BLOGS
Arquitectación Arquitectación

Si la arquitectura te rodea, deberías empezar a fijarte en ella

Póngame la arquitectura a los pies de su señora

Llamadme machista pero la arquitectura que hay en la anatomía femenina es sin duda una obra maestra y servidor su más ferviente admirador. Aquí va una reverencia bien teatralizada y rematada con un buen sombrerazo como Dios Manda.
Y semejante maravilla de arquitectura natural precisa algún elemento de ingeniería que la haga cómoda y si cabe – y os aseguro que cabe- aún más elegante.

Porque no me digáis que esto no es una obra de ingeniería alucinante:

Mojito Shoes, un diseño del arquitecto Julian Hakes. Foto Carrie&Serena, 20minutos.es

 

En estos tiempos en los que se confunde la ingeniería con la arquitectura, esta profesión nuestra que mal que les pese a algunos, nunca ha estado alejada de las estructuras, los cálculos, la resistencia de materiales y ha sabido compatibilizarlo con aspectos como la estética o la belleza, el hecho de que un arquitecto, Julian Hakes, haya ideado un elemento tan bello como perfecto desde el punto de vista de la estabilidad y la estructura, debería hacernos pensar que no se trata solo de poner etiquetas y prejuicios manidos a las profesiones, sino que debemos saber ir un poco más allá.

Sí. Es una reivindicación de la profesión. Porque es la mía, y porque es una de las pocas que permite hacer estas cosas, aunque no todos tengamos la genialidad en la punta de los dedos como Hakes. Pero tampoco olvidamos que después del croquis viene el prototipo y después del prototipo otros quince prototipos y al final, un zapato, o un edificio (este no requiere quince prototipos, estos últimos miles de años algo habremos aprendido) estable, útil y bello, si es posible y los denarios de curso legal nos lo permiten.

El diseño de los mojito Shoes, que se llaman así por inspirar su forma en la espiral de lima que adorna nuestros refrescantes mojitos, es sin duda uno de los que quedará en el tiempo, como tantos otros antes. Por que no solo de arquitectura vive el arquitecto.

Julian, es usted un crack, póngame a los pies de su señora, que da gusto verlos.

Nota del arquitectador: No enseñéis este post a vuestras Santas o despistarle antes  la tarjeta de crédito y la conexión a internet,  ¡Que parecéis  nuevos!

7 comentarios

  1. Dice ser ANTONIO LARROSA

    Muy acertado , me ha gustado mucho el post de hoy.

    Clica sobremi nombre

    02 Marzo 2013 | 16:31

  2. Dice ser Encarni

    Me encantan!! …alguien deberia regalármelos !!…èsta .”arquitectura de a pie” me resulta de lo más interesante 🙂

    02 Marzo 2013 | 16:38

  3. Dice ser Carla

    Y seguramente es porque no e has fijado bien, pero la arquitectura masculina tampoco esta nada mal.

    Carla
    http://www.lasbolaschinas.com

    02 Marzo 2013 | 17:23

  4. Dice ser Madre Reciente

    Mooolaaaan. Y estoy de acuerdo con Carla.

    02 Marzo 2013 | 20:39

  5. Dice ser adrian

    Me ha encantado el modelo. Os dejo más posibilidades:
    Dresstore tu shop online para comprar

    04 Marzo 2013 | 15:50

  6. Dice ser Fernando

    La verdad es que son una auténtica pasada, muy originales!.

    06 Marzo 2013 | 06:50

Los comentarios están cerrados.