¡Que paren las máquinas! ¡Que paren las máquinas!

¡Que paren las máquinas! El director de 20 minutos y de 20minutos.es cuenta, entre otras cosas, algunas interioridades del diario

Entradas etiquetadas como ‘supremo’

La encrucijada del juez de Garzón

Luciano Varela, el juez del Tribunal Supremo que instruye la causa contra Baltasar Garzón y que ayer le tomó declaración, se encuentra hoy en una seria disyuntiva.

Varela se tiene a sí mismo por un hombre de izquierdas, es miembro de Jueces por la Democracia, ha ido progresando en la carrera judicial con el apoyo de ese sector de los jueces, es amigo de la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega…

¿Pasará a la historia como el juez que, alentado por dos organizaciones de extrema derecha, encausó y echó de la carrera judicial a otro juez por atreverse a investigar los miles de asesinatos masivos del franquismo y por darles a las familias de los muertos la posibilidad de recuperar los cuerpos y enterrarlos mejor?

La gente del mundo jurídico con la que he hablado en las últimas horas está dividida. Unos responden a esta pregunta que sí, que Varela dictará un auto de prosecución de procedimiento, que es tanto como decir que hay indicios de delito de prevaricación en el comportamiento de Garzón, lo que podría llevarle a tener que dejar el juzgado. Otros piensan que no, que el aviso que la cúpula judicial quería dar a Garzón y por extensión a todos los jueces (“el franquismo no se toca”) ya se ha dado y ha sido recibido, y que Varela archivará la causa sin más demora. “Una cosa es tocar las pelotas a Garzón -decía ayer muy expresivamente un jurista- y otra arrancárselas”.

Oprobio a Garzón y a todos nosotros

Mientras miles de asesinados por el franquismo siguen enterrados como animales en nuestras cunetas, el Tribunal Supremo acaba de recibir como imputado a Baltasar Garzón por atreverse a preguntarse en un documento judicial si aquellos fusilamientos hay que investigarlos y por tratar de darles a las familias de los muertos la posibilidad de recuperar los restos.

No sé si en la caza de Garzón está sólo la caverna franquista o si hay también complicidades del Gobierno, por otros motivos. Lo que sí creo es que estamos asistiendo a uno de los momentos más oprobiosos de la historia reciente de este país. No sólo de oprobio del Supremo a Garzón, sino al conjunto de los ciudadanos.