y documental respectivamente, y hemos decidido formar parte de Artik 2012 porque creemos en la fuerza y belleza interna de los humanos. Confiamos en que todavía estamos a tiempo de revertir este desafortunado proceso de acabar con nuestra única responsabilidad: La tierra. Personas como Carlos y Pablo, fortalecen nuestra esperanza. La unión hace y hará la fuerza. En este viaje volamos todos.”

Clemente Ros Martínez, el instructor de vuelo

Gandía, Valencia, España 1956. Su formación como piloto la realiza en el Ejercito del Aire español, donde presta sus servicios durante 15 años. Calificado como piloto de caza y ataque vuela aviones legendarios como HA-212 “Saeta”, North American T-6, Northrop F-5 “Freedom Fighter” y McDonell Dougla F-4 Phantom II. Todos ellos ya están en los museos.

Se retira del Ejercito del Aire con el grado de Capitán. Posteriormente trabaja como Piloto de Transporte de Línea Aérea para Iberia L.A.E, empleo en el que cumple hoy 24 años. Conoce a Carlos Gosálbez y Pablo Peláez como compañeros de fatigas en Iberia y agradables catas en bodegas Qubel. Nexo, por casualidad con el lado canadiense de la familia Gosalbez-Ortí. Aficionado a la construcción y manejo de aeronaves antiguas. Al ser la Maule EC-FAJ un avión clásico con patín de cola, requiere de un manejo un tanto especial. Por ello es requerido por los protagonistas de esta aventura Artik2012 para refrescar el manejo de dicho avión; cosa que con mucho gusto y aplicación hemos realizado tanto instructor como alumnos.

Alejandra Díaz Álvarez, la nutrición

Licenciada en Nutrición y Dietética por la Universidad de los Andes (Mérida, Venezuela). Máster en Nutrición y Metabolismo por la Universitat de Barcelona (Barcelona, España).

“En un momento como éste en el que los efectos del cambio climático se hacen cada vez más evidentes, es importante para mí colaborar en un bonito proyecto que pretende sensibilizar a la población y fomentar la conciencia ambiental ¡Es el momento de actuar!”

 

Isabel ZubiaurreEmilio Rey, las ciencias de la atmósfera

Isabel: “Estoy encantada de participar en este bonito proyecto que tiene mucha fuerza, no sólo por lo que implica sino por la gente que forma parte de él. Una mezcla de ciencia, naturaleza, meteorología y mucha experiencia”.

Emilio: “ARTIK es una de las realizaciones de este sueño, sin ser un proyecto mío lo siento como tal. El Destino conspiró para que nos encontráramos en una pequeña bodega madrileña. Y no pensamos dejar pasar la oportunidad. Esta avioneta no pasa dos veces…”

Elena Quirós, la traducción

“Siempre me han entusiasmado los idiomas y un día de lucidez hace taitantos años me decidí a estudiar Traducción e Interpretación. Desde entonces me dedico a escudriñar palabras. Disfruto con un texto bien escrito, con sus pausas bien marcadas, su corrección ortográfica, su orden sintáctico… Pasa el tiempo y otro día cualquiera hace taitantas semanas conocí a Carlos, me contó su proyecto, me impresionó y se me ocurrió proponerle subirme al avión. Porque si hay algo en lo que creo es en el espíritu de colaboración. Como dijo José Martí, “aquel que se da, crece”. Además, Carlos y Pablo representan a las mil maravillas otra de mis máximas de cabecera: “Nadie sabe de lo que es capaz hasta que lo intenta”. Y aquí estoy, enganchada a las alas de esta aventura fascinante que quiere hacer de este mundo un lugar mejor donde vivir”.

Raúl Gosálbez, las emociones compartidas

“Desde hace quince años vivo en la costa oeste de Canadá, algo que se inició gracias a una genética que me impedía quedarme quieto, en combinación con las historias que desde joven oí sobre las andanzas de mi padre por el norte Canadiense. Esta aventura en la que se embarcan Carlos y Pablo, con nuestro apoyo y compañía, recoge la esencia de unas emociones que comparto profundamente: el deseo de aventura y de adentrarse en terreno desconocido; el recuerdo de las vivencias que han forjado la historia y vida de mi padre; y el objetivo de mostrar el efecto que nuestras acciones tienen en lugares tan remotos, con ánimo de promover un cambio de conciencia positivo en nuestra forma de entender la vida y nuestro medio”.

Llegó la hora: nuestro avión Qubél despega el miércoles 20 a las 6:40, hora del amanecer

El pasado lunes 18, por fin, a las tres de la tarde, recibimos el ARC (ITV del avión) y dio comienzo la cuenta atrás para el despegue.

Esa tarde trasladamos el avión al aeroclub de Robledillo, con la intención de despegar el martes a medio día.

Dormimos en el aeródromo en la tienda de campaña que nos ha facilitado Coleman-Campingaz para este viaje. Aquí hay que decir que la lluvia caída a chorros durante la corta noche nos ha permitido verificar la estanqueidad absoluta del equipo.

 

 

La complejidad de los procedimientos de prevuelo, estiba de equipaje, instalación del último equipamiento, colocación de logotipos de nuestros colaboradores y las últimas comprobaciones nos han ocupado toda la mañana. No lo hubiéramos podido hacer sin la ayuda de Benito Baldominos y Carlos Morales.

La meteorología adversa del martes, el buen pronóstico del miércoles a primera hora y la necesidad de descanso después de días de intensos preparativos nos han inclinado por fijar el amanecer del día 20, víspera del solsticio de verano, para el despegue hacia el Ártico. (En la Aviación la prisa no es buena compañera de viaje)

Estamos escribiendo este post mientras cenamos estupendamente en el restaurante Meléndez de Humanes (Guadalajara) brindando con Qubél por el éxito y fortuna de esta magnífica aventura compartida.

Seguimos a la espera, afinando la Ruta

Seguimos a la espera de la autoridad aeronáutica, mientras vamos afinando la Ruta, porque el tiempo disponible se acorta.

Para ello contamos con la ayuda de David Galván, Director de Antos Gestión de Aeronaves, que va a ser nuestro técnico de apoyo en planificación de vuelo y documentación aeronáutica, a lo largo de todo el viaje.

Inicialmente, hemos desarrollado las primeras etapas hasta Reykjavik, en Islandia. La primera nos llevará desde el Aeroclub de Guadalajara, en Robledillo de Mohernando, hasta Goodwood, pequeño aeródromo  con pistas de hierba, en el sur de Inglaterra.

Pasaremos por Pamplona, Fuenterrabía, Cognac, y como es un vuelo largo, haremos una escala técnica en La Rochelle, cerca de Nantes, para estirar las piernas y pasar la aduana antes de entrar en espacio aéreo inglés.

Esta primera etapa nos servirá para confirmar el consumo del avión después de la completa revisión de motor y mandos que hemos realizado en Sinma, previa al viaje. Será fundamental para determinar las rutas más críticas en el Ártico y en el cruce del Atlántico Norte. Esta primera etapa era en realidad de dos días pero, si el tiempo acompaña, la haremos en un solo día, necesitamos recuperar en lo posible el tiempo perdido en los trámites legales.

En estos días de re-planificación, también contamos de nuevo con la experiencia y consejo de Michel Gordillo.

Resuelta la avería y pesando equipos

Seguimos con el avión en Casarrubios. Ya está definitivamente identificado el problema mecánico. Alberto desmontó los cilindros posteriores y Peter está procediendo a la limpieza de las válvulas y eliminación de carbonilla (esmerilado) para que asienten bien y no se pierda compresión. De esta forma, afinaremos el consumo de combustible y ganaremos velocidadHoy quedará mecánicamente preparado el avión.

Para fijar la fecha de salida, estamos pendientes de la documentación y la aprobación de la Autoridad Aeronáutica.

 

Hoy hemos estado pesando todo lo que tenemos que llevar en el avión: equipaje personal, equipos de acampada, herramientas, alimentación y demás impedimenta. Ha resultado un total de 70 kg. ¡Es un buen peso!

 

 

Aplazamiento, más preparativos y despedida

Llegó el día D y no hemos podido partir, el avión sigue en los talleres Sinma por una inoportuna falta de compresión en dos de los cilindros provocado por sobrecalentamiento de las válvulas. Está en las mejores manos así que quedará en perfectas condiciones para llevarnos con seguridad al Ártico.

Por otro lado, como nos temíamos, y a pesar de su buena voluntad, la falta de personal y acumulación de trabajo en los Inspectores de Aviación civil, están ralentizando la obtención de los certificados necesarios para el correcto despacho del avión. Para nuestro consuelo, Michel Gordillo nos comenta que en sus dos vueltas al mundo tuvo imprevistos técnicos y legales de última hora que le impidieron cumplir la fecha de salida programada.

 

No obstante, no hay mal que por bien no venga y nos está dando tiempo adicional para preparar a fondo el viaje. Mañana recibimos el depósito adicional de 65 l de gasolina que nos permitirá una autonomía adicional de 2 horas y 200 millas ( vg. Madrid – Granada ) que aunque no necesaria inicialmente, nos vendrá muy bien para cambios de meteorología imprevistos, rutas alternativas, mayor independencia en las zonas de escasez de combustible y jugar con precios de AVGAS – muy variables según el aeródromo, país y zona…

El pasado martes tuvimos la cena de despedida con los colaboradores. La Enoteca de Carlos y su mujer Estrella se llenó de buena energía, complicidad, amistad, buena comida y buenos vinos. Gracias a todos por poner lo mejor de vosotros mismos para la realización efectiva del viaje; el viaje lo haremos físicamente nosotros, pero también estáis a bordo. 

El reto del combustible

Otro tema importante es el combustible. La avioneta consume AVGAS, gasolina de aviación, con un mayor octanaje, 100, que el de automoción.

Inicialmente, el Aeroclub de Guadalajara no servía este combustible por no tener demanda – fundamentalmente allí operan ultraligeros que utilizan gasolina de coche –  pero se han volcado con nuestro viaje y han adquirido un equipo de suministro del que a partir de ahora se podrán beneficiar tanto los miembros del club como los aviones en tránsito. El aeródromo se llama Teniente General Vives.

En las zonas despobladas del Ártico, donde vamos a operar, este tema es crítico, porque cuesta mucho posicionar bidones de combustible 100LL y hay pocos puntos con garantía de suministro. Pero… ¿porqué?

Tenemos dos factores en contra: 1) la tendencia generalizada a utilizar otros tipos de combustible, más baratos y mas fáciles de manejar como gas-oil y Jet fuel 2) Los hielos del norte impiden la llegada de los bidones de combustible de 200 l a los puertos donde descargan la mercancía, una vez al año, durante el mes de julio.

En los puertos, el combustible es más factible y razonablemente aceptable en precio. Pero, ¿qué pasa en aquellos lugares donde no llega un barco ni siquiera en julio?, pues que al no haber carreteras, todo, absolutamente todo, llega por avión. y el precio del combustible se empieza a multiplicar por dos, por cuatro, o más, de tal manera que cada grado de paralelo más hacia el norte donde se compre el combustible, así  sube y sube el precio, y más cuanto más cerca esté uno del polo.

Curiosamente, en las publicaciones oficiales del departamento de aviación, ya te advierten sobre la necesidad de avisar con antelación al señor del combustible, pues puede que a la llegada no esté y tarde una semana en volver, quizás haya ido de expedición de pesca o caza, o a ver a un  pariente que está a días de distancia.

Si se piensa pagar con tarjeta, hay que avisar con tres días de antelación y ¡ojo con los domingos y festivos! pues las horas de atención son limitadas.

Raúl se está encargando de esto desde Canadá y ya le ha pasado que, al pedirles el stock de combustible la semana pasada, le dijeron que todavía tienen, pero que les llamemos conforme se acerquen las fechas.

Además, hay sitios donde  el gasolinero sólo acerca el bidón al avión, la bomba de succión la tendremos que llevar a bordo, él no tiene esas cosas

Canadá es un país de una bajísima densidad de población por metro cuadrado, y la mayor concentración de población esta localizada al sur del país en una franja fronteriza con Estados Unidos.

 

Los preparativos

Para salir con garantías el próximo 31 de mayo, tenemos dos intensas semanas de preparativos por delante, pero, como podéis suponer llevamos meses concretando y descartando detalles, componiendo esta sinfonía que comenzará a sonar con el bajo continuo del motor de nuestra Maule que hemos bautizado “Qubél” en honor al vino que Carlos elabora.

Comencemos por la instrumentación. En los preparativos hemos contado con muchos colaboradores y amigos. Michel Gordillo, con sus dos vueltas al mundo en un ultraligero (avioneta de poco peso pero con grandes prestaciones) fabricado por él mismo en su garaje de casa, está siendo determinante.

A él se unió su hijo Charly, recientemente graduado en aviónica, para montarnos el nuevo EFIS (ENGIN FLIGHT INFORMATION SYSTEM) que, por distribución del panel de instrumentos, quedó ubicado en el lado del copiloto (aunque dada las dimensiones de la cabina, está al alcance visual y operativo del piloto). Se trata de un Dynnon FlightDek 180, que nos va a proporcionar un segundo horizonte artificial para condiciones de baja visibilidad y, sobre todo, información de parámetros de motor, con avisos sonoros y visuales, que nos permitirán una monitorización efectiva del comportamiento del corazón de la Maule, que tenemos que cuidar con mucho mimo. Será el que nos mantendrá en vuelo y nos ayudará a llevaros con nosotros a las zonas árticas. Como podéis ver, la operación fue inicialmene traumática para la Maule y para Michel, pero ambos sobrevivieron.

El motor es un potente Lycoming de 180 caballos y cuatro cilindros, cuyas temperaturas de operación debemos tener muy en cuenta para una operación cuidadosa y la anticipación de problemas.

Yo les eché un par de manos y así me voy familiarizando con su personalidad y características.

Aquí estoy en plena faena:

Saludos árticos de Pablo

The Artik Project, a real journey

Dear friend, we are Pablo Peláez and Carlos Gosálbez and we invite you to fly with us from Robledillo (Guadalajara) to the Arctic region, letting our light Maule take us there to feel the wilderness, verify the changes undergone by climate, plants and animals there, and ask its traditional inhabitants, the Cree, the Inuit, people who have lived there for generations and retain ancient wisdom, what their feelings are, how they interpret it…

You will fly with us to the international scientific research stations where we will talk to the people in charge, learn what they are doing, what their findings are, what hypothesis they are working with, where the conclusions point to. This is a REAL TRIP, a SHARED JOURNEY. Welcome aboard.

Actually, this is Carlos’ journey. After years dreaming with it, he is now returning to the lands that shaped him into a pilot back in 1972, when he flew his DC-3 for Hydro Québec. It was then that he came into contact with the Cree, and learned to love those untamed regions, to love the local nature.

 

I, Pablo, a traveller and adventurer in heart, help him make his dream come true because I feel the emotional drive that moves his will, because we are bonded by the camaraderie built through flying in airlines, by mutual respect, by our genuine friendship.

We can’t wait to start realizing this personal dream of Carlos, which became true, feasible, when his son Raúl Gosálbez and myself purchased the Maule aircraft that had belonged to the Madrid Polytechnic University for 20 years. More than 3,000 students of Aeronautics have piloted it in familiarization flights. Raúl is waiting for us in Vancouver to take over and organize a second expedition next year.

In this week, weather permitting and provided Digitalmeteo gives us the go-ahead, we have scheduled a press conference and a formation takeoff with planes from the Guadalajara Aeroclub that will escort us for the first few miles in an aeronautical farewell motion.

We will leave RBM (Robledillo de Mohernando in aviation terms) to fly to the Arctic, tell you our experiences, and, for a month, bring you those lands and their people to your computer and to your conscience. Remember, this week, at RBM. You will have to get up early, but we will appreciate having you there, having your energy that we will take with us to theArctic as a shelter. We will keep you informed…

A thought: Some time ago I read in the Kabbalah that if the primary goal when we make use of our capabilities, the primary goal of our actions, is the Common Good, then we will experience real joy and satisfaction. In this venture, the resultant personal gain, regardless of its nature, is an ethically natural consequence that contributes to strengthening our health, freedom and capabilities in a constant process of positive creation of shared reality.

We want to give the best of ourselves for friendship and for our Mother Earth. Will you join us?