BLOGS
En busca de una segunda oportunidad En busca de una segunda oportunidad

-Los hombres han olvidado esta verdad -dijo el zorro-, pero tú no debes olvidarla. Eres responsable para siempre de lo que has domesticado- 'El Principito'. Antoine de Saint-Exupéry.

Archivo de la categoría ‘Gatos’

Sombrerito lleva ocho años sobreviviendo en las calle de Torrevieja, este invierno necesita un hogar

Me escribe Alejandro para pedirme ayuda. No para él, sino para un gato que sobrevive mas mal que bien en Torrevieja y que se llama Sombrerito.

El asunto lo gestiona Proyecto CES gatos Torrevieja, que es una organización que realiza CES en dicha ciudad. Yo soy de Orihuela, pero conozco muy bien el trabajo que se realiza, y por causas personales, estoy mucho tiempo en Torrevieja y conozco muchos gatos de la ciudad de allí.

Sombrerito es un gato que lleva 8 años en el mismo lugar. Tiene cuidadoras que a diario le ponen de comer. Pero es tan cariñoso con la gente, que a diario hay muchos vecinos que se acercan para alimentar este gato. Además, le ayuda el hecho de estar en el centro de la ciudad.

Sin embargo, en junio pasó por una enfermedad y pudo estar en una casa de acogida, pero las casas de acogida de Proyecto CES están desbordadas (en Torrevieja, por más gatos que se castran, no se sabe cómo pero aparecen muchas crías) y el pobre tuvo que volver a la calle.

Aun así, él es feliz, ya que se cobija en un gran edificio abandonado. Sin embargo, debido a la edad y la enfermedad que pasó, Sombrerito ahora está fatal.

Aquí puedes ver fotos de cómo está el pobreEstán buscando una casa de acogida para que pueda pasar los últimos días, según dicen en CES, da igual la parte de España que sea, que se busca la forma de transportarlo.

A ver si en 20minutos llega a más gente y alguien lo acoge, porque muchos de los que leemos el Facebook de CES tenemos el mismo problema: que tenemos varios gatos ya, como es mi caso (tengo una colonia de tres gatos en mi barrio y uno en casa).

Esta es la petición de auxilio publicada en el Facebook de la gente que se encarga de capturar, esterilizar y supervisar el estado de los gatos de la calle de Torrevieja.

La mayoría de vosotros lo conocéis y para los que no se llama, sombrerito.

Es un gato callejero y lleva tiempo que no se encuentra bien. Nos llegan mil avisos de su estado todo el mundo lo ve pero sigue siendo invisible. Ésta en la calle, enfermo y necesitando a sus 8 años que alguien lo vea y sí, que le dé la oportunidad de terminar su vida en el calor de un hogar, lleno de atención cuidado y mimos. Más ahora que se acerca el frío y no sabemos si lo va a aguantar.

Nos parte el alma porque es un gato cariñoso, dulce y bueno.

POR FAVOR NECESITAMOS SACARLO DE LA CALLE NOS URGE UNA CASA DE ACOGIDA O ADOPCIÓN, SI PUEDES DARLE UNA OPORTUNIDAD ENVÍANOS UN PRIVADO. SINO ES ASÍ COMPARTE, Difunde.

Nosotras estamos desbordadas son tantos a los que hay que ayudar, tantos avisos y cuando no podemos hacer mucho nos rompe el alma, PROYECTO CES NECESITA un local para estos casos y más ahora se acerca el frío.

Contacto: proyectocestorrevieja@gmail.com

* Sombrerito ha muerto, ha sido demasiado tarde para él.

Precioso, tan mimoso que le gusta ir en brazos como un bebé, y toda la vida sin un hogar

Neo tiene cuatro años y lleva desde cachorro viviendo en el refugio sin que ninguna familia se haya fijado jamás, en él. Llegó con seis meses al refugio de Equipo Bastet. Estaba junto a su madre muerta y tenía una gingivitis que le impedía comer y le había provocado una severa desnutrición.

Han pasado cuatro años y pese a haberse recuperado y ser un animal maravilloso por dentro y por fuera, sigue sin encontrar su segunda oportunidad.

Es guapísimo y muy mimoso. Adora ir en brazos como si fuera un bebé. Se lleva genial con gatos, y con perros se entiende bien también. ¿Qué más necesita Neo para que alguien se fije en él? ¿Cuándo llegará esa familia?

Sí, tiene calicivirus pero controlado y solo le causa gingivitis en contadas ocasiones cuyo tratamiento es sencillo y económico. No precisa de cuidados especiales salvo los habituales mimos.

No entendemos que pasa con nuestro precioso Neo. ¿Qué hace falta para que Neo encuentra ya un hogar definitivo? Neo, aparte de su visible belleza, es tranquilo, independiente y cariñoso y te ofrece abrazos y besos inesperadoss, ¿se puede pedir algo más?

Está en Murcia pero se puede enviar a otras provincias. Se entrega con chip, vacuna, cartilla, desparasitado y castrado.

Contacto: www.equipobastet.com/contacto

“Que el animal viene de Europa del Este… A mí eso me la suda mientras el que yo tenga esté bien”

Hace pocos días os hablaba del cuestionario que hacen muchas protectoras antes de entregar a un animal en adopción, un cuestionario que sirve tanto para asegurarse de que el animal acaba en buenas manos como para hacer reflexionar a potenciales adoptantes que tal vez actúan más por impulso que con responsabilidad.

Los buenos criadores, que también los hay, también miran mucho a quien entregan sus cachorros. Yo prefiero la adopción, que es lo que recomiendo siempre en primer lugar, pero si alguien está muy empeñado en una raza le pido por favor que busque uno de estos criadores, que acuda al lugar en el que crían, que conozca a la madre y en qué circunstancias está. Será un cachorro más caro, pero probablemente también más sano y equilibrado.

Y no estaremos fomentando el maltrato animal, casos como el de esta noticia:

La Guardia Civil de Castellón investiga a una mujer por la venta de cachorros de perro gravemente enfermos, de raza chihuahua, a través de internet en varias provincias, como León, A Coruña y Lugo. Al llegar a manos de los compradores, los animales estaban en tales condiciones que tenían que ser hospitalizados y finalmente acababan falleciendo.

Los agentes también comprobaron que las cartillas de vacunación estaban manipuladas, dado que se había modificado los datos del suministro de las vacunas. Asimismo, se inició un expediente administrativo sancionador por Infracción a la normativa sobre animales de compañía, por realizar la cría y venta de animales de compañía sin las licencias y permisos correspondientes y en lugar no autorizado.

En aquel post reciente sobre el cuestionario me encontré con un comentario que produce mucha tristeza y que al mismo tiempo sorprende por su sinceridad. Lo firmaba Alex, y reconoce abiertamente lo que mucha gente que acaba actuando igual por ahorrarse un dinero y no complicarse la vida esconde o autojustifica.

Yo estoy intentando conseguir un cachorro. Gente que conozco súper amigos de los animales me dicen que en tienda no, que lo compre a criador si lo quiero de raza o lo coja de una protectora. La verdad: del criador tenía que pagar 1.200 euros, que tampoco es problema, pero no contentos con eso, me tenían que llevar el perro ellos a mi casa, ver mi casa y yo debía estar en contacto con ellos de vez en cuando, o pasarles fotos o información del perro… En serio???? También me decían que de vez en cuando se pasarían a verlo, a pesar de vivir a 600 km. Yo alucino con la gente de verdad, y son criadores oficiales de una web de una raza específica. ALUCINO. Otros me pedían 1.400 e ídem de lo mismo, no me importa pagar, pero paso de meter a desconocidos en mi vida.

Luego el tema de las protectoras, coincido en que me tira para atrás lo mismo, tienes que dar muchos datos de tu vida y te hacen seguimiento, y paso igualmente, no me importaría tener un animal aunque fuera de protectora, de hecho, lo quería, pero paso de perder privacidad.

Luego se quejan de que todavía hay gente que va a una tienda, suelta 300 o 400 euros y ya está. Sin complicaciones. Que sí, que el animal viene de Europa del Este o donde sea, a mi eso me la suda, me dan igual los padres del animal o las condiciones, mientras el que tenga esté bien.

MiMiga, conocedora reflexiva del mundo de protección animal, le respondía así:

Hola Alex,
sin juzgar tu comentario, creo que SÍ debería interesarte la procedencia de tu (futuro) perro – aunque sólo sea a nivel de “mercancía”. Tanto para protectoras cómo criadores serios, los animales no son un artículo de compra-venta. Y la tasa de adopción y lo que pagas en un criador por un cachorro, apenas cubren los gastos (que en el último caso son muchos y empiezan ya antes de la gestación, cómo p.ej. pruebas genéticas, que aseguran que tu animal está libre de enfermedades hereditarias).

Por ello, la mayoría de los criadores responsables ejercen cómo tal como actividad secundaria. Y el proceso de adopción / compra, que tanto alucina, es completamente normal, buscando siempre el bienestar y el hogar idóneo para el animal.

Respecto a los perros de tiendas, Internet, “fábricas de cachorros” y multi-criaderos: No sólo pueden no “estar bien” físicamente, sino que prácticamente SIEMPRE están mal a otros niveles.

Un cachorro necesita aprender a “ser perro” de su madre y junto a sus hermanos, cómo interactuar correctamente con humanos de distintas edades (niños) y animales de otra especie y cómo desenvolverse en distintas situaciones (p.ej. ir en coche, visita al veterinario etc.). Éste aprendizaje se da -sólo- en el periodo de sensibilización (hasta los 3-4 meses).

Los cachorros de tiendas etc. no sólo son criados en condiciones no adecuadas (de salubridad, control veterinario etc.), sino separados a una edad muy temprana de la madre – y con ello NO correctamente socializados. Muchos tendrán problemas de relacionarse con otros perros y personas, no controlan la mordida y muestran una serie de comportamientos conflictivos, cómo agresividad. Y en todo caso han pasado por una primera infancia negativa, tanto a nivel físico, cómo psíquico, que impacta en toda su futura vida.

Comprar este tipo de cachorros, es financiar al maltrato animal y en muchos casos actividades al margen de la ley.

Ahora puedes tomar una decisión informada.

Ahora podéis tomarla todos. Ahora podéis cerrar los ojos al sufrimiento animal para ahorraros un dinero (que tal vez gastaréis luego en veterinarios y llantos por muertes prematuras) o para no complicaros mínimamente la existencia, o podéis intentar actuar con ética y dormir tranquilos por las noches habiendo obrado sin causar perjuicios a otros seres vivos.

Los dos gatos que aparecen en el post son dos machos de menos de dos meses que buscan un hogar. Están en Leganés.

Contacto: Mercedes 619 969 515

Otros post que te pueden interesar:

¿Es maravilloso tener gato?

No hace mucho escribí un post llamado ¿Es maravilloso tener perro?, en el que os aseguraba que habría una segunda parte protagonizada por los gatos.

El día ha llegado, y lo ha hecho porque recientemente se publicó un contenido en otro medio que parecía dar a entender que los gatos son animales más fáciles de mantener que los perros, algo en línea con lo que se oye con frecuencia por la calle.

“Tener gato es más barato que tener perro”, “un perro te obliga a salir a la calle y el gato es más fácil de cuidar”, “en verano el gato se queda solo y no hay problema”, “aunque el piso sea muy pequeño, un gato apenas ocupa”…

Puede hacer un poso de verdad en algo de lo que se dice, pero las cosas no son exactamente así a poco que rasquemos (como gusta hacer a los gatos). Ojo, tampoco olvidéis que los gatos no deberían ser el plan B de los que quieren un perro y les falta tiempo.

Tener un gato puede ser maravilloso si eres de los que son capaces de amar a estos pequeños felinos, si tienes interés en descubrir que cada uno tiene su personalidad, si estás dispuesto a entender cómo se comunican, sus necesidades y dedicarles tiempo.

Por desgracia son demasiados los que creen conocer las necesidades de los gatos y lo único que saben es que necesitan una caja de arena. Son también demasiados los que desconocen todo sobre su comportamiento, manera de comunicarse y necesidades etológicas, incluso teniendo gatos desde hace años.

El gato es uno de los animales de compañía más populares y, al mismo tiempo, un gran desconocido incluso para sus dueños.

Tener gato puede ser maravilloso porque un ronroneo puede ser un masaje en el corazón, pero también es una gran responsabilidad que puede prolongarse durante dos décadas.

Algunas cosas que pueden (o deben) pasar si decides sumar un gato a tu familia:

  • Tendrás que encontrar un lugar para poner su caja de arena, que no sea junto a su agua y su comida. Suelen ser voluminosas, sobre todo si son cerradas. Y tendrás que tenerla limpia. Hay gatos más exigentes que otros con el tipo de arena y con su estado de limpieza, prepárate por si te sale tiquismiquis.
  • Por mucho que la caja esté cerrada y tenga puerta, es muy probable que haya arena que salga disparada al suelo. Hay gatos que entierran sus deposiciones con el entusiasmo de un niño entrando en Disneyworld.
  • También tendrás que ofrecerle rascadores. No todos los rascadores gustan a todos los gatos, habrá que probar. También enseñarle a usarlo para evitar que elija tu mueble favorito como rascador.
  • Rascadores, caja de arena, juguetes, comedero, bebedero… ¿quién dijo que los gatos no ocupaban nada de espacio?.
  • Aún con rascadores que le gusten y utilice puede darle por arañar tu mueble favorito. Si aprecias más a ese mueble que a tu gato, mejor no tengas gato.
  • Los gatos tienen uñas y deben tenerlas. Eso no sólo significa que arañen muebles, sino que pueden arañarnos a nosotros, jugando (importante, nunca se juega con ellos con las manos), sin querer, o porque no hemos sabido interpretar sus señales de aviso para que nos dejen en paz. Hay muchos buenos libros y webs que nos enseñan a entenderlos y es obligatorio leer alguno de ellos si queremos compartir la vida con un gato.
  • Los gatos no son ariscos e independientes que saben buscarse la vida, son pequeños cazadores territoriales.
  • Los gatos tienen pelo. Ese pelo se cae, se pega en la ropa y en las tapicerías. Puede parecer una obviedad, pero no conviene pasarlo por alto. Asúmelo si quieres un gato en casa.
  • Ojo con las ventanas y terrazas. Si corre peligro de caer o de marcharse a vagabundear, habrá que poner mosquiteros o ventilar con la habitación cerrada para que no pueda acceder. Si contáis con terrazas o patios seguros, lo mismo también merece la pena poner alguna gatera.
  • Son animales que se aferran encantados a rutinas y horarios. Si te viene a despertar a las 7 de la mañana los sábados y domingos, no te extrañes; si se cena a las ocho y te estás retrasando, prepárate para los maullidos exigiendo lo suyo.
  • Son además animales nocturnos. Bienvenidas sean las carreras y locuras felinas de medianoche. No siempre es así, pero hazte a la idea por si acaso.
  • Una alimentación de calidad regular y una ingesta de líquidos insuficiente es garantía segura de problemas de salud a medio o largo plazo. El pienso va a ser caro, la comida húmeda es necesaria y el agua fresca y apetecible también.

El gato de la imagen, un macho que aún es un cachorro y muy cariñoso, ha aparecido abandonado en un pueblo de Guadalajara.

Se entrega en adopción en la comunidad de Madrid y Guadalajara. Es preciso testarlo y esterilizarlo.

Contacto: alarraneta@gmail.com

El número de gatos censados en Madrid se triplica en los últimos tres años

Lo cuenta Natalia Lázaro en un tema de El Confidencial titulado ¿Moda o comodidad? Madrid duplica en tres años los gatos mascotas: ya son 73.400, que se apoya en el último censo de animales domésticos del Ayuntamiento de Madrid.

Un análisis que se para en cómo ha ido el censo felino por distritos y que encuentra que: “cerca de un 75% de las personas entre 16 y 64 años viven en el distrito Centro, el más gatuno este año con 6.752 felinos censados. Por distritos, le siguen Hortaleza –6.748 gatos– y Ciudad Lineal –6.273–. ¿En la cola? Villaverde –1.737–, Barajas –1.064– y Vicálvaro –1.009–”.

La autora del tema deduce que el motivo de ese incremento de gatos en esos distritos concretos podría responder a que los jóvenes prefieren a los gatos. Es posible, pero hay más explicaciones probables, como que hay distritos más inclinados a llevar a los gatos al veterinario para censarlos que otros, que se limitan a adoptar al animal y meterlo en casa sin pasar por el chipado (por mucho que sea obligatorio) y las vacunas.

De hecho, tal vez el incremento no sea tan espectacular como parece por el censo. Tal vez no se haya triplicado el número de gatos existentes como animales de compañía, como reza el título de la noticia de El confidencial, sino que lo que se haya triplicado es su identificación.

Natalia Lázaro también afirma que los gatos son “ariscos e independientes”. Algo en lo que no estoy de acuerdo en absoluto. Ya lo he contado aquí en el pasado, los gatos tienen su personalidad, su ‘gatonialidad’ si queréis, y los hay extremadamente cariñosos y dependientes de la atención de sus humanos.

Lo que sí arrastran los gatos es una fama inmerecida de ariscos, egoístas, interesados… Estoy harta de ver a gente que pensaba eso de ellos y que, una vez han podido compartir su vida con uno de estos animales, han cambiado de opinión completamente.

Es cierto que los gatos pueden resultar a priori más fáciles de mantener en las grandes ciudades para mucha gente dado que no necesitan bajar a la calle varias veces al día y a que pueden quedarse solos en el piso bastantes días, aunque siempre con supervisión regular de algún humano y mejor si están acompañados de otro felino con el que se lleven bien. En ese sentido sí que es cierto que son menos exigentes que los perros.

Se suele decir, cuando se habla de tener un gato frente a tener un perro, que son más baratos de mantener. También es cierto que su pequeño tamaño hace que su manutención sean potencialmente más económica que la de un perro de gran tamaño que ingiere muchos kilos de pienso, pero la diferencia no es tan sustancial respecto a un perro de tamaño pequeño o mediano si se le quiere tener bien atendido, con pienso y comida húmeda de calidad. Luego está el gasto en arena y areneros, que es poco pero los perros no tienen. Y en gasto veterinario están equiparados. De hecho cuando se suma al hogar un animal, sea perro o gato, hay que estar dispuesto a afrontar los cuidados veterinarios que necesite, que pueden ser imprevistos y elevados.

Y da igual lo cómodo que pueda resultar tener un gato, dado que en intendencia de paseos y viajes resulte más sencillo. Lo más relevante es que implica una enorme responsabilidad durante fácilmente un par de décadas.

Luara es una gatita preciosa que con tan sólo dos meses ya sabe lo que es el ser rechazada y el sufrimiento de malvivir en la calle y que está en la protectora Arca de Noé de Córdoba.

Luara sufre una infección en los ojitos de la que ya esté siendo tratada para tratar de salvar sus ojitos. Además, fue rescatada con una desnutrición y deshidratación severas, de las que también se esta recuperando.

Luara esta algo asustada, pues no es más que un bebé que ha sufrido muchísimo en su corta vida. Pero con todos los cuidados, mimos y palabras de amor que recibe de su casa de acogida Luara poco a poco va perdiendo sus miedos porque sabe que nadie más quiere hacerle daño. Es un peluchito blanquito que tiene muchas ganas de curiosear, y jugar. Es muy sociable y sumisa, y ya comienza a pedir caricias y mimitos.

Luara necesita una familia que la quiera muchísimo, para siempre.

Contacto: elarcadenoecordoba@gmail.com

Los gatos triunfan en Internet, pero no tanto cuando buscan un hogar (adopta a Olegario)

Los gatos adultos tienen muy difícil encontrar un hogar, una segunda oportunidad. Esa es la triste realidad.

Que aparezcan adoptantes para perros adultos es también difícil, sobre todo si hablamos de determinadas zonas calientes de la geografía española o de perros de razas potencialmente peligrosas, pero en general suelen tener más suerte que los gatos, por mucho que sean los reyes de Internet.

Cualquiera que gestione un centro de protección animal podrá confirmar lo que estoy diciendo.

La gente prefiere cachorros, y es demasiado fácil encontrarlos, sobre todo en primavera que abundan las camadas. Da igual que un cachorro de gato sea un pequeño (y adorable, eso sí) demonio de Tasmania y el adulto un caballero educado, cariñoso y dormilón. Cuesta horrores que alguien se fije en el mayor y le abra las puertas de su hogar habiendo tantos pequeños.

Ojo, no digo que encontrar casa para todos los cachorros de gato sea coser y cantar. En absoluto. En nuestro país hay miles de animales que nacen destinados a no tener jamás una familia que vele por ellos, y por eso es necesaria la esterilización y limitar la cría, pero ese es otro tema.

Si para un gato adulto es difícil, si ese gato arrastra algún inconveniente de cualquier tipo la cosa es aún más complicada.

Los inconvenientes más frecuentes suelen estar vinculados a las enfermedades que abundan entre los gatos de la calle, la inmunodeficiencia felina o la leucemia. A veces ambas simultáneamente. Cuando oigáis que un gato sabe buscarse la vida en la calle, una leyenda urbana peligrosamente extendida, pensad que lo que encontrará con más probabilidad es una muerte pronta por una de estas enfermedades o muchos otros posibles motivos. Pocos tienen la suerte de acabar en una colonia bien controlará y, aún así, si es un gato casero abandonado sufrirá en la mejor de esas colonias.

Así que Olegario lo tiene difícil. Es adulto, aunque por los pelos. Tiene en torno a un año, es poco más que un cachorro. Y es un gato cariñoso que gusta de la compañía humana, pero tiene inmunodeficiencia felina y eso hace que mucha gente se eche atrás, pese a que la inmuno no impide una vida larga y estupenda sin problemas si tiene un hogar en el que vivir cómodo. Conozco unos cuantos casos de primera mano.

Olegario está ya castrado y sano por todo lo demás. Necesita con urgencia adopción o acogida temporal hasta que se le encuentre un hogar definitivo.

Con otros gatos es algo desconfiado, pero es muy joven y se adaptaría. Con perros o se le ha testado. Se da en adopción a priori en toda España, en acogida por Madrid y provincias limítrofes.

Contacto: correo@juancarlosrivas.com

Ojalá el #DíaInternacionaldelGato traiga suerte a Duquesa y Alfonso, que necesitan un hogar

Hoy es el Día Internacional del Gato. Sí, otro más. Reconozco que me pasa lo mismo que a Carlos G. Miranda. Parece que cualquier excusa es buena para asomar gatos a internet:

La cuestión es que este nuevo día de los gatos (tomo nota mental para indagar y luego escribir sobre el barullo de efemérides felinas algún día), los tiene como trending topic y eso también es una buena excusa para asomar a este blog a un par de mininos que necesitan con urgencia un hogar. A ver si nos subimos a la ola y logramos alguna adopción.

Dos bellezones. Jóvenes, sanos, sociables con perros e inseparables. Y eso último es una ventaja. Los gatos mejor de dos en dos y que ya vengan de serie bien avenidos. Ya os he hablado de eso en el pasado.

Duquesa y Alfonso son madre e hijo. Duquesa tiene 6 años y Alfonso 4. Están en Madrid, su adopción la gestiona ACURN, y esto es lo que cuentan de ellos:

Fueron rescatados hace tiempo y han vivido en el albergue hasta que hace poco alguien les dio la oportunidad y estaban en una casa de acogida, ya que los inviernos son fríos y les estaba afectando.

Son preciosos por fuera pero lo que de verdad conquista es su interior, su carácter. Son mimosos, buenos, caseros y sociables.

Todos nuestros gatos se entregan desparasitados, vacunados, chipados, con las pruebas de enfermedades hechas, esterilizados y con contrato de adopción.

Contacto: acunrmadrid@gmail.com y acunrmadrid1@hotmail.com



200.000 personas han firmado pidiendo un registro nacional de maltratadores de animales

La petición, dirigida al jefe del SEPRONA de la Guardia Civil, Vicente Pérez, la inició Esther Vidal en Change y en estos momentos ya cuenta con el apoyo de casi 200.000 personas. Esther pide algo que sería muy útil y que solo requeriría voluntad política y un poco de coordinación: un registro nacional de maltratados de animales.

Así lo explica Esther:

Cada año hay múltiples casos de abandono y maltrato animal en España, los cuales la mayoría de las veces quedan impunes porque no pueden ser demostrados.

Para el resto de casos en los que sí se puede demostrar quien fue el verdadero culpable y este es castigado con una multa o una pena de cárcel, deberían incluirse sus datos en un registro de maltratadores de animales.

Firma esta petición para que se cree un archivo con todos los nombres de esas personas que en algún momento de su vida abandonaron o maltrataron un animal.

Un archivo que fuera de fácil acceso para que cualquier criador, protectora o veterinario pudiera consultar sin problema alguno al momento y así decidir con conocimiento de causa si esa persona puede ser una buena adoptante o no.

Esto podría lograr evitar posibles malos tratos de personas reincidentes porque la persona que maltrata un animal es muy difícil que cambie en su vida. Esa persona debería estar vetada de por vida sin poder ni comprar ni adoptar un animal de nuevo.

Los animales salen constantemente perjudicados por caer en manos indebidas, y es por ello que creo que con un archivo de fácil acceso se evitarían muchos de estos maltratos y abandonos.

Porque los animales no son cosas, son seres con sentimientos y corazón como nosotros. Ayudadme a crear el archivo de maltratadores de animales, ayudadme a que así cada vez haya menos casos de maltrato y abandono animal.

Os soy sincera, no estoy segura de si ese registro debería ser de fácil acceso a todo criador, protectora o veterinario, pero sí lo estoy de que es necesario.

Es cierto que los maltratadores son, con frecuencia, reincidentes. Sé de la existencia de avisos entre protectoras que colaboran entre sí cuando localizan a algún indeseable para que no se le faciliten más animales en otras asociaciones.

También sé que hay personas con antecedentes de maltrato que han seguido trabajando con animales, criándolos, teniendo incluso residencias caninas. Un registro nacional podría ayudar a ponerle freno.

Rocker y Bonny son los supervivientes de una camada de cuatro gatetes abandonados en la puerta de una clínica veterinaria. “Se veían sanos y los habían dejado en una cajita con ropa de cama así que no, no son nacidos en la calle. Por desgracia, los cuatro enfermaron y dos de ellos de ellos no lograron salir adelante. Eran muy pequeños para poder luchar, y encima sin el alimento y el calor de una madre todo se complica”.

Rocker y Bonny apenas tienen mes y medio. Son muy mimosos. Conviven con perros de tamaño grande y más gatos con los que se llevan genial.

Están en Murcia pero se envían a otras provincias con chip, vacuna, cartilla, desparasitados y compromiso de castración.

Contacto: www.equipobastet.com/contacto

Alfonso y Duquesa, dos víctimas felinas de un desahucio que necesitan con urgencia un hogar

Me escribe Marta, una voluntaria de la asociación madrileña Animales Con Un Nuevo Rumbo (ACUNR), pidiendo ayuda en la difusión de dos gatos buenos y hermosos que no están teniendo la suerte de encontrar un buen hogar tras haber superado la depresión de perder a sus dueños y su hogar y tener que pasar por un albergue.

La zona del albergue de ACUNR destinada a los gatos está gestionada junto a otra asociación: Los Amigos de Sam. Y hay más de cien felinos allí esperando su segunda oportunidad.

No me cansaré de recomendar la adopción de gatos adultos. Si las posibilidades de encontrar una familia de los perros adultos se reduce, en el caso de los gatos es un drama.

En fin, volvamos al tema que nos ocupa, que es el de las víctimas felinas de un deshaucio para los que es urgente encontrar un hogar, “Hace un año y medio aproximadamente llegaron a nuestro albergue tres gatos procedentes de un desahucio. Los dueños estaban muy deprimidos por tener que abandonar su casa y encima desprenderse de sus tan amados gatos”.

No es el primer caso que me llega y asoma a este blog en el que los animales también sufren las consecuencias de un desahucio, dejando atrás además el corazón partido de sus dueños. Si nuestros animales son parte de nuestra familia, circunstancia así nos obligan a romperla y rompernos.

Uno de los gatos, Alba, se ha adaptado bien a la vida en el albergue, aunque estaría mejor en un hogar, pero de los que os quiero hablar es de Duquesa y Alfonso, que lo pasarían muy mal en ese entorno y que tienen la suerte de estar en acogida; pero esa buena fortuna termina en pocos días, el 3 de julio.

Son madre e hijo de 6 y 4 años, Alfonso es un gato muy gracioso y divertido, siempre quiere jugar y te sigue por la casa. Tuvo que someterse a una operación de oído porque tuvo una infección muy grabe en el albergue. Desde entonces ha perdido un poco de equilibrio y no puede vivir en el albergue porque ya se quedó una vez atrapado en una caja un día entero, no calcula bien a la hora de saltar. Duquesa es un encanto de gata, tranquila dulce y muy mimosa. Se cogió tal depresión allí que no se movía de su sitio hasta el punto de dejar de lavarse, tiene marcas en la cara porque se le acumulaban las legañas.

Hemos estado publicándolos de todas las formas posibles pero no hay nadie que se fije en ellos y nos parte el alma  la idea de que tengan que volver al albergue con lo mal que lo pasan.

Están acostumbrados a vivir con perros, los dueños anteriores también tenían y tuvieron que desprenderse de ellos. En su casa de acogida Duquesa y Alfonso han estado conviviendo con perros y Alba se acerca corriendo a saludarles cada vez que ve a uno.

Y sería buena idea adoptarlos juntos. Los gatos, mejor de dos en dos, para que se hagan compañía, para disfrutar observando la relación de dos gatos bien avenidos, para que no achaquen tanto la soledad cuando no estamos, porque entre mantener y cuidar a un gato o a dos no hay tanta diferencia.

Contacto: losamigosdesam@gmail.com


Lee el resto de la entrada »

¿Cómo enseñar a nuestro gato a usar rascadores?

Esta misma semana os contaba que un gato vale más que cualquier mueble. En aquel post salió el tema de cómo enseñar a un gato a usar rascadores en lugar de sofás, sillas o librerías y varios me pedisteis que escribiera al respecto.

Pues allá vamos.

Lo primero que quiero destacar es que, por muy bien que hayamos enseñado a nuestro gato a rascar las uñas allí donde nosotros queremos, sigue siendo más que probable que encontremos enganchones en cortinas, tapicerías y maderas. Y debemos mentalizarnos de que no pasa nada. Si queremos compartir nuestra vida con uno de estos animales más nos vale asumir que las cosas son menos que un ser vivo y que ningún gato, por bien educado que esté, es un soldado prusiano.

Mi madre siempre decía que las casas estaban para vivirlas, no para exhibirlas. Se refería a dejar jugar a los niños, pero la filosofía viene a ser la misma. Y si no vamos a estar dispuestos a renunciar a vivir en una digna de revista de decoración, mejor no sumar un animal a la familia.

Ahora sí, vamos al lío: ¿Cómo enseñar a nuestro gato a usar los rascadores?. Pues la regla de oro es tener mucha paciencia y mucha constancia.

Es imprescindible  observar al gato porque:

  • Es recomendable ubicar los rascadores en los lugares que hayamos localizado que le gustan para afilarse las uñas, no en aquellos que nosotros creamos que quedan bien o estorban poco. Si le gusta un lateral del sofá, ahí debe ir.
  • Fijaos también en los materiales que prefiere para rascar. Si es de los que se pirrar por el sillón de cuero artificial, buscad un rascador de consistencia y material semejante.
  • Por último  hay que tomar nota de la postura. Muchos gatos gustan de superficies verticales, pero otros se las buscan en ángulo, y no pocos tiran de superficies horizontales.

Es decir. Mirad bien cómo se comporta y él mismo nos dirá lo que prefiere. Suelen preferir rascadores estables. Y elegir el mejor tipo de rascador, pese a toda la observación, es prueba y error. Pero hay todo tipo de rascadores muy baratos. Yo no gastaría un dineral en el súper  rascador a menos que tuviera clarísimo que es del tipo que a mi gato le encanta.

También podemos fabricarlos nosotros; el típico rascador casero es un cartón de los del papel de cocina envuelto en cuerda. Pero a poco que busquéis en Internet veréis muchas ideas, que además son manualidades divertidas de hacer con niños.

Y hay cosas que no son rascadores pero a muchos gatos les encantan a tal efecto, como los felpudos o determinados tipos de cajas, cestas, alfombras o esteras baratitas.

¿Cómo enseñarles? Siempre desde el refuerzo positivo y nunca con el castigo. Asociando el sitio del rascador al juego y a las golosinas. Estar ahí afilándose las uñas tiene que molar. Si me llevan desde el sofá que tanto me gusta en volandas y entre gritos al rascador es poco probable que le coja gusto.

Sí que es buena idea cuando le vemos rascándose en el sofá decirle que no, con calma, y llevarle al rascador, pero una vez allí tenemos que jugar con él, con las plumitas o cascabeles que cuelguen o hayamos añadido al chisme, y premiarle.

A veces funciona que nos vea a nosotros rascar con nuestras uñas, aunque os cueste creerlo, o frotarlo con algo que tenga el olor de nuestro gato o con hierba gatera.

Paciencia y constancia como os decía. Y también mucha calma y premiar el comportamiento que queremos.

Es cierto que es más difícil limitar hábitos adquiridos que enseñar de nuevas, pero los gatos adultos también pueden aprender. Y los más mayores tienden a ser menos rascadores que los que están en la infancia y la adolescencia. Otro punto a favor para adoptar un adulto.

¡Ah! Y si tenemos más de un gato es más que probable que cada uno necesite su propio rascador, incluso que se parezcan poco en sus gustos de rascado.

Si tenéis más trucos o consejos, son bienvenidos en  los comentarios.

Estos ocho pequeños fueron abandonados este jueves en una clínica veterinaria en Ocaña. Se necesita para ellos acogidas y adopciones urgentes en Madrid y Toledo.

Difusión por favor.

Contacto: 678462894 y 687085875