BLOGS
Arquitectación Arquitectación

Si la arquitectura te rodea, deberías empezar a fijarte en ella

EL BIGOTE DE LA GAMBA

-¿Lo estás viendo?
-Si, …espera, otro avión¡¡, en la otra torre¡¡
-Hos..
Silencio al otro lado del telefono, mientras mirabamos la televisión.
-Se va a derrumbar-dije.
-Si, las dos, pero antes la segunda, le ha impactado más bajo – me respondió.

Esta, más o menos, fue la conversación telefónica, que mi socio y yo mantuvimos, mientras veíamos boquiabiertos el impacto de los aviones contra las torres del World Trade Center de Nueva York.
Yo, que veinte años atrás, había estado allí arriba, no dejaba de imaginar como lo ví todo desde la azotea y la sensación de inmenso terror que debío de producirse en la gente que había dentro.
Pero como este blog trata de arquitectura (o eso quiero pensar), me centraré en el derrumbe de los edificios, como hecho genérico.
Nos estamos acostumbrando a ver en las noticias, casos de enormes grietas, patologías terribles y desplomes repentinos de edificios que aquí y allá salpican la geografía.
Nada más lejos de la realidad.
Y no me refiero a que los edificios no se caigan, que lo hacen, me refiero a que salvo que la tierra decida moverse en un terremoto, o lentamente en un corrimiento, los edificios solo se caen cuando alguien los toca.
Contabilicemos los edificios que se caen en los que se estaban haciendo “labores de reparación y mantenimiento”. Prácticamente en todos.

En el año 1999 hicimos una obra en un edificio de más de doscientos años de la Cava Baja de Madrid. La escalera había ido cediendo con el paso de los años hasta alcanzar unas deformaciones inadmisibles. Al bajar al sótano, descubrimos que el propietario de un bar, que lo utilizaba como almacén había quitado un pilar años antes para poder meter más bebidas. Toda la escalera estaba prácticamente en el aire.
Aún así, no se derrumbo. En construcción, muchas veces los edificios se aguantan con el bigote de una gamba.
Pero mucho cuidado con las obras en las que un señor “que lleva toda la vida haciendo esto” entra armado con una maceta y cortafríos, masticando un palillo centenario. Hay kalashnikov que han hecho menos daño. El mundo está lleno de técnicos deseosos de demostrar sus conocimientos.
Aprovechadlos bien.

Edificio en Kazajstan. Parece ser que si tuvo algún que otro problemilla

1 comentario

  1. Dice ser Melisa

    Tu pensabas en el derrumbe de las torres, yo en un Pearl Harbour y una tercera guerra mundial.Toda la razón en lo demás. As usual. E interesante. Cada vez más.

    25 Abril 2012 | 20:07

Los comentarios están cerrados.