BLOGS
Arquitectación Arquitectación

Si la arquitectura te rodea, deberías empezar a fijarte en ella

Arquitectura industrializada, pero con límites

He de reconocer que soy fan de la industrialización en la edificación, sin embargo siempre me topo con una voz interior que me alerta de ciertos peligros en los que se puede incurrir, si pretendemos convertir la construcción de hogares en solo un proceso, como si de fabricar lavadoras se tratase.

20130913-101026.jpg

A la vista de esta fotografía del complejo Buenaventura en Chihuahua, Mexico, no se hace preciso explicar cual es uno de los mayores riesgos, el de la clonacion infinita y la transformación de las ciudades o partes de ella en cintas sin fín de cajitas iguales, al modo de estanterías de un gigantesco almacén de seres humanos que pernoctan en su interior, cuál humanos en sus células de energía en matrix.

Pero ese no es el único riesgo. La necesaria orientación y referencia en el interior de las ciudades es uno de los puntos claves en la planificación de éstas y como podréis imaginar, en estas calles de la foto será frecuente encontrar quién agite un papel con una dirección buscando ayuda o simplemente nos asalte en los semáforos al grito de “¡por favor! ¡Llevó dos días intentando salir de aquí, sáqueme usted de ésto o al menos avise a mi mujer y a mis hijos!”

Mientras el semáforo se abre y les vemos hacerse pequeñitos en el retrovisor -“¡dígales que les quieroo!” parecen gritar- es importante también pensar en ese otro riesgo menos tangible pero mucho mas cotidiano como es el de la despersonalización de nuestros hogares, algo que transcurridos varios años desde la entrega de cualquier urbanizacion de adobad…adosados, podemos observar en la diferenciación que cada propietario ha intentado hacer con su pequeño palacio.

Esas alegres filigranas de forja torneada en los vallados, esos porches pizpiretos cubriendo las entradas, esas columnas dóricas que el propietario mandó instalar para gritar al mundo que detesta su casa, al arquitecto, al concejal y por supuesto los ordenes clásicos, no son ni más ni menos que ese sordo deseo de diferenciarnos de los demás, y de estallar en un bramido que indique sin ninguna duda, que somos únicos.

Y esto es tan necesario cómo que no vistamos todos igual. Algo que se entiende mucho mejor y que está más aceptado.

4 comentarios

  1. Dice ser QUIJOTE-BARRANTES

    Desde el punto de vista funcional no habría problema. Sería como en un gran aparcamiento, donde tendríamos filas, columnas diferenciadas unas de otras con letras y números y al igual que nos orientamos en el aparcamiento, refiriendo la posición del coche por la letra y número, se haría también con las calles, al igual que en la mayoría de urbes americanas, donde se les pone número y los cruces se hace a la referencia de la intersección del tal con tal número.
    El tema de la individualización, se puede tomar por un lado por ese (odiado, por algunos) EGO, por resaltar sobre el resto, y se dará siempre en todo, bien sea en el adosado o en el piso, ya que nadie decora la casa igual que el piso superior o inferior, y mira que en el plano, son todos iguales, sólo se diferencian por la altura en la que se encuentran, con respecto al portal (con mejor o peor vista al tal efecto); que si se pintan de distinta forma, que si el alicatado o el solado son diferentes, que si la cornisita en el salón, que si el mobiliario de la cocina o el resto de la estancia … etc. Unos determinados por el gusto del individuo (que para gustos se han puesto colores, y cuando me pregunta, yo siempre respondo que soy daltónico, ya que contestes lo que contestes, bien sea correcto pero no coincida con el gusto del cliente, estas apañado), otros por sus posibilidades económicas y no olvidemos las extravagancias de algún que otro.
    La verdad, la única forma de economizar el m² construido, es enfocando la industrialización de la misma, en detrimento de la mano de obra, pues es cuestión de números ni más ni menos. En todo proyecto, donde la mano de obra sea el elemento mayoritario, durante todo el proceso de ejecución, siempre será uno de los puntos que altere el coste.
    Es evidente que una buena programación de la ejecución y previsión en la obra, consigue reducir costes, pero siempre se está supeditado al factor humano.
    Factor humano, que por otro lado se suele obviar durante el proceso de ejecución de las obras, donde en ocasiones sólo se mira el fin de la obra, sin tener en cuenta que la obra es un ser vivo, donde intervienen muchos factores, no sólo el del cliente, también el de los técnicos responsables, su entorno y por supuesto los participantes en su ejecución.
    Imaginemos todos los coches de las fábricas, iguales y con el mismo color, diferenciados únicamente con el número de la matrícula (y el resto de números de piezas, etc. no visibles a primera vista), sería algo parecido. Evidentemente no son todos iguales, y si nos fijamos, todos, y sin excepción, se personalizan de forma individualizada, que si una pegatina, que si un rosario, un complemento extra, etc….
    Conclusión: Por mucho que se pretenda hacer algo igual, el individuo siempre tenderá ha diferenciarse del resto, bien por destacar o por indicar con ello que aquello es lo suyo. Evidentemente, debemos tratar de industrializar al máximo la construcción, ya que ello facilitará el proceso de ejecución y hacer las previsiones de seguridad y de servicios con una antelación cierta y adecuada.
    Y evidentemente todo ello deberá ser coordinado, por los técnicos debidamente cualificados, sean los que sean, pero con sentido común, de lo contrario, se podría terminar en un mundo como el de Matrix, como muy bien has referido.
    En hora buena, tanto por el presente, como el paso.
    Un saludo.

    13 Septiembre 2013 | 11:52

  2. Dice ser ecoloJeta

    “”””””””…si pretendemos convertir la construcción de hogares en solo un proceso, como si de fabricar lavadoras se tratase……”””””””

    ¿Y que se ha estado haciendo hasta la fecha?….¿arquitectura?

    13 Septiembre 2013 | 12:34

  3. Dice ser Camilo Torres Arana

    Al hacer un balance de la construcción de vivienda en serie, nos arropa la opinión de tener unas urnas con revestimientos y sentimientos iguales, la facilidad generada por la construcción en masa, no nos cohíbe como profesionales de la arquitectura y la construcción de ejecutar ejercicios a partir del diseño, que nos generen un alto grado de generosidad en la creatividad para satisfacer las necesidades de los ocupantes de los proyectos que realicemos, no obstante se hace necesario un estudio mas profundo, desde el punto de vista financiero cor relacionado con el diseño que permita a los urbanizadores generar ideas mas amplias en búsqueda del verdadero confort humano y la satisfacción de un buen habitad que se conduela con la situación generada por las mega urbes.
    Debemos generar libertades para la libre interpretación y planteamiento de los elementos arquitectónicos que competen con la vivienda para que cada unos de los usuarios tenga alternativas de modificación espacial de las viviendas o apartamentos sin que esto atente contra su libre desarrollo y el costo beneficio que lo genere.

    13 Septiembre 2013 | 19:19

  4. La industria, como gran consumidora de energía térmica, puede obtener grandes ahorros aplicando energías renovables a numerosos procesos en los que la aplicación de las mismas es plenamente satisfactoria

    17 Septiembre 2013 | 21:37

Los comentarios están cerrados.