¡Que paren las máquinas! ¡Que paren las máquinas!

¡Que paren las máquinas! El director de 20 minutos y de 20minutos.es cuenta, entre otras cosas, algunas interioridades del diario

Entradas etiquetadas como ‘aeepp’

Plan Nacional de Apoyo a la Prensa

Estoy desde el domingo pasado en Zaragoza, donde la asociación de editores de prensa de la que soy presidente, la AEEPP, que es la más numerosa del sector, ha celebrado ayer y hoy su congreso anual.

Estamos casi clausurando el Congreso, y acabamos de elaborar y aprobar la Declaración de Zaragoza, en la que los editores pedimos a las administraciones públicas un Plan Nacional de Apoyo a la Prensa. El texto completo de la Declaración dice así:

DECLARACIÓN DE ZARAGOZA

La prensa -los diarios, las revistas y el resto de publicaciones periódicas- no es sólo un sector económico que genera riqueza y empleo; es además un pilar fundamental de las sociedades democráticas y de nuestro sistema de libertades. Es, en suma, un bien esencial y de interés público.

La grave coyuntura económica y financiera que vive el mundo globalizado, y especialmente España, y la revolución tecnológica y de Internet, han provocado en este bien público que es la prensa impresa una profunda crisis que amenaza de modo grave su futuro. Tanto lo amenaza, que si no se reacciona de inmediato corremos el riesgo de que el sector pierda aún más empleo y tejido empresarial, y que todo ello suponga una merma grave de la libertad de expresión, de la pluralidad y, en definitiva, de la riqueza democrática.

El sector tiene potencialiades y talento interno suficientes para afrontar su refundación, así como para buscar el futuro con sus propios esfuerzos, pero tendrá muchas más posibilidades de lograrlo si cuenta con el apoyo del conjunto de la sociedad a la que sirve, articulado a través de las instituciones públicas.

Por ello, pedimos un Plan Nacional de Apoyo a la Prensa en el que intervengan todas las administraciones públicas, lideradas por la Administración Central, que ayude al sector a encontrar su futuro, a reforzar su papel social y a construir un nuevo modelo sostenible.

El Plan debe fomentar la calidad y la competitividad de los medios, de las empresas y de todos los profesionales de la comunicación, así como el funcionamiento transparente del mercado. Ha de ser beneficioso para toda la prensa en su conjunto, independientemente del tamaño de las empresas, de la periodicidad de los medios, de su temática general o especializada, y del carácter gratuito o de pago de los productos.

Este plan debe incluir medidas que fomenten la reconversión tecnológica, la mejora de procesos y la competitividad en todos los eslabones de la cadena de valor, desde la producción, la impresión y la distribución hasta la comercialización y el paso al mundo digital, e incluir procedimientos eficaces de financiación.

Este plan, en definitiva, ha de ser la piedra angular de la prensa para que siga sirviendo en el futuro a la sociedad libre y democrática.

Zaragoza, 11 de mayo de 2010.

Si lo consideras de interés, divúlgalo.

Una visita de parte de Sarkozy

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, ha emprendido una nueva misión: salvar a la prensa de pago de su país, cada día más llena de mediocres productos, de malas empresas y de pobres resultados. La grandeur francesa le ha puesto a la misión un nombre rimbombante: han abierto, han inaugirado, dice Monsieur le Président, los “estados generales de la prensa”.

En el acto inaugural, Sarkozy ya encontró a los culpables de la presunta muerte inminente de la prensa de pago. No es la regulación asfixiante del muy intervencionista Estado francés, no es la hipersindicalización del sector, no es la mala gestión ni la gestión con fines espurios ni la falta de ideas de los propietarios de los medios (la mayoría de ellos, amigos de Sarkozy que se dedican principalmente a otros negocios: el armamento, la aeronáutica…), no, en absoluto… Los responsables de la crisis de la prensa francesa son Internet y, sobre todo, la prensa gratuita. “La prensa gratuita es la muerte de la prensa escrita”, proclamó Sarkozy. ¡Qué antiguo está este hombre, qué desinformado!

Los “estados generales de la prensa” de Sarkozy incluyen una investigación dicen que en profundidad sobre cómo le va a la prensa en otros países cercanos, a los que han enviado a una delegación de altos funcionarios de la Inspección General de Finanzas gala. Ayer los recibí yo, no como director de 20 minutos sino como presidente de la mayor asociación española de editores de prensa, la AEEPP.

Les argumenté con muchos datos a los embajadores de Sarkozy por qué creo que la prensa gratuita no sólo no mata a la prensa de pago sino que incluso es una de sus principales esperanzas de futuro, les dije que en España los gratuitos ya hemos salvado la cuenta de resultados de muchos de pago al convertirnos en los principales clientes de sus vacías plantas de impresión, que hemos aumentado en muchos millones de personas su público objetivo, que ya les estamos dando compradores y lectores nuevos (especialmente los sábados y domingos, días en que los gratuitos no sacamos nuestras cabeceras)… Les entregué también, en fin, el Manifiesto de Madrid aprobado por la prensa gratuita hace dos semanas, en el primer Congreso Mundial del sector, y les pedí que le contaran todo eso a M. Sarkozy, para evitar que diga insensateces la próxima vez que hable ante sus estados generales. No sé si me harán mucho caso: hoy visitan algunos diarios de pago españoles que quizás también quieran echarnos a los gratuitos la culpa de sus propios errores y carencias.

P.D. Hace apenas cinco meses, en mayo, la AEEPP le dio a Sarkozy uno de sus premios anuales, un galardón que en años anteriores se concedió a la Princesa Letizia o a Isidoro Álvarez, presidente de El Corte Inglés. Le entregué la estatuilla en un multitudinario acto público al embajador francés en Madrid, Bruno Delaye, que me dio una carta personal de Sarkozy en la que me agradecía la distinción. Ahora, tras sus patadas a la prensa gratuita, algunos miembros de mi junta directiva me han propuesto, entre bromas y veras, que le retiremos la distinción. No, no lo vamos a hacer, creo que es mejor que sigamos predicando y le saquemos de su error al presidente francés. ¡A ver si se deja!

La prensa gratuita saca pecho

Hace pocas horas hemos clausurado en Madrid el I Congreso Mundial de Prensa Gratuita, una cita convocada por AEEPP, la asociación de editores de la que soy presidente. Por primera vez en la historia, nos hemos reunido, visto las caras e intercambiado opiniones los protagonistas de uno de los fenómenos más relevantes que se han producido en el mundo de la comunicación y el periodismo en los últimos años.

Han acudido a las cita unas 350 personas de 26 países. Algunas de ellas, muy representativas del sector. Desde el City AM o el The London Paper de Londres a La Razón de Buenos Aires; de Al Día de Dallas al Zurnal 24 de Eslovenia; de Gaste de Turquía a DNews de Italia, de Diario Libre de República Dominicana a Destak de Portugal y Brasil. Y, por supuesto, los españoles: Qué, Metro, Adn y 20 minutos.

Durante el congreso se han producido tres hechos muy significativos:

-El reconocimiento de las instituciones a la labor de la prensa gratuita:

-“La prensa gratuita contribuye a la cohesión social y a crear tejido cívico”, dijo la vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega.

-“Fomentáis el pluralismo y la libertad”, proclamó la presidenta de Madrid, Esperanza Aguirre.

“Sois un sector innovador y ejemplar: da un producto gratis a los consumidores, no cuesta nada a la Hacienda Pública y crea empleo y riqueza”, aseguró el ministro de Industria, Miguel Sebastián.

-La creación de la Federación Internacional de Prensa Gratuita, que tendrá su sede en Madrid y de la que ayer mismo se formó una Junta de Fundadores.

-Y la proclamación del Manifiesto de Madrid, una declaración pública de los gratuitos al conjunto de la sociedad. Os lo reproduzco íntegro:

MANIFIESTO DE MADRID

1. La prensa y las publicaciones gratuitas constituyen uno de los fenómenos más relevantes ocurridos en el campo de la comunicación y el periodismo durante los últimos años.

2. La prensa y las publicaciones gratuitas fomentan la lectura y permiten un mejor y mayor acceso de los ciudadanos a la información, a la cultura, a la participación social y a los hábitos democráticos.

3. La prensa y las publicaciones gratuitas desempeñan un importante papel social, crean tejido cívico y fomentan la cohesión en las comunidades de lectores a las que se dirigen.

4. La prensa y las publicaciones gratuitas suponen un refuerzo del derecho a la libertad de expresión y del resto de libertades públicas en las sociedades democráticas.

5. La prensa y las publicaciones gratuitas, que se elaboran con criterios de calidad máximos, han supuesto una innovación en el ejercicio del periodismo, y los profesionales que las elaboran lo hacen con criterios de máxima calidad, ética, rigor e independencia.

6. La prensa y las publicaciones gratuitas son agentes beneficiosos para la economía en su conjunto, ya que crean empleo y riqueza, fomentan la competencia y suponen un freno a los precios.

7. La prensa y las publicaciones gratuitas facilitan a los anunciantes unas vías innovadoras y más eficaces para dar a conocer sus productos y servicios a los ciudadanos.

8. La prensa y las publicaciones gratuitas instan a las instituciones públicas a ser tratadas con equidad tanto en el suministro de la información como en el reparto de la publicidad institucional.

9. La prensa y las publicaciones gratuitas crean nuevos lectores, por lo que contribuyen al desarrollo y al futuro del conjunto de medios de comunicación.

10. La prensa y las publicaciones gratuitas son, en definitiva, un bien público.