Entradas etiquetadas como ‘correr’

Isa Macías, correr como un galgo, correr con un galgo



Mirad este breve vídeo, porque es una delicia
. En él aparece Isa Macías, atleta olímpica y subcampeona de Europa a la que sigo desde hace bastante tiempo porque es un placer leerla. Os aconsejo que fichéis su blog y sus redes sociales.

Junto a Isa corre tanto como juega una galga. Se llama Dina, tiene su propia cuenta de Instagram y es una galga que fue abandonada en Ciudad Real y ahora vive y corre en la mejor compañía por tierras de Zaragoza.

Viendo ese vídeo hace unos pocos días, pensé que sería interesante traer a este blog casos así, de animales que, como Dina, lograron su segunda oportunidad a manos de personas relevantes por su actuación en el ámbito del deporte, el arte, el periodismo, la ciencia… (se admiten sugerencias). Una forma de afrontar la protección animal en positivo (que falta hace), de difundir la adopción como primera opción cuando se desea sumar un animal a la familia, de que esas personas de mérito sean ejemplo a seguir.

Como Isa Macías y Dina han sido las que me han inspirado, con ellas empiezo.

Ilustración de 'El galgo Azul'.

Ilustración de ‘El galgo Azul’.


¿Dina es tu primera perra?

Si, la familia tuvo hace años un pastor alemán, pero yo era muy pequeña. Hasta que no comencé a vivir con mi pareja, no me podría ‘permitir’ el tener la responsabilidad de un perro por lo hermético de mi horario. Así que efectivamente, podemos decir que Dina es mi primera perra.

¿El pastor alemán también fue adoptado?
Creo recordar que nuestro pastor alemán vino a casa ya adulto, pero no sé si adoptado, eran otros tiempos. Dina es mi primera galga, y si tuviera espacio y tiempo, tendría un par más de este raza…estoy enamorada.

Puedes contarme un poco porqué decidiste adoptar, dónde fue y cómo fue el proceso.
Siempre había querido tener un perro, pero mis responsabilidades no me lo han puesto demasiado fácil hasta ahora, y en casa no querían. Mi marido, al ser de Dos Hermanas, conoce la fundación Benjamin Mehnert y la difícil situación de los galgos, y a mí esta raza siempre me había fascinado (será por mi pasión por correr). Así que, aunque no pudiese tener mascota, sigo a muchas fundaciones y asociaciones por redes sociales, e intento hacerme eco de algunos casos para intentar ayudar a encontrarles hogar. Y de una pequeñita de Zaragoza, Adopta Zaragoza, surgió mi flechazo con Dina. Vi una foto suya y la compartí, pero desde que la vi, pensaba que esa perrita era para mí.

Recuerdo que estábamos en Segovia de concentración, mi marido Luis, Kevin López (que tiene tres perros) y yo, y entre los dos me terminaron de convencer. Dina estuvo tiempo en una casa de acogida, pero no encontraba hogar, ¡era una señal!. Así que hablé con la asociación, fui a visitarla y después de acabar la temporada vinieron ellos a casa. El proceso fue sencillo, firmé el contrato y Dina vino sana y en regla a su nuevo hogar.
Te dejo la entrada que escribí en su momento.

¿Lo recomendarías? ¿Por qué?
Claro que lo recomiendo. Habiendo tantísimos perros necesitando un hogar, no me gusta demasiado la cría para comercializar. Si bien, cada uno es libre de elegir su mascota y su origen, a mí me encanta saber que Dina tuvo una oportunidad, además siendo una cachorrita. Creo que la adopción es un proceso muy bonito.

¿Por qué un galgo?
Porque veía que sería una raza a la cual nosotros podíamos darle la actividad que necesita: correr. Además, ahora que sé como son de carácter, creo que ya no podría tener otra raza y menos sabiendo el gran número de galgos que se abandonan cada febrero.

¿Cómo es Dina?
Es maravillosa en casa, duerme casi todo el día (de hecho en el piso casi es como un gatito), y aunque es algo cabezona en momentos dados, es muy cariñosa y expresiva. Tiene un carácter muy tranquilo, no se mete en las peleas del parque y le encantan los niños. Dina es extremadamente inteligente, y tiene una memoria espacial alucinante.

Un cosa que me gusta es que no ladra en casa, de hecho solo ladra para jugar o cuando ve a un gato. Aunque sí diré que es muy llorona. Terminas entendiendo que quiere en cada momento.

El vídeo en la que e la ve corriendo y jugando a tú lado es maravilloso. ¿Cómo es correr junto a un animal tan bien preparado para ello? ¿Lo hacéis con frecuencia?
Intento llevármela al menos un día todas las semanas, aunque tengo que buscar un entrenamiento que la estimule, que no la aburra por el ritmo y que tampoco sea de demasiados kilómetros. Porque ella es muy de correr a su aire, sin perdernos de referencia, pero se para, olfatea, persigue pajarillos…y al final termina haciendo series de cambios que la dejan exhausta. A mí me encanta poder entrenar con ella, a veces he salido solo a hacer un rodajito para poder sacarla, jejeje.

¿Te planteas competir en canicross con ella? Barreríais seguro.
¡Que va! Dina no cumpliría el reglamento de ir delante, no es muy de tirar corriendo, ella va a tu vera. Además, con mi competición ya tengo bastante… Seguro que si Dina hiciese canicross elegiría a Luis, que corre mucho más que yo (es que en la familia llevamos muy arraigada la competición).

1420821874646

Y no me puedo resistir a terminar trayendo a un perro que necesita la segunda oportunidad que tuvo Dina, un cruce de galgo que está en la perrera de Hellín y no deja de llorar. su tristeza es tanta que ha dejado de comer y necesita con urgencia acogida o adopción:

La ‘sanperrestre’ madrileña

Según el comunicado que me llega de El Refugio, cientos de madrileños con sus perros participaron en la I edición de “La sanperrestre” organizada por la famosa protectora madrileña.

Me ha parecido una iniciativa simpática y por eso la traigo aquí hoy. Ya en el pasado hablé de cómo otra protectora madrileña, ACUNR, organizó una canicross para recaudar fondos.

Lo del canicross, que es como se llama a correr con perro, es una magnífica manera de compartir tiempo y ejercitarnos con nuestros perros. Prometo hablaros pronto más a fondo de esa práctica deportiva que yo me plantearía practicar de no ser porque mi perra, con trece años, ya no está literalmente para esos trotes.

“La sanperrestre” de El Refugio: una carrera muy especial en la que no hay cronómetros, ni jueces, ni medallas; pero sí una salida y sobre todo una meta: disfrutar con nuestros perros.

El Refugio organiza la primera carrera en la que se sabe quién va a ganar antes de que empiece: los animales abandonados, porque la recaudación de las inscripciones se destinará íntegramente a ellos.

Desde El Refugio piden al nuevo Gobierno una ley que permita el libre acceso de personas con sus perros a espacios públicos: metro, autobuses, trenes, museos, restaurantes, comercios, playas, zonas verdes, etc…

El éxito de participación indica que ésta puede ser la primera edición de una carrera que acabe convirtiéndose en toda una tradición.

“Me siento muy feliz del éxito de esta primera edición de “La sanperrestre”. Es una auténtica gozada ver a tantos ciudadanos disfrutando juntos con sus perros. Desde El Refugio le pedimos a Mariano Rajoy que sea sensible al hecho de que somos muchos millones de españoles los que tenemos perros, y queremos una ley que nos permita poder hacer todo lo que hacen los ciudadanos que no los tienen”. Manifestó Nacho Paunero, presidente de El Refugio.