BLOGS
Arquitectación Arquitectación

Si la arquitectura te rodea, deberías empezar a fijarte en ella

¿Fachadas que se abren y cierran solas?

En arquitectura, el tratamiento de la fachada de un edificio es fundamental para su comportamiento desde muchos aspectos, visuales, térmicos, bioclimáticos…. y sobre todo para el impacto en la capacidad de sorpresa del usuario final.

Para este humilde arquitectador -siempre he querido poner humilde y arquitecto en la misma frase- la posibilidad de que la fachada, sin ser totalmente transparente, deje entrever lo que sucede en determinadas zonas del interior del edificio-quedan exentas duchas, inodoros y eventualmente dormitorios y sofás- es altamente atractiva. No me refiero solo a poder ver lo que sucede, sino a poder saber como es por dentro el edificio sin entrar en él. Ya hablaremos de eso en otra ocasión.

 

Por esta vez nos quedaremos en el aspecto visual de una instalación que como podéis ver, aplicada sobre un muro ofrece la posibilidad de variar la apertura del mismo mediante unos dispositivos lumínico-sensibles (células fotoeléctricas)  que dan al interior y al exterior una experiencia dinámica de distintos tonos de luz y también de sucesivos grados de permeabilidad  desde el exterior.

Más allá de la simple anécdota  hemos de reconocer que dispositivos como este ofrecen un mundo de distintas posibilidades  que ya se han explorado, como por ejemplo lo hizo Jean Nouvel en la fachada del Instituto del Mundo Árabe de París, donde la fachada, varía su porcentaje de apertura en función de la luz recibida mediante un sinfín de “ojos”, realizados mediante dispositivos similares a diafragmas fotográficos, que se abren o cierran. Una arriesgada apuesta y quien sabe si el inicio de lo que en un futuro pueda ser más común de lo que pensamos.

 

 Nota del arquitectador: No os negaré, que Nouvel se me atraganta, pero es cierto que en esta fachada supo arriesgar y con bastante acierto, aunque el edificio no me parece ni de lejos un buen ejemplo. Será que es lunes y estoy más gruñón que de costumbre de tanto oíros esas cosas de “a por la semana”, “venga que ya queda menos para el viernes” y otras zarandajas que me abstendré de calificar.

5 comentarios

  1. Dice ser vibradores

    Muy interesante el artículo, la verdad que me ha sorprendido estos diseños tan sorprendentes.

    20 Mayo 2013 | 15:47

  2. Dice ser veva

    Tengo que reconocer que esta fachada me apasiona: la idea en sí misma, la posibilidad de controlar la luz interior, su plasticidad final y su manera de presentárnosla en un espacio abierto de proporciones excelentes para contemplarla.

    Una lástima que sea de complicado mantenimiento y en la actualidad se nota cierta rigidez en sus paños.

    De este edificio me gusta, además de su fachada, las vistas que se pueden contemplar de París desde la cubierta!!!

    20 Mayo 2013 | 16:03

  3. Dice ser Sicoloco del casting de Foolyou

    Yo veo nichos de muertos.

    20 Mayo 2013 | 16:48

  4. Dice ser Alex Mene

    Este tipo de fachadas son muy interesantes y su utilización debería ser más habitual.

    20 Mayo 2013 | 17:14

Los comentarios están cerrados.