BLOGS
Arquitectación Arquitectación

Si la arquitectura te rodea, deberías empezar a fijarte en ella

En arquitectura y construcción, también hay que leer el prospecto

Anécdotas fresquitas de verano, con su toque de pimienta para la risa torcida:

Viernes. Ese carpintero -lease entonando con la voz de Chiquito de la Calzada- que va a montar la estantería que debía haber estado montada el lunes anterior, y te avisa el jueves a última hora para que no puedas ir. Tú, que ya tenías un planazo previo con un cliente y que el don de la ubicuidad no lo dominas aún y que te disculpas y rumias durante toda la noche los problemas que conlleva una estantería de casi cinco metros de largo y otros tanto de alto anclada a un tabique de cartón-yeso, y según amanece -que no es poco- empiezas a wasapear tus temores, sin piedad ni descanso, al malvado constructor:

-El insomne arquitectador : Ya sé que es una obviedad, pero habréis comprado tacos para cartón-yeso ¿no?

-El malvado e inmisericorde constructor: Pues no, la estantería va sobre los perfiles.

-El insomne arquitectador :Ya, pero ¿con qué tornillos?

-El malvado e inmisericorde constructor: Rosca chapa

Aquí es cuando las piernas me tiemblan y visualizo al cliente ahogándose en un último espasmo bajo una montaña de libros que lo sepultan.

-El insomne arquitectador :Eso no vale, hay que colocar tacos de paraguas que se abren al apretar el tornillo y aumentan la superficie de presión, pero ¿por qué demontres (1) no pregunta el carpintero? – mientras a dos manos, buscas foto del taco y tornillo apropiado para enviarlo a toda pastilla. Bendita tecnología.

Esas pequeñas cosas, el mal uso de los medios, la falta de atención o de estudio de los detalles, no son tan baladí como pudiera parecer en este veraniego post. Al contrario. En nuestro país por el desconocimiento o la mala aplicación del sistema, las tabiquerías que no sean de ladrillo tienen una mala prensa que nos hacen enfrentarnos a todos cada  vez que las prescribimos en una obra.

Cubic Houses, Roterdamm, Piert Blom: Si alguien hubiese leído las instrucciones de montaje, seguro que esto no hubiese sucedido

Habitualmente definidas por el nombre de una marca comercial, que intento no mencionar, pero que me sale cada dos por tres, nadie quiere esos tabiques que no son de ladrillo en su casa, y suspiran e imploran por esos rasillones pegados con yeso, que requieren después cubrirlos por ambas caras, aunque sean más pesados, mas proclives a las dilataciones diferenciales, a las fisuras, y más difíciles de colocar y de conseguir una planeidad aceptable.

Empeñado en demostrar que mis interminables paseos por los pasillos de las grandes superficies de bricolaje son imprescindibles en mi profesión, busco y generalmente encuentro las soluciones que previo vistazo en catalogo del producto y en las especificaciones de uso, ya están inventadas y que nadie se ha dignado en mirar, utilizando los elementos de que dispone en su caja de herramientas y no molestandose en bucar lo más apropiado para el trabajo en concreto que está haciendo.

Como consecuencia de lo anterior, se utilizan elementos -materiales, tornillos, tacos, juntas….-  que no siendo apropiados para su uso, acaban por destrozar la imagen de sistemas de construcción que provienen de años de investigación tecnológica. El hecho de que en otros paises tengan un gran predicamento y sean de uso cotidiano y habitual, debe indicarnos que algo hacemos mal, quizá la receta, quizá el aliño, quizá el tiempo de cocción. Habrá que investigar como lo cocinan allí donde lo inventaron y copiar, copiar y copiar hasta que nos salga igual de bien. O mejor.

(1) Nota del arquitectador : Estoy desarrollando una teoría sobre la conveniencia del uso de viejos términos expeditivos del tipo demontres, caracoles, cáspita, retruécanos, repámpanos y otros similares para sustituir el manido repaso al santoral y las menciones a destiempo de la madre. En círculos selectos, como los que nos enfrentamos en las obras, estos últimos ya no surten ningún efecto, al haber proliferado su uso más de lo debido y haber desarrollado los habitantes del sector los anticuerpos que anulan su otrora devastador efecto. Sin embargo, aquellos epítetos perdidos y sonoros como rayos y truenos, recontra o caramba, causan tal efecto de estupefacción que permiten ganar el tiempo necesario para pensar una respuesta coherente a esos pequeños problemas del día a día.

 

 

 

 

3 comentarios

  1. Dice ser Hermiti

    Ah, cuánta razón tiene Sr. Arquitectador!!!!!!!!!!
    Pero no dejaremos que estos bellacos y facinerosos malandrines se salgan con la suya.
    Voto a Brios que conseguiremos un país donde prime el sentido de la profesionalidad y el gusto por el trabajo bien hecho.

    05 Agosto 2013 | 21:15

  2. Dice ser QUIJOTE-BARRANTES

    Bueno, en la viña del Señor hay de todo … no tiremos sólo hacia el contratista…
    Como se suele decir, una de cal y una de arena …
    En esta semana, me ha llegado un proyecto, (que no puedo dar datos, por no poner en evidencia a sus autores, ni poner en guardia a los promotores, ya que si no lo ha realizado el colegio que lo ha visado, de oficio, no lo haré yo tampoco, así está el sistema), en el que empezando por las mediciones, donde sólo se aprecian unas paridas puestas sin ton ni son, sin un desglose de las mediciones acorde con los planos, donde no se aprecian algunas de las unidades indicadas, ni en detalle ni sin detalle (Lo siento, soy de los que procuro poner al detalle hasta las puntas de los cercos), sin desglosar la descomposición de las unidades, presuntamente valoradas, ya que como se puede indicar “M² de losa de hormigón armado en formación de rampa, e<=40cm", sin tener las mediciones en planta de la misma, ni en plano su conjunto, ni su sección, ni na de na …Como se puede pedir un tipo de grifería, cuando resulta que el fabricante, está en concurso de acreedores … si, ya tenemos idea de que eso no quiere decir que cierre, pero, la verdad, alguna ha conseguido salir bien del concurso, a no ser que sea un banco o una empresa dependiente directa del Estado? … Por no decir la forma de montaje de la "medición" del proyecto, que se sale de toda lógica y configuración normativa … 1º precio de unidad, 2º medición total de la unidad, 3º total de la partida … Bueno, no diré nada más, ya que si así no lo ha hecho su colegio, yo no soy quien para hacerlo, pero desde luego clama al cielo, que con la cantidad de errores que muestra, no es de extrañar, que luego los Contratistas sin escrúpulos, se froten las manos, a la espera del correspondiente modificado del proyecto, para poder sangran convenientemente al Promotor, a cuenta de dichos problemas definitorios … y no vale lo de, se supone o se presupone … a la gente hay que darle todo mascado.
    La de cal … También hoy, mientras me estoy poniendo en materia, para poder atacar convenientemente a las distintas tareas que se me vendrán encima a lo largo de la mañana … y de la tarde, … llegan unos operarios, con el Encargado, a su despacho, para organizar alguna tarea y recoger algún material (del que tienes que tener a buen recaudo, para que no desaparezca por arte de gracia …), y haciendo previsiones, estiman, que no ha de llegar, y salta el de turno, …" pues se estira", … menos mal que el Encargado y otro de los operarios, con más luces, "no, hombre, tendremos que pedir más" … las piernas, me temblaban; menos mal que estaba sentado en mi puesto … Dios mío, lo que harán los operarios sin escrúpulos en su puesto de trabajo, cuando no tienen el material necesario, o desconocen como usarlo, nos tienen vendidos, tanto al Contratista (cuando este no es el causante ni el inductor) y a la Dirección Facultativa, empezando por de Ejecución Material … y el resto, claro, según se mire … y si es para un Promotor a terceros, con que cara se quedará con los problemas que le surjan a posteriori …
    Que falta de profesionalidad, suele haber en toda la cadena, desde arriba hacia abajo y viceversa …
    Evidentemente, se trata de que haya intermediarios, que velen por la obra, pero ya me dirán como se logra hacer cuando se trata de economizar costes y a los primeros que se cepillan son a los intermedios, y lo que se paga no llega para cubrir dichos costes … eso si, el operario queriendo cobrar su sueldo, sin responsabilidad alguna, haga lo que haga, y el Promotor, queriendo mantener sus beneficios y declinando la responsabilidad sobre el resto …
    Cuando, seamos capaces de hacernos idea de todo ello y asumamos la parte que nos corresponda todos y cada uno de nosotros, podremos empezar a hacer algo por la obra y el cliente final.
    Hay que proyectar, con lo que nos encontremos en cada lugar, así como los que ejecuten la obra, no vale sólo con ponerse el mono de la casa comercial de producto, para indicar que uno es profesional de ese material en cuestión, hay que demostrarlo, y tendrá que seguir los protocolos de aplicación de los productos, indicados por el Diseñador, Proyectista o D.F. de la obra, al igual que este los debería de haber tenido en cuenta en el proyecto, y me repito, contando que dicho material sea viable … no como alguno que me he encontrado, que había que importarlo del extranjero, ya que no se producía nacionalmente, que manda narices …, por no decir los sobre costes que suponen en algunas ocasiones, los portes de algunos materiales, por su baja cantidad, u origen, sólo por la venada que le salió en ese día al autor del proyecto o al promotor …
    Y que razón tienes, Arquitectador con lo de leer el prospecto, pero también hay que tener cuidado de quien lo haya traducido, cuando te lo meten "made in china" … JAJAJAJA, nos la quieren pegar como a chinos (con perdón hacia ellos, era por hacer un mal chiste JAJAJAJA)

    06 Agosto 2013 | 08:51

  3. ME parece un muy interesante articulo la verdad siempre muy buenos.
    toner

    06 Agosto 2013 | 12:24

Los comentarios están cerrados.