¡Que paren las máquinas! ¡Que paren las máquinas!

¡Que paren las máquinas! El director de 20 minutos y de 20minutos.es cuenta, entre otras cosas, algunas interioridades del diario

Entradas etiquetadas como ‘ayuntamientos’

Ayuntamientos al borde de la quiebra

Un pequeño empresario madrileño, José María Solís, nos ha recordado dramáticamente esta mañana una noticia: muchos de nuestros ayuntamientos están al borde de la quiebra. No pagan a sus proveedores, y están arrastrando a muchas empresas y a sus empleados a situaciones insostenibles. Esos ayuntamientos se han convertido en virus propagadores de la crisis económica, han puesto en marcha un efecto dominó que nos va a costar mucha riqueza y muchísimo empleo.

Solís, propietario de la constructora Cavas, se ha encerrado esta mañana en su camión a las puertas del Ayuntamiento de Loeches (Madrid) y ha amenazado con quemarse vivo si el Consistorio no le paga los 450.000 euros de una obra que les hizo hace ya cuatro años.

En los tiempos del ladrillazo rampante y de las recalificaciones de suelo con plusvalías inmediatas, muchos alcaldes se metieron en proyectos electoralistas estúpidos y en contrataciones de personal masivas y en gastos suntuarios de todo tipo. Pensaban que el maná era eterno. Sus partidos (todos, de todos los signos) no sólo no se lo afearon, sino que incluso los espolearon con un insensato ‘tu la tienes más larga’ que tus rivales. Las autoridades supervisoras se lo consintieron. Y los electores, apoyándolos, también. Ahora llega la crisis y se hallan con que la caja está vacía, con que muchos de sus ingresos recurrentes se han derrumbado, con que muchos de sus vecinos están en paro y no pagan sus impuestos y tasas a tiempo…

“Todo mi presupuesto de este año lo tenía ya comprometido el 1 de enero”, me contaba hace unos días el alcalde de una gran ciudad. Y luego precisaba: “Me refiero al de gastos, el presupuesto de ingresos está por ver que se cumpla”.

Así nos va. Al cierre del tercer trimestre de 2008, el conjunto de los ayuntamientos españoles tenía una deuda de 30.792 millones de euros (en efecto, más de 5 billones de pesetas). Madrid, el Ayuntamiento de Gallardón, se lleva la palma: 6.496 millones de euros. ¡Calderilla!

Ahora parece que algunos van a aprovechar lo que les toque del Plan Estatal de Inversión Local, los 8.000 famosos millones de Zapatero para obra pública inmediata que genere empleo, para perseverar en el error, para meterse en más gastos. ¡Han incluido entre los planes algunos de mucho lucimiento (nuevos parques y zonas verdes, por ejemplo), sin reparar en que luego hay que disponer de dinero para mantenerlos!

“Estoy aquí y de aquí no me muevo. O me voy con el cheque, o me voy para alante, pero el alcalde no se ríe más de mí. Aquí estoy con una botella de gasolina y un bidón, porque ya no puedo más, estoy desesperado”, dijo Solís esta mañana. A estas horas ya ha sido detenido por desórdenes públicos, y va a pasar a disposición judicial. Del alcalde, Pedro Díaz (PSOE), y de si le ha abonado la deuda no tenemos noticias.