BLOGS
En busca de una segunda oportunidad En busca de una segunda oportunidad

-Los hombres han olvidado esta verdad -dijo el zorro-, pero tú no debes olvidarla. Eres responsable para siempre de lo que has domesticado- 'El Principito'. Antoine de Saint-Exupéry.

Archivo de la categoría ‘Sin categoría’

CatDonalds y CatHotels, una iniciativa que aúna ingenio, solidaridad, reciclaje y arte urbano para proteger a los gatos de la calle

Llobregats es una asociación sin ánimo de lucro cuyo objetivo es “ayudar a mejorar la vida de los felinos de ciudad mediante el método CES (captura, esterilización, suelta)”. Una asociación que ha tirado de ingenio para ofrecer unas soluciones a los gatos de la calle que aúnan reciclaje y arte urbano y que “logran una dignificación del entorno de la colonia felina y que sus miembros estén controlados tanto en número como en estado de salud” y que está despertando, merecidamente, el interés incluso más allá de nuestras fronteras.

La primera vez que vi en redes sociales sus CatDonalds, puntos de comida y bebida, y sus CatHotels, refugios en los que descansar y protegerse de las inclemencias del tiempo, me dije a mí misma que era una iniciativa digna de conocer en profundidad, para que fuera un ejemplo para otros, para que sirviera de inspiración.

Así que me puse en contacto con ellos, con José Luis Rodríguez Espinosa y Pepi Rodríguez, para que me contaran un poco más de esta iniciativa y tuvieron la amabilidad de contestar a mis preguntas.

¿A quién se le ocurrió esta idea?
Somos una pareja que desde hace más de una década hemos cuidado de las colonias felinas de nuestro barrio. Los días de lluvia o frío se nos partía el alma verlos esperando bajo los coches empapados o congelados de frío esperando su única ración de comida diaria tarde en la noche para ser más discretos. Cuando nos convertimos en gestores de colonias vimos la oportunidad de terminar con ese sufrimiento tanto de los voluntarios como de los pobres gatetes. Trabajamos en un punto de reciclaje y se nos ocurrió la idea de intentar adaptar los contenedores que la empresa municipal desechaba por estropeados porque disponían ya de los permisos y estudios necesarios. Además también estaba la necesidad de dignificar las zonas evitando las típicas bandejitas de plástico reutilizadas por los voluntarios y los restos de comida que los vecinos bienintencionados les bajaban atrayendo insectos. No se nos ocurrió otra cosa mejor que instalar los puntos visibles para que todo el mundo viera que estaban bien alimentados.

¿Qué tipo de contenedores estáis usando y cómo los obtenéis?
Nos adaptamos a los que surjan dependiendo del lugar donde vayan a ser instalados. Si es un lugar céntrico y con poco espacio instalamos los pequeños donde tienen la comida, agua, bandeja para comida húmeda y si la/el voluntaria/o lo necesita también zona para almacenaje. Si es un lugar más apartado o protegido instalamos los grandes con cajas de porexpan para que puedan descansar tranquilos. Incluso hemos reciclado un congelador horizontal y lo hemos convertido en CatHotel para una voluntaria que nos pidió uno y en ese momento no disponíamos de ningún contenedor.

¿Qué criterios seguís en su ubicación?
Primero y principal que la colonia se mueva lo menos posible. Primamos el bienestar de los felinos no causándoles un estrés innecesario por traslado. Segundo el entorno. Si es vía pública mejor un CatDonald pequeño junto a una farola, en el lugar menos transitado y más discreto. Si es un parque o una instalación municipal entonces estudiamos la colonia, la ubicación y de lo que disponemos. Según van llegando diferentes materiales a nuestras manos vamos haciendo adaptaciones y/o modificaciones a los que ya están instalados estando siempre en mantenimiento y nosotros en constante reciclaje/reutilización.

Algo que hace que los CatDonalds/CatHotels sean diferentes y prácticos es que los que están en zonas limítrofes con bosques han sido diseñados y adecuados pensando en evitar que otros mamíferos –como los jabalíes o aves- puedan acceder al pienso, alimentarse privando a los felinos de su comida y acercarse demasiado a zonas habitadas, en concreto tenemos dos que han llamado la atención del departamento de protección animal de la ciudad de Barcelona pues actualmente tiene un verdadero problema con ese tema.


Lo de que estén decorados con arte urbano me parece un acierto. ¿Quién os está ayudando en este sentido?

Si el que has visto es este…

…has de saber que ese gato es uno de los integrantes de las colonias que cuidábamos cuando éramos los gestores responsables. Puedes ver su foto aquí. Este contenedor tiene además luz led reutilizada y el graffitero que lo decoró es: @Tuttigraffiti.

Queremos que sean un escaparate para concienciar el respeto hacia los demás seres vivos. Compramos las pegatinas por Internet, pero también están los graffiteros solidarios que, viendo esta labor, se ofrecen para decorarlos; dignificándolos y promoviendo su arte de una manera diferente que embellece la ciudad.

¿Contáis para llevar a cabo esta iniciativa con algún tipo de ayuda pública?

Ninguna. Todo lo que hemos hecho ha sido iniciativa nuestra, con materiales reciclados y lo que ha habido que comprar de decoración ha corrido a nuestro cargo.

¿Cuántas colonias y en qué lugar se están beneficiando de los Cathotels y los CatDonalds?
Pues la verdad es que contabilizamos más de medio centenar de ellas repartidas en varios municipios. Y esperamos que en breve se comiencen a multiplicar mucho más por el gran interés que está generando esta iniciativa.

¿Los gatos los han aceptado bien? ¿No hay animales reacios a usarlos?
Como bien sabes los gatos son desconfiados, pero a la vez muy curiosos. Algunos al principio pueden asustarse pero cuando ven a sus otros compañeros de colonia acercarse y comer entonces se olvidan de sus temores y van. Terminan por disfrutarlos y utilizarlos. Recordamos un post muy emotivo en Facebook que hizo una voluntaria al ver cómo los gatos de su colonia tenían la comida asegurada en el CatDonalds incluso en días de lluvia. Ese es la mejor carta de presentación y nuestro mayor orgullo.

Creo que está teniendo repercusión en otros países. ¿podríais resumírmela?
Pues la verdad es que son muchísimos los lugares desde los que nos están mostrando su interés. En septiembre pasado el Ministerio de Agricultura de Andorra nos solicitó una reunión a la que acudimos y en la que estuvieron presentes los responsables de los diferentes comunes (ayuntamientos), las asociaciones del país y los responsables de la preciosa gatera oficial que inauguraron hace tan solo un año. El Ministerio de Medio Ambiente de Holanda también lo está estudiando, así como ciudades como Barcelona, Medellín, Buenos Aires, Camberra, Filadelfia, etc. También asociaciones punteras como la New York Feral Cats, con miles de voluntarios, utilizó material audiovisual sobre nuestros refugios en sus cursos. Desde la SPCA de Toronto llegaron a solicitarnos algunos.  Hemos participado como Gestores Éticos de Colonias Felinas en una ponencia promovida por la Universidad Rey Juan Carlos y el Ayuntamiento de Móstoles. El pasado mes de noviembre pudimos participar en la IX Semana Europea de la prevención de residuos con un concurso online (opta al premio europeo) que contó con un jurado de excepción formado por las escritoras Rosa Montero y Espido Freire y la Cat Welfare Award Agnès Dufau.

¿Cómo se os puede ayudar?
Difundiendo esta iniciativa que facilita la vida de los felinos. Nosotros nos ganamos la vida con nuestro trabajo y esto lo hemos hecho por amor a ellos. Hemos montado esta asociación para poder contribuir a que toda colonia pueda tener su instalación digna, visible, decorada y reciclada; sin olvidar que el CES es igual de imprescindible para lograr el equilibrio y la aceptación tanto de partidarios como de detractores de los felinos.

Podemos dar fe de que esta experiencia nos ha demostrado que la ciudadanía, cuando ve los resultados de un exhaustivo control de natalidad y salud felina como de la dignificación a través de la reutilización, aplaude, apoya y vigila las colonias viéndolas como ‘sus pequeños vecinos’.

Si alguna asociación que gestiona colonias en otro punto de España quiere llevar a cabo una iniciativa semejante, ¿qué pasos les recomendáis que den?
La mejor manera es que l@s voluntari@s les muestren a sus respectivos consistorios el beneficio de ponerla en práctica en su municipio, ello les supondrá un ahorro considerable en los costes de reciclaje de los puntos limpios, un ahorro en las subvenciones a las asociaciones para compra de esos materiales (que en su mayoría NO DAN) y en prestigio por la repercusión mediática, la mejor gestión de los residuos –alargando su vida útil-, la optimización de los presupuestos municipales –ahorrando en costes- y el cuidado, visibilización y dignificación de las colonias felinas.

Sin olvidar que en los puntos limpios hay un sinfín de materiales que a los refugios, protectoras y asociaciones les irían de fábula, que por no disponer de recursos suficientes no pueden permitirse y que a los ayuntamientos les supone un elevado coste deshacerse de ellos. Además de que estas iniciativas son muy apreciadas y valoradas en la Unión Europea llegando a ganar premios y renombre tanto para los voluntarios como para los ayuntamientos.

El deseo de Llobregats es que “toda colonia felina pueda disfrutar de las mejores condiciones mediante el reciclaje preservando el medio ambiente y minimizando los costes. Por lo que ponemos nuestra experiencia -en gestión de colonias felinas urbanas como en el reciclaje para la visibilización de dichas colonias- a disposición de profesionales, administraciones y asociaciones para efectuar talleres, charlas, proyectos, etc”.

Se les puede contactar desde este formulario online o desde sus redes sociales.

Por último, que conste que también adaptan instalaciones abandonadas para que puedan utilizarlas las colonias felinas. “Aquí puedes ver el antes y el después de una instalación de antena de telefonía móvil y otra junto a la Policía Municipal”, me cuentan.

 

Y ya de colofón final, ambos han escrito un libro solidario con sus vivencias como voluntarios desde al óptica de una gatita abandonada al poco de nacer y hasta que finalmente es adoptada. “Está basada en hechos reales y pretende dar voz a la situación por la que pasas muchos animales incluso en los mal denominados ‘refugios’ y que más bien son campos de exterminio”. Aquí se puede adquirir el libro físico y aquí su versión online en Amazon.

 

 

“Queremos que no olvides las caras de estas madres, las de los perritos de raza que se venden”

Arranco la semana trayéndoos dos vídeos, dos grito en realidad. Los elaboraron durante las pasadas fiestas navideñas en Animal Rescue España, que aseguran desde su muro de Facebook: “Queremos que no olvides las caras de estas madres, las de los perritos de raza que se venden. Queremos que sus miradas te hablen, queremos concienciar sobre un negocio que supone mucho sufrimiento animal“.

Recientemente hemos colaborado junto a dos protectoras más en el rescate de hembras de un criadero por cese de negocio. El estado en que estaban nos ha animado a lanzar una campaña para concienciar sobre la realidad de la situación de estas madres de criadero.

En las mayoría de ocasiones son animales obligados a estar en jaulas como “máquinas de parir” sin nada más, sin correr, sin recibir los cuidados de higiene ni veterinarios pertinentes, sin disfrutar de una vida digna. Para ello hemos lanzado dos vídeos mostrando directamente lo que el público tiene que ver y conocer sobre las mamás de los cachorritos que se compran y se venden.

Nuestro objetivo es potenciar la adopción, terminar con la trata de animales como negocio y hacer justicia para esas hembras explotadas en condiciones pésimas con fines lucrativos.

Os invito además a visitar la página de Animal Rescue España, conocer la labor que llevan a cabo y apoyarles si podéis y lo consideráis oportuno.

También a leer los siguientes contenidos:

Todas estas perras y la gata que veis fueron máquinas rotas a base de criar sin tregua que han pasado por este blog:

gato

Y aquí el tipo fábricas que ocupan muchas de ellas:

La reacción de los niños también es maravillosa cuando los Reyes Magos les traen un perro adulto adoptado en una protectora

De vez en cuando conviene traer buenas noticias, contenidos que aporten luz y esperanza. Y hoy va a ser uno de esos, que ya iba tocando.

La Asociación Protectora PATAS de El Puerto de Santa María (Cádiz) es la encargada de gestionar las adopciones del servicio municipal de recogida de animales en la vía pública de esa localidad. Así que en este municipio existe el sacrificio 0. Ojalá la gestión de estos servicios municipales estuvieran siempre en manos de protectoras.

En Patas me cuentan “a pesar de que en esta zona del sur de España, como ya sabes, el maltrato y el abandono es una constante, tenemos esperanzas de que algún día esto cambie. Por supuesto creemos que es muy importante la educación desde pequeños, y también estamos por ello”. Como ejemplo me mandan el vídeo de “una familia que optó por la adopción de un perro adulto en lugar de comprarle un cachorro a su hijo. Le dan una gran lección de amor y solidaridad”.

Quiero mostraros el vídeo en el que Yuste (ahora Luke Skywalker) llega a su nuevo hogar para que veáis que la reacción de los niños también es maravillosa cuando los Reyes Magos les traen un perro adulto adoptado en una protectora. El cachorro de raza no es preciso para hacer feliz hasta las lágrimas a un niño que estaba deseando tener un compañero de juegos canino.

Y sobra decir que los animales #NoSonUnJuguete, no deben regalarse como si lo fueran.

Y para terminar os dejo con otros dos animales de esta asociación gaditana que siguen necesitando una familia. Akira, la perrita marrón, es de tamaño pequeño y muy jovencita. Toscana es la mestiza negra, que tiene un carácter estupendo. Y os invito a visitar su web y conocer muchos más.

Si te interesa adoptar a alguno de sus animales, escribe info@patasprotectoraelpuerto.com dejando un teléfono de contacto.

Un grupo robaba por encargo perros de caza y cazaba animales silvestres con vida para lanzarlos a pitbulls

Que se roben perros de caza no es ninguna novedad. Se roban de las protectoras de animales, no es raro que si no hay suficiente seguridad (y es frecuente que sea así y por eso muchas no facilitan su dirección alegremente), se cuelen para robar perros de razas de caza. Pero se roban también entre cazadores. Ya os conté en octubre de otra operación de la Guardia Civil que detuvo a cinco personas en otra trama de robos de perros de rehala en Cáceres.

He tenido relación directa con cazadores con perros, incluso he conocido algunos que eran buenos amos para sus animales como ya os he contado aquí alguna vez, y sé que es una práctica habitual. Si uno tiene uno o varios perros que son buenos instrumentos, que son eficaces, pueden alcanzar precios muy elevados. Por eso también es habitual presenciar cómo cazadores se ufanan del mucho dinero que le ofrecieron por su perro y que se negaron a venderlo.

Recordaba todo aquello tras leer sobre una operación desarticulada a finales del pasado año por la Guardia Civil centrada precisamente en el robo de perros de caza. Aunque sea de hace unos días, merece la pena traerla a colación para poner en evidencia algunas prácticas que se llevan a cabo dentro del mundo de la caza, y que son los cazadores los primeros que deberían perseguirlas y denunciarlas aunque les suponga complicarse la vida, porque también sé que muchos saben y callan.

La operación, que por su envergadura mereció se bautizada (el nombre oficial es Operación Canis Petra) llevó a la detención de 22 personas y a la investigación de otras 8 en Málaga, Granada, Córdoba y Jaén.

Así lo contaba EFE:

En esta operación se han esclarecido un total de 56 delitos cometidos en varias provincias andaluzas, se han recuperado 42 perros de distintas razas y se han intervenido 19 armas de fuego de distintos calibres, abundante cartuchería, 6 viales de sustancias anabolizantes que suministraban a los animales, 6 botes de aplicación medicinal para perros, 1 aplicador/inyector de microchips, 102 plantas de marihuana, varios teléfonos móviles, ordenadores portátiles, 4 vehículos, diversas herramientas que utilizaban para cometer los ilícitos penales y 2.000 euros en metálico.

Se han practicado 7 registros domiciliarios en Granada capital, en la localidad granadina de Huélagos y en Cuevas de San Marcos (Málaga). A los detenidos se les acusa de los delitos de robo, tráfico de drogas, contra la salud pública, tráfico de armas, tenencia ilícita de armas, hurto y uso de vehículo a motor, falsificación de documento oficial, receptación, blanqueo de capitales, daños, defraudación de fluidos, contra la Administración de Justicia, maltrato animal y contra la flora y la fauna.

Las investigaciones se iniciaron en el mes de marzo del pasado año y se pudo establecer la existencia de un grupo criminal, perfectamente estructurado y jerarquizado que operaba desde Granada y que estaría también actuando con el mismo modus operandi en otras provincias andaluzas.

Fruto de las pesquisas, la Guardia Civil detectó en la localidad malagueña de Cuevas de San Marcos a un miembro de la organización perfectamente integrado en el ámbito de la caza que facilitaba información precisa sobre el tipo y número de perros a sustraer, así como las medidas de seguridad existentes en los lugares donde se debían efectuar los robos, tales como viviendas habitadas, cortijos y fincas. Posteriormente, se trasladaban otros miembros de la organización a dichos lugares para cometer los robos.

Los perros sustraídos eran ofrecidos a potenciales compradores, la mayoría de las veces antes de sustraerlos, habiéndose detectado también que algunos compradores realizaban encargos concretos, lo que se puede denominar como “robos por encargo”.

Pero no acaba ahí la cosa, es que también se dedicaban a capturar con vida animales silvestres para lanzarlos a perros pitbull y divertirse con semejante espectáculo sangriento al tiempo que entrenaban a los perros para peleas con sus iguales.

Deduzco que estos ‘sparrings’ silvestres serían jabalíes.

Lo de robar perros de caza será habitual, pero esto es la primera vez que lo oigo y espero sinceramente que no prospere. Juro que no entiendo cómo puede haber gente para la que la sangre y el sufrimiento sea un espectáculo apetecible.

Durante el desarrollo de la operación, la Guardia Civil ha tenido conocimiento de que varias personas residentes en la localidad malagueña de Villanueva de Algaidas realizaban cacerías utilizando artes prohibidas, conservando de esta manera las piezas con vida con objeto de usarlas para el entrenamiento de perros de raza pitbull, los cuales se ensañaban brutalmente con los animales salvajes, acciones que grababan y difundían entre sus conocidos. Por estos hechos han sido detenidas 4 personas, a los que se les imputan los delitos de maltrato animal y contra la flora y fauna.

No estamos exagerando, abrid los ojos al sufrimiento que hay tras la diversión con petardos y bombetas

(GTRES)

“¿No vas a escribir sobre los petardos?”. Todos los años me lo preguntan por estas fechas. La pregunta ha arreciado tras el reciente (y terrible) suceso en el que un gato ha tenido que ser sacrificado después de que varios gamberros sin bondad le introdujeran petardos en la boca. Demasiadas veces los canallas la toman con los gatos de la calle.

“¿No vas a escribir sobre los petardos?” me preguntan, y lo cierto es que lo he hecho tantos años ya de los diez que lleva existiendo el blog, que no sé qué más puedo decir.

He contado en el pasado la experiencia personal con Troya, con la que era un dolor salir a la calle para verla sufrir. Incluso las bombetas, que muchos creen que apenas suenan, la hacían tirar de la correa aterrorizada queriendo huir. Lo he hecho pregúntandome si en serio es necesario tirar petardos para divertirse. Pidiendo por favor que si vais a jugar con niños y bombetas, os aseguréis que no haya perros alrededor.

Es oír un petardo, por lejano que suene, y Troya tiembla como un flan y tira de la correa buscando el refugio del hogar. Dentro de casa ya se siente tranquila, es en la calle cuando sufre. Y no sólo con el ruido, aunque sean simples bombetas, también con el olor de petardos tirados con anterioridad. Es así desde que la adopté.

Cuando la veo así temblando de pánico, la imagen del terror, os confieso que me acuerdo de la madre del que tiró el petardito de las narices. ¿En serio es necesario tirar petardos para divertirse? Tal vez muchos de ellos, con frecuencia niños, si vieran a un animal pasarlo tan mal por su culpa se lo replantearían. Los niños de mi familia, que la han visto pasarlo así de mal, tienen claro que “los petardos no molan nada”.

Y también me acuerdo de que Troya no es ni mucho menos un caso único. Es muy frecuente que a los perros les aterroricen los petardos, aunque cada uno reacciona de manera diferente. Alguno ha intentado morderlos con terribles resultados. Muchos se pierden por su culpa todos los años.

Lo único bueno de que mi perra de 17 años esté completamente sorda es que pasa las fiestas tranquila, ajena al ruido de los petardos que la tenían en un sin vivir.

Aunque no son solo los perros los que padecen los petardos ni mucho menos. También he recordado aquí, entrevistando a una veterinaria, quelos petardos son incluso más peligrosos para los pequeños animales que para perros y gatos.

Los petardos aterrorizan a muchos perros y gatos. En el caso de los perros, que tienen que salir varias veces a la calle, los peligros se multiplican. Además de afectar a su estado de salud propician que se escapen y pierdan. Pero los petardos también afectan a los pequeños animales (domésticos y fauna silvestre).

¿A qué riesgos se exponen?
Los riesgos son incluso mayores ya que en estas especies el estrés derivado de ruidos fuertes como los petardos pueden desembocar en alteraciones cardíacas graves conduciendo incluso al fallecimiento del animal.

¿Qué pequeños animales son más sensibles a los petardos?
Las aves, sin duda.

Me sumé a una campaña que se empleaba el hashtag #Noseaspetardo y que pretendía abrir los ojos al sufrimiento que hay tras la diversión con petardos y bombetas. Recordaba en ella, además, que no solo los animales se ven afectados por los petardos. También muchas personas los sufren.

Todos los años somos muchos, cada vez más, los que por estas fechas pedimos que se modere el uso de petardos o que directamente no se utilicen. Solemos apelar al terror que pasan muchos perros, que se pierden, infartan, tienen accidentes… Muchos gatos también los sufren, pero al no tener que salir a la calle y vivir en el interior de las casas no se les ve. Los perros son los embajadores visibles de un comportamiento humano que afecta a toda la fauna, doméstica o silvestre.

Pero no son únicamente los animales. También a muchas personas mayores, convalecientes, con discapacidad… les aterran los petardos. Conozco a un chico con autismo que no puede salir de casa estos días. También sé de otro con otra síndrome de Down que no los tolera, y su familia tuvo que aguantar a unos energúmenos lanzándolos justo bajo su ventana que no se atuvieron a razones cuando se les pidió de buenos modos que fueran a lanzarlos a otro lugar.

Estar de fiestas no lo justifica todo, el derecho de unos a disfrutar no puede pasar por encima del dolor y el sufrimiento de otros.

Por favor, tenedlo en cuenta si sois de los que gustan de la pirotecnia. Tenednos en cuenta a los demás. Si podéis prescindir de petardos y bombetas para pasarlo bien, muchos os lo agradeceremos. Pero si no sois capaces, al menos buscad sitios alejados, en los que no se moleste a perros ni humanos y que tampoco sean entornos ricos en fauna silvestre (es especialmente perturbador para las aves). En entornos urbanos, aunque sean pequeñas bombetas que se pisan, mirad a vuestro alrededor para comprobar si hay alguien pasándolo mal con vuestra actividad para detenerla.

No creáis que estamos exagerando, abrid los ojos al sufrimiento que hay tras vuestra diversión.

Hay municipios que ya han prohibido su uso en casco urbano, pero este problema de convivencia sigue lejos de solucionarse. Depende de la buena voluntad y la empatía más que de prohibiciones.

Molly, de vivir explotada pariendo cachorros a desearnos feliz Navidad desde un buen hogar

Son días de recibir felicitaciones de Navidad de todo tipo, muchas que claramente han supuesto un esfuerzo por ser campeonas de la originalidad, pero yo ya tengo mi favorita.

Llegó ayer procedente de la web de consultas veterinarias Barkibu y está protagonizada por Molly.

Pero Molly es mucho más que una perrita de la raza de moda con la típica decoración navideña. En el reverso de felicitación está su historia, la que la hace embajadora de muchos otros animales que han pasado por lo mismo que ella, por la explotación a manos de criadores sin escrúpulos. Los cachorros que se venden no se fabrican, nacen de otros seres vivos que sienten y no deberían padecer.

Molly vivió solo para producir cachorros que convertir en productos (algo muy de estas fechas) que lucrasen sus malos dueños hasta que se rompió, dejó de ser rentable, y la abandonaron.

Pero la suya es una historia feliz de Navidad, porque ha logrado su segunda oportunidad. Una historia que ayuda a reflexionar.

Recordad, la adopción es la opción más solidaria, hay miles de animales perfectos en protectoras esperando su segunda oportunidad, pero si hay empeño en la compra, es obligado visitar las instalaciones del criador y conocer a la madre para evitar hacerle el juego a desaprensivos como los anteriores dueños de Molly y también ejemplifican bien el mal que podemos hacer comprando cachorros sin pensar en lo que habrá detrás con tal de ahorrar unos euros o no complicarnos la vida.

También ejemplifica la necesidad de regular todo ese sector, que en gran medida opera en las sombras.

Todas estas perras y la gata que veis fueron máquinas rotas a base de criar sin tregua que han pasado por este blog:

gato

Y aquí el tipo fábricas que ocupan muchas de ellas:

Contenidos relacionados:

Querer a un animal implica querer hacerle feliz en todas sus necesidades, no poseerle #TeQuieroFeliz

Si de verdad decimos amar a los animales es preciso respetarlos, es necesario comprender su naturaleza, entender lo que necesitan para tener una vida lo más plena posible.

Y lo que necesitan, cómo son, difiere muchísimo de una especie a otra. Da igual que sean animales domésticos, de compañía o salvajes. Tenemos la obligación moral como especie dominante, que hace y deshace en el mundo a su antojo, de ir recorriendo ese camino.

En este blog suelo hablar de perros y gatos, y cualquier persona que conviva con uno de estos animales y les mire pensando #TeQuieroFeliz, tiene que asumir esa responsabilidad. Saber cómo se comunican, cuál es la mejor alimentación para ellos, qué estímulos requieren, aquello que no les gusta o no les viene bien, y actuar en consecuencia.

Pero hoy voy a salirme un poco del tema habitual del blog.

Un aspecto de esa hoja de ruta que debería abarcar a toda la fauna consiste en entender que los circos no son lugar para los animales salvajes, que viajar casi sin tregua, someterse a entrenamientos para disfrute de unos y lucro de otros, ver pasar la mayor parte de la vida encerrados, sin poder vivir ni siquiera mínimamente acorde con su naturaleza.

#TeQuieroFeliz es una iniciativa de María José Rodríguez y Andrés Arcos, autores del cuento sobre un galgo abandonado que encuentra su segunda oportunidad titulado Galgui. ¿Lo recordáis?

Pues ahora son también autores de otro libro que está naciendo gracias al crowdfunding, un cuento maravilloso que promulga el respeto a la vida que tiene por título Elefante y Miguel.


Un cuento que aún podéis adquirir en Verkami
(está en los últimos días de la campaña de crowdfunding, que ya ha completado con éxito) y que es solidario con los animales de varias protectoras españolas.

Un cuento que tiene un hermoso hashtag, #tequierofeliz, que le acompaña al que cualquiera que lo desee puede sumarse, añadiendo fotos de animales salvajes, de compañía o de granja, con el objetivo de “llevar nuestro mensaje lo más lejos posible y que la gente que no ha pensado en el tema, lo haga. Que se den cuenta que querer a un animal implica querer hacerle feliz en todas sus necesidades, no poseerle. Y que intuyan que hacer feliz a un animal también genera felicidad en quien lo hace”.

El próximo 15 de diciembre se presenta en Madrid, a las 18:30 en El Moño Araña (cerca de embajadores). Y yo estaré allí como feliz comadrona junto a los autores. Otra oportunidad que tenéis para comprarlo.

También para llevaros dedicados Galgui, la historia del galgo con cara de lápiz que recuperó la alegría gracias al amor de un niño y el calor de un buen hogar:

Cuando acabe el crowdfunding de Elefante y Miguel , ambos libros seguirán disponibles escribiendo a hola@mariajoserodriguezescritora.com

Hoy hace diez años que arranqué este blog sobre protección animal, ojalá algún día tenga sentido cerrarlo

En busca de una segunda oportunidad nació en febrero de 2004, cuando tenía 28 años y era una periodista freelance que escribía en casa junto a mi perra Mina, una cruce de pitbull adoptada en PROA, y dos gatos adolescentes en plena fase destructora-cazatobillos.

Es decir, en breve habrán pasado catorce años en los que he estado difundiendo animales necesitados de un hogar casi a diario. No sé si fue la primera página dedicada a las difusiones de perros y gatos, pero sí sé que tuvo que ser de las primeras.

Un día como hoy, hace exactamente diez años, publiqué en aquel viejo blog alojado en blogger (las redes sociales no existían y WordPress tampoco), que mi labor pasaría a estar alojada en 20minutos. “Ojalá algún día tenga sentido cerrar este blog. De momento sigue vivito y coleando en http://blogs.20minutos.es/animalesenadopcion/” escribí un 28 de noviembre de 2007, cuando la web de 20minutos no llevaba demasiado tiempo en marcha.

En estos diez años (en estos casi catorce años) el blog ha cambiado, porque yo también; porque así lo ha hecho además la realidad que nos rodea. Y esta década invita a hacer balance y también a pedir que me hagáis llegar vuestras sugerencias para mejorar, para que lo que publico resulte más útil, más certero o más interesante.

He visto muchos casos de todo tipo, de maltrato y de maravillosa generosidad; amagos de legislaciones que quedaron en nada y otras que sí llegaban a buen puerto; el nacimiento de muchas asociaciones y la muerte de unas cuantas; una conciencia social creciente y la reacción contraria, en lo que supone una explosión no exenta de peligros.

He también visto una cantidad enorme de animales pidiendo su segunda oportunidad en el altavoz que supone salir en portada de un periódico en correos electrónicos, mensajes de teléfono y redes sociales. Me gustaría creer que puedo recordarlos a todos, pero sé que no es verdad, y no voy a empezar a mentir en el blog a estas alturas. He metido la pata a veces, he publicado reflexiones que a día de hoy matizaría, pero siempre he sido del todo sincera en lo que he contado.

Fueron 1.143 posts en blogger. Han sido 2.646 posts en este blog. También ha habido noticias y reportajes en este medio, fuera del blog. Iniciativas como el Día del Perro sin Raza o el último especial del Día Del Animal.

Desconozco cuántos de los miles de animales que han asomado aquí han logrado un hogar gracias al altavoz excepcional que supone asomar en portada y redes de 20minutos. En alguna ocasión me lo han preguntado, no tengo ni idea. Recuerdo correos, mensajes conmovedores agradeciendo difusiones que han salvado vidas y por eso sé que son muchos. Pero no escribo solo por ellos, escribo para que, viéndoles aquí aunque sea de rebote, haya gente que cuando se plantee sumar un animal como miembro de su familia recuerde la posibilidad de la adopción, la responsabilidad que supone, la necesidad de estar bien informado…

Escribo para abrir los ojos a otros a una realidad dura y cotidiana, que implica el sufrimiento de otros seres vivos y, con demasiada frecuencia, la pérdida de vidas. Escribo para despertar un puñado de conciencias. No tengo otra recompensa.

El cambio que he visto a lo largo de todos estos años me invita a ser optimista. Se ha avanzado de formas casi inconcebibles cuando comencé a juntar letras buscando el bienestar animal. A veces, cuando las adopciones no llegan, cuando los casos de maltrato se acumulan en las noticias, cuesta tener esa perspectiva que permite darse cuenta de todo el camino recorrido en la buena dirección.

Soy optimista, sí, pero creo que este blog seguirá siendo necesario dentro de otra década. Lo dije y lo mantengo. Ojalá no fuera así, ojalá algún día tuviera sentido cerrar esta página.

De momento, aquí os espero.

Me despido con alguno de mis posts más especiales, de los más personales, de los que he escrito a corazón abierto. Aprendizajes obtenidos de la convivencia con animales y de escribir mis reflexiones a los que habría que sumar el regalo de lograr escribir una novela que espero pronto vea la luz mediante crowdfunding publicando un capítulo semanal en este blog durante más de un año.

Educar en el respeto a los animales de forma positiva es responsabilidad de todos

Este miércoles se han celebrado los primeros premios que la empresa TravelGuau ha organizado para reconocer a aquellas personas e instituciones que destacan por su labor en pro del bienestar animal.

¿Cuál era el premio? Pues el reconocimiento, claro está, pero también 225 kilos de pienso donados por Kiwoko para una protectora, a elección del ganador. Es decir, que son unos premios con espíritu solidario.

  • El premio a la mejor empresa dogfriedly ha sido a la integrada por veterinarios que prestan sus servicios, Barkibu. Los 225 kilos de pienso han sido para ADAPAN.
  • En la categoría ONG/Protectora, se lo ha llevado Héroes de 4 patas, que busca un hogar para perros jubilados de las fuerzas de seguridad del Estado. El pienso va para la protectora de animales y plantas de Ceuta.
  • La mejor iniciativa por la tenencia responsable al Hospital Universitario Rey Juan Carlos por el programa que permite que a los niños hospitalizados les visiten sus perros. La protectora es Amikeha.
  • El mejor establecimiento dog-friendly se lo ha llevado La casona de Carmen, en Cantabria, que han donado el alimento a SOS Norte Animal.
  • Y el mejor destino dog-friendly ha sido para Gijón, un premio que ha recogido el concejal de Turismo. El pienso irá destinado a Fundación Amigos del Perro.
  • Por último, hubo un perro de portada, Mía, que será imagen de Travelguau.


Bueno, por último no. También yo subí a recoger un galardón, el de compromiso con los animales de compañía, para entregar el cheque que simboliza el pienso a El amigo fiel de Córdoba, un alimento que pese a proceder de una gala perruna será pienso felino para las colonias felinas cordobesas.

Los gatos, los grandes olvidados, que en tantos sentidos lo tienen mucho más difícil que los perros para lograr su segunda oportunidad, también estuvieron presentes en la gala. Fuimos varios los que nos acordamos de ellos.


En el breve discurso de agradecimiento que pronuncié, pedí a los que estaban allí presentes que, si de verdad aman a los animales, intenten poner su granito de arena para hacer de este país un lugar más amigable con ellos.

No es preciso dejarse la vida como voluntario en una protectora, hay pequeños gestos que cambian mucho. Todos tenemos además alrededor a gente que, tal vez de forma inconsciente, aún sin intención de hacer mal a nadie, está contribuyendo al grave problema existente en este país. Puede que unas pocas palabras nuestras contribuyan a que no obren de manera errónea o irresponsable.

Es muy probable que no conozcamos (que sepamos) a ningún maltratador flagrante de animales, a nadie que abandone una caja de cachorros a la puerta de una protectora o en una bolsa de basura dentro de un contenedor. Pero tal vez sí sabemos de gente que quier comprar un perro sin haberse planeara le la adopción. O que se empeña en comprar y le da igual donde mientras sea fácil y barato, sin haberse parado a pensar en qué tal vez esté fomentando que se lucren y sigan operando malos criadores, responsables de mucho sufrimiento animal. Tal vez que se plantea tener una camada con su perra solo por vivir la experiencia. O que tiene a sus gatos caseros sin esterilizar y accediendo al exterior.

Con los números de abandono que manejamos en España, educar, concienciar, enseñar, desde el respeto y de forma positiva, es responsabilidad de todos.

Denuncian que están torturando y matando a los gatos que viven en el cementerio de Salamanca

Hace años que vive una colonia controlada y autorizada por el ayuntamiento de Salamanca de unos cien gatos en el cementerio de la ciudad.

Hace años también que la asociación que atiende esos animales, ASPAP Salamanca, denuncia que hay una persona, tal vez más de una, que está asesinando a esos animales, normalmente dejándolos encerrados, emparedados.

Hace dos meses, tras una época relativamente tranquila, se encontraron tres gatos emparedados. Un terrible hallazgo que condujo a que esta asociación abriera una petición en Change para solicitar que se captura al responsable o los responsables. Ya rondan las 75.000 firmas.

Emparedados. Encerrados en una pequeña galería sin luz, aire o comida. Así nos encontramos hace unos días a tres gatos en el Cementerio de Salamanca.

Mi nombre es Fredes Barbero y desde hace años colaboro con la Asociación Salmantina Protectora de Animales. La colonia de gatos que habita en el Cementerio de Salamanca está reconocida y autorizada por el Ayuntamiento, y somos nosotros quienes nos encargamos de alimentarles cada día.

Afortunadamente ya han pasado aquellos años en los que en ese lugar nos dejaban a los animales mutilados o envenenados sobre los comederos. Hoy la conciencia sobre los animales ha cambiado, pero aún hoy quedan personas insensibles con estos animales como los que han decidido emparedarlos.

Firma esta petición para pedir al Ayuntamiento de Salamanca un compromiso mucho más claro y contundente para salvar a estos gatitos.

Después de que nuestra Asociación lograra rescatar a tres de esos gatos, el encargado del Cementerio público asumió lo que había sucedido y pidió disculpas, pero eso no nos vale. Queremos que el Ayuntamiento se implique de una forma pública y contundente, que coloque un cartel donde se indique que en el lugar habita una colonia controlada, protegida y autorizada que forma parte del programa CES (captura, esterilización y suelta). Además, ese compromiso debe pasar por la instalación de unas pequeñas casetas donde los animales puedan vivir y resguardarse del frío y el calor.

La colaboración del Ayuntamiento en la esterilización de los animales no es suficiente si mientras, por el otro lado, se está permitiendo que estos animales sean sacrificados sin ningún tipo de miramiento.

Este mes, el maltratador que anda impune ha vuelto a actuar. El 9 de noviembre apareció asesinado, arrojado en la zona en la que dejan la comida, un gatito negro y blanco de cinco meses que ya tenía fecha de esterilización.
Lee el resto de la entrada »