BLOGS
En busca de una segunda oportunidad En busca de una segunda oportunidad

-Los hombres han olvidado esta verdad -dijo el zorro-, pero tú no debes olvidarla. Eres responsable para siempre de lo que has domesticado- 'El Principito'. Antoine de Saint-Exupéry.

Archivo de la categoría ‘Perros’

A esta yorkshire la mataron dejándola atada al sol en la puerta de una protectora

Ojos que no ven, corazón que no siente. ¿Verdad? Tal vez abandonases a tu perro o a tu gato dejándolo cerca de una protectora o un perrera, soltándolo en una zona en la que hay mucha gente que tiene perro, entregándoselo a alguien que lo tendría en el campo “de aquella manera” pese a que era un animal acostumbrado a piso y cuidados diarios, dejándolo en el medio del monte o en una colonia urbana porque sabría buscarse la vida.

Pues no te equivoques. Que te quede bien claro. Si has abandonado a tu perro o a tu gato, muy probablemente lo hayas matado. Pudo ser una muerte rápida, pudo vivir unos años para acabar muriendo antes de tiempo por falta de atenciones y/o cuidados veterinarios, pudo ser una muerte tras largos años de encierro. Muy pocos, realmente solo algunos escasos afortunados, tienen la suerte de conocer un buen hogar en el que vivir felices todos los días que les quedan tras pasar por un abandono.

Esta perrita yorkshire pudo haber sido uno de esos animales. Era muy mayor, tenía un tumor de mamas sin tratar, no tenía chip y probablemente le faltaron cuidados en vida, pero era muy pequeñita y de una raza reconocible. Esa raza y ese tamaño le podrían haber facilitado una segunda oportunidad.

En su caso la muerte que sigue al abandono fue rápida y cruel.

La dejaste atada en la puerta de la protectora de Ciudad Real La Bienvenida. He hablado aquí en el pasado de esta asociación, que opera en primera línea de protección animal. Dedicarse a salvar vidas de perros y gatos en Ciudad Real es como estar en el Somme en 1916. La dejaste atada al sol, con su camita. Cuando el primer voluntario llegó horas después de que la abandonaras, ya estaba muerta.

Enhorabuena hoy no has abandonado a tu perra, LA HAS MATADO. La has dejado con su cunita todo un detalle pero no has contado con que hay más de cuarenta grados y no estábamos, cuando hemos llegado ya no podíamos hacer nada por ella, una yorshire vieja que te habrá amado como a nadie estos años y tu se lo has devuelto así dejándola morir, ojalá leas esto y sepas que aunque tú no tienes sentimientos nosotrxs la estamos llorando.

Por algo a las protectoras no les gusta facilitar su ubicación, por los abandonos (cachorros y adultos lanzados por encima de sus muros y vallas, atados en sus puertas, depositados en cajas) y por los gamberros y los ladrones, sobre todo de perros que creen aptos para caza o peleas. Pero es inevitable que se acabe conociendo.

A esa perrita no la podemos ayudar, pero al mismo tiempo que a ella también abandonaron a estos cachorros. Y ellos sí que están a tiempo de tener un futuro.

La máquina no para. Ayer volvió a llegarnos otra camada, esta vez cinco cachorros hacinados en una caja en la que apenas cabían. El abandono de camadas vuelve a ponerse de moda, estos recién destetados. Necesitamos ACOGIDA URGENTE para ellas (son todas hembras). Ábrele las puertas de tu hogar!


Contacto:
info.labienvenidacr@gmail.com

El nacimiento de camadas indeseadas pasa a ser el principal motivo de abandono

Hay un rincón apartado en La Rioja, en el que han aparecido varias camadas a lo largo del tiempo. Camadas muy semejantes. “Está denunciado, pero no sabemos quién es…” me cuentan.

Estos días ha vuelto a aparecer otra, de la que se ha hecho cargo la Asociación Protectora de Animales de La Rioja. Uno ya ha sido adoptado y otros ocho están en acogida y urge para ellos encontrar buenos hogares.

Contacto para su adopción: 679 064 646 (a través de whatssapp) ó 941 233 500

Pasa constantemente. Camadas en cajas, perros y gatos que nacen condenados, salvo milagro, a una vida mala y breve, miles de animales sacrificados anualmente en perreras, otros tantos condenados a que su vida transcurra sin saber lo que es tener una familia… Y gente que llama maltrato a la esterilización. No… Maltrato es otra cosa. Maltrato es lo que han hecho con estos cachorros, lo que hacen con tantos otros.

No se puede cerrar los ojos a una realidad de sufrimiento que se aliviaría si aumentase el porcentaje de animales de compañía esterilizados.

Es cierto que hay dueños de animales responsables que no esterilizarán y tampoco contribuirán a traer más cachorros cuando las perreras y protectoras están saturadas de perros y gatos sin futuro. Pero es imposible negar, ni siquiera cerrando los ojos, que abundan los dueños irresponsables y que las campañas de esterilización son necesarias.


Hace pocos días, la fundación Affinity en su informe anual concluía que el nacimiento de camadas indeseadas pasa a ser el principal motivo de abandono, el 15% de lo que hay tras los casi 140.000 abandonos de perros y gatos anuales que calculan y que solo son la punta del iceberg.:

En cuanto a los motivos que las personas declaran al hacer entrega de un animal de compañía en un refugio, según el estudio de Fundación Affinity, el principal motivo son las camadas indeseadas (15%), seguido por el comportamiento del animal y el fin de la temporada de caza (13%). El factor económico (12%) que había sido la razón más declarada durante los últimos años pierde fuerza y aumenta la gente que declara una pérdida de interés por el animal (8%), se sitúa como el quinto motivo más señalado.

Isabel Buil, directora de Fundación Affinity, apunta a la esterilización de los animales “como un gesto propio de la tenencia responsable que, de estar más extendido, reduciría la tasa de abandono notablemente puesto que actualmente las camadas no deseadas son la principal causa de abandono”.

El Colegio de Veterinarios de Cataluña desmonta siete falsas creencias sobre la esterilización de perros y gatos


Hace pocos días os hablaba sobre el reglamento de animales de compañía de la Comunidad de Madrid, que no contentaba ni a protectoras ni a criadores. Uno de los argumentos que la Real Sociedad Canina daba contra este reglamento, que promueve la esterilización (aunque no tanto como a las protectoras les gustaría) es que: “en opinión de la Real Sociedad Canina de España (RSCE), no es una práctica recomendada por los especialistas veterinarios ya que, si el fin es evitar la reproducción incontrolada y compatibilizar esta con el bienestar animal, existen otros medios para ello menos nocivos para el animal que la esterilización; además, los medios que se utilicen deberá establecerlos la Administración sin causar un perjuicio a los animales”. Mencionan al único veterinario D. Joaquín Cerdeira, coordinador veterinario del Comité Científico de la RSCE. Y hablan de un informe adjunto a las alegaciones, pero no lo han facilitado a los medios, así que desconozco de qué otros medios habla y porqué lo considera una práctica nociva.

Afortundamente la mayoría de los veterinarios son profesionales actualizados y responsables que sí recomiendan está práctica. Y un ejemplo es El Consejo de Colegios Veterinarios de Cataluña, que analizó los tópicos con que se encuentran en las clínicas ante la esterilización de los animales de compañía y aseguran que “la esterilización es una medida veterinaria que permite alargar la vida de las mascotas y, al mismo tiempo, combatir las situaciones de abandono. La mejor época del año para la esterilización de una mascota es la que pueda recomendar un profesional veterinario cercano y de confianza”.

Y se agradece que lo hagan público en un comunicado con esa contundencia. Ojalá hubiera documentos así en todos los colegios veterinarios del país. Ojalá todos los veterinarios se posicionaran respecto a la esterilización de una manera tan coherente. El comunicado que hicieron público se titula ¿Por qué hay que esterilizar las mascotas y cuál es el mejor momento para hacerlo? y lo tenéis íntegro en PDF tras este enlace.

Sin más, os dejo con sus recomendaciones:

El Consejo de Colegios Veterinarios de Cataluña recomienda la esterilización de animales de compañía, como una medida responsable de los propietarios ante la salud de las mascotas y los problemas derivados de la superpoblación. Pero, a menudo, la esterilización de las mascotas ha ido acompañada de una serie de tópicos que dificultan su práctica. Los veterinarios han analizado los tópicos con que se encuentran los veterinarios en las clínicas cuando plantean la necesidad de la esterilización.

De entrada, la esterilización es una medida veterinaria que permite alargar la vida de las mascotas, ya que reduce las posibilidades de desarrollar graves enfermedades. Por otra parte, la esterilización es una medida clínica que permite combatir las situaciones de abandono, las cuales se pueden comprobar cómo crecen, año tras año, en los refugios de animales.

Además, la Ley de protección animal prohíbe la cría entre particulares, la cual se debe realizar por profesionales, en un núcleo zoológico, bajo la supervisión de un veterinario. La intervención veterinaria es la mejor manera de proteger la salud y el bienestar de los animales. En el proceso de cría, el control de la gestación y, posteriormente, los cachorros, incluida la socialización que se alarga hasta las 16 semanas de vida, son esenciales para la salud física y mental del animal.

Siete falsas creencias relacionadas con la esterilización

  • Las hembras deben criar, al menos, una vez. En la reproducción de animales intervienen básicamente procesos hormonales, por lo que si las hembras están esterilizadas no tienen ninguna necesidad de reproducirse. Por lo tanto, la “llamada a la reproducción” en las hembras desaparece por completo con la técnica de castración del ovario histerectomía (OVH).
  • Después de la esterilización, engordan. Una mascota que se alimenta de manera inadecuada engordará, operada o no. Por tanto, en cualquier caso, hay que tener precaución y control en la comida, y facilitar el ejercicio físico adecuado. Si el animal tiene tendencia a engordar, el veterinario sabe dar las instrucciones precisas para evitarlo.
  • La operación da miedo y provoca lástima. Precisamente por eso hay que hablar con los veterinarios que cuidan de la salud de los animales de compañía, porque son los que pueden responder a la necesidad de la esterilización, encontrar el mejor momento y época del año, las técnicas que se emplean, las diferentes medidas analgésicas y las pruebas previas que se pueden hacer.
  • La esterilización priva el animal del “derecho natural” a la reproducción. Si se habla del “derecho natural” de un animal a la reproducción, también habría que hablar del “derecho a vivir” de su descendencia. En cualquier caso, no se puede humanizar las mascotas, y no hay que perder de vista que la reproducción de los animales viene dada por el instinto, el cual se rige por ciclos hormonales.
  • La ilusión de asistir a un nacimiento. Asistir al nacimiento de la vida es, por supuesto, algo maravilloso y, en cualquier caso, sirve para aprender a respetar y cuidar a los animales. Pero, para vivir esta experiencia única, sólo hay que acudir al refugio de animales más cercano, donde tarde o temprano atienden situaciones de partes, ante las que también hay que prepararse junto a un veterinario, por si no se resuelven como están previstas.
  • La perpetuación de la descendencia. Ningún descendiente será igual a la mascota que la engendra, por ello, los veterinarios siempre recomiendan disfrutar al máximo mientras dura. Cuando se vaya, después de un tiempo, se puede compartir la vida con otra mascota, que se convertirá igualmente en especial. Los veterinarios son expertos en la orientación de estos procesos.
  • La responsabilización de las crías. Los animales recién nacidos normalmente se ofrecen a personas cercanas y de confianza. Si cada una de estas personas han de tener el “derecho a disfrutar” de esta misma ilusión de ver parir a su mascota, se producen unas cifras inviables cuando se proyectan en el tiempo.

Tony, es probablemente el perro que más tiempo lleva en iBichos, una protectora de Albacete. “Fue encontrado en un pozo cubierto de pintura y exhausto de tanto nadar para mantenerse vivo, fue rescatado y entró a formar parte de nuestra familia”.

Es un gran perro, cariñoso y siempre dispuesto a todo por una caricia.

Contacto: casasdeacogida@ibichos.com adopciones@ibichos.com

El Ministro del Interior se suma a la petición de un Día Mundial del perro de trabajo y Casa Real desea éxito a la iniciativa

En otras ocasiones, en el pasado, os he hablado de Héroes de 4 patas, que se definen como “una organización sin ánimo de lucro que persigue dar visibilidad a la labor de perros de trabajo y ofrecer una retirada digna y de calidad a los ejemplares que abandonan el servicio por edad o por pérdida de capacidades mediante la creación de una red de familias adoptantes”.

Esta organización busca, principalmente, una segunda oportunidad para animales jubilados que nos han prestado un importante servicio. Y como parte de su empeño están intentando que se instaure un Día Mundial dedicado al perro de trabajo.

¿Por qué quieren un día así? Ellos mismos lo explican:

La declaración del Día Mundial supondrá el reconocimiento a la labor de los perros de trabajo empleados en los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado —Policía y Fuerzas Armadas— y otras entidades —Bomberos, Unidades de Rescate, Protección Civil o Empresas de Seguridad Privadas— y será una invitación para que, al menos una vez al año, la sociedad pueda reflexionar sobre la labor de estos canes.

Por eso han lanzado una recogida de firmas, que os invito a apoyar si estáis de acuerdo y a la que se han sumado el Ministro del Interior y cuenta con los deseos de éxito de la Casa Real.

El ministro del interior, Juan Ignacio Zoido, ha trasladado al representante de Naciones Unidas en España, Francisco Javier Sanabria, el apoyo de la institución que dirige a la campaña #DileAlMundoLoQueValgo que impulsa la asociación Héroes de 4 Patas para promover ante la ONU la declaración del Día Mundial del Perro de Trabajo.

Casa Real, por su parte, ha manifestado su deseo de “que la iniciativa constituya un éxito” y felicita a Héroes de 4 Patas “por la loable labor que desarrolla”.

En su carta de apoyo, Juan Ignacio Zoido, destaca “la extraordinaria labor que desarrollan [los perros profesionales] al servicio de la sociedad en las actividades propias de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y de Protección Civil, en labores de prevención de la delincuencia, de represión del delito y de carácter asistencial”.

Zoido concluye que “la sociedad entera está en deuda con estos animales, y el reconocimiento perseguido no hace sino hacer justicia procurando mantener en la memoria de todos a estos perros y asegurándoles que tengan al final de sus vidas laborales la tranquilidad, el cuidado y el reconocimiento que se merecen”.

Esta propuesta ya contaba con el apoyo previo del director general de la Policía, Germán López Iglesias, el director general de Protección Civil y Emergencias, Juan Antonio Díaz, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, o el propio director general de Naciones Unidas en el Ministerio de Exteriores y Cooperación, Francisco Javier Sanabria.

Ojalá la instauración de ese día implicase que estos perros disponen de la jubilación que merecen, con los gastos veterinarios cubiertos, sin depender para ello de la buena voluntad y la labor de los voluntarios de asociaciones como Héroes de 4 Patas.

La perra de la primera imagen se llama Gala y es una pastor belga malinois que se jubila en la Policía Nacional. “Es una perra de cinco años que necesita a alguien que conozca la raza y le proporcione el juego y actividad adecuados. Tiene un alto instinto de caza por lo que no sería apta con gatos. Tampoco es compatible su convivencia con niños.”

El perro de las dos últimas fotos es otro malinois que se llama Xix. “Un agente de la Policía Nacional al que le ha llegado la hora de retirarse. Tiene muy buen carácter y obediencia. Se lleva bien con las personas adultas, con niños y con hembras, excepto con machos dominantes. Con los gatos no muestra ningún interés. A pesar de que va a cumplir 10 años en breve no deja de ser un perro muy activo por lo que necesita espacio y realizar mucho ejercicio.”

Para adoptarlos hay que dirigirse a la web de Héroes de 4 patas! en la que hay otros muchos animales buscando un hogar, y rellenar el formulario.

Doce perros en adopción tienen su versión de ‘Despacito’ para encontrar un hogar

Toda idea es buena si lo que se pretende es dar visibilidad a los invisibles, a esos animales que ven el tiempo pasar sin conocer lo que es un hogar.

Estoy convencida de que los artífices de la que es desde hace dos meses (puede que incluso más) la canción del verano verían con buenos ojos esta versión que han hecho desde la asociación madrileña Los acogidos de Lidia cantada por Mon Feijóo, con Manu Bayón a la guitarra y mucha más ayuda voluntaria: Laura, Adela y Sara, el cámara Andrés Villa, la editora Clara Romero, Paula…

Hemos puesto voz a nuestros perros más invisibles. Algunos de ellos llevan muchos años esperando una familia. Por ejemplo Tango, el negrito, lleva más de cinco años en adopción. Conchita, la mini labradora entradita en carnes, lleva dos años con nosotros, más los que pasó en el refugio…

No cabe duda de que la iniciativa ha tenido éxito, varios medios se han hecho eco ya de ella, pero lo importante es lograr que esos doce perros logren doce buenos hogares, y eso es algo que aún no ha sucedido.

Después de unos días de estar en una nube flotando por la acogida masiva del vídeo, queremos agradeceros de forma especial cómo os habéis volcado en su difusión y en darnos a conocer.

De momento ya ha habido algunas personas interesadas en tres de los acogidos. Parece poco, pero es más de lo que esperábamos cuando comenzó toda esta maravillosa “locura”. Sabemos que es mala fecha y esperamos que pronto se empiecen a ver los resultados y nuestros 27 preciosos chicos bailen Tu perrito en sus nuevos hogares.

Aprovechamos para dar la bienvenida a los nuevos seguidores de la página y para explicar, debido a que varios medios nos han anunciado como “refugio” o “protectora”, quiénes somos y la labor que desarrollamos:

Somos una asociación muy pequeñita, que es una casa en realidad: la casa de Lidia. Lidia es una persona normal, como tú y como yo. Tiene estudios universitarios, sueños, trabajo, pareja, planes, retos, hobbies, proyectos… Pero tiene una cosa que le diferencia de ti y de mí: ella con el dinero justo y con el único poder del corazón, elige no ponerse excusas para no ayudar a un animal inocente que la necesita. Si un perro requiere acogida urgente yo me digo que no puedo, que me viene mal, que el finde que viene quería irme de viaje, que esta época voy a estar muy liada con un curso de inglés al que me he apuntado, que quiero ir al gimnasio para deshacerme de ese michelín que se ha empeñado en convivir conmigo… y un largo etcétera de motivos por los que no salir de mi zona de confort. Pero Lidia tiene una sensibilidad especial y lleva dentro aún a esa niña que sueña con hacer un mundo mejor, mezclada con la fuerza de un adulto que -sin excusas- se arremanga y lo hace. Que no entiende un “peroooo”, que abre las puertas de su casa, se queda sin finde, sin curso y sin dormir si es necesario, porque sabe que algunos perros están desahuciados si no se cruzan con un ángel perruno como ella en su camino.

Pero Lidia no es rica, ni poderosa. Así que cuando todos están tumbados y felices en sus sofás, ella se marcha a cuidar humanos viejitos para poder pagar facturas. Regresará a casa ya de noche, agotada del trabajo para volver a empezar. Cuando ya todos duerman, se pondrá a coser arneses y correas para intentar encontrar la forma de ayudar más, de ayudar a más, de ayudar mejor. En realidad Lidia solo deja de cuidar cuando duerme, y existen leyendas que cuentan que, hasta en sueños, Lidia mece a los peludillos que ya partieron al último gran viaje y los mima y los cuida.

Los caprichos hace años que no rondan a Lidia. Se marcharon hartos de no tener nunca su momento, celosos de que todo fuera para los mismos de siempre.

Por desgracia su casa tiene el límite lógico de los que pueda atender bien y siempre quedan miles a los que no poder ayudar. Y eso es lo que desgarra el corazón a cualquier protectora o asociación. Que todavía queda mucho trabajo por hacer, a todos los niveles.

La casa de Lidia es una casa normal, sin jaulas. Los perros viven en manada, conviven en perfecta armonía y sin estrés. La manada suele componerse de entre 20 y 30 perros, pero si pasas por su calle no oirás ladridos estruendosos, pues sus acogidos están durmiendo panza arriba al sol en los sofás que se disponen por toda la vivienda. Es un verdadero santuario. Un remanso de paz. Un oasis en mitad del árido desierto.

La manada impregna esa energía a cada recién llegado. Parecen decirle: “Bienvenido, aquí es donde te van a curar las heridas del maltrato, las que se ven y las que no. Aprenderás a no huir, aprenderás que las manos no sirven para pegar sino para mimar, que los palos no dañan sino que son juguetes, y que por fin tienes a alguien que te va a querer por primera vez en tu vida”.

La mayoría de sus acogidos provienen de Ciudad Animal. Una protectora que se encuentra en el corazón de La Mancha, en una de las peores zonas del país y que cuenta con casi 300 almas rotas. Hacen lo imposible por ellos, los cuidan, los miman, los curan, pero por mucho que hagan, llegan más y más… La mayoría en condiciones deplorables y necesitan atención especial, por lo que Lidia coge su coche corre que te corre y se trae unos cuantos más.

Para que toda esta rueda siga girando, el acogido que ya está listo debe marcharse a un hogar, para dejar su hueco a la siguiente alma rota. Y esa es la parte en la que más os necesitamos. Es indispensable que los acogidos encuentren buenas familias, y dada la saturación actual de casos en adopción, hace falta un esfuerzo extra por parte de todos nosotros para lograrlo.

Lidia hace el trabajo duro y nos queda la parte más fácil, que es ayudarla compartiendo a los guapos protagonistas de Tu perrito. ¿Nos ayudas a encontrar familias molonas para cada uno de ellos?

El contacto para adoptar a alguno de ellos es losacogidos@gmail.com

 

Machote, el perrito que inspiró la idea del vídeo. Un año y catorce kilos de juegos y mimos. Contacto: losacogidos@gmail.com

Dalí necesita un buen hogar porque la hija de su dueña tiene parálisis cerebral y requiere atención constante

A Dalí lo encontraron abandonado en diciembre de 2010, siendo cachorro, en la puerta de la casa de la cultura de un pueblo de Sevilla. La persona que lo adoptó, que lo acogió como uno más de la familia, se dedicaba entonces con una amiga a recoger perros, curarlos y darlos en adopción.

En principio la idea era darlo en adopción también a él, pero terminó quedándose en el hogar de esta persona que pocos años después fue madre de una niña preciosa que, por una negligencia médica, ahora tiene parálisis cerebral.

“Han sido unos años muy duros. A medida que Ali crece necesita más cuidados, porque no es autónoma y además tiene varias citas médicas semanales, más sus terapias… y terminamos exhaustos en casa”.

Dalí no sale a la calle, no tienen tiempo para jugar con él, parar tirarle la pelota que es algo que le encanta.

Su dueña me cuenta que “durante muchos meses he estado dándole vueltas” pero que finalmente ha decidido tomar “esta decisión tan dura. Me gustaría una buena familia que pueda pasar tiempo con él“.

¿Cómo es Dalí? “Es muy manso, acepta a los gatos y cuando va al parque no se mete en líos con otros perros. Con Alicia es muy tranquilo, se deja acariciar, aunque ella a veces le tira de las orejas porque no controla su fuerza.

Pesa unos 18 kilos y le gusta jugar con la pelota. Pasea muy bien, apenas da tirones. Lo único que tiene es que muy de vez en cuando le da una crisis epiléptica, es de causa desconocida, pero le da una vez cada muchos meses. Me dijo el veterinario que era muy común y que no es grave”.

Es un caso complicado. Lo es por lo difícil que supone desprenderse de un miembro de tu familia porque las circunstancias te superan. No quiero ni imaginarme verme en una posición similar. Lo es también porque no es el típico perro que te quitan de las manos: siete años, mestizo, mediano, negro y con un pequeño problema de salud. Da igual el buen carácter que tenga o lo educado que esté, aunque eso debería ser lo importante.

Dalí está en Sevilla. Se hará seguimiento.

Contacto para su adopción: adopciondali@gmail.com

El sacrificio cero no puede suponer el encierro de por vida para perros como Thor

Las protectoras españolas se van llenando de perros como Thor. Animales poderosos en los que pocos adoptantes se fijan. Los hay que no se plantean adoptar un perro como Thor por miedo. Por mucho que los voluntarios que los conocen insistan en que son animales dulces que no harían daño a una mosca, no se fían. Y si les va a acompañar el miedo, mejor que no los adopten.

Luego hay otros que no temen a ese perro, que le saben bueno, pero que no desean complicarse la vida con un animal que debe ir con bozal, con seguro, siempre atado. Un perro que hará que mucha gente se cambie de acera.

Y también puede ser comprensible, pero la realidad es que el miedo y la comodidad hace que las protectoras sigan sumando ejemplares como Thor. Perros que cargan un estigma injusto. Perros con los que aquello de “la belleza está en el interior” no parece contar. Sólo se ve su raza, su exterior.

Perros que necesitan de nuestra generosidad.

El sacrificio cero es una medida que se está extendiendo y que implica no sacrificar a los animales abandonados salvo por razones humanitarias, por estar enfermos y sin esperanza. Y bien está que se imponga ese modo de obrar. Pero el sacrificio cero sin medios, sin una dotación oportuna, corre un riesgo elevado de acabar traduciéndose en un encierro de por vida para muchos animales, sobre todo para aquellos como Thor.

Me escriben de la asociación Karma Animal para hablarme de uno de esos perros especiales, que han pasado por mucho y que merecen una segunda oportunidad. Me cuentan que “Thor fue arrojado por encima de una valla a un campo”, lo encontraron medio muerto y el veterinario no tenía claro que pudiera salir adelante.

“Estaba desnutrido, machacado a mordiscos, enfermo de leishmania y herido por la caída“. Por suerte Thor fue acogido por una familia y respondió muy bien al tratamiento. “Los veterinarios se sorprendieron de su recuperación”.

Thor se queda sin su acogida en agosto, ya está recuperado y necesita una familia. “Es bueno y tranquilo, se pone contento sólo con que le miren y mueve el rabito en forma de helicóptero golpeándose con todo, de la felicidad que le entra”.

Necesita, eso sí, una familia que tenga o se saque la licencia de tenencia de perros potencialmente peligrosos, y que asuma que no acaba de llevarse bien con otros perros macho.

Contacto: Eva 626 712 155 y Nuria 630 776 625 genteperruna@live.com

Las fotos son de Fotopets.

Conectadogs, una iniciativa para que “perros y niños con vidas paralelas marcadas por traumas emocionales se ayuden”

Ayer participé en un crowdfunding, uno para empujar un proyecto que me parece necesario: Conectadogs pretende recuperar a perros que lo han pasado realmente mal hasta el punto de considerarse inadoptables, y también a menores acogidos en centros de protección.

Quieren que “perros y niños con vidas paralelas marcadas por traumas emocionales se ayudan mutuamente. El proceso de rehabilitación del perro se convierte en un espejo en el que se reflejan las vivencias, traumas y fortalezas del niño. Juntos, curarán sus heridas”.

Tras este proyecto hay un buen puñado de profesionales implicados, pero su principal impulsor es Javier Ruiz, autor del ensayo De cómo los animales viven y mueren Y conocido por su labor desde el blog Doblando tentáculos, cuyo post De cóno tu perro cambio mi (nuestra) vida tal vez hayáis leído porque tuvo un alcance extraordinario.

Aquí tenéis toda la información sobre Conectadogs, que tiene un mes por delante para conseguir la financiación necesaria con nuestra ayuda, pero Javier ha tenido la amabilidad de escribir este texto para este blog, para vosotros, explicando parte del espíritu de este sueño realizable con la ayuda de unos pocos.

Un refugio para los perros imposibles

Es una escena permanente en las protectoras, una escena que se presenta bajo formas muy distintas: en Mallorca, están Los Olvidados de Son Reus; en Mataró (Barcelona), Els que ningú vol (Los que nadie quiere) y, en Madrid, Los Invisibles de la AXLA. Hay muchos otros proyectos, claro, porque, en nuestro país, hay más de 100.000 abandonos cada año.

Muchos perros solo tienen mala estrella: no son lo suficiente jóvenes, ni guapos o tranquilos; otros, sin embargo, cargan sobre sus patas experiencias que los han marcado por siempre: miedo a los hombres por culpa de alguien que era negrura anclada a un cinturón, incomprensión del lenguaje de su especie por haber sido encerrados en el expositor de una tienda desde que nacieron, ansiedad atroz forjada entre abandonos…

Conectadogs nace de la visión constante de esta imagen; una panorámica que nos acompaña por demasiado tiempo y que queremos cambiar: ese perro que despierta compasión, pero para el que nuestra respuesta queda, siempre, lejos de la acción. Es el perro irrecuperable de protectora. Ese que tiene muchos nombres: se llama falta de recursos, escasez de tiempo, de voluntarios, de especialistas, de presupuesto. Y de aquí, de este nudo en la garganta, de esta lágrima enquistada, es de donde nace el primer centro de recuperación canina de España; el primer centro para luchar por los casos imposibles, para crear un espacio movido por el «sí se puede» y, sobre todo, para hacer que todos esos animales vuelvan a confiar en una de nuestras manos.

Creemos que no tiene sentido condenar a ningún perro a pasar su vida entera en un chenil, pero sabemos que hay animales —agresivos, miedosos, ansiosos— por los que nadie puede luchar hoy; animales que son condenados a una muerte lenta o a un sacrificio que nadie puede prorrogar por más tiempo. Ningún perro merece una prisión entre él y el mundo, y nosotros hemos decidido pelear con uñas y dientes por los (que se creen) imposibles.

Por eso planteamos la construcción de un espacio de reeducación a pocos kilómetros de la ciudad de Barcelona: un proyecto pionero que no solo pretende rehabilitar a perfiles de difícil adopción, sino ayudar a combatir los problemas de masificación de la mayoría de protectoras españolas y ofrecer una solución viable que apoye las políticas responsables de sacrificio cero, para las que se requiere una respuesta frente a todos esos (mal llamados) PPP que no pueden compartir barrotes, que no pueden pasear, ni oler la hierba, ni apenas ver el sol.

Hoy, mientras se lucha por una Ley Nacional de Protección Animal sin muertes, comunidades como Madrid y Barcelona ya no sacrifican perros, y estos empiezan a acumularse en los centros de protección y las perreras; sin suficientes programas de reeducación, sin propuestas para ofrecer una vida digna a estos perros, sin soluciones para todos esos inocentes rottweilers, y pit bulls, y dóbermans, y mestizos de padres y madres marcados por una legislación injusta.

Como activistas por los animales, nuestro fin es crear un modelo pionero que pueda replicarse en protectoras y en otros centros de recuperación para seguir salvando vidas. Pero queremos ir más allá, pues estos animales nos permiten cambiar la vida de muchas otras personas a través de proyectos sociales, donde la trayectoria de los perros, a quienes se les ha negado una existencia y se les ha condenado a vivir con todo tipo de traumas que no merecen, puede crear un vínculo terapéutico con colectivos en riesgo de exclusión, como proponemos en dos programas únicos en nuestro país: el Proyecto CRAE en centros de acogida para menores y Pitbullying, con el que luchar contra el acoso escolar.

¿Y sabes que es lo mejor de este proyecto? Del sueño a la realidad solo hay unos pocos euros de diferencia; así que, ¿por qué no creer en los imposibles y unirte a un cambio que esperan miles de animales en nuestro país?

Dagor, quien tuvo muchos problemas para encontrar un adoptante, hasta que Félix se decidió a rehabilitarle. Ambos forman parte del equipo de Conectadogs.


Portu es un perro tímido que necesita coger confianza con los extraños, pero perfectamente adoptable, aunque su tamaño y su edad se lo ponga difícil.

Convive con todo tipo de perros, se deja manipular y pasea bien con correa. Tiene cerca de seis años y pesa unos treinta kilos. Está en Asturias, en la protectora de Amigos del Perro, buscando un hogar.

Contacto: Adopciones@amigosdelperro.org 619370991

No traigáis más cachorros a un mundo en el que sobran, en el que no hay bastantes hogares para ellos

Hace algunas tardes paseaba con mis perras por un parque cercano a mi casa. En un banco había una pareja con un yorky que nos observó acercarnos sin inmutarse. De pie, a su lado, había una chica que no llegaría a los treinta años que tenía una mestiza simpática, jovencita y algo pelilarga, de unos cinco o seis kilos, que estaba suelta y vino corriendo a saludar a mis perras.

“Voy a juntarla con un yorkshire más pequeño que el tuyo”, decía su dueña, igual de jovial que la perrilla, a la chica sentada en el banco, “mi vecina quiere un cachorro, y Santi también. Tendrá como mucho unos cuatro, así que los otros dos no me costará darlos. Lo mismo me quedo uno. Me han dicho de todas maneras que cien o doscientos euros lo mismo puedo sacar. Si luego quieres en un año o así la junto con el tuyo”.

Estomagante.

Valoré por un momento intervenir, explicar de buen modo que no era buena idea traer más cachorros a un mundo en el que sobran, que asegurarse de que acaben en buenas manos no es tarea fácil, que no iba a beneficiar precisamente a su perra teniendo con ella camadas, que debía tener una bola de  cristal para saber que su perra tendría solo cuatro cachorros porque podían perfectamente ser muchos más.

No lo hice. En otras ocasiones sí he dejado caer la charla pensando en sembrar al menos la duda, pero no debía ser mi día de meterme en asuntos ajenos. O instintivamente supe que no serviría de nada. No sé el motivo. Simplemente continué el paseo bajo el sol acompañada del fantasma del desaliento.

Veo a diario muchos casos de perros y gatos, cachorros y adultos, que no logran jamás un hogar. Soy consciente de que hay muchos mas que ni siquiera asoman a mi correo o mis redes sociales. Sé bien que la cría profesional hay que regularla a conciencia para que solo críen buenos profesionales que antepongan el bienestar de los animales al beneficio económico y que hay que insistir en que la gente compre cachorros de raza viendo a la madre y el lugar en el que vive.

Pero es que luego están los particulares que se dedican a tener camadas porque se aburren, por sacarse unos eurillos en negro, porque les hace ilusión pasar por la experiencia, por quedarse con un cachorro de su perro sin pensar en el resto, por descuido, porque no tienen conciencia de la problemática existente, porque les da igual todo.


Son necesarias buenas campañas de esterilización acompañadas de campañas informativas sobre la conveniencia de llevar a cabo estas intervenciones, pensando en el bienestar de nuestros animales pero también en el bienestar animal en general.

Respecto a la protección animal, podemos ser parte del problema o de la solución. Tener camadas al tuntún nos hace formar parte del problema, por mucho que amemos a los animales y cuidemos a los que tenemos.

Chula fue abandonada por un cazador en la calle, ahora espera en una casa de acogida que sus once cachorros tengan la oportunidad que no tuvo ella al nacer, ser felices con una familia.

Contacto: cpa.torrejon@hoope.org

Sobre el bienestar animal en albergues y refugios

Resulta curioso que en dos de las tres entrevistas que he publicado recientemente, elaboradas con motivo del reportaje sobre protección animal que 20minutos publicó en su Anuario del cambio, se hacía incidencia en la necesidad de ‘profesionalizar’ la gestión de la protección animal, de dar un paso adelante para asegurar el bienestar de los animales, la buena experiencia de los adoptantes y evitar devoluciones, hacinamientos…

Irene Herrero, de la Asociación Nacional de Amigos de los Animales, se expresaba así:

¿En qué deberían mejorar las protectoras?

Habría que mejorar las adopciones, que sean realmente responsables. Han salido asociaciones como setas, que no tienen centros, que todo lo hacen por Internet, y hay que intentar yo creo autolimitarnos entre nosotros a gente que realmente funcione bien. Justo esta mañana he hablado con unos adoptantes que me decían “fíjate, a mí me habéis contado todo pero tengo amigos que han adoptado animales y no les han contado nada, ni sobre enfermedades que tenían, su comportamiento y se han encontrado con problemas serios”. Ahora que estamos despegando un poco más necesitamos organizarnos mejor entre nosotros y ser conscientes de que el trabajo que tenemos que hacer, tenemos que hacerlo bien. Menos corazón y más cabeza. El corazón hace falta de base, pero tenemos que profesionalizarnos, hacer las cosas bien y que la gente que adopte tenga una buena experiencia para que repita en un futuro.

Me da la impresión de que Internet es un instrumento maravilloso para la protección animal, pero tiene su doble filo.
Lo malo de Internet es que puedes conseguir un animal demasiado fácil y te lo mandan desde cualquier sitio sin ningún tipo de control. Lo bueno es que tienes acceso a muchos más animales en adopción que antes, que solo tenías la protectora cercana o te ibas a la aventura. Es verdad que tienes un abanico más grande para elegir el animal adecuado, pero hay que saber moverse para que esa protectora o ese particular no te lleve a una adopción fracasada que sea un problema y un sufrimiento para el animal y para la familia.

E Isabel Buil, de Fundación Affinity, contaba lo siguiente:

¿En qué deberían mejorar las protectoras?
Cada vez hay más protectoras que trabajan de una manera más metódica, más ordenada y más profesionalizada. Pero sigue habiendo una tarea importante que hacer en la profesionalización de las protectoras, y eso también pasa por campañas de imagen. La adopción no es una opción mayoritaria en España y a veces la gente no adopta porque le parece que es complicado, que puede traer problemas, que los animales van a estar sucios, no se van a comportar bien, que es algo de segunda… Hay que cambiarlo con campañas de imagen y teniendo determinadas protectoras que sean modelos de conducta, que funcionen muy bien y que sean un ejemplo, con los animales muy bien atendido y unas tasas de éxito en las adopciones altas.

Es complicado gestionar ese voluntarismo no profesional. Y posiblemente lleve bastantes años mejorar la situación, pero hay que aspirar a eso, a que las protectoras sean autosuficientes y que puedan hacer un mejor trabajo, en la recogida de los animales, en su cuidado y en su potencial adoptabilidad. Que los animales están allí el menos tiempo posible ne las mejores posiciones antes de pasar a un hogar.

Es difícil, será lento, habrá que tener en cuenta con frecuencia que lo mejor es enemigo de lo bueno, pero yo también creo que hay que tender a ello. Y justo de esas conversaciones me acordaba cuando vi que la protectora asturiana Amigos del Perro ha organizado un seminario sobre bienestar animal en albergues y refugios que impartirá Nicolás Planterose, un educador canino con amplia experiencia en este tipo de gestión.

Tendrá lugar el fin de semana del 10 y 11 de junio en el Centro Municipal El Llano (Gijón). Tras este enlace hay más información. Y también se puede solicitar en el correo formacion@amigosdelperro.org


Para terminar os dejo con un perro que espera su segunda oportunidad desde Asturias. Max es macho, está castrado, tiene tres años y dos meses. Es decir, es un jovenzuelo aún. Y es grande, salta a la vista.

De este cruce de mastín atigrado me cuentan: “decir que es bueno es quedarse corto, se lleva bien con perros, con gatos, con niños…”. Está además acostumbrado a vivir en un piso, es tranquilo en casa, le gusta jugar pero es muy obediente y muy listo y está educado como se puede ver en el vídeo.

Es urgente encontrar una adopción porque está en una casa de acogida en al que ya tienen otros dos perros y dos gatos.

Contacto: 638335000 adopciones@amigosdelperro.org