BLOGS
En busca de una segunda oportunidad En busca de una segunda oportunidad

-Los hombres han olvidado esta verdad -dijo el zorro-, pero tú no debes olvidarla. Eres responsable para siempre de lo que has domesticado- 'El Principito'. Antoine de Saint-Exupéry.

Archivo de la categoría ‘Sin categoría’

‘Conducta animal’, una película animalista en cocina, con Lluvia Rojo y Adrián Lastra

No sé mucho de este proyecto cinematográfico, lo confieso. En parte porque aún anda en cocina (vegana). No obstante, con la promesa de contar más en un futuro, no quería dejar de destacar que Conducta animal existe, que está en proceso, para ese seamos más los que le sigamos la pista.

¿Por qué? Hay varios motivos:

Su protagonista es Lluvia Rojo, a los que la mayoría conocerán por su papel en Cuéntame y que es una reconocida activista de los derechos de los animales. Hace de cocinera vegana en busca de venganza, nada menos.

Porque tras la película está Miguel Romero (periodista y director de cine, nominado al goya y nominado como mejor realizador de tv por el programa BuscaMundos) que asegura que el mensaje que intenta difundir la obra es la lucha por los derechos de los animales.

Porque hay protectoras de animales detrás y delante de las cámaras. “Las protectoras que intervienen y que han supervisado el rodaje, dando fe y comprobando que ningún animal sufriera ni el más mínimo malestar, son A.L.B.A y Doghorsecity, que llevan trabajando en España más de dos décadas y que, entre ambas asociaciones, rescatan y encuentran un nuevo hogar para más de 4.000 animales”.

Porque la película es un trabajo colaborativo en el que también participan Adrián Lastra (Velvet, Fuga de cerebros, etc), Jordi Sánchez (El “recio” de Laqueseavecina), Álex O´Doguerty, Enrique Villén y muchos otros.

Y porque la promocionan bromeando con que inaugura el género del gore vegano.

¿No os ha picado la curiosidad?

EliteVeterinaria, una red altruista de veterinarios especializados para ayudar a particulares y a otros veterinarios

Estos días de verano me ha escrito Jorge López, fundador de la plataforma EliteVeterinaria.org, para presentarme su labor.

No conocía la existencia de esta iniciativa de ayuda veterinaria, que, la verdad, me parece loable.
Os cuento un poco lo que me explica Jorge al respecto: esta red online agrupa “a un equipo de consultores especialistas de gran prestigio y reconocimiento que invierten su tiempo y orientan a propietarios y veterinarios generalistas de forma altruista, ante casos complejos o críticos a fin de localizar un especialista o centro con medios y experiencia en patologías concretas (independiente de si ese centro veterinario está o no en la plataforma)”.

Un equipo al que está invitado a sumarse cualquier veterinario especializado que quiera sumarse.

¿No os parece una idea fantástica? Es cierto que muchos de nuestros veterinarios del barrio son excelentes en lo suyo, que es ser el equivalente al médico de familia de nuestro ambulatorio, pero cuando la dolencia escapa a lo habitual se pueden encontrar perdidos. Y nosotros con ellos. Me vienen a la memoria varios casos en los que este soporte hubiera podido ser útil.

Aunque no pretenden en ningún caso saltarse a ese veterinario de referencia. Así lo explican en su web:

EliteVeterinaria.org NO ES un medio para que el propietario del paciente se salte una figura tan importante como lo es su veterinario de familia. De hecho no se admitirá ningún caso a valorar que no haya pasado previamente por el veterinario generalista y contemos con sus exploraciones y conclusiones diagnósticas. El perfil ideal del servicio es poder trabajar en conjunto con el veterinario generalista de familia.

Desde EliteVeterinaria.org no se atenderán consultas de veterinaria general, se atenderán exclusivamente las debidamente informadas y cuando el veterinario generalista considere que el paciente precisa ser derivado. Estando en todos los casos valorados por el equipo de consultores veterinarios.

Un soporte que hay que insistir en que es altruista:

“Toda esta ayuda se hace sin ningún tipo de coste para el propietario o veterinarios que nos contactan solicitando ayuda especializada No hay ningún tipo de contraprestación económica, nuestro objetivo es salvar vidas o ayudar a la calidad de las mismas”.

Los veterinarios especializados que participan en ella no sólo dan muestra de su profesionalidad, también de su amor por los animales y de su interés por mejorar la realidad que nos rodea.

Os prometo ahondar un poquito en el tema, tengo interés por saber de su relación con la protección animal. Pero no quería esperar más para presentar la iniciativa.

Si de momento queréis saber más os recomiendo leer, además de la propia web de EliteVeterinaria, dos contenidos de SrPerro (una web obligada para todos los amantes de los perros) que profundizan en lo que hacen.

EliteVeterinaria, una plataforma para ayudarnos a localizar a veterinarios especialistas.
Veterinarios especialistas que comparten sus conocimiento de forma altruista. Sí, es posible

¿Qué os parece la idea? ¿No creéis que merece la pena difundirla?

Firma para proteger al lobo ibérico #quenotecuentencuentos

Los que me seguís sabéis que no suelo hablar de empresas. Es raro no, rarísimo. Igual que lo es que aparezca aquí algún producto del creciente mercado de animales de compañía. Y eso que no hay nada de malo en el periodismo de producto bien hecho, ese que es honesto y recomienda aquello que efectivamente merece la pena a ojos del que lo ha probado, por mucho que ese tipo de periodismo se esté devaluando en estos tiempos de popularidad vinculada a redes sociales.

Pero volvamos al carril, que me voy del tema. Simplemente quería hacer notar que este blog no es para hablar de empresas o de productos, pero hoy voy a hacer una excepción que nace del corazón porque creo que merece la pena.

Lush es una empresa de cosméticos que muchos conoceréis porque sus tiendas son el equivalente a la fábrica de chocolate de Willy Wonka, nadie que haya entrado en una de ellas olvida cómo huelen. Tal vez menos sepan que todos sus productos presumen de no haber sido testados en animales, algo que deberíamos mirar con lupa cada vez que compramos cosméticos, porque del uso de animales de laboratorio para hacer avanzar la medicina tal vez se pueda discutir, pero de su uso para ponernos un colorete o un eye-liner sin que nos salga una alergia ya es otro cantar menos discutible.

Yo conocí a Lush por dedicar, recursos, tiempo y espacio a toda iniciativa en defensa de los animales que les propusieran: presentaciones de libros, cuentacuentos, charlas de todo tipo…

Ahora esa empresa se ha embarcado en una campaña en defensa del lobo ibérico y me apetece hacerles eco.

Se llama #MáslobosCaperucita (también #quenotecuentencuentos), ya está en marcha y consiste en que todo lo recaudado durante un mes con las ventas de la crema solidaria Charity Pot (siempre que lo compréis, da igual el mes, apoyaréis alguna buena causa) irá destinado a asociaciones locales que luchan por su protección.

Además de dinero, se logrará mayor visibilidad para la causa de salvar a este animal tan fascinante como amenazado.

Así lo explican ellos:

Las batidas de esta especie única en Europa vienen a responder más a demandas de ciertos sectores
ganaderos que a criterios racionales. En muchos casos el desconocimiento o la animadversión heredada
a la especie hacen que algunos sectores de la población demanden este tipo de acciones.

El tipo de ganadería extensiva moderna ha evolucionado a tener el ganado sin control en los montes públicos
queriendo eliminar la fauna salvaje por ser competencia o amenaza. Eso no es un desarrollo sostenible
con el medio natural. Existen alternativas y métodos para el manejo ganadero que eviten las bajas por
lobo cuando además la administración ya indemniza los daños por fauna salvaje al ganado.

Es posible que cuando queramos reaccionar y evitar la desaparición de la especie, sea demasiado
tarde.

¿Qué queremos conseguir?

  • La protección estricta del lobo ibérico en toda España y Portugal Paralizar de forma inmediata los planes o decretos de control de la especie. El lobo es un elemento clave en el funcionamiento de los sistemas ecológicos naturales, así como en la restauración de la biodiversidad, teniendo en cuenta su escasa variabilidad genética y el pobre conocimiento de sus poblaciones debería ser una especie protegida en España, como ya lo es en Portugal desde el año 1988.
  • Paralizar de forma inmediata los planes o decretos de control de la especie Los controles de población son medidas de gestión ineficaces, implantadas sin conocer qué individuos pueden estar realmente generando conflictos y en muchas ocasiones sin poder descartar que la autoría se deba a perros incontrolados (no necesariamente salvajes). Los controles de población implican mortalidad aleatoria en una especie que forma grupos familiares muy estructurados siendo gran parte de los lobos pertenecientes al territorio de Portugal ya que al ser una especie nómada no entienden de fronteras.
  • Fomentar la coexistencia entre el lobo y la ganadería extensiva Mantener una población de lobos en estado favorable de conservación, como dicta la Directiva Hábitats de la UE, ya que puede ser compatible con la explotación ganadera de pastos.
  • Disminución de la presión cinegética (caza) sobre presas salvajes del lobo (corzo, ciervo, jabalí, etc.).  Para lograr la conservación del lobo y reducir el número de ataques al ganado es fundamental disminuir la presión sobre sus presas salvajes, lo cual además evitaría o reduciría la necesidad de los descastes que se realizan de estas especies por la ausencia de grandes carnívoros. El más eficiente controlador natural es el lobo.

Puedes apoyar la iniciativa firmando la petición y usando los hashtags que proponen.

Carta a la dueña de #Pesesín (porque estoy preocupada por su futuro)

@madafaca19

Te la jugaste. Tienes que reconocerlo. Te la jugaste y te salió bien. Le salió bien sobre todo a #Pesesín, que ha sobrevivido. Lo dejaste en el portal, igual que la vecina de mi madre deja sus plantas para que se las rieguen los vecinos.

Era fácil que acabase muriendo pronto por un exceso de comida. Y no, esas muertes frecuentes en los peces que se tienen como mascotas no se producen porque el pez reviente de tanto comer como muchos creen. Ni mucho menos. El problema es que no comen todo, los restos se quedan en el fondo y el agua se estropea rápidamente.

La cuestión es que se libró. Igual que se ha librado de caer con los cambios de agua que le han hecho algunos vecinos, que espero que supieran que hay que tratar el agua para que no tenga cloro. Si fueron más bienintencionados que informados, lo mismo su delicado cuerpo ha quedado dañado por ello y no lo sabemos. Es indetectable hasta que mueren.

Tienes que reconocer también que el agua no se ve precisamente cristalina en alguna de las fotos que se han compartido en redes sociales.

Un comedero automático programable, un inventazo.

Para el futuro te recomiendo otra solución: un alimentador automático para acuarios. Los hay de muchos tipos y precios, las pilas les duran un montón, y te puedes ir de vacaciones tan tranquila sabiendo que está alimentado con la cantidad y frecuencia idónea. Los puedes encontrar desde siete euros. Los míos no son mucho más caros y permiten incluso que les suelte muy poquita comida varias veces al día que es lo más sano para los peces, lo más cercano a su forma natural de alimentarse. De hecho me consta que ya alguna empresa se ha ofrecido a regalártelo. Yo que tú lo aceptaba.

Vale que lo tuyo ha sido una solución más imaginativa. Y ha hecho gracia a mucha gente. A mí también, hasta que me pongo en el lugar del pobre pez. Me hubiera gustado saber si hubiera habido tantas risas (incluso de la @Policía) si se tratase de un perro o un gato. Pero, claro, los peces son mascotas de segunda fila. ¿No? (eso va más por la Policía que por ti).

En fin. Hubo suerte y sobrevivió. Hagamos borrón y cuenta nueva. Y crucemos los dedos para que no empiece a ser tendencia.

En realidad, por lo que te escribo, es porque sigo preocupada por Pesesín. Lo tienes en un acuario en el que va a acabar muriendo. Por si acaso en el interior de tu piso no le espera uno mejor (si es así, perdona), te cuento y así se enteran otros que quieran tener peces así de mascota: los peces de agua fría como él necesitan, si quieren llegar a adultos y seguir nadando, al menos cuarenta litros por cabeza. Ahí no los hay ni de lejos. Y un buen sistema de filtrado. Porque tienen un tránsito intestinal la mar de saludable, ya me entiendes, y no es nada recomendable que naden en su propia caca como te podrás imaginar. Por lo mismo, y por más motivos, las plantas naturales son más que recomendables. De buen rollo te lo digo.

Mira, te dejo algunos enlaces. En la web especializada ElGoldFish tienes los diez errores más comunes con estos peces. El ciclo del agua es algo que todo aquel que quiera tener peces debe conocer, por muy rollo que suene al principio leer sobre nitritos, nitratos, ciclados, bacterias beneficiosas y demás.

Y si te animas a buscar un acuario mejor, más grande, con un filtrado potente, no te emociones buscándole compañía. La sobrepoblación de los acuarios, el hacer ensaladas de peces incompatibles, suele ser otra de las causas de exterminios masivos de peces ornamentales.

Hace ya casi cuatro añitos que escribí aquí un post sobre el animalismo aplicado a la acuariofilia. Lo mismo también te viene bien echarle un ojo. Sé que la acuariofilia no está bien vista en muchos sectores conservacionistas y proteccionistas, y con razón, por el expolio en los hábitats originarios, la introducción de especies invasoras y el poco respeto a la vida de los animales a los que se trata como ornamentos más que como a seres vivos. Es cierto, eso pasa mucho, pero yo, que llevo desde muy niña mojándome por mis peces, creo que también se puede disfrutar y aprender con los acuarios desde el respeto a la vida de estos preciosos seres.

En aquella serie de consejos que publiqué terminaba diciendo: “Por último y fuera ya del decálogo: nunca, jamás, bajo ningún concepto, mantengáis los populares peces rojos de toda la vida en peceras, por grandes que os parezcan los recipientes. Ese tipo de peces necesitan muchos litros de agua y están condenados a convertirse en cadáveres antes o (poco) después”.

Estás a tiempo de darle un buen futuro al pez más famoso de España.


Arriba, algunos de los pesesines que he tenido a lo largo de los años.

Contenidos relacionados:

Tanto protectoras como criadores protestan por el reglamento de protección animal de Madrid

Hace mucho que quiero escribir sobre el proyecto de decreto por el que se aprueba el reglamento de la ley 4/2016 de protección de animales de compañía de la Comunidad de Madrid. Un borrador del que llevo un par de semanas escuchando quejas procedentes de todas las direcciones, direcciones a veces enfrentadas. Hay por ahí desde entonces un hashtag vinculado a esas quejas: #noreglamentocam.

La última llegó este jueves de un grupo de 59 asociaciones de protección animal madrileñas, la mayoría sin refugio, que se declaran “realmente decepcionadas” con la propuesta de regulación. Y que 59 asociaciones protectoras olviden diferencias y se junten en tal número no deja de ser noticia por sí sola. Ojalá hubiera una mayor unión y colaboración en entidades que se supone que tienen un objetivo importante y común, aunque en el proceso para llegar a él tengan distintas aproximaciones y filosofías.  No es que ese hacer frente común no exista, pero lo hace de manera poco coordinada e insuficiente y, por desgracia, también abundan las rencillas.

Pero esa es otra historia. Volvamos al borrador, para cuya elaboración destacan que “no se ha contado con la participación de ninguna entidad de protección animal de la región”.

En un extenso comunicado (disponible para descarga aquí en PDF) exponen su punto de vista y el porqué de sus quejas, añadiendo que “la gran mayoría de asociaciones de la Comunidad de Madrid han presentado extensas alegaciones al texto y esperamos que sean atendidas”, destacando que “el sacrificio 0 del que presume el Gobierno regional será inviable” con esta normativa.

Voy a resumir mucho sus quejas:

La principal hace referencia a la distinción que hace el reglamento entre protectoras con y sin refugio, dificultando la labor de las segundas.

Estas 59 protectoras aseguran directamente que “de ser aprobado sin modificaciones concretas, supondría la desaparición de las protectoras que no poseen centro de acogida propio, ya que el texto, por ejemplo, les quita la posibilidad de poner los microchips de los animales a su nombre y, con ello, la gestión de su salud y bienestar y la potestad de buscarles una adopción responsable”. Aseguran que en una reunión con director general de Agricultura y Ganadería de la Comunidad de Madrid, José Luis Sanz, se les aseguró que era un error de interpretación y su disposición a añadir la figura de asociaciones sin albergue propio, pero recogen que declaraciones posteriores de Sanz parecen contradictorias.

Muestran además su “absoluta disposición a ser reguladas y a pasar por cuantos controles sean necesarios”. Y “no entienden la distinción que, desde la administración, se pretende hacer entre unas entidades y otras, en función de poseer un centro de acogida o no”. Para ellas “una regulación real y efectiva debería basarse en puntos como los protocolos veterinarios, el estado de los animales o los procedimientos de adopción que se llevan a cabo” y no en la posesión de un terreno o unas instalaciones.

Aunque tras este post de hoy sigue pendiente mi análisis en profundidad del reglamento (no todo es malo), ya os adelanto que estoy totalmente de acuerdo.

Otra reclamación que comparto, es que piden que no se dejen fuera a otras especies de animales domésticos, que no se realicen “discriminaciones regulatorias a favor de la protección de perros y gatos” ya que “la realidad de los animales de compañía es mucho más amplia”. Los “pequeños animales como roedores, aves, reptiles, etc.” defienden que “necesitan estar recogidos en el reglamento para no permanecer en el limbo legal en el que se encuentran, tanto ellos como las asociaciones que se dedican a su protección”. En este sentido también destacan que pese a que “la propia Comunidad de Madrid ha admitido en varias reuniones el reconocimiento de los animales de santuario como animales de compañía, se ha perdido la oportunidad de recogerlo en este reglamento”.

La norma obliga a la esterilización de los perros y gatos que se den en adopción. Perfecto, de hecho es algo que las asociaciones serias vienen aplicando desde hace años. El problema es que esa obligación no se extiende “en los animales para venta o que formen parte de rehalas o perreras deportivas. Como si estos animales no conllevasen, si cabe, mayor riesgo de ser utilizados para la cría descontrolada y, como consecuencia, posteriores abandonados”.

Echan en falta, con razón, que la Administración “promueva campañas de esterilización a bajo coste, así como campañas de información dirigidas a los propietarios explicando las ventajas de esta cirugía”. Igual que acusan la falta concreta de medidas de “fomento de la adopción o la realización de actividades divulgativas, educativas e informativas en materia de protección animal y tenencia responsable de animales de compañía”.

Y otro aspecto que destacan es “la prohibición de que los mal considerados perros potencialmente peligrosos puedan entrar a establecimientos o al transporte público. Es una medida que los estigmatiza y puede disuadir a sus futuras familias de adoptarlos”. Lo tachan de “despropósito”. Igual que califican como “desatino”, que no se puedan dar en adopción animales que tengan “enfermedad infectocontagiosa o parasitaria transmisible al hombre o a los animales”.

Eso es último es algo que yo ya me planteé en el momento en el que se habló por primera vez del sacrificio cero en Madrid. ¿Enfermedades controlables como la leishmania o la inmunodeficiencia felina harán a un animal inadoptable? Absurdo. Estas asociaciones señalan que desde la Comunidad de Madrid hablan de nuevo de problemas con la interpretación. Veremos…

Resulta interesante que también la Real Sociedad Canina de España haya protestado por este borrador en un comunicado anterior (aquí está el PDF íntegro con las consideraciones de la RSCE) y presentado alegaciones, aunque de un orden muy distinto al de las protectoras, dado que consideran que “las limitaciones que establece este Proyecto de Decreto a la cría de animales son perjudiciales para la mejora y conservación de las razas y podrían provocar el detrimento de la cría en la Comunidad de Madrid, frente a otras CC AA”.

También resumo:

La RSCE considera que “la necesidad de una autorización del Ayuntamiento para tener más de cinco perros y/o gatos en un mismo domicilio podría suponer una infracción del derecho constitucional a la propiedad previsto en el art. 33 de la Constitución Española”. Y también cree que “las inspecciones en los domicilios previstas en este mismo artículo podrían suponer, en opinión del Comité de Dirección, una vulneración del derecho a la intimidad y a la inviolabilidad del domicilio”.

Añaden que “este proyecto ignora una realidad que es la cría que particulares realizan como una actividad secundaria, sin fin comercial o lucrativo, sino que se trata de personas “apasionadas” de la cinofilia, que pretenden cruzar sus ejemplares con otros de similares características para mejorar y/o preservar la raza, así como preparar a sus animales para poder participar con ellos en exposiciones, pruebas y actividades diversas”.

Hombre, habrá amantes de la cinofilia que obren con cuidado y conocimientos, no digo que no. Tal vez la RSCE también esté obviando aquí la enorme problemática de la cría a tontas y a locas, con y sin ánimo de lucro, y la aún más enorme problemática de los cientos de miles de abandonos anuales.

Pero sigamos con sus reclamaciones. Se quejan, precisamente de las trabas que se pone a la cría al regular la esterilización de los perros potencialmente peligrosos: “En opinión de la Real Sociedad Canina de España, no es una práctica recomendada por los especialistas veterinarios ya que, si el fin es evitar la reproducción incontrolada y compatibilizar esta con el bienestar animal, existen otros medios para ello menos nocivos para el animal que la esterilización; además, los medios que se utilicen deberá establecerlos la Administración sin causar un perjuicio a los animales”. Mencionan a un único veterinario, D. Joaquín Cerdeira, coordinador veterinario del Comité Científico de la RSCE. Y hablan de un informe adjunto a las alegaciones, pero no lo han facilitado a los medios.

Habrá especialistas veterinarios que no la recomienden, pero se agradecería mayor concreción respecto al perjuicio que causa la esterilización a los animales o porqué es algo nocivo, porque va en contra de lo que he oído a todos los profesionales cualificados a los que he entrevistado (y cuyo negocio no dependía directamente de la cría). Aquí les dejo enlazado un documento en PDF del Consejo de Colegios Veterinarios de Cataluña recomendando la esterilización de animales de compañía, “como una medida responsable de los propietarios ante la salud de las mascotas y los problemas derivados de la superpoblación. Pero, a menudo, la esterilización de las mascotas ha ido acompañada de una serie de tópicos que dificultan su práctica. Los veterinarios han analizado y desmontado los tópicos con que se encuentran los veterinarios en las clínicas cuando plantean la necesidad de la esterilización”.

La norma “exceptúa del concepto de criadero los domicilios particulares en los que convivan un propietario con un máximo de dos hembras de su propiedad” y se quejan de que se limite “la cría a entidades o personas que no tienen la consideración de criadero a dos camadas por hembra“. También protestan porque “las entidades o personas que no tengan la consideración de criadero no pueden proceder a la venta de los animales, sino que solo pueden cederlos de forma gratuita, entendemos que esto infringe no solo el derecho de propiedad”.

En un punto concreto recogen que “dado que se establece edad mínima para la cría, también debería establecerse una edad máxima para ello”. Eso se agradece, la verdad, porque la mayor parte de sus protestas están enfocadas al negocio de la cría (o a la pasión por las razas y mejorarlas si se prefiere así), pero pocas parecen tener como objetivo el bienestar de los animales.

Pero vamos, volviendo a la norma de la Comunidad de Madrid, lo cierto es que no contenta ni a unos ni a otros.

Iremos viendo y contando cómo se desarrolla definitivamente la ley que protege a los animales de compañía madrileños.

Un último regalo que nos permiten hacer a nuestros animales y no a los seres humanos que más amamos

Nos permiten hacer por nuestros animales lo que no nos dejan hacer por los seres humanos que más amamos, por nuestros hijos, por nuestros padres, por nuestras parejas.

Mi perra es muy anciana. Tiene unos diecisiete o dieciocho años y un buen estado de salud teniendo en cuenta su edad. No tiene dolores, come con apetito, disfruta de sus paseos, amaga el juego con otros perros y es la primera que viene a recibirme, feliz como el primer día, cuando cruzo mi umbral.

Tiene un tumor en la pata y otro en la mandíbula, creciendo bajo control, probablemente también algo de demencia senil, y las fuerzas justas. Pero nada de eso le impide hacer una vida normal.

No me engaño, más pronto que tarde me tocará despedirme de la que ha sido mi compañera desde que tenía 27 años, y ya tengo 41. Me ha acompañado en la maternidad, cambios de trabajo, todo tipo de problemas y alegrías. Todo eso que significa vivir. Cuando tenga que decirla adiós para siempre será doloroso por mucho que haya querido mentalizarme de que ha tenido una vida larga y feliz que ya la ha hecho olvidar las penurias de sus primeros años en malas manos, en manos maltratadoras. Será muy duro, pero es un peaje que estoy dispuesta a pagar. Que ya he pagado en el pasado.

Os voy a confesar que hay algo que me consolará cuando llegue el momento, que me consuela ahora cuando lo pienso. Y es que podré mantener la promesa que le hice al adoptarla, que hice a todos mis animales: darle una buena muerte, igual que le he dado una buena vida. Cuando arañar unos días más ya no tenga sentido, cuando vivir le duela y no le aporte, cuando no haya razón para seguir peleando, la dejaré marchar de la manera más dulce que sea capaz, en nuestro hogar si las circunstancias lo permiten.

Sé que no tendré que verla sufrir esperando a que la muerte llegue sin invitación, no tendré que presenciar una larga agonía sin sentido, sé que tendré en mi mano liberarla y dejarla marchar dignamente ahorrándole padecimientos. No será una decisión fácil, aunque con frecuencia, al mismo tiempo, sí que lo sea. No quiero imaginar la impotencia y el dolor si no pudiera hacerlo, si no pudiera hacer ese último regalo.

Un regalo que nos permiten hacer a nuestros animales y que es imposible para con los seres humanos que más amamos, por nuestros hijos, por nuestros padres, por nuestras parejas.

He visto, en mi entorno, hijos, padres, parejas, que estuvieron meses, años, postrados, sin esperanza, esperando una muerte que no era lo suficientemente misericordiosa como para presentarse pronto. Misericordiosa sobre todo con ellos, pero también con los que les rodeaban, cuidaban y amaban.

He hablado con gente que estaba o estuvo en esas circunstancias, la del cuidador que sufre sabiendo que lo único que puede esperar es la muerte, que será tan bien recibida cuando cruce el umbral de esa casa como yo cuando entro en la mía por mis perras. Y todos ellos, daba igual su edad, su educación, sus creencias religiosas, sus opiniones políticas… todos ellos me daban la razón. Ojalá nos dejaran hacer por nuestros perros y gatos lo que no nos dejan hacer por aquellos a los que amamos, por nosotros mismos. Es inhumano, no es compasivo.

Yo no querría verme doliéndome o ausente de mí misma o ambas cosas, aguardando la liberación de la muerte y teniendo atados a mi alrededor a los míos. Yo querría para mí ese último regalo antes que verme encamada, hecha una llaga y ajena al mundo.

He hablado con mucha gente, daba igual su edad, su educación, sus creencias religiosas, sus opiniones políticas, y nadie querría prolongar su vida en esas circunstancias.

No, no nos permiten hacer por nosotros y los nuestros lo que nos dejan hacer por nuestros animales.

Injusto e inhumano.

(Miguel Ángel Dorado)

Feliz #DíaDelPerroSinRaza, un día para reconocer al amigo animal más frecuente del hombre

Feliz 28 de mayo, feliz día del perro sin raza. Un día que no quiere hacer de menos a los perros con raza, pero sí poner en valor a los mestizos, los compañeros más habituales que tenemos los humanos.

Un día que impulsó 20minutos y que ya vuela solo, como debe ser. Un día necesario porque aún sigue habiendo demasiados casos de desprecio por la vida de estos animales. Demasiado abandono, demasiado maltrato.

Un día que nos sirve a los que compartimos vida con estos maravillosos animales para que les miremos con orgullo.

Son únicos. Celebrémoslo.

¿Conocéis su manifiesto?

Nadie rescata a los animales implicados en un accidente, no existen protocolos para ayudarles

Los animales no son cosas, claro que no, son seres vivos. No son reemplazables como un objeto. Sienten y padecen. Fundación Affinity tiene en marcha una campaña para hacernos entender algo tan básico a todos y para que haya un cambio en el Código Civil que lo contemple y cuya recogida de firmas ya cuenta con el apoyo de más de 265.000 personas.

Como parte de esa campaña en la que defienden (y que comparto) que #AnimalesNoSonCosas, este mismo miércoles alertaron de la indefensión en la que se encuentran los animales cuando tenemos un accidente de tráfico en el que ellos también están implicados.

Su suerte depende de si hay personas sensibilizadas y capaces de gestionar esa ayuda en los servicios de emergencias que nos atiendan o de que nosotros, pese a haber sufrido el accidente, podamos reaccionar, pedir y encontrar ayuda.

Si una persona viaja actualmente con su animal de compañía y sufre un accidente, los servicios médicos y policiales se harán cargo naturalmente de la persona accidentada, pero no existen protocolos ni está entre sus responsabilidades asegurar el bienestar del animal. Esto quiere decir que si el propietario no está en disposición de atenderle, nadie más lo hará.

Es el caso de Arantxa. Tras sufrir un aparatoso accidente de tráfico junto a sus dos gatas, Carla y Vita, con las que regresaba a su domicilio tras una visita rutinaria al veterinario, Arantxa tuvo que ser socorrida por los servicios de emergencia. No sabía nada de sus gatas. Aturdida y muy asustada, logró que los servicios médicos le permitieran hacer una llamada a una amiga, quien finalmente se acercó a recoger a Carla y Vita, que afortunadamente no habían sufrido lesiones.

Según afirma Isabel Buil, directora de la Fundación Affinity, “En un accidente, la indefensión del animal es total. Tenemos que asegurar el rescate de los animales implicados y procurarles atención veterinaria. En este sentido, el cambio del Código Civil para que los animales no sean considerados cosas, es el primer paso, y muy necesario, para seguir avanzando en la protección de los animales”.

En 2009 la Unión Europea realizó una modificación en su Tratado de Funcionamiento para reconocer a los animales como seres sintientes. Antes, otros países europeos ya habían dado el paso para adecuar sus leyes a la situación de los animales en la sociedad. Es el caso de Austria, Alemania o Suiza, que especifican en sus leyes que los animales no son cosas. Más recientemente Francia y Portugal también modernizaron sus legislaciones en esa misma dirección.

Por una ‘seguridad social’ para los perros de servicio una vez retirados

Hoy os traigo una petición que me parece del todo legítima. Tiene la forma de una recogida de firmas en Change puesta en marcha por la ONG de Barcelona Retired Dogs 112.

Cuenta con más de 60.000 firmas, pero más allá de las personas que hayan apoyado la petición o de las que lo acaben haciendo, es importante visibilizar la realidad que hay tras lo que solicitan, porque es legítimo que los perros que prestan servicio en los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado, todos y cada uno de ellos, tengan un buen final asegurado cuando ya no puedan trabajar, por vejez o cual quier otro motivo, y tener sus necesidades veterinarias cubiertas sería un paso importante.

Ya os conté hace tiempo que no me parece justo que su suerte dependa de organizaciones como Retired Dogs 112 o Héroes de 4 patas o de la buena voluntad de los profesionales que han trabajado con ellos, que por suerte abunda.

Por el mismo motivo sí me parece de recibo esa ‘seguridad social’, esa atención veterinaria que solicitan. Así lo explican en la petición:

Cada año miles de perros de servicio trabajan en los diferentes Cuerpos de Seguridad de nuestro país (Guardia Civil, Policía Nacional, Fuerzas Armadas, Policías autonómicas, Policías Locales, Protección Civil, Seguridad Privada, Bomberos, etc) para hacer de nuestra comunidad un lugar más seguro.

Estos perros están especializados en detección de drogas y estupefacientes, búsqueda de personas, rescate de personas, descubrimiento de restos biológicos, búsqueda de cadáveres, etc y así podríamos seguir porque ante una necesidad el perro pone su talento a disposición de todos.

Aunque, gracias a Organizaciones como RETIRED DOGS 112, se ha avanzado mucho con respecto a su adopción una vez retirados, desde nuestros inicios creímos en la necesidad de contemplar una “Seguridad Social” para todos aquellos perros que dieron sus años para y por todos nosotros.

Creemos que es justo que una vez retirados, la Administración Pública articule un sistema que permita que estos perros una vez adoptados responsablemente, reciban atención veterinaria y de otra índole, hasta sus últimos días, que complementen las atenciones que sin duda les darán sus familias adoptantes.

El impacto económico es ridículo en comparación a lo que ellos nos han dado y el impacto social sería inmenso, podríamos estar hablando de un salto cualitativo en cuanto a lo que somos como sociedad.

Por ello pedimos tu firma, sois y somos su voz, que se nos escuche.

¿Alguien interesado en dar una segunda oportunidad a uno de estos perros de servicio? Perros como los que acompañan este post y que tuvieron la suerte de encontrar una familia. En la página de Retired Dogs 112 hay mucha información sobre el proceso, pero os voy a dejar aquí un par de párrafos:

Todo aquel que toma la decisión de adoptar un perro retirado debe entender que está asumiendo una serie de responsabilidades que son perdurables en el tiempo: un perro debe ser tratado como un miembro de la familia y, por lo tanto, ser conscientes de que requiere atenciones, dedicación y tiempo. Debe tenerse en cuenta que Retired Dogs 112 recupera perros que llevan años apegados a un Guía con el que mantiene un fuerte vínculo emotivo y que la adaptación a la familia es un proceso que requiere especial cuidado y paciencia. Asimismo, hay que tener en cuenta que adoptar a un perro, independientemente de su origen, conlleva gastos económicos periódicos como cualquier otro animal de compañía: alimento, veterinario, correas, collares,… son algunas de las responsabilidades económicas que se deben valorar. Adoptar es un gran paso y debe distinguirse de un capricho pasajero. Adoptar a un perro de trabajo retirado es adoptar a un ser vivo, no a un icono de moda.

Desde Retired Dogs 112 te ayudamos a tomar la decisión, intentamos hallar el mejor perro para tí y te apoyamos durante todo el transcurso pre y post adopción para que el proceso sea un éxito y la familia esté preparada para la recepción del nuevo miembro en el hogar.

Para terminar os dejo con el vídeo de la campaña 12, que arrancó hace menos de un mes.

¡Iniciamos la Campaña #doce! Algunos de nuestros retired dogs viajan desde todos los puntos de España para reunirse en Bu Bup Parc (refugio de Fundación Altarriba) con el fin de ayudar a doce perros ancianos a encontrar hogar. En este vídeo veréis el día en que grabamos el teaser de la campaña y la sesión fotográfica con unos grandes profesionales para dar forma a la primera acción que nos permitirá difundir esta causa: la realización de un Calendario Solidario que estará a la venta a partir de mayo del 2017 y que, al tratarse de una causa especial, abarcará desde julio de 2017 hasta diciembre del 2018 (18 meses). En el vídeo además de poder conocer a nuestros protagonistas y a distintos miembros del Equipo de Retired Dogs 112, también podréis escuchar a Laura, una trabajadora de Fundación Altarriba que nos habla de la triste realidad de estos perros y su vida en el refugio.

*ADVERTENCIA: en el vídeo no se visualizan todos los perros en adopción. Si estáis interesados en conocer a los doce perros ancianos para adoptar contactad con nosotros en el correo adopciones@retireddogs112.com

Fotopets, el mejor blog solidario del año #Premios20Blogs

Ayer tuvo lugar la gala de entrega de premios de la XI edición de los premios 20blogs, unos premios que reconocen la labor de 20 blogs en distintas categorías, con dos premios extraordinarios: mejor blog entre todos esos 20 ganadores y mejor blog por votación popular.

¡Enhorabuena a todos ellos!

Aquí tenéis toda la información sobre el evento y podéis acceder a los finalistas y ganadores. Os recomiendo hacerlo porque hay auténticas joyas de todo tipo de temáticas y seguro que, si los recorréis, encontráis blogs que os encantarán.

Elena Buenavista

Pero hoy os quiero hablar de uno en concreto. En la categoría Mejor blog solidario, el ganador ha sido los retratistas de animales Fotopets.

El año pasado fueron finalistas, quedaron en puertas de lograrlo. Y así encaraban en esta ocasión la gala:

Vamos sin ninguna pretensión, al igual que el año pasado. Para nosotros, que el jurado haya decidido de nuevo que Fotopets y el Proyecto Invisibles sean finalistas de la categoría ya nos hace muy felices porque el Proyecto y los Invisibles que fotografiamos ya ha conseguido más difusión en nuevo público, y lo que es más importante, más posibles familias adoptantes de estos animales que fotografiamos.

A poco que estéis involucrados en protección animal seguro que los conoceréis. Por si no es así, os resumo lo que hacen.

Andrés López, fotógrafo, y Merce Alonso, escritora, recorren protectoras y eventos fotografiando perros y gatos que necesitan una segunda oportunidad. Llevan varios años dedicando mucho tiempo, esfuerzo y también dinero de su bolsillo para que esos animales cuenten con fotos impresionantes que, sin duda alguna, facilitan que una familia se fije en ellos y los adopte. Pero no solo hacen fotos, escriben sus historias. Y además publican otros contenidos que invitan a la reflexión:

Hace muy poco se constituyeron como ONG, un paso inteligente para alcanzar más y mejor.

Este año se han llevado su ‘enekito’ a casa y confío en que ese galardón suponga gasolina para ellos, para que sigan con su labor, tan necesaria.

Al ganar Fotopets también han ganado ellos, los invisibles: