BLOGS

Pasión por volar, pasión por la vida

Tercer día: la meteo inglesa marca el ánimo y la ruta hacia Escocia

… el tiempo en Inglaterra va de la mano con nuestro ánimo.

La mañana del viernes aparecía despejada en Exeter y tras madrugar nos dirigimos animados al Aviation South   briefing para preparar nuestro vuelo. Allí nos dimos cuenta de que la meteorología estaba dominada por una baja que afectaba gravemente a toda la parte central de Inglaterrra, se retorcía, creciendo en actividad por la zona de Manchester, impidiendo todo intento de planificar un viaje hacia el Norte. Con ello, nuestro ánimo decayó.

La persona que nos despachó el vuelo nos comentó que a 10 minutos de taxi estaba el Met Office inglés, Centro avanzado recién construido y con los mayores adelantos, casi un pequeño pueblo dedicado a la Meteorología. Allá nos fuimos, todavía sin desayunar, para pedir consejo, predicciones y tener esperanzas de acercarnos a Wick (Escocia). Explicamos nuestras necesidades, y la recepcionista comentó que era la primera vez que oía esta petición: dos pilotos pidiendo información meteorológica para llegar al ártico.

Después de una llamada telefónica, Sandra nos atendió, primero amablemente, y después, más animada y, sobre las pantallas a lo Minority Report, nos dio un briefing y la esperanza que nos devolvió el ánimo, a pesar de la imagen en la que Inglaterra aparecía completamente engullida por la baja.

Si procedíamos hacia el Este, podríamos encontrar un hueco para que, al día siguiente, pudiéramos continuar hacia el Norte. El problema era que otra borrasca se acercaba por el Atlántico y si no salíamos de allí, nos afectaría al día siguiente y no podríamos salir de Exeter.

A la vista de todo esto, nos dirigimos de inmediato al aeropuerto, preparamos el plan de vuelo hacia el Este y partimos con vientos crecientes del Oeste de hasta 40 nudos. En nuestro viaje hacia el Este empezamos a disfrutar de las vistas de la campiña inglesa con sus grandes castillos y palacios y sus campos de cereales, ya que teníamos que volar por debajo de las nubes, a unos 2.000 pies, entre chubascos. Cuando llegamos al campo de aterrizaje que habíamos elegido, por tratarse de uno de los utilizados por los aliados en la segunda guerra mundial, con pistas como alfombras de hierba y un museo conmemorativo, nos encontramos con que la visibilidad y la altura de nubes no nos permitían aterrizar. Justo en ese momento descubrimos que teníamos otro campo cerca, era Cambridge, solicitamos a Control el cambio de destino y aterrizamos sin problemas y con placer en la alfombra de hierba que constituye la pista 23R de Cambridge ¡fue como aterrizar en un jardín!

Allí nos atendieron con un briefing muy completo que nos hizo planear un viaje hacia el Norte detrás del frente que llevaba la misma dirección. Repostamos y nos fuimos de inmediato. El despegue fue espectacular, en medio de un chubasco… al librarlo y virar hacia el Norte, apareció la ciudad de Cambridge a nuestros pies.

Fuimos remontando y esquivando chubascos y pidiendo meteorología hacia delante y conseguimos llegar a Newcastle en la linea del frente, pero no podíamos seguir hacia el Norte… aunque con lo que habíamos sentido por la mañana nos pareció un sueño estar allí.

El ánimo, como el tiempo, fluctúa, y un par de pintas lo terminan de equilibrar.

 

5 comentarios

  1. Dice ser Lola

    Os sigo hoy desde N. Y., viendo Espana-Francia y celebramdo el 2-0
    Animo!

    23 Junio 2012 | 22:47

  2. Dice ser Jose A. Fernandez Iglesias

    Impresionante!!! No encuentro otra palabra. Seguid informándonos y mucha suerte en vuestro periplo por el ártico.

    Un Saludo desde Pozuelo del Rey

    24 Junio 2012 | 01:49

  3. Dice ser CHISTY

    Aquí estamos, mis padres, mi hermana Laura y nosotros. Todos os mandan besos y abrazos y mucho ánimo. Mi padre añade que ahora hay vuelos directos de Iberia….por si no lo sabíais. Hasta pronto.

    24 Junio 2012 | 10:07

  4. Dice ser Pablo y Carlos

    Gracias, muchas gracias por tu recuerdo y el de tu familia,. Pense en tus padres para citarles a nuestra salida, pero ya te diria Estrella que fue muy muy mananera y poco ruidosa.
    Hasta la vuelta, mientras tanto nos gustara oir cualquier comentario…
    Carlos

    24 Junio 2012 | 10:33

  5. Dice ser Jose Manuel, Nueva Gonasa

    Muy buenos días desde Campo Real, Carlos y compañía lamento la tardanza en ponerme en contacto. he perdido las señas que me enviasteis así que os escribo desde el portátil de mi hija.
    Os deseo el mejor de los viajes y que vuestra aventura sirva para concienciar a muchas personas de lo que esta pasando.

    Me despido con mis mejores deseos.

    24 Junio 2012 | 17:31

Los comentarios están cerrados.