BLOGS
Arquitectación Arquitectación

Si la arquitectura te rodea, deberías empezar a fijarte en ella

Arquitectura y onanismo, no es lo mismo

Durante una visita que recibimos en una obra, nos encontrábamos varios técnicos frente a la fachada esperando al arquitecto de la misma. Uno de los allí presentes, un maño, técnico de calidad de un gran valor profesional, uno de esos hombres de valía, serio y cabal, empezó a hablar de la fachada, alabándola:

-…es potente la imagen que proyecta ese mármol  con ese color sonrosado y esas vetas, que se podría decir que simulan venas, o vasos capilares.….como una piel….

todos mirábamos la fachada absortos, de brazos cruzados

– ….vamos ¡como un pene……! – soltó sin pensárselo.

A la sorpresa general, se unió la carcajada del tipo, que pensé que se iba a morir de la risa, y tras él, todos los demás.
Creo que fue mi primer -y único- contacto con las fachadas orgánicas. Pero el hombre y la arquitectura avanzan y a lo largo de los años he encontrado obras que no solo por su aspecto sino por su composición material o por su funcionamiento, estaban inspiradas en estructuras de origen vegetal o incluso animal o construidas con elementos que, siendo perecederos y cambiantes por su naturaleza orgánica, debidamente tratados ofrecen algunas características interesantes por sus comportamientos bioclimáticos, aislantes o simplemente de integración en el paisaje.

Como sabéis no suelo traer aquí muchas obras – en riguroso cumplimiento de que el blog no se convierta en esas paginas chulas de los dominicales del papel couché más glamouroso- pero en este caso quiero mostraros un edificio que por su sencillez formal, por el material elegido y por la habilidosa mezcolanza entre la construcción tradicional del lugar y las formas más innovadoras merece un lugar entre esas arquitecturas de tipo orgánico de las que hablo.

Se trata de una vivienda en la ciudad holandesa de Zoetermeer realizada por el arquitecto Arjen Reas en la que las fachadas y la cubierta están recubiertas en hierba seca natural y el sencillo volumen y la continuidad de cubierta y muros lo convierten en uno de esos elementos tan bien resueltos que dan envidia y en los que el tratamiento de los huecos con esa manera de rasgar de arriba a abajo todos los elementos de la casa, son simple y llanamente geniales.

No hace falta más.

Ni curvas imposibles, ni jerseys de cuello alto, ni haber nacido en la más profunda Persia.

Chúpate esa, Zaha.

 

Foto cortesía Arjen Reas ®keeshageman

Foto cortesía Arjen Reas ®keeshageman

 

Foto cortesía Arjen Reas ®keeshageman

Foto cortesía Arjen Reas ®keeshageman

Nota del arquitectador: No estoy seguro de que haber escogido la paja como material del día y la anécdota introductoria sean la combinación más adecuada. De hecho el adjetivo introductorio no es una erección afortunada. ¿que se dice elección? ¿seguro? No me suena.

8 comentarios

  1. Dice ser ecoloJeta

    Al menos argumentan el diseño…

    Cualquier cosa -por extraña que resulte-antes que fabricar “cajas de zapatos” de forma sistemática……

    10 Mayo 2013 | 11:12

  2. Dice ser Fernando

    No estoy seguro de que me guste la casa, la verdad.
    Ahora, el post, genial!!

    10 Mayo 2013 | 11:41

  3. Dice ser Sparks

    A los arquitectos se os ha olvidado el concepto de utilidad en muchos casos.

    10 Mayo 2013 | 13:27

  4. Dice ser Hoop

    A veces olvidamos lo pasado pensando que lo contemporáneo es mejor. No lo digo por Arjen Reus, sino por Zaha. Habrá que conocer bien esa obra para juzgarla.

    Utilidad, funcionalidad, genial en esos chalets adosados repetidos 1000 veces de las periferias de nuestra burbuja inmobiliaria Sparks.

    10 Mayo 2013 | 16:28

  5. Dice ser jarlem

    Pues mira la casa puede gustar o no, pero es original, lo cual dice mucho a su favor.
    Siempre me he preguntado por qué los arquitectos cuando se diseñan sus propias casas, en vez de hacer una casa bonita, juntan varios cubos blancos (como esas cajas de zapato sin marca) y dicen que es “una obra conceptual con pureza de líneas”

    10 Mayo 2013 | 17:44

  6. Dice ser erin

    Como Calatrava!!!

    Los pinchos están preparados para una lluvia de aceitunas, y eso es más que onanismo, es PORNO!!! del duro alemán, de esos que carse uno encima del otro mola…..más o menos lo que pienso yo por tu excelsa comparativa, y si no te mola pues pal otro lao, al de vuestra amiga Esperanza Aguirre, que ella, aunque sea sin argumentos no se anda con chiquitas.

    Jjajajaja!!!

    En serio, divertido el artículo pero no me pone lo suficiente, soy muy simple y de fotos explícitas, no me gusta leer, sólo ver los santos; las fotos, ya sabes?…no??

    10 Mayo 2013 | 18:16

  7. Dice ser Hermiti

    Soy el único que piensa en lo que ocurriría si se acerca un mechero a la fachada?
    Debo de estar enfermo………

    10 Mayo 2013 | 21:19

  8. Dice ser spanjaard

    Con 200 días al año con una humedad extrema (Zoetermeer significa ‘lago salado’, está hecha sobre un polder ganado al mar) ¿esa hierba seca no se pudre y termina oliendo mal?

    No es que entienda yo de materiales, pero los he olido.

    13 Mayo 2013 | 17:07

Los comentarios están cerrados.