BLOGS
En busca de una segunda oportunidad En busca de una segunda oportunidad

-Los hombres han olvidado esta verdad -dijo el zorro-, pero tú no debes olvidarla. Eres responsable para siempre de lo que has domesticado- 'El Principito'. Antoine de Saint-Exupéry.

Archivo de la categoría ‘Gatas’

La diabetes en los gatos

En mi último post, sobre cómo saber si nuestro gato está enfermo, os comentaba lo siguiente:

La pérdida de peso es otro motivo de alerta, que muchas veces está asociado a los tan comunes problemas renales que desarrollan con la edad. Beber demasiado, orinar mucho o muy poco también son signos a tener en cuenta.

No os especifiqué que todo eso puede ser indicativo de que el gato tiene diabetes. La gente se sorprende con frecuencia cuando descubren que nuestros animales pueden tener enfermedades tan frecuentes en los seres humanos como la diabetes, pero es así.

Resumiéndolo mucho, la razón es la misma: un deficiente funcionamiento del páncreas. Una enfermedad que no se cura pero se puede tener controlada y permitir que el animal viva muchos años con buena salud y que es fácil de detectar, basta con un análisis de sangre.

Y la diabetes en los animales se trata igual que en las personas: controlando el nivel de azúcar en sangre mediante pruebas con un glucómetro, inyectando insulina y controlando bien la dieta. Eso sí, sin los avances tecnológicos que tienen los seres humanos, en forma de bombas inyectoras de insulina o sensores.

Al igual que las personas, ese control debe ser diario y sistemático. Hay que tomarse muy en serio tener controlada una enfermedad crónica, que, aunque no duela, si se descuida puede derivar en graves problemas de salud.

Seguir las indicaciones del veterinario de confianza es primordial. De nuevo, como os comentaba ayer, ellos son los expertos en salud animal y nuestros aliados.

Chata es una gata extremeña, ya algo mayor, tiene unos 10 años. La abandonaron en la calle y una pequeña asociación madrileña decidió hacerse cargo de ella. Llegó a sus manos en unas condiciones terribles, en los huesos, toda nudos, y teniendo que ser ingresada.

Esta preciosa gata ha resultado ser diabética, es un caso muy especial por tanto. Su condición ha hecho que varias posibles casas de acogida se echaran para atrás por tener que hacer pruebas de glucemia y ponerle insulina.

Sin rendirse, desde La Estrella Animal siguen buscando un hogar de acogida para ella. Uno con la sensibilidad y dedicación suficiente. Si hay alguien buen conocedor de los entresijos de la diabetes en ese hogar, será todo más fácil.

Pagamos todos los gastos que ocasione, como comida, medicinas, arena y lo que haga falta… pero necesitamos que quien la acoja pueda llevarla a su veterinario en Alcorcón. Necesitamos tenerla vigilada y hay que ir subiendo o bajando la insulina según su cuerpo se vaya habituando.

Se lleva bien con todos los animales y es muy mimosa, solo quiere que la estés hablando.

Contacto: 692482573 la-estrella-animal@outlook.com

Por otro lado, esta pequeña protectora marfileña celebra el día 21 de este mes una cena benéfica. Os dejo información sobre este evento solidario, al que os animo a sumaros si os encaja.

¿Cómo saber si nuestro gato está enfermo?

No es nada sencillo darse cuenta de que nuestro gato está enfermo, resulta demasiado frecuente que no nos percatemos de que algo pasa hasta que está bastante grave. Los gatos son animales que suelen guardarse sus dolencias, que no muestran síntomas demasiado visibles de que algo les pasa. Son duros y sufridos en su mayoría, por decirlo de una manera coloquial y no demasiado exacta.

Además, no pisan el veterinario con la asiduidad que sería recomendable. Para muchos de ellos el viaje a la consulta es muy estresante, incluso el simple hecho de introducirles en el trasportín puede ser una guerra (de cómo acostumbrarles a entrar en él ya hablaremos otro día), se pasa por alto la vacunación y el obligatorio chipado con mucha más frecuencia de lo que sería recomendable.

Otro factor que no ayuda precisamente a localizar sus enfermedades en sus primeros estadios. Por eso es especialmente importante que sus propietarios (compañeros de piso desde el punto de vista de los felinos) estemos especialmente atentos. Hay determinados comportamientos que no debemos pasar por alto y que son motivo siempre de una visita al veterinario.

Un ejemplo es ver que el animal se limpia en exceso o deja de acicalarse. Los cambios en esos patrones de conducta de aseado deben alertarnos.

Los gatos duermen muchas horas, pero si nos parece que duerme aún más de lo habitual no está de más observarlo. Igual que si le notamos más apático o con más tendencia a esconderse, también si torna a ser irascible.


La pérdida de peso es otro motivo de alerta, que muchas veces está asociado a los tan comunes problemas renales que desarrollan con la edad. Beber demasiado, orinar mucho o muy poco también son signos de alerta.

Obviamente los estornudos, toses que no se van o respiración con dificultad, los vómitos, diarreas, estreñimiento o sangre en las heces también deben alertarnos.

Es obligado acariciarles con frecuencia por todo el cuerpo.
Dedicarles tiempo y mimos nos cuidará a distinguir bultos en el cuerpo, perdida de lustre en el pelaje, heridas, uñas que crecen erróneamente causando dolor, problemas en los ojos u oídos…

Los veterinarios son nuestros aliados
para que nuestros animales gocen de buena salud. Es una obviedad, pero resulta preciso recordarlo. Eso de que el tiempo lo cura todo, tal vez sea cierto con el mal de amores, pero no con muchos problemas de salud, que pueden complicarse, cronificarse o tener consecuencias fatales.

Por eso tampoco sobra recordar que el IVA que se aplica a los animales de compañía es el de los artículos del lujo, algo inconcebible cuando hablamos de un servicio de salud que tiene implicaciones con la salud humana. Sobre todo cuando se da el agravio comparativo de que el IVA de los animales destinados al consumo humano es el reducido.



La belleza que acompaña al texto se llama Olivia
y fue rescatada mientras vagaba por la calle por la que actualmente es su familia de acogida.

Tiene alrededor de un año y medio y parece tratarse de un abandono: mansa, cariñosa, buenaza como ella sola y muy confiada con la gente, busca tu mano todo el rato para que la acaricies, y es increíblemente tranquila. Como ves, es un bellezón con un pelaje único. Urge su adopción ya que su acogida no puede hacerse cargo de ella durante mucho tiempo. Se merece un hogar donde vivir tranquila y feliz, repartiendo amor a esa familia que la elija para siempre.

Se encuentra en Murcia, pero se puede enviar a otras provincias. Se entrega con chip, cartilla, vacunas, desparasitada y castrada.

Contacto: www.equipobastet.com/contacto

En diez años la venta de animales de compañía en tiendas ha pasado del 25% al 15%

Es el resultado de un estudio que ha llevado a cabo la Asociación Madrileña de Veterinarios de Animales de Compañía, AMVAC. Son datos relevantes, el porcentaje es importante. Hace diez años uno de cada cuatro animales de compañía se adquirían en tiendas, ahora es uno y medio  de cada diez.

Los autores lo relacionan con un aumento de la opción de la adopción sobre la compra. Lo hacen aportando que el incremento de adopciones en ese tiempo ha sido similar. Puede ser, algo de eso habrá, pero yo no acabo de tenerlo claro.

Como bien explicaba mi compañero Javi Yanes en su blog Ciencias Mixtas, correlación no es casualidad. No se ha establecido en este caso que la causa sea claramente esa. Y además hay otros muchos factores que pueden influir en este descenso y que pueden indicar que lo que realmente sucede es que está cambiando el modo en el que se adquieren.

La venta por internet puede estar simplemente eliminando la figura de la tienda como intermediaria.  Tiendas que además son conscientes de la mala imagen creciente de exponer animales vivos en cristaleras, por lo que muchas van renunciando voluntariamente a esas ventas (con los perros y gafos como punta de lanza).

Muchas compras se están llevando a cabo mediante el contacto directo con criadores buenos, malos, regulares y pésimos o con particulares que también venden. Antes, no hace tanto, todos estos vendedores de animales sólo disponían de los anuncios en revistas especializadas, los clasificados de los periódicos impresos, tablones de anuncios varios y las tiendas.

En AMVC es algo que deslizan, aunque pongan el foco en el contrapeso de las adopciones. Ojo a la negrita.

Comprar un animal de compañía en una tienda ya no es siempre la primera opción para los propietarios de mascotas. Cada vez más españoles se decantan por la adopción y los acuerdos entre particulares a la hora de sumar un animal al hogar, según los últimos datos de AMVAC, que dibuja una evolución hacia una “adquisición emocional”, sin transacciones comerciales de por medio. “La mayor visibilidad del maltrato animal y los abandonos en los medios de comunicación ha sido determinante en esta tendencia hacia una creciente concienciación de la sociedad española”, asegura Jaime Díaz, Gerente de AMVAC.

En 2007, solo un 4,9 por ciento de los animales de compañía procedían de centros de acogida; en 2017, la proporción ya es del 14,9 por ciento. Asimismo, los acuerdos entre particulares suponen un 15,4 por ciento de las adquisiciones, un 5,6 por ciento más que hace una década.

Entre la información recogida por las clínicas veterinarias madrileñas también se encuentran los motivos por los que sumamos un animal a nuestra familia. 

Las principales motivaciones son el gusto por los animales (48,4%) y la compañía para paliar la soledad (18,7%). Que “los niños querían uno” o era un “regalo para los niños” sigue siendo el tercer motivo de adquisición con el 9,6%. La “adopción ante abandono o sacrificio” se sitúa en cuarto lugar con un 6,2%. Estoy pendiente de comprobar la muestra sobre la que se sostiene la encuesta, algo siempre relevante en estos casos.


 
Cascabel es una gatita de seis años que necesita un hogar.

Su mamá humana está pasando un problema muy grave de salud, y es por esto que se ha tenido que llevar a Cascabel a una casa de acogida. Cascabel es un amor de gatita, buenísima, tranquila y mega cariñosa, no entiende nada de lo que está pasando, echa de menos su hogar, allí ha dejado a la que era su mejor amiga (la niña pequeña de la casa) y está muy triste.

En su casa de acogida convive con otra gata con la que se lleva fenomenal aunque aún no sabemos cómo convivirá con perros. Cascabel necesita urgentemente una familia que le devuelva la alegría y a quién poder amasar durante laaaaargos ratos.

Se encuentra en Murcia, pero se puede enviar a otras provincias. Se entrega con chip, cartilla, vacunas, desparasitada y castrada.
Contacto: www.equipobastet.com/contacto

Cómo se manifiesta el celo en las gatas (y lo mejor que podemos hacer por ellas)

Si el refranero popular ha recogido el celo de las gatas, es por algo. Se trata de un ciclo hormonal muy particular, altamente irregular y dependiente de condicionantes externos (presencia de otros gatos, estación del año…). Las gatas pueden incluso tener varios celos seguidos, si no consiguen su propósito: ser fecundadas por un macho.

El primer celo sucede normalmente entre los seis y los doce meses de edad, y cualquier dueño de una gatita notará inmediatamente que lo está teniendo a poco que se fije en su comportamiento, ya que se verá alterado notablemente. Aunque cada animal tiene sus particularidades, generalmente percibirá que:

  • Se muestra insistentemente cariñosa, frotándose y adoptando la postura típica de la monta (alzando la parte posterior del dorso y la cola) cuando la acariciamos.
  • Come y duerme menos.
  • Está más inquieta, se revuelca y retuerce y recorre constantemente la casa.
  • Emite unos maullidos muy particulares, incluso cierto tipo de chillidos. Puede parecer incluso que está experimentando dolor, aunque no sea así.

Precisamente por todas estas manifestaciones, el celo de las gatas suele ser considerado especialmente molesto. En Google es fácil encontrar consultas sobre cómo calmar a una gata que está en plena posesión hormonal. Pero si lo es para nosotros, más lo es para ellas.

La mejor solución, la más responsable tanto con la salud del animal como con el control de la población felina, es la castración, un término con connotaciones negativas, por lo que se suele hablar de esterilización, pero que tiene muchas ventajas. Es una operación sencilla y barata que eliminará los molestos celos, mejorará la calidad de vida y eliminará el riesgo a padecer ciertas enfermedades. Si se suceden los celos continuos que nunca son satisfechos durante años, la gata puede acabar mostrando comportamientos agresivos o sufriendo alteraciones mamarias, quistes ováricos, tumores… Y los tratamientos hormonales que inhiben el celo tienen efectos secundarios, no son recomendables a largo plazo.

En el Colegio Oficial de Veterinarios de Madrid tiene bastantes textos cuya lectura recomiendo, pero voy a traer aquí algunos extractos de uno que vienen muy a cuento:

A estas alturas creo que está fuera de lugar plantearnos si el control de la natalidad es algo necesario; pues uno de los grandes problemas de nuestra convivencia con los animales, especialmente en las ciudades, es el abandono de los mismos. Independientemente de que esto refleje una enorme falta de cultura y respeto por el mundo animal, incluso constituyendo una falta sancionable, debemos entre todos intentar evitar la existencia de una sobrepoblación de animales sin dueño. Está demostrado que las camadas de animales no deseados, tienen muchas más posibilidades de resultar abandonados el día de mañana, engrosando el elevado número de perros en las protectoras de animales, en las perreras municipales en espera de una difícil adopción o destinados a una más que probable eutanasia.

Como datos interesantes que enriquecen el debate, nos encontramos ante curiosas “costumbres culturales” y así, mientras en el mundo anglosajón (principalmente EE UU y Reino Unido) es casi inaudito la posesión de animales sin castrar entre los particulares no criadores, en nuestra cultura la esterilización posee connotaciones muy negativas de “mutilación”, “sentimiento de que algo le falta” o incluso “crueldad” hacia los perros; algo que demostraremos ilógico. Otro aspecto interesante es que mientras la gran mayoría de los felinos son esterilizados (más de un 90%), los perros lo son en porcentajes mucho más reducidos (menos de un 30%) en nuestro país. Bien es cierto que los gatos plantean algunos problemas de conducta (marcaje territorial, vagabundeo, molestias por los celos, etc.) que desaparecen con la castración; si bien deberíamos valorar los efectos beneficiosos que también se producen en los perros. El factor económico, tantas veces indicado por algunos sectores como factor contrario entre los propietarios hacia la esterilización, queda con estos argumentos claramente invalidado, si tenemos en cuenta que por ejemplo, el precio de la esterilización de una gata o de una perra pequeña es el mismo; aun cuando en general los propietarios de perros suelen gastar más dinero que los de gatos.

Un aspecto que siempre resulta confuso es la diferencia entre “esterilización” y “castración”. La castración consiste en la extirpación quirúrgica de las “gónadas” o “glándulas sexuales “, testículos en los machos y ovarios en las hembras; lo cual conllevará, además de la esterilidad del individuo, la ausencia de actividad sexual (desaparición del celo, el macho no montará, etc.) y desaparición de conductas sexuales secundarias (no se produce el marcaje territorial, disminución de la agresividad, etc.). La esterilización sólo pretenderá evitar la fertilidad del animal de forma quirúrgica, pudiendo si se desea, conservar los testículos u ovarios y mantener una conducta sexual normal. “Toda castración conlleva la esterilización del animal, pero para esterilizar no se tiene que necesariamente castrar.

El controvertido aspecto de la obesidad merece ser un poco más explicado. Es cierto que la castración y los consiguientes cambios hormonales conllevan una cierta mayor tendencia al sobrepeso, debido a que el metabolismo disminuye algo y aumenta el apetito. No debería ser un problema, pues reduciendo mínimamente la cantidad de comida o utilizando alimentos menos calóricos, se previene perfectamente. Además existen estudios que afirman que los animales obesos castrados, con seguridad hubieran sido también obesos aunque no hubieran sido operados, debido a sus hábitos alimenticios y cuidados de sus propietarios. En definitiva, el animal castrado, con una dieta correcta y un mínimo de ejercicio, no tiene porqué engordar.

Otro mito que considero importante eliminar es aquel que afirma que es necesario cruzar a las hembras para prevenir determinadas patologías. Al igual que las ventajas de la castración para la salud están claras como hemos explicado anteriormente, no existen estudios que demuestren que la gestación actúe como preventivo de ninguna patología. La decisión de que nuestra perra tenga cachorros debe ser muy meditada y tener antes la seguridad plena de que todos los cachorros serán fácilmente vendidos o regalados, y que irán a buenas manos, que disponemos del sitio idóneo para ello y que nos ilusione pasar por esta experiencia, por otro lado tan bella. De no cumplirse todas estas premisas, no tiene ningún sentido que nuestra hembra tenga una camada.

A modo de conclusión diremos que la esterilización de nuestros animales tiene una gran importancia social y que, especialmente la castración, reportará grandes beneficios para su salud. Es preciso cambiar la mentalidad negativa ante estas intervenciones y, al igual que en otras sociedades, admitirlo como algo normal y deseable para nuestro perro. Nuestro veterinario podrá aclarar las dudas que nos surjan y aconsejarnos sobre la técnica más idónea. Es muy importante evitar reparos “antropomórficos” pensando que nuestro animal pueda en alguna forma “sentirse disminuido”; nada más lejos de la realidad.

Mimi ha acabado en un refugio tras haber conocido un hogar a lo largo del último año, y lo está pasando muy mal. “No entiende qué ha pasado y su adaptación con el resto de compañeros gatunos está siendo muy complicada y estresante. Es una gatita de sofá, de esas que amasan y ronronean todo el rato, increíblemente cariñosa, que busca tu atención y tu amor constantemente”.

Necesita un hogar definitivo o acogida urgente “donde evitemos que tenga que adaptarse a otros animales, donde ella sea la reina del hogar”.

Está en Murcia, pero se puede enviar a otras provincias. Se entrega con chip, cartilla, vacunada, desparasitada y, por supuesto, ya castrada.

Contacto: www.equipobastet.com/contacto

Cómo llevar el gato al veterinario (y la importancia de que los veterinarios se animen a divulgar)

Cuando hace un par de semanas os hablaba de cómo cepillar a nuestros gatos, los motivos por los que conviene hacerlo y de qué manera lograr que los animales se presten a ello con gusto, decidí añadir al texto un vídeo de Eva, autora del blog En el nombre del gato, para ver una demostración práctica.

Es cierto que a veces una imagen, un pequeño vídeo, es preferible a un texto largo.

Buscando el vídeo de Eva me encontré con una grata sorpresa: el canal de YouTube de Igor y María, veterinarios de la Clínica Veterinaria AnimaLur, que están haciendo el esfuerzo (porque grabar vídeos dignos, editarlos y subirlos a YouTube puede parecer fácil, pero no lo es) de divulgar en pro de una tenencia responsable de nuestros animales de compañía.

Así lo explican ellos:

En nuestro canal podrás encontrar vídeos sobre animales, y más concretamente sobre cuidados, consejos, alimentación, información, tutoriales y mucho más. Los años de dedicación y la pasión por los animales nos ha llevado a querer compartir nuestro conocimiento con vosotros de manera fácil, divertida y amena.


Es algo que suelo recordar cuando estoy entre veterinarios de animales de compañía. Es importante que aquellos que sientan la inclinación de informar y puedan hacerlo, se animen y lo hagan. Hay muchos falsos mitos circulando por ahí, mucha información des actualizada y errónea a pie de calle sobre el cuidado de nuestros animales, y nadie mejor que un veterinario al día y libre de intereses para contrarrestarlo.

Os ánimo a visitar el canal de Igor y María. Y como muestra os dejo con uno de sus vídeos, en el que explican cómo llevar al gato al veterinario. Algo que no siempre es fácil.

Nube y Cohen necesitan un hogar en el que tengan paciencia para que terminen de confiar en el ser humano. Son dos hermanos de seis meses y medio que fueron rescatados de un chalet abandonado.

Son muy guapos, tranquilos, y al mismo tiempo juguetones, divertidos y alegres. Se llevan bien con otros gatos y a pesar de que no les gusta ser tocados si les gusta vivir en un entorno doméstico, les agrada estar en compañía de humanos. Por timidez aún sienten temor a las manos. Un trabajador nos dijo que intentaron acorralarlos aquel día cuando la madre gata nerviosa, viéndose atrapada, quería sacarlos del recinto con apenas dos meses. Es muy urgente encontrarles hogar, se van a quedar muy pronto, prácticamente ya… sin el que han tenido como casa de acogida.

Se entregan con la cartilla al día, testados, vacunados, esterilizados y con chip. En Madrid.

Contacto: 663 033 676 progatos@telefonica.net

El control de las colonias felinas es una responsabilidad de los ayuntamientos, pero pocos la asumen

El método C.E.S., la captura, esterilización y suelta de los gatos en una colonia, que va de la mano de su censado, alimentación, control de su estado de salud y la búsqueda de hogar de aquellos animales que por su edad o carácter puedan ser entregados en adopción a una familia.

Ese método, aplicado internacionalmente con éxito, es la única forma eficaz y humanitaria de controlar las colonias felinas. Es lo que debería hacerse con los centenares de animales que hay en las instalaciones de AENA, que fue noticia la pasada semana por la cruel decisión de optar por el camino de prohibir su alimentación y sancionar a los que quieran aplicar este método.

Este método tiene unos costes que las administraciones públicas deberían asumir, porque suya es la responsabilidad de los animales abandonados que malviven por sus calles. Así lo dice la ley.

Hay que felicitar públicamente a los ayuntamientos que sí asumen esta responsabilidad que es suya mediante este método, como el Ayuntamiento de Alicante que ha sido ejemplar en este sentido, el de Madrid, el de Bilbao, el de Huelva, el de Barakaldo, el de Zamora, el de Vila Joiosa, el de Galdakao, el de Torremolinos… Cada vez son más los que dan un paso al frente en la dirección correcta, aunque no siempre sea un paso todo lo firme que debiera.

La última iniciativa, de hace pocos días, llegó desde Málaga, cuyo concejal competente ha asegurado que:

El pasado año ingresaron en el Zoosanitario 1.247, una cifra que supone un 47% o más que el año anterior. De ellos, 926 fueron recogidos de la vía pública y el resto, con un incremento significativo sobre el año pasado, fueron abandonados en el Centro por sus propietarios.

Esta realidad hace que los responsables del área de Sostenibilidad Medioambiental “tengan muchas esperanzas puestas en el proyecto Gatos de Málaga“. Una iniciativa en colaboración con la Asociación Amigo Animal (AMAN). En el transcurso de este año se desarrollará el proyecto iniciado en 2017 por la asociación para la gestión eficiente de las colonias estables de gatos ferales o asilvestrados que existen en Málaga.

El Ayuntamiento de Málaga ha aportado a esta entidad una ayuda de 30.000 euros, a renovar en 2018, que permitirá la puesta en marcha de esta iniciativa y que incluirá la implementación del método de Captura Esterilización y Suelta (CES) en la mayoría de colonias posibles, pues este sistema es el que ha demostrado mayor eficacia para evitar el crecimiento de las mismas y los problemas de convivencia asociados con estas agrupaciones de animales, que viven en libertad en el entorno urbano

No obstante, la mayoría de los consistorios miran a otro lado, dejando que los gatos (más fáciles de ignorar que los perros abandonados) se las apañen como puedan. Y ya hemos hablado en este blog en el pasado de que los gatos no saben apañárselas en la calle como muchos creen, que sin asistencia y dejados a su suerte se atan condenados a una vida corta y a sufrir enfermedades, accidentes, hambre y gamberradas.

Las colonias felinas con más suerte son aquellas que logran que particulares bienintencionados o asociaciones velen por ellas aplicando el C.E.S. Particulares y asociaciones que con frecuencia no sólo es que no logren ayuda, sino que se encuentran con zancadillas e incomprensión.

Estos días una colonia felina cordobesa ha tenido esa suerte. A los gatos que la componen les ha tocado la lotería de Navidad después de que la asociación El Amigo Fiel haya decidido implantar este método. Se realizará con fondos privados, es decir, exclusivamente con el dinero de la asociación. El ayuntamiento, y debería avergonzarse por ello, se ha desentendido de su responsabilidad.

El Método C.E.S. se implantará, como venimos haciendo, con todas las garantías. Las esterilizaciones serán en la Clínica Veterinaria de nuestra confianza (VETA). Los animales serán censados y marcados.

Hace años controlamos y aplicamos el Método C.E.S. en una numerosa colonia y el resultado ha sido muy satisfactorio: la colonia felina está totalmente estabilizada. Nos avalan ya seis campañas anuales de esterilización y sabemos que es la única manera de atajar el problema de raíz.

Hemos querido embarcarnos en un plan de trabajo mucho más ambicioso y por consecuencia, más duro, por ello implantamos de nuevo el Método C.E.S. en una colonia de más de 40 individuos que reside en un barrio de Córdoba. Después, vendrán otras más.

Son muchas las colonias felinas que hay en nuestra ciudad, en cada barrio, en cada calle. Gatos invisibles que se refugian bajo los coches, mendigando en los bares, entre matorrales, sufriendo en la más absoluta soledad, muriendo en silencio… mientras que la gente pasea.

Contadas personas de buen corazón alimentan día a día a estas colonias, tanto en verano como en invierno, haga frío o calor, de madrugada o al amanecer, siempre en la clandestinidad, lejos de mirar hacia otro lado.

Hartos de ver el desentendimiento y la falta de interés de aquellos a los que les correspondería asumir esta realidad social, nuestra Asociación no puede seguir mirando hacia otro lado. El problema de nuestra ciudad recae en que el sacrificio no está prohibido, con lo que ante el más mínimo atisbo de problema con las colonias felinas, se le da una solución “rápida”.

Sin dinero público, sin subvenciones, sin albergue para gatos, solo con nuestros medios, demostramos una vez más que el Método C.E.S. funciona, que es posible controlar colonias felinas, que no se puede echar la vista hacia otro lado y que jamás el fin último de esos animales que malviven en la calle sea el sacrificio.

En definitiva queremos concienciar y hacer respetar a estos animales, los gatos, tan mal vistos en nuestra ciudad y darles, dentro de su situación de abandono, dignidad y respeto. No podemos seguir esperanzados a que este gran problema en Córdoba se solucione por medio de quien debería hacerlo, no podemos seguir viendo gatos mutilados, enfermos, cientos de camadas muriéndose, no hay adoptantes para tantos gatos, esa es la realidad.

Es inhumano que los gatos de Córdoba sigan en estas condiciones… ¿Seguimos mirando hacia otro lado?

La gatita negra se llama Moon. Es casera y sociable. Abandonada en la calle, pasó meses mendigando comida por las calles. Cuando enfermó y la llevaron al veterinario descubrieron que tenía una infección muy grave en el útero, una piometra que casi le cuesta la vida. Se salvó por poco y ahora busca un hogar.

La tricolor se llama Sweet y es fruto de una camada callejera. De todas las crías que tuvo su madre en verano, solo sobrevivió ella. Sus hermanos fueron desapareciendo poco a poco, envenenados, atropellados o por enfermedades. Es una gatita tímida, pero sus miedos desaparecerán en un hogar.
Se entregan en adopción con seguimientos, contrato, vacunas, pasaporte europeo, microchip, desparasitaciones, esterilizada y con revisión veterinaria.

Contacto y más información: A.P.A.P “EL AMIGO FIEL” informacion@elamigofielcordoba.org

Contenidos relacionados:

Se busca hogar de acogida en Madrid para un cachorro de gato al que ataron un petardo al cuello y ha perdido un pata

Precisamente hoy que os hablaba de los petardos, del sufrimiento que ocasionan a muchos animales (de compañía y silvestres) y que recordaba en ese texto el reciente caso de un gato que tuvo que ser sacrificado después de que varios gamberros sin bondad le introdujeran petardos en la boca en Almendralejo.

Siempre recuerdo ante estos casos a todos esos que dicen que los gatos saben apañárselas en la calle. Mentira. No saben. No llegan a viejos. Mueren enfermos, atropellados, a manos de seres sin alma con demasiado frecuencia los que menos suerte tienen.

Pues tenemos de nuevo un caso claro de maldad, pero en Madrid, en Alcalá de Henares. Otro gato torturado por monstruos, que se aprovecharon de su indefensión. Ha tenido un poquito más de suerte que el gato extremeño. Ha salvado la vida, aunque no una de las patas delanteras, y ahora necesita un hogar de acogida en el que recuperarse. Luego, también será preciso encontrar una buena familia para él

Así lo cuentan en Madrid Felina, la asociación que lo ha recogido y está atendiendo.

Al pequeño Holden parece ser que le ataron un petardo en el cuello y al explotar le amputó su pata delantera y la cuerda le rajó el cuello.

Ayer fue operado de urgencia por el equipo de rescate que lo auxilió, Los Cuatro de la Empanadilla, y ahora Madrid Felina en apoyo a este grupo de voluntarios y viendo el destrozo que ha sufrido Holden, nos hemos hecho cargo de su recuperación y adopción.

Estos días son muchos casos de petardos tirados hacia los animales y no podemos decir no a Holden, que con apenas 2 meses su vida se vea truncada y destrozada. Así que vamos a ponérselo un poco más fácil y vamos a intentar darle una vida alegre y llena de cariño.

¿Quieres acoger al pequeño Holden y darle todo el el amor que necesita? Escríbenos o llámanos a contacta@madridfelina.com o 628 111 239

No es ni mucho menos el único gato al que Madrid Felina intenta ayudar. Os invito a visitar su página de Facebook, pero os dejo aquí a otros dos cachorros que también buscan hogar.

El blanco y negro es Cookie, “es pizpireto y cariñoso, un gato todoterreno que se lleva bien con gatos, con perros y niños. Solo tiene cuatro meses. ¿Cuál es su falta? Ha dado positivo a Inmunodeficiencia felina y por eso sus posibilidades de adopción se derrumban”.

Lullaby (también conocida como Pluma) tiene cinco meses
y fue recogida mal estado en las calles de Madrid. “Es buena y cariñosa. Le encanta jugar con sus juguetes y estar acurrucada encima de la gente. Es negativa a leucemia e inmuno, y ya está en proceso de vacunación”.

Si quieres conocerles escribe adopciones@madridfelina.com o whatssap al 654 644 081.

¿Son más inteligentes los perros o los gatos?

La vieja historia: ¿son los perros más listos que los gatos o viceversa? A mí me parece una discusión estéril, en gran medida porque soy consciente de que la inteligencia es algo complejo y muy difícil de cuantificar. También porque el comportamiento influye mucho en estas percepciones y mediciones y porque es mas sencillo que los perros pongan su inteligencia, sea mucha o poca, a nuestro servicio.

Pero siguen produciéndose esas discusiones, al mismo tiempo que se suceden los esfuerzos por parte de los científicos por entender el órgano más importante de nuestro cuerpo, el que no hace ser nosotros. El último estudio procede de la Universidad de Vanderbilt y ha sido publicado en Frontiers in Neuroanatomy. La doctora Suzana Herculano-Houzel ha estado a cargo de la investigación, que ha calculado por vez primera el número de neuronas corticales en el cerebro de gatos y perros, y que ha encontrado que los segundos tienen cerca del doble. Es una diferencia similar a la que tenemos los seres humanos respecto a los gorilas.

Más concretamente, los perros tienen unas 530 millones de neuronas en su córtex cerebral, mientras que los gatos tienen unos 250 millones.

Perros y gatos no han sido los únicos animales estudiados. Los cerebros de ardillas, leones, mapaches y osos también han estado bajo la lupa de los científicos. Y los perros no son los más dotados de neuronas corticales, un oso pardo, por ejemplo, tiene tres veces más que un golden retriever.

¿Por qué son tan importantes las neuronas del córtex? Según lo explica Herculano-Houzel “el córtex es la parte del cerebro que combina la información de diferentes fuentes y crea nuevas asociaciones, reconoce patrones, toma decisiones, hace actuar de manera diferente basándose en la experiencia pasada y lleva a cabo predicciones. Las especies que tienen más neuronas en el córtex se espera que sean capaces de comportamientos más complejos y flexibles”.

¿Se puede deducir entonces que este estudio afirma que los perros son más inteligentes que los gatos? Eso parece. al menos en lo que se refiere a capacidad potencial.

Esperaremos al siguiente.

En la primera imagen está Sultán. Es un macho de solo siete meses, mestizo de azul ruso, muy cariñoso y juguetón. Fue abandonado y ahora busca un hogar.

en las otras dos están Thais y Zeus, que tienen mes y medio. “Fueron rescatados de una casa abandonada donde estuvieron un día entero llorando. Estaban muy fríos, delgados y los ojos malitos. Ahora están preciosos y con unos ojazos que enamoran. Conviven con perros y gatos con los que se llevan genial”.

Están en Murcia pero se puede enviar a otras provincias. Se entregan con chip, vacunas, cartillas, desparasitados y castrados o con compromiso de hacerlo.

Contacto: www.equipobastet.com

Sobrevivieron a las llamas en una chabola de la Cañada Real, ahora necesitan un hogar

Englan y Elin son dos hembras, son aún cachorras y ya tienen un triste historia detrás. Fueron salvadas en junio por los bomberos cuando una chabola de la Cañada Real se incendió y los trasladaron a la perrera municipal de Madrid (C.P.A. La Fortuna), otros no tuvieron tanta suerte y murieron calcinados.

En Madrid Felina apostaron por luchar por ellas, por intentar salvarlas pase al terrible estado en el que se encontraban. Y lo lograron.

Englan, la rubia, y Elin, blanca y gris, están recuperadas del todo. Son muy cariñosas y tienen una estupenda relación entre ellas. Ahora lo que necesitan en una familia que las adopte.

Contacto: 628111239 / 673645789 contacta@madridfelina.com

Esta asociación celebra además el sábado su día de la adopción. Será por la mañana, de 11 a 14, en el local de Tienda Animal en López de Hoyos. Allí podréis conocer a esta pareja y a muchos otros gatos que buscan familias.

El número de gatos censados en Madrid se triplica en los últimos tres años

Lo cuenta Natalia Lázaro en un tema de El Confidencial titulado ¿Moda o comodidad? Madrid duplica en tres años los gatos mascotas: ya son 73.400, que se apoya en el último censo de animales domésticos del Ayuntamiento de Madrid.

Un análisis que se para en cómo ha ido el censo felino por distritos y que encuentra que: “cerca de un 75% de las personas entre 16 y 64 años viven en el distrito Centro, el más gatuno este año con 6.752 felinos censados. Por distritos, le siguen Hortaleza –6.748 gatos– y Ciudad Lineal –6.273–. ¿En la cola? Villaverde –1.737–, Barajas –1.064– y Vicálvaro –1.009–”.

La autora del tema deduce que el motivo de ese incremento de gatos en esos distritos concretos podría responder a que los jóvenes prefieren a los gatos. Es posible, pero hay más explicaciones probables, como que hay distritos más inclinados a llevar a los gatos al veterinario para censarlos que otros, que se limitan a adoptar al animal y meterlo en casa sin pasar por el chipado (por mucho que sea obligatorio) y las vacunas.

De hecho, tal vez el incremento no sea tan espectacular como parece por el censo. Tal vez no se haya triplicado el número de gatos existentes como animales de compañía, como reza el título de la noticia de El confidencial, sino que lo que se haya triplicado es su identificación.

Natalia Lázaro también afirma que los gatos son “ariscos e independientes”. Algo en lo que no estoy de acuerdo en absoluto. Ya lo he contado aquí en el pasado, los gatos tienen su personalidad, su ‘gatonialidad’ si queréis, y los hay extremadamente cariñosos y dependientes de la atención de sus humanos.

Lo que sí arrastran los gatos es una fama inmerecida de ariscos, egoístas, interesados… Estoy harta de ver a gente que pensaba eso de ellos y que, una vez han podido compartir su vida con uno de estos animales, han cambiado de opinión completamente.

Es cierto que los gatos pueden resultar a priori más fáciles de mantener en las grandes ciudades para mucha gente dado que no necesitan bajar a la calle varias veces al día y a que pueden quedarse solos en el piso bastantes días, aunque siempre con supervisión regular de algún humano y mejor si están acompañados de otro felino con el que se lleven bien. En ese sentido sí que es cierto que son menos exigentes que los perros.

Se suele decir, cuando se habla de tener un gato frente a tener un perro, que son más baratos de mantener. También es cierto que su pequeño tamaño hace que su manutención sean potencialmente más económica que la de un perro de gran tamaño que ingiere muchos kilos de pienso, pero la diferencia no es tan sustancial respecto a un perro de tamaño pequeño o mediano si se le quiere tener bien atendido, con pienso y comida húmeda de calidad. Luego está el gasto en arena y areneros, que es poco pero los perros no tienen. Y en gasto veterinario están equiparados. De hecho cuando se suma al hogar un animal, sea perro o gato, hay que estar dispuesto a afrontar los cuidados veterinarios que necesite, que pueden ser imprevistos y elevados.

Y da igual lo cómodo que pueda resultar tener un gato, dado que en intendencia de paseos y viajes resulte más sencillo. Lo más relevante es que implica una enorme responsabilidad durante fácilmente un par de décadas.

Luara es una gatita preciosa que con tan sólo dos meses ya sabe lo que es el ser rechazada y el sufrimiento de malvivir en la calle y que está en la protectora Arca de Noé de Córdoba.

Luara sufre una infección en los ojitos de la que ya esté siendo tratada para tratar de salvar sus ojitos. Además, fue rescatada con una desnutrición y deshidratación severas, de las que también se esta recuperando.

Luara esta algo asustada, pues no es más que un bebé que ha sufrido muchísimo en su corta vida. Pero con todos los cuidados, mimos y palabras de amor que recibe de su casa de acogida Luara poco a poco va perdiendo sus miedos porque sabe que nadie más quiere hacerle daño. Es un peluchito blanquito que tiene muchas ganas de curiosear, y jugar. Es muy sociable y sumisa, y ya comienza a pedir caricias y mimitos.

Luara necesita una familia que la quiera muchísimo, para siempre.

Contacto: elarcadenoecordoba@gmail.com