¡Que paren las máquinas! ¡Que paren las máquinas!

¡Que paren las máquinas! El director de 20 minutos y de 20minutos.es cuenta, entre otras cosas, algunas interioridades del diario

Entradas etiquetadas como ‘elecciones 2008’

El voto útil acecha a IU

Los votos de Izquierda Unida no han hecho más que menguar en las tres últimas elecciones generales: de 2,64 millones en 1996 a 1,38 en 2000 y a 1,28 en 2004. Hace dos meses, sin embargo, vi un estudio serio y documentado que le auguraba una resurrección a la formación de Gaspar Llamazares para el 9 de marzo. Decía que el desgaste del Gobierno, el viaje al centro de Zapatero y la ausencia de voto útil podían llevar a IU hasta los 12 escaños, desde los 5 actuales. Decía incluso dónde: 3 en Madrid, 2 ó 3 en Barcelona y quizás uno en Sevilla, Córdoba, Málaga, Cádiz, Asturias, Vizcaya y Alicante.

El mismo estudio, sin embargo, rectifica ahora. Dice que el estrechamiento de votos entre PSOE y PP va a pasarle factura a IU. ¡Vuelve el voto útil, el del simpatizante de IU que, asustado ante la posibilidad de que vuelva el PP, acaba votando al PSOE! El estudio les augura ahora en torno al millón de votos y dificultades para retener los 5 escaños.

El lunes 3 quizás uno de los dos se rompa la crisma

No vi el debate, estaba la noche del lunes en Amsterdam, en una reunión del grupo internacional al que pertenece 20 minutos. Ahora estoy en Oslo, en otras reuniones de trabajo, y sigo sin verlo completo, sólo algunos de los cortes de video que os hemos ofrecido en 20minutos.es No tengo muchos elementos para opinar, pero sí algunas preguntas que hacerme ante el segundo encuentro entre Zapatero y Rajoy, el del lunes próximo.

Si las dos estrategias estaban preparadas por ambos como parte de un todo, ¿Zapatero estuvo pasivo adrede en el primer asalto, jugó al judo (a tirar al adversario con su propio empuje) y salió sólo a empatar, como dijo en vísperas del debate a sus diarios más cercanos (Público y El País), porque va a pasar al ataque en el segundo debate, el del próximo lunes, convencido de que ahí se decide el partido? ¿Rajoy estuvo el lunes 25 muy incisivo adrede, algo crispador, de derechas sin complejos, para conquistar terreno en la primera cita y tratar de administrarlo como centrista en la segunda, el lunes próximo?

¿A quién de los dos se le va a romper la crisma el lunes 3, con tanto juego malabar?

No hay ciberdebate por miedo

En unas horas, Zapatero y Rajoy se enfrentan en un debate en televisión que, junto al previsto dentro de una semana, parece que será decisivo para el resultado del 9 de marzo. Eso es todo: dos debates, ambos en televisión. No habrá un tercero en Internet, el que venimos pidiendo los medios on line, a propuesta de 20minutos.es, desde principios de año. ¿Por qué no han aceptado los partidos? Ellos dicen que porque nuestra propuesta llegó un poco tarde, cuando ya estaba en parte pactada la otra. Yo creo que, además, ha habido otras razones. “Demasiadas novedades para una sola campaña electoral”, me han dicho en privado, en una y otra parte, en las docenas de conversaciones telefónicas y personales que he tenido durante las últimas semanas.

En Navidades les envié la propuesta a los dos grandes partidos. El 8 de enero la hicimos pública. En los días siguientes se sumaron a ella prácticamente todos los medios on line españoles, así como centenares de entidades, asociaciones y blogueros. El 15 de enero constituimos el comité organizador, con representación de una docena de medios, que elaboró unas primeras normas para el ciberdebate. Ese mismo día se las envié a los jefes de campaña de PSOE y PP. Decían así:

“- El debate se celebraría en el salón de actos de la Asociación de la Prensa de Madrid (c/ Juan Bravo con Claudio Coello) o en el Auditorio de Distrito C de Telefónica (Sanchinarro).

– No habría público invitado en la sala. Sólo personas de la organización del debate y periodistas que estuvieran cubriendo la información.

– Comenzaría, preferentemente, a las 12 ó 12.30 horas del medio día.

– La duración sería de unos 90/100 minutos y estaría estructurado en bloques temáticos de preguntas formuladas por los usuarios de los medios digitales.

– Las preguntas que se les formularía tendrían un doble origen:

a) unas saldrían de un proceso previo, de varios días, en el que los usuarios proponen preguntas escritas o en video que se someten a la votación del resto de internautas. En principio, se seleccionarían las más valoradas en cada uno de los bloques temáticos.

b) un segundo grupo serían las preguntas que vayan surgiendo durante el debate y que serían seleccionadas con criterios de neutralidad y de interés periodístico por un grupo de periodistas presentes en la propia sala del debate.

– El debate se retrasmitirá en directo tanto para soporte Internet (todo lo que digan los dos participantes se convertirá instantáneamente en un texto al que tendrán acceso todos los medios on line) y para soporte video/televisión.

– Se ofrecerá la señal audiovisual a todos los medios –también a la televisión convencional- para que cualquiera pueda utilizarla, pero sin convertirlo en una réplica o dúplica de un debate televisivo.

– Las respuestas de los candidatos serán básicamente verbales, aunque tendrán que hacer también respuestas escritas directamente por ellos en alguna fase del debate.

– Tanto la moderación y la selección de las preguntas como la retrasmisión textual y audiovisual se harán con absoluta neutralidad”.

Preguntas de los internautas seleccionadas por los propios internautas, algunas respuestas a la misma pregunta hechas por escrito y simultáneamente por los dos candidatos… Creo que les entró miedo.

En algún momento, cuando PSOE y PP no se ponían de acuerdo sobre las cadenas de televisión que emitirían los debates previstos, albergué la esperanza de que saliera el ciberdebate. Pero ya sabéis el desenlace final: debate en televisión, si bien con alguna característica de lo que planteábamos los medios on line: organizado por un neutral y con señal abierta a todos.

Cuando se supo que la Academia de la Televisión se encargaría finalmente de la organización de los dos debates, hablé con su presidente, Manuel Campo Vidal, y le hice llegar las propuestas del ciberdebate enviadas a los partidos. Una de ellas ha sido aceptada: los medios on line que quieran tendrán señal de televisión. Pero nada más, ninguna de las otras propuestas participativas…

Hemos dado un pequeño paso, un paso insuficiente. Nos emplazamos a la siguiente cita electoral. El mismo día que el presidente del Gobierno convoque elecciones los medios on line tendremos que exigir, al unísono, un debate en Internet entre los principales candidatos. No tendrán excusa, tendrán que hacerlo.

Rajoy: “Si pierdo, no pienso dimitir”

Días antes de que entrevistáramos a Rajoy, se lo oí a uno de sus más directos colaboradores. “Si perdemos por poco, Mariano seguirá. Ni congreso extraordinario ni crisis en el partido ni proceso de sucesión… ¿No tuvo Aznar tres oportunidades contra González? Perdió las dos primeras y ganó la tercera”.

Cuando el 8 de febrero le entrevistamos, se lo preguntamos a Rajoy directamente:

“-Vamos a la hipótesis de que usted pierde. ¿Qué pasa el día 10?

-La verdad es que no me lo he planteado. No me planteo perder, estoy muy animado y, por tanto, ya veremos lo qué pasa el día 10. Pero es que creo que vamos a ganar, y creo que España lo necesita”.

No logramos arrancarle nada más, a un mes de las elecciones no quería que se hablara en absoluto de la hipótesis de una derrota. Y eso que en aquel momento las encuestas le situaban a unos 5 puntos del PSOE.

Pero hoy, con las encuestas más ajustadas, sorpresa: en la letra pequeña de un reportaje que publica El País, sí habla del día después. “Me da la impresión de que vamos a ganar, pero si se pierde el día 9, yo me pondré a disposición del partido con el propósito de continuar. Salvo catástrofe, que no será el caso, no pienso dimitir”.

El recado interno (a Esperanza Aguirre, a Alberto Ruiz-Gallardón, al propio Aznar…) no puede ser más claro. Aunque quizás sea un error como recado externo. A dos semanas de las urnas, un líder no debe decir tan claramente a su electorado, al que tiene mucho más movilizado que su adversario, que puede perder.

La derrota de Pizarro, un revés para Rajoy

Sólo pude ver a ratos el debate entre Solbes y Pizarro, pero parece que hay unanimidad sobre quién fue el ganador: el vicepresidente del Gobierno de Zapatero. Lo dice hasta la encuesta de Antena 3, cadena poco sospechosa de filosocialista.

La derrota de Pizarro, fichaje estrella de Rajoy y de Aznar para las elecciones, es un grave contratiempo para el PP. Quizás el más grave desde el lío del 15 de enero, cuando Esperanza Aguirre y Alberto Ruiz-Gallardón se echaban pulsos entre sí y echaban órdagos a Mariano Rajoy para situarse en la carrera de la sucesión del propio Rajoy. El PP ha puesto mucho foco en su estrategia de campaña electoral en trasladar a los votantes que la economía española se está hundiendo por la mala cabeza de los socialistas y que sólo ellos pueden salvarla, pero parece que Pizarro no logró trasmitir en el debate ni una idea ni la otra.

Ayer y hoy, en las crónicas y comentarios sobre el debate del jueves, muchos colegas hablan de Pizarro como el seguro vicepresidente económico o ministro de Economía del Gobierno del PP si gana Rajoy. Cuando el 8 de febrero pasado tres periodistas de 20 minutos entrevistamos a Mariano Rajoy, no nos dio la impresión de que vaya a ser así. Hablamos largo rato del asunto, el diálogo fue así:

¿Sería Pizarro su responsable de economía?

Bueno, eso me va a permitir usted que no se lo diga ahora.

Eso contribuye a la incertidumbre. Todo el mundo sabe que si el PSOE gana las elecciones Solbes volvería a ser ministro de Economía.

Pues yo no lo tengo tan claro, pero, la verdad, es un asunto que no me lo planteo. Yo me tengo que ocupar de lo mío. Yo tengo equipo económico. Tengo a Manolo Pizarro, tengo a Cristóbal Montoro, que fue un excelente ministro de Hacienda, tengo a Juan Costa, tengo a Miguel Arias, tengo a Fátima Báñez, tengo a Álvaro Nadal. Si algo tengo es equipo económico.

Eso quiere decir que no necesita al señor Pizarro como ministro de Economía.

No, eso yo no lo he dicho.

¿No tiene el señor Pizarro muchas incompatibilidades para ocupar ese ministerio?

No, no tiene ninguna. Las incompatibilidades las tiene quien esté en lo público y se va a lo privado. El que está en lo privado y se va a lo público ¿qué incompatibilidades va a tener?

Legales, quizás no, pero probablemente sí de opinión pública y de ética si tiene que opinar y decidir sobre eléctricas, sobre telefónicas, sobre banca…

En absoluto. ¿Qué tiene que ver él con las eléctricas?

¿Usted cree que un ministro de Economía recién salido de la presidencia de una empresa eléctrica puede tomar una decisión que afecte notoriamente a las eléctricas?

Las incompatibilidades que pueda tener son las incompatibilidades que establece la ley, pero es que las hemos estudiado. Yo he asistido a muchos consejos de ministros, y también lo hemos visto en esta legislatura, donde hay gente que se abstiene en determinados temas.

Entonces tendría que estar absteniéndose continuamente.

Incompatibilidades legales no hemos visto ninguna.

El señor Pizarro ha estado en los últimos años en el sector eléctrico, en el sector de telecomunicaciones, en el sector bancario; es decir, hay muchos campos de la economía donde tendría que estar absteniéndose continuamente.

A Pizarro lo conozco desde hace más de 20 años. Ha sido presidente de una caja de ahorros y ya no lo es. Ya no tiene nada que ver con la caja de ahorros. Oiga, Endesa es una sociedad que, en este momento, su dueño es el estado italiano. Por tanto, si tiene alguna incompatibilidad la tendrá, pero yo creo que Pizarro ha sido una incorporación muy brillante y sobre todo una persona con capacidad acreditada a lo largo de su vida. Ya me gustaría a mí que todos los políticos españoles hubieran demostrado en su vida profesional lo que ha demostrado el señor Pizarro y luego dieran el salto a lo más duro. El señor Pizarro podría ganar muchísimo más dinero en la vida privada que en la vida pública. Aquí, a lo que viene es a servir, y yo le digo que estoy enormemente orgulloso. Ha sido una de las grandes satisfacciones que me ha dado esta procelosa legislatura”.

Rajoy quizás esté ahora un poco menos satisfecho. Tras el debate de anteayer, él tiene unas pocas menos posibilidades de ser presidente del Gobierno y Pizarro muchísimas menos de ser ministro de Economía.

Los medios on line tendrán señal de tv de los debates ZP-Rajoy

Los medios on line que pedimos un ciberdebate entre Zapatero y Rajoy tendremos la señal de televisión de los dos debates previstos para el lunes 25 de febrero y el lunes 3 de marzo. Hace unos momentos se lo he comunicado a todos los medios, con este correo:

“Como sabéis, finalmente la Academia de la Televisión es la organizadora de los dos debates electorales. El mismo día que se conoció la noticia me puse en contacto con su presidente, Manuel Campo Vidal, para darle a conocer las iniciativas que habíamos planteado para nuestro ciberdebate y abrir la posibilidad de colaboración de los medios online con el formato televisivo que estaban diseñando. Esta mañana nos han respondido a una de nuestras peticiones (hay otras). Dicen que podremos contar con una señal en streaming de vídeo que ellos mismos producirán y servirán tecnológicamente para todos los medios de Internet que la requieran.

Ese streaming será a través de una plataforma de Windows Media y lo proporcionará una empresa con la que están cerrando el acuerdo hoy mismo. Nos han dicho que nos dirán entre esta tarde y mañana las características técnicas y los costes. Este último punto no nos lo han especificado, pero la intención de la Academia es que los soportes paguen una cantidad X dependiendo del consumo que realicen. Hablen de costes pequeños, pero no los han especificado, por ahora. Lo único que está claro es que podremos utilizar una señal de vídeo en streaming sin tener que realizar despliegues de infraestructura de manera individual cada soporte

Arsenio Escolar”.

PSOE y PP pelean el voto puerta a puerta

Mi amigo XYZ, concejal por uno de los dos grandes partidos en una ciudad de tamaño medio, me cuenta a qué va a dedicar buena parte de su tiempo durante las dos próximas semanas.

-Pediré el voto puerta a puerta por varios barrios de mi ciudad. Es una técnica de EE UU que hemos importado los dos grandes partidos. Requiere mucho esfuerzo y mucha dedicación. Primero estudiamos barrio a barrio dónde están los territorios fronterizos: las calles y zonas de la ciudad donde cambia el voto mayoritario de un partido a otro. Luego, con todos los datos que tenemos de nuestros interventores en las mesas en elecciones anteriores, identificamos a abstencionistas de esos territorios fronterizos y nos vamos a llamar a su puerta, uno a uno. Es una visita en la que empleamos apenas cinco minutos, pero que antes hemos preparado al detalle. Hasta con cámaras de video ante las que ensayamos y corregimos errores. Luego vamos por parejas en las visitas: una cara conocida en la ciudad y un militante de base. Llamamos, nos presentamos, le explicamos en apenas cinco minutos por qué tendría que votarnos…

-¿Y a cuántas puertas llamáis?

-En mi ciudad llegaremos a ser unas cien parejas, y cada pareja puede llegar a llamar a unas cien puertas… Hablaremos directamente con muchos votantes.

¡Cien parejas en una ciudad de tamaño medio! Con lo ajustados que llegan en las encuestas PSOE y PP a la campaña oficial del 9-M, probablemente estemos ante los dos mayores despliegues de ejércitos políticos que hayamos visto nunca aquí.

¡Cómo os gusta discutir de política!

¡Cómo os gusta hablar y discutir de política! Ni la entrevista a Zapatero ni la que le hicimos a Rajoy se situaron en ningún momento como el contenido más visto en 20minutos.es, pero ambas han generado miles de comentarios.

Como sabéis, las dos entrevistas fueron publicadas en cuatro entregas cada una. La de Zapatero, del sábado 2 al lunes 4 de febrero. La de Rajoy, del sábado 9 al lunes 11. Y ambos fueron enormemente polémicas.

En la de Zapatero, la entrega titulada “Hay un contrato entre el PP y el sector más duro y radical de los obispos” tiene en estos momentos 1.221 comentarioos. “Había un diálogo para el fin de ETA, ahora sólo cabe el fin y después ya veremos” lleva 909. “En ocasiones es progresista hacer una determinada reducción de impuestos” suma 913. Y el test personal, que titulamos “Me gustan ‘House’ y ‘Anatomía de Grey’, tiene 249.

En la de Rajoy, “Creo que Zapatero es poco fiable” lleva 1.173 comentarios. “La mayoría de los inmigrantes son honorables, pero ha venido mucha gente a cometer delitos” 1.149 comentarios. “Respetaré lo que diga el TC, pero no estoy de acuerdo con el derecho de adopción de los matrimonios gays” tiene 868. Y el test personal, titulado “Soy un clásico: Me gustan los ‘Beatles’ y los ‘Rolling'” lleva 193.

Total: Zapatero 3.292 comentarios, Rajoy 3.383. ¡Van tan igualados como en las encuestas!

El PSOE puede ganar en votos y el PP en escaños


“Nuestro sistema no siempre beneficia al primer partido: en 2004 las elecciones las ganó el PSOE, pero el más beneficiado fue el PP. Mientras los votantes socialistas recibieron un 3,3% de escaños por encima de lo que hubiera sido proporcional, los populares se vieron agraciados con un 3,7%. De hecho, con el actual empate técnico puede suceder que el PP quede segundo en votos pero primero en escaños, perdiendo y ganando a la vez las elecciones (¡!)”.

“Las provincias más pequeñas eligen más escaños de los debidos, disfrutando así de un poder de voto mayor. En las últimas generales el precio del escaño basculó desde las 20.000 papeletas de Soria hasta las 100.000 de Madrid”.

Los párrafos pertenecen al artículo en El País de hoy en el que Jorge Urdánoz Ganuza analiza las disfunciones del “original” y “maquiavélico” sistema electoral español, que prácticamente impide que surja un tercer partido. Ésta quizás sea la razón final por la que los dos grandes, PSOE y PP, tienen tan poca prisa por cambiarlo.

El que gane los debates ganará el 9-M

El CIS confirma, con mucha más muestra de encuestas, lo que venían indicando desde hace unos días otras encuestas privadas: el PP ha recortado distancia con el PSOE, y a tres semanas de las urnas, los dos grandes partidos llegan muy ajustados.

Zapatero y Rajoy se van a jugar el resultado en los cara a cara del lunes 25 de febrero y del lunes 3 de marzo, con señal abierta a todas las cadenas de televisión y a los medios on line. (20minutos.es los dará en directo).

El que gane los debates probabablemente ganará las elecciones.