¡Que paren las máquinas! ¡Que paren las máquinas!

¡Que paren las máquinas! El director de 20 minutos y de 20minutos.es cuenta, entre otras cosas, algunas interioridades del diario

Podemos, extrema izquierda; PSOE, centro; PP, extrema derecha

“El CIS certifica el fin del bipartidismo”, hemos titulado varios medios algunas informaciones sobre el Barómetro del CIS hecho público ayer, que presenta un panorama político muy diferente al de las últimas elecciones generales, las de noviembre de 2011.
En aquellas, los dos grandes partidos que se alternan en el poder en España desde hace tres décadas sumaban el 72,39% de los votos: el PP, con 10,86 millones de votos, logró el 44,62% de las papeletas; y el PSOE, con 7 millones, el 28,75%. El tercero en discordia, IU, quedó muy lejos, con 1,68 millones de votos y el 6,92% de las papeletas.
Ahora, según el Barómetro del CIS, hay un tercero, y muy fuerte: Podemos, la formación fundada hace apenas un año por un grupo de profesores universitarios y liderada por Pablo Iglesias. Tan fuerte, que Podemos compite de igual a igual con los dos formaciones tradicionales, y ya habría superado a una de ellas en voto total y a las dos en voto directo. Según el Barómetro, si hoy hubiera elecciones generales, el PP tendría el 27,3% de los votos, Podemos el 23,9% y el PSOE el 22,2%. En voto directo, en la respuesta espontánea de los encuestados por el CIS, Podemos es la primera fuerza, con el 19,3%, y supera de largo a los dos partidos tradicionales, que están casi igualados: el PP, con el 12,9%; y el PSOE, con el 12,4%.
Todo indica que el espectacular crecimiento de Podemos es a costa, sobre todo, de PSOE, de IU… y del PP. En la letra pequeña del Barómetro hay datos muy ilustrativos. El 26,1% de los ciudadanos que en 2011 votaron al PSOE lo harían hoy a Podemos, luego Podemos le ha quitado ya al PSOE unos 1,83 millones de votos (el 26,1% de los 7 millones de votos totales del PSOE en 2011). El 40,6% de los que en 2011 votaron a IU dicen q hoy votarían al partido de Pablo Iglesias, luego Podemos le ha quitado a IU unos 682.000 votos. Y el 7,3% de los que en 2011 votaron al partido de Rajoy dicen que hoy lo harían a la formación de Iglesias, luego Podemos le ha quitado al PP unos 793.000 votos (el 7,3% de 10,86 millones). Además, pesca unos 262.000 votos que en 2011 fueron de UPyD, de otros partidos aún más pequeños, de de antiguos abstencionistas, de jóvenes que han llegado ahora a la edad de votar…
El Barómetro del CIS incluye siempre unas preguntas sobre la llamada escala ideológica. Proponen al encuestado que, en una escala en la que el 1 fuera la extrema izquierda y el 10 la extrema derecha (y el 5,5, por tanto, el centro exacto), se coloque a sí mismo y coloque a los principales partidos. Pues bien: la posición media de los encuestados en el Barómetro publicado ayer fue de 4,55, luego se podría afirmar que el conjunto de la población española es de centro izquierda. Al PSOE le colocan los encuestados en una media de 4,62, cerca del centro matemático y muy cerca de la media de la población. Se le ve, por tanto, como un partido de centro. La ubicación media que le sale a Podemos es 2,28, luego se le ve como casi de extrema izquierda; y la de del PP, 8,17, casi de extrema derecha.
Con ese panorama, se diría que la formación con más posibilidades de crecimiento es el PSOE, que tiene bastante lejos a su izquierda a Podemos y lejísimos a su derecha al PP, pero lo cierto es que uno y otro le están mordiendo a él en los respectivos flancos y, además, los socialistas tienen a su izquierda a un mediano partido estatal (IU, 2,62 en la escala ideológica) y a algunos territoriales (ERC, 3,53 en la escala; Compromís-Equo, 3,42) y a su derecha a otros dos medianos estatales: Ciudadanos (5,14 en la escala) y UPyD (5,34).
Como hemos visto con la trasversalidad de Podemos, que logra apoyos en zonas ideológicas muy distantes de la suya, los ciudadanos no se mueven en las urnas sólo por ideología. Hay muchos otros factores en la toma de decisión del voto. Pero todo indica que la batalla del centro, la batalla por seducir a los ciudadanos que se autoubican en los espacios centrales de la escala ideológica -en el 3, el 16,4% del total; en el 4, el 14,3%; en el 5, el 21,1%; y en el 6, el 8,5%; total, el 60,3%- será decisiva.

54 comentarios

  1. Dice ser Mentiras justas

    Dice ser Ana, ¿en qué pais vive?, ¿qué algunos organismos internacionales vislumbran una ligera mejoría en su economía, quiénes el FMI, el BCE, los mismos que han presionado de forma incesante la reforma del art- 135, C.E., o el recorte de servicios públicos, o una reforma laboral salvaje que ha llevado a millones de personas a la calle por un módico precio, o quienes amparándose en su “objetivo y experto criterio” junto con las entidades financieras de nuestro tutleado país, han exigido un rescate financiero en unas condiciones leoninas para que ese estado social fuera totalmente desvirtuado?. Sra., me imagino cuál es su tendencia, no la expresa, pero es evidente que la reconoce al criticar otras opciones políticas, pero le he de recordar que el fin no justifica los medios, es decir, sus proféticas sentencias se ajustan al falso discurso oficialista de quienes amparándose en algunos datos macroeconómicos no quieren seguir perdiendo sus privilegios “democratizados”. Cielos, cuanto borreguismo conservador.

    07 febrero 2015 | 16:13

  2. Dice ser Juan Mariño

    Dice ser Estado de Excepción y Dice Ser Mentiras Justas:
    Amigos míos, son ustedes la prueba de que la inteligencia, la cultura —pese a algunos admisibles fallos ortográficos propios de quienes dominan más de una lengua— la sensibilidad social y el puro y duro sentido común son cualidades que adornan al pensamiento de izquierdas.
    Gracias por sus comentarios, lamentablemente no pueden valorarse, porque merecerían 10.000 positivos cada uno.
    Un abrazo. Venceremos. La oscuridad siempre ha sido derrotada y así seguirá siendo.

    08 febrero 2015 | 09:37

  3. Dice ser Yo

    Que hoy la política no es los derechos de los trabadores. Si no el derecho de toda la sociedad para poder vivir según quien y cuanto tengas. Podemos es la voz de la clases trabajadora, creyendo en promesa que no tienen cimientos, pues se puede tener cosas si se quitan a alguien, pero para producir y alimentar ay que colaborar todos. Al principio será la gloria y después vendrá el calvario.

    08 febrero 2015 | 11:16

  4. Dice ser japoas

    Así que los “coletas” son la voz de la clase trabajadora, no sabía yo que los trabajadores tratan de burlar ala Hacienda Pública, a ver si cuela, hasta que te pillan en fuera de juego; vaya porvenir.

    09 febrero 2015 | 19:35

Los comentarios están cerrados.