BLOGS
En busca de una segunda oportunidad En busca de una segunda oportunidad

-Los hombres han olvidado esta verdad -dijo el zorro-, pero tú no debes olvidarla. Eres responsable para siempre de lo que has domesticado- 'El Principito'. Antoine de Saint-Exupéry.

Archivo de la categoría ‘consejos’

La diabetes en los perros y en los gatos (Cecil necesita una familia especial)

Los perros pueden tener diabetes, claro que sí. También los gatos. Hay gente que se sorprende cuando lo escucha, como si fuera una enfermedad exclusiva de los humanos. Una enfermedad que hace no tanto era una sentencia de muerte prematura y que a día de hoy es perfectamente controlable y no impide hacer una vida normal, incluso extraordinaria siendo atleta de élite.

Lo importante es conocer cuanto antes esta condición y tratarla según las indicaciones que nos de los profesionales de la salud. Exactamente igual que los animales.

¿Cuándo debemos sospechar que nuestro perro o gato tiene diabetes? Los síntomas más obvios son una sed desmedida y orinar en exceso, incluso no aguantándose y haciéndolo dentro de casa en el caso de los perros o fuera de su caja de arena en los gatos. También pueden adelgazar sin motivo aparente.

Ante cualquier sospecha lo que hay que hacer es acudir al veterinario. Es sencillo diagnosticar una diabetes y el tratamiento para tener bajo control la enfermedad también es sobradamente conocido. Requiere un control de la dieta, del ejercicio, controles de glucosa, inyecciones de insulina y revisiones veterinarias periódicas.

Para más información sobre lo que implica la diabetes en un perro, extrapolable a los gatos, os recomiendo leer este tema de SrPerro. Y si se quiere profundizar aun mas está diabetes-perros.com.

No es nada que no sea manejable, pero implica complicarse algo más la vida de lo esperado cuando tienes un animal de compañía. También eleva los gastos de mantenimiento de un animal. Cuando está enfermedad llega a un perro o gago que ya es un miembro de la familia, muchos serían los que asumirían la responsabilidad y el coste sin dudarlo (no todos ni mucho menos, hay demasiados casos de gente que da la espalda a sus animales cuando enferman). ¿Pero quién abriría de entrada las puertas de su casa a un animal que ya se sabe enfermo?

Es muy difícil, encontrar un adoptante con esa generosidad no es tarea sencilla. Por eso Cecil necesita toda nuestra ayuda para encontrar ese hogar especial, ese que valore su preciosa sonrisa perruna, su alegría de cachorra y la devoción que está deseando entregar por encima de su diabetes.

Cecil tiene ahora unos cinco meses y me cuentan que es una cachorra tranquila y muy buena.

Se porta genial en su casa de acogida y se lleva muy bien con niños y otros perros. Cecil es diabética lo que implica llevar un control de su azúcar y para ello, además de comer un pienso especial, necesita pinchazos de insulina dos o tres veces al día, dependiendo de como estén sus niveles de azúcar. Cecil necesita una familia que comprenda sus necesidades y se comprometa a cuidarla.

Su adopción la está gestionando la protectora valenciana Spasav.

Para más información sobre Cecil el contacto es anadelacruz3001@hotmail.com

En el refugio que Spasav tiene en Picassent hay otros 120 animales esperando su segunda oportunidad. Os animo a visitar su web para conocerlos.


¿Qué alimentos podemos dar a los perros durante estas fiestas?

Las fiestas navideñas son época de excesos gastronómicos. No para todo el mundo, no siempre, y en muchos hogares de me la impresión de que cada vez menos porque estamos cada vez más concienciados de que los excesos no son recomendables por diferentes motivos. Pero abundan, sin duda.

En muchos hogares tenemos animales compañía. Animales que están presentes durante comidas y cenas en familia, ya sea porque son en nuestra casa o nos los llevamos a las de nuestros familiares (yo tengo la suerte de poder hacerlo, mis dos perras siempre nos acompañan). Animales que, por tanto, también están expuestos a alimentos que no siempre son recomendables.

¿Qué hay que tener en cuenta respecto a ellos?

Los peligrosos suelen ser los perros que, como dice mi hija pequeña, “siempre tienen hambre” y son más dados a probar alimentos desconocidos. Los gatos suelen ser más precavidos, rechazan casi cualquier cosa que no se ajuste a su dieta carnívora y evitan el bullicio. Hay excepciones, ya lo sé…

Respecto a los perros, más allá de no poner bandejas en mesas o encimeras a su alcance y dar por perdido el trozo de queso que se nos cayó al suelo, hay que procurar que no se salgan de su dieta habitual. Al menos eso sería lo ideal.

Hay alimentos totalmente perniciosos, cualquier tipo de dulce debe evitarse que caiga en sus fauces. El chocolate especialmente, ya que puede llegar a ser tóxico.

La obesidad es un problema de salud creciente entre nuestros compañeros cuadrúpedos, así que todo aquello que es especialmente graso no contribuye a su bienestar. Si esos trozos del lechazo tan grasos no los quiere ningún humano, tampoco son buenos para el perro por mucho que nos ponga ojitos.

Ojo también con los huesos del cordero, cochinillo o cabrito. Todo el mundo sabe (o debería saber) que los de las aves no son buena idea porque se astillan, pero los otros también pueden hacerlo, y además pueden estreñir y causar diarreas.

Entonces, si queremos compartir algo rico de nuestra mesa con ellos, por aquello de que es Navidad, que un día es un día, ¿qué podemos ofrecerles?

La doctora Jennifer Adolphe, especialista en Nutrición Veterinaria de la empresa de alimentos para mascotas Petcurean, ha compartido algunas ideas:

Coger algunos kilitos durante las fiestas de Navidad es muy habitual, pero en el caso de nuestros amigos caninos y felinos, no es recomendable ya que puede tener graves consecuencias. Por eso, hay que procurar no darles demasiadas golosinas o al menos reducir las cantidades en ocasiones especiales. Además, los perros (y algunos gatos) pueden olfatear las golosinas que se esconden en los regalos, así que es importante mantener cualquier cosa comestible fuera de su alcance.

Para mantener a las mascotas entretenidas durante las celebraciones, mejor llenar su juguete favorito con pienso.

De todos modos, eso no significa que las mascotas no pueden disfrutar de una deliciosa comida festiva.

  • Carne de aves de corral como pollo o pavo: es importante asegurarse de separar la porción de la mascota antes de cubrirla con alimentos que no debe comer como mantequilla, cebolla o queso, y quitar también la piel, ya que es alta en grasa.
  • Salmón cocido: es una gran fuente de vitamina B12 (esencial para la formación de glóbulos rojos y la función del sistema nervioso) y vitamina D (responsable de la formación de huesos y articulaciones).
  • Hortalizas crujientes: la zanahorias, los guisantes y el brócoli están llenos de propiedades beneficiosas.
  • Huevos revueltos: estos son un gran regalo ocasional para la mascota, ideal para la Navidad.

El orejotas de las imágenes se llama Moki y es un cachorro de podenco cordobés al que iban regalando por la calle. Se encuentra en manos de la protectora El amigo fiel de Córdoba y busca una familia.

Se entrega con seguimiento, contrato de adopción/acogida, vacunas, pasaporte europeo, microchip, compromiso de esterilización cuando alcance la edad necesaria, desparasitaciones, analíticas y revisión veterinaria. Se puede trasladar a cualquier punto de España.

Contacto: informacion@elamigofielcordoba.org

¿Cómo viajar con perro en el coche?


Los datos hay que cogerlos con pinzas, que no parten del INE precisamente, pero me da la impresión de que no andan equivocados. Proceden del comparador de seguros acierto.com y aseguran que el 4% de los que tienen un animal de compañía lo llevan siempre suelto por el interior del habitáculo. Algo que no solo es ilegal y merecedor de una sanción, sino un riesgo para el conductor y los ocupantes del vehículo (y los vehículos con los que se cruce). El 28% reconocen llevarlos sueltos de manera ocasional.

En el estudio dan más datos, como que los hombres tienden más a llevar a sus animales sueltos que las mujeres o que andaluces, madrileños y vascos son los más dados a viajar con sus animales de compañía.

Aunque, como os decía, tampoco son datos que vayan a misa. Ni siquiera está accesible la muestra o el sistema mediante el que han recabado la información.

Pero… ¿cómo viajar correctamente con perro en el coche? La normativa (aquí la tenéis disponible en PDF) solo especifica que tiene que evitarse que interfiera con el conductor, sin decir cómo:

Así que habrá que buscar respuestas más allá de la DGT.

Hace más de un año, antes de encarar las vacaciones de verano, publicamos las recomendaciones del RACE para viajar con perros, que son de sentido común. Os dejo algunos párrafos:

Para viajar con perros, por ejemplo, son efectivos los arneses que sujetan a las mascotas con ayuda del cinturón de seguridad o los dispositivos Isofix. No se recomiendan las correas que se enganchan al collar del perro porque no cumplen la función de retención dentro del vehículo.

Si el perro es grande es mejor utilizar una rejilla divisoria y llevarlo en el maletero. La rejilla debe montarse desde el techo del vehículo hasta el suelo del maletero y debe cumplir las normas DIN 75410-2. Otra opción es el trasportín para perros. Si es de tamaño grande se colocará en el maletero lo más cerca del respaldo y en posición transversal a la dirección de la marcha.

El trasportín es uno de los sistemas más seguros también para animales de tamaño medio y pequeño. En este caso se deben situar en el suelo detrás de los asientos delanteros. Las pruebas de ensayo han demostrado que el trasportín se rompe y el animal sale despedido si ocurre un accidente y lo hemos situado en un asiento sujeto con el cinturón de seguridad.

Resumiendo. Perros grandes, si es posible, en el maletero con rejilla. Perros pequeños, en trasportín a los pies de los asientos traseros. Y también está la opción del arnés con correa que se fija al cinturón de seguridad, que es el sistema que yo prefiero.

Esta bodeguera fue rescatada hace poco. No llega a los dos años de edad y es pequeña de tamaño.

Efectivamente, como en su apariencia indicaba, tiene leishmania. Pero gracias a dios según las pruebas, no tiene los órganos afectados. Ya ha empezado el tratamiento con glucantime y se le está notando mejoría en el aspecto físico por la medicación, alimentación y cuidados por parte de su acogida. Sigue igual de dulce y tranquila como desde el día del rescate.

Busca un buen hogar en el que recuperarse.

Contacto: elenabeatrizrodriguez@gmail.com

Los mejores perros para los corredores que quieran hacer canicross

He leído este lunes en El Mundo un contenido que habla de los mejores perros para salir a correr. Sin ser incorrecto, ya que es cierto que los perros de razas muy pequeñas, los gigantes y los de morro chato o braquicéfalo no son los mejores compañeros de los corredores, entre otros aspectos que se mencionan en el texto, sí que es muy matizable, sobre todo en su apartado más destacado.

Lo que me ha llamado la atención y por lo que escribo, es porque en él se recomiendan cuatro razas en concreto para esta práctica. Esa selección me chirría profundamente.

El veterinario consultado, Manuel Lázaro, vocal del Colegio de Veterinarios de Madrid, recomienda:
Border collie, el perro deportista por excelencia de moda desde hace pocos años, un perro de trabajo que conviene que esté en manos capaces y activas.
El pastor belga malinois, identificado con frecuencia como compañero de los cuerpos y fuerzas de seguridad del estado. Con esta raza sobre todo me hubiera gustado que se recordase que no es apta en manos inexpertas.
El pitbull terrier, que es una raza que yo jamás hubiera destacado entre las cuatro mejores para la práctica del running. Son perros muy potentes, con buena musculatura, pero no tan capaces como otros de correr largas distancias y también tienden a sufrir golpes de calor, pese a su pelo corto.
El braco de weimar,un hermoso braco color bruma que es la versión más cara y estética del braco normal y corriente que abunda como descarte de caza en perreras y protectoras .¿Por qué no decir sencillamente que los bracos son aptos?

En nuestro país, los mejores compañeros de los corredores no son caras razas importadas. Los mejores a mi parecer son los podencos. Con distintos tamaños y condiciones, son perros activos, dóciles, rápidos. Ellos y sus cruces están por todas partes disponibles para la adopción.

También están los galgos, por supuesto. Son puro viento, tal vez demasiado. Y más razas de caza: pointers, bretones, los hermosos setter ingleses, que también hay muchos en perreras y protectoras del norte de España… Y los cruces mestizos de esas razas, que para hacer deporte con nuestro perro nadie va a exigir un pedigrí.

Los nórdicos y sus cruces, los perros por excelencia para cubrir corriendo largas distancias, aunque es cierto que el calor les puede hacer especial mella. De hecho, el calor es lo que más hay que tener en cuenta a la hora de correr con cualquier perro, ellos son más sensibles al calor que nosotros y en cuanto la temperatura sube de los 25 grados hay que abstenerse de correr o hacerlo con mucho cuidado, hay carreras que se han suspendido incluso con menos temperatura. Lo ideal es correr por debajo de los 20 grados.

Pero cuando se habla de razas aptas, hay que tener en cuenta también que los perros son individuos. Por mucho que una raza pueda ser recomendable por encima de otras, lo más importante es que ese perro en concreto lo pase bien corriendo junto a su amo.

He echado en falta sobre todo una mención a que cualquier pero, también mestizo, que sea saludable y ligero y que disfrute corriendo ante nosotros puede cumplir perfectamente como compañero de carreras, por una cuestión de responsabilidad social.

Recordaba lo que contó en este blog hace tres años Sergio Rodríguez, fundador de CrossMadrid, fundador e integrante de Mussuk Team y autor de un libro sobre el vínculo que se crea corriendo con tu perro, sobre su perra Nua. Os dejo un par de fragmentos:

Nua este mes de noviembre va a disputar un Campeonato de Europa de Canicross y lleva tres años logrando éxitos a nivel nacional, pero el día que nació desde luego nadie se imaginaba que podría hacer todo esto, puesto que ella procede de una camada no deseada, ya que su madre parió a 6 cachorros en una perrera; su madre apareció abandonada en una perrera una mañana. A los dos días fue rescatada por una protectora y a los 3 meses llegó a nuestra vida.

Cualquier perro es válido, con tal de que vaya delante, esto es así porque es sinónimo de que el perro lo hace por voluntad propia, por lo que se le respeta al máximo, si esto no se cumple eres descalificado de las pruebas. En las pruebas se ven todo tipo de perros, incluso perros adoptados, de tamaño grande, mediano y pequeño, como es el caso de Nua. El tema de la adopción está muy ligado con el canicross, ya que muchas pruebas se hace para recaudar fondos para que estás protectoras puedan seguir con sus cometidos. En mi caso empecé a colaborar con ellas casi a la vez que empecé a practicar canicross, y casualidades de la vida, aquí es como llegamos a conocer a Nua, difundiendo perros y gatos por las redes sociales. Gracias a este deporte nuestro vínculo es muy fuerte y estamos muy compenetrados, en cada momento sabemos que es lo que tenemos que hacer. Esta es la mejor ventaja de hacer este deporte, aparte de la calidad de vida que se le aporta al perro, ya que se le aporta estimulación mental y física.

Por cierto, que en la pieza de El Mundo hablaban de correr con los perros a partir de los cinco meses. Eso se contradice con lo que yo siempre he escuchado y con las indicaciones que también Sergio Rodríguez dejó dicho aquí: “se deben iniciar en este deporte como mucho hacía los 10 meses más o menos. Antes no se aconseja porque el perro está en crecimiento, por lo que se le pueden llegar a producir lesiones en las articulaciones, músculos y huesos”.

 Tras leer la pieza de El Mundo me puse en contacto con Eduardo Justa, policía local en Logroño que forma a otros policías en protección animal en un programa pionero del que ya os hable en su día y que está muy vinculado al deporte del canicross desde el Club Canicross Rioja. “Organizamos dos ligas: la Liga Rioja Motor Volkswagen Vehículos Comerciales, para todas las edades, y la Liga Escolar de Canicross de La Rioja, iniciativa pionera en la que participan escolares hasta los dieciséis años representando a sus centros educativos. Ambas ligas, que se celebran simultáneamente, están compuestas de cinco pruebas que se organizan en distintas localidades. Y como se puede ver en el canal de YouTube del club o en las fotos que subimos a Facebook, además de las razas variadas, los más pequeños gozan con sus compañeros aunque sean tan pequeños como ellos. Es más, verás también corredores, tanto mujeres como hombres, compitiendo con perros de pequeño tamaño tipo bodeguero, que son muy atrevidos”.

Justa coincide en la necesidad de recordar que las razas idóneas en España no son necesariamente esas: “Como sabes, estamos haciendo una labor intensa de difusión del canicross siempre y principalmente desde el punto de vista educativo, tratando de que cale el mensaje desde edades tempranas de la adopción de perros (caza, pastores, mestizos…)”.

Para terminar os voy a dejar con un artículos de Eduardo Justa para la revista TrailRun sobre canicross, por si os interesa ampliar información sobre este deporte partiendo de los consejos de un comerte que sabe bien de lo que habla: Seis consejos para iniciarse en el canicross.

Los tres perros que veis en las imágenes, dos podencos y una cruce de podenco, están esperando su segunda oportunidad en la Protectora de Cáceres.

Contacto: 667287345 676809392 protectoracaceres@gmail.com

“Que el animal viene de Europa del Este… A mí eso me la suda mientras el que yo tenga esté bien”

Hace pocos días os hablaba del cuestionario que hacen muchas protectoras antes de entregar a un animal en adopción, un cuestionario que sirve tanto para asegurarse de que el animal acaba en buenas manos como para hacer reflexionar a potenciales adoptantes que tal vez actúan más por impulso que con responsabilidad.

Los buenos criadores, que también los hay, también miran mucho a quien entregan sus cachorros. Yo prefiero la adopción, que es lo que recomiendo siempre en primer lugar, pero si alguien está muy empeñado en una raza le pido por favor que busque uno de estos criadores, que acuda al lugar en el que crían, que conozca a la madre y en qué circunstancias está. Será un cachorro más caro, pero probablemente también más sano y equilibrado.

Y no estaremos fomentando el maltrato animal, casos como el de esta noticia:

La Guardia Civil de Castellón investiga a una mujer por la venta de cachorros de perro gravemente enfermos, de raza chihuahua, a través de internet en varias provincias, como León, A Coruña y Lugo. Al llegar a manos de los compradores, los animales estaban en tales condiciones que tenían que ser hospitalizados y finalmente acababan falleciendo.

Los agentes también comprobaron que las cartillas de vacunación estaban manipuladas, dado que se había modificado los datos del suministro de las vacunas. Asimismo, se inició un expediente administrativo sancionador por Infracción a la normativa sobre animales de compañía, por realizar la cría y venta de animales de compañía sin las licencias y permisos correspondientes y en lugar no autorizado.

En aquel post reciente sobre el cuestionario me encontré con un comentario que produce mucha tristeza y que al mismo tiempo sorprende por su sinceridad. Lo firmaba Alex, y reconoce abiertamente lo que mucha gente que acaba actuando igual por ahorrarse un dinero y no complicarse la vida esconde o autojustifica.

Yo estoy intentando conseguir un cachorro. Gente que conozco súper amigos de los animales me dicen que en tienda no, que lo compre a criador si lo quiero de raza o lo coja de una protectora. La verdad: del criador tenía que pagar 1.200 euros, que tampoco es problema, pero no contentos con eso, me tenían que llevar el perro ellos a mi casa, ver mi casa y yo debía estar en contacto con ellos de vez en cuando, o pasarles fotos o información del perro… En serio???? También me decían que de vez en cuando se pasarían a verlo, a pesar de vivir a 600 km. Yo alucino con la gente de verdad, y son criadores oficiales de una web de una raza específica. ALUCINO. Otros me pedían 1.400 e ídem de lo mismo, no me importa pagar, pero paso de meter a desconocidos en mi vida.

Luego el tema de las protectoras, coincido en que me tira para atrás lo mismo, tienes que dar muchos datos de tu vida y te hacen seguimiento, y paso igualmente, no me importaría tener un animal aunque fuera de protectora, de hecho, lo quería, pero paso de perder privacidad.

Luego se quejan de que todavía hay gente que va a una tienda, suelta 300 o 400 euros y ya está. Sin complicaciones. Que sí, que el animal viene de Europa del Este o donde sea, a mi eso me la suda, me dan igual los padres del animal o las condiciones, mientras el que tenga esté bien.

MiMiga, conocedora reflexiva del mundo de protección animal, le respondía así:

Hola Alex,
sin juzgar tu comentario, creo que SÍ debería interesarte la procedencia de tu (futuro) perro – aunque sólo sea a nivel de “mercancía”. Tanto para protectoras cómo criadores serios, los animales no son un artículo de compra-venta. Y la tasa de adopción y lo que pagas en un criador por un cachorro, apenas cubren los gastos (que en el último caso son muchos y empiezan ya antes de la gestación, cómo p.ej. pruebas genéticas, que aseguran que tu animal está libre de enfermedades hereditarias).

Por ello, la mayoría de los criadores responsables ejercen cómo tal como actividad secundaria. Y el proceso de adopción / compra, que tanto alucina, es completamente normal, buscando siempre el bienestar y el hogar idóneo para el animal.

Respecto a los perros de tiendas, Internet, “fábricas de cachorros” y multi-criaderos: No sólo pueden no “estar bien” físicamente, sino que prácticamente SIEMPRE están mal a otros niveles.

Un cachorro necesita aprender a “ser perro” de su madre y junto a sus hermanos, cómo interactuar correctamente con humanos de distintas edades (niños) y animales de otra especie y cómo desenvolverse en distintas situaciones (p.ej. ir en coche, visita al veterinario etc.). Éste aprendizaje se da -sólo- en el periodo de sensibilización (hasta los 3-4 meses).

Los cachorros de tiendas etc. no sólo son criados en condiciones no adecuadas (de salubridad, control veterinario etc.), sino separados a una edad muy temprana de la madre – y con ello NO correctamente socializados. Muchos tendrán problemas de relacionarse con otros perros y personas, no controlan la mordida y muestran una serie de comportamientos conflictivos, cómo agresividad. Y en todo caso han pasado por una primera infancia negativa, tanto a nivel físico, cómo psíquico, que impacta en toda su futura vida.

Comprar este tipo de cachorros, es financiar al maltrato animal y en muchos casos actividades al margen de la ley.

Ahora puedes tomar una decisión informada.

Ahora podéis tomarla todos. Ahora podéis cerrar los ojos al sufrimiento animal para ahorraros un dinero (que tal vez gastaréis luego en veterinarios y llantos por muertes prematuras) o para no complicaros mínimamente la existencia, o podéis intentar actuar con ética y dormir tranquilos por las noches habiendo obrado sin causar perjuicios a otros seres vivos.

Los dos gatos que aparecen en el post son dos machos de menos de dos meses que buscan un hogar. Están en Leganés.

Contacto: Mercedes 619 969 515

Otros post que te pueden interesar:

¿Es maravilloso tener gato?

No hace mucho escribí un post llamado ¿Es maravilloso tener perro?, en el que os aseguraba que habría una segunda parte protagonizada por los gatos.

El día ha llegado, y lo ha hecho porque recientemente se publicó un contenido en otro medio que parecía dar a entender que los gatos son animales más fáciles de mantener que los perros, algo en línea con lo que se oye con frecuencia por la calle.

“Tener gato es más barato que tener perro”, “un perro te obliga a salir a la calle y el gato es más fácil de cuidar”, “en verano el gato se queda solo y no hay problema”, “aunque el piso sea muy pequeño, un gato apenas ocupa”…

Puede hacer un poso de verdad en algo de lo que se dice, pero las cosas no son exactamente así a poco que rasquemos (como gusta hacer a los gatos). Ojo, tampoco olvidéis que los gatos no deberían ser el plan B de los que quieren un perro y les falta tiempo.

Tener un gato puede ser maravilloso si eres de los que son capaces de amar a estos pequeños felinos, si tienes interés en descubrir que cada uno tiene su personalidad, si estás dispuesto a entender cómo se comunican, sus necesidades y dedicarles tiempo.

Por desgracia son demasiados los que creen conocer las necesidades de los gatos y lo único que saben es que necesitan una caja de arena. Son también demasiados los que desconocen todo sobre su comportamiento, manera de comunicarse y necesidades etológicas, incluso teniendo gatos desde hace años.

El gato es uno de los animales de compañía más populares y, al mismo tiempo, un gran desconocido incluso para sus dueños.

Tener gato puede ser maravilloso porque un ronroneo puede ser un masaje en el corazón, pero también es una gran responsabilidad que puede prolongarse durante dos décadas.

Algunas cosas que pueden (o deben) pasar si decides sumar un gato a tu familia:

  • Tendrás que encontrar un lugar para poner su caja de arena, que no sea junto a su agua y su comida. Suelen ser voluminosas, sobre todo si son cerradas. Y tendrás que tenerla limpia. Hay gatos más exigentes que otros con el tipo de arena y con su estado de limpieza, prepárate por si te sale tiquismiquis.
  • Por mucho que la caja esté cerrada y tenga puerta, es muy probable que haya arena que salga disparada al suelo. Hay gatos que entierran sus deposiciones con el entusiasmo de un niño entrando en Disneyworld.
  • También tendrás que ofrecerle rascadores. No todos los rascadores gustan a todos los gatos, habrá que probar. También enseñarle a usarlo para evitar que elija tu mueble favorito como rascador.
  • Rascadores, caja de arena, juguetes, comedero, bebedero… ¿quién dijo que los gatos no ocupaban nada de espacio?.
  • Aún con rascadores que le gusten y utilice puede darle por arañar tu mueble favorito. Si aprecias más a ese mueble que a tu gato, mejor no tengas gato.
  • Los gatos tienen uñas y deben tenerlas. Eso no sólo significa que arañen muebles, sino que pueden arañarnos a nosotros, jugando (importante, nunca se juega con ellos con las manos), sin querer, o porque no hemos sabido interpretar sus señales de aviso para que nos dejen en paz. Hay muchos buenos libros y webs que nos enseñan a entenderlos y es obligatorio leer alguno de ellos si queremos compartir la vida con un gato.
  • Los gatos no son ariscos e independientes que saben buscarse la vida, son pequeños cazadores territoriales.
  • Los gatos tienen pelo. Ese pelo se cae, se pega en la ropa y en las tapicerías. Puede parecer una obviedad, pero no conviene pasarlo por alto. Asúmelo si quieres un gato en casa.
  • Ojo con las ventanas y terrazas. Si corre peligro de caer o de marcharse a vagabundear, habrá que poner mosquiteros o ventilar con la habitación cerrada para que no pueda acceder. Si contáis con terrazas o patios seguros, lo mismo también merece la pena poner alguna gatera.
  • Son animales que se aferran encantados a rutinas y horarios. Si te viene a despertar a las 7 de la mañana los sábados y domingos, no te extrañes; si se cena a las ocho y te estás retrasando, prepárate para los maullidos exigiendo lo suyo.
  • Son además animales nocturnos. Bienvenidas sean las carreras y locuras felinas de medianoche. No siempre es así, pero hazte a la idea por si acaso.
  • Una alimentación de calidad regular y una ingesta de líquidos insuficiente es garantía segura de problemas de salud a medio o largo plazo. El pienso va a ser caro, la comida húmeda es necesaria y el agua fresca y apetecible también.

El gato de la imagen, un macho que aún es un cachorro y muy cariñoso, ha aparecido abandonado en un pueblo de Guadalajara.

Se entrega en adopción en la comunidad de Madrid y Guadalajara. Es preciso testarlo y esterilizarlo.

Contacto: alarraneta@gmail.com

¿Por qué el cuestionario de preadopción? ¿Por qué tantas preguntas cuando se quiere adoptar a un animal?

Me lo he encontrado varias veces, gente a la que le incomoda el examen al que les someten las protectoras de animales antes de entregar a uno de sus perros o gatos. Cuestionarios extensos, entrevistas personales, visitas al domicilio…

El potencial adoptante está seguro de su decisión, sabe lo fácil que es encontrar animales por ahí (no solo comprándolos, también aceptando cachorros de particulares que han criado sin control o acudiendo a alguna perrera de las que miran poco). ¿Por qué someterse a ese proceso?

Pues porque es bueno que una protectora se asegure de que sus animales acaban en buenas manos; porque indica que se preocupan por hacer bien su trabajo, que es velar por el bienestar de los seres vivos que guardan; porque implica que conocen a sus animales, que los entregarán solo si creen que la adopción será exitosa y traerá felicidad a todas las partes, una garantía para todos.

Así lo explican desde la Protectora “el buen amigo” los palacios y villafranca (Sevilla):

Para nosotros es muy importante evaluar no sólo las condiciones y con quien va a vivir el perro, sino la idoneidad del animal elegido con los adoptantes y su entorno. Para conocer los detalles con los cuales poder hacer dicha evaluación, en el caso de solicitantes de adopción que viven lejos o no les es fácil desplazarse al refugio, disponemos de un cuestionario de preadopción.

Si has concertado una cita, dicha información se obtendrá de la charla con los voluntarios encargados de la misma, cuando vengas a conocer a tu perro, aunque parte de ella ya la obtendremos de tu primer contacto con nosotros.

Muchas personas que contactan con protectoras se quejan del asedio a preguntas y lo tedioso de tener que rellenar cuestionarios. No saben el alto porcentaje de devoluciones que se producen porque el perro no ha satisfecho las expectativas puestas en él o porque la situación personal o familiar no son las adecuadas para el animal apresuradamente elegido. El adoptante que subestima la importancia de dedicar un rato a pensar o rellenar un cuestionario que a él mismo le puede hacer ver los inconvenientes con que se puede encontrar cuando viva con un perro no se da cuenta que esto sólo le ocupara una pequeña parte de su tiempo pero que la adopción es para toda la vida del perro, y esto es especialmente frecuente en personas que nunca han tenido perro.

El perro es, junto con el gato, el animal más cercano al hombre. Hace ya mucho tiempo que sus ancestros dejaron su forma de vida salvaje y encontraron en nuestra compañía el entorno que los hizo cambiar hasta lo que hoy son. Podríamos decir que son animales de casa. Nos necesitan: aunque nos ayudan de muchas formas, podríamos vivir sin ellos, pero ellos no sin nosotros.

Si te planteas tener uno, debes pensar que va a formar parte de tu familia y que como un miembro más de ella deberás ocuparte de su sustento, salud y educación, de procurarle un refugio contra el frío o el calor y de darle el cariño que necesita.

Esto vale para cualquier perro, ya sea adoptado, comprado o regalado, de raza o mestizo, pero adquiere un especial valor cuando se trata de un perro abandonado y maltratado. Al adoptar un perro de refugio no sólo recibes a un buen amigo, estas dando a un ser vivo el futuro que alguien le negó y además estas creando un espacio de acogimiento nuevo para que otro perro pueda ser rescatado del sufrimiento que significa vivir en la calle.

Es cierto que debes hacerte unas cuantas preguntas previas y nosotros te ayudaremos a contestarlas, pero seguro que al final encuentras al animal que buscas. Lo sabrás cando él te encuentre también a ti.

En esa misma protectora me cuentan que están “desesperados” por la masificación de entradas que han tenido este verano. Uno de los últimos casos han sido estos cinco perros a los que han llaman ‘los cinco enanitos’ (Goku, Hada, Casper, Murphy y Heidi).

Llegaron todos de un Síndrome de Noe donde vivían sin salir al exterior ni relacionarse. De los cinco, Murphy y Heidi son los más zalameros; Hada es muy linda aunque tímida al principio; Goku y Casper son los que tienen más miedo pero van mejorando cada día.

Todos son jóvenes y seguramente sean familia por sus parecidos, rogamos difusión para verles feliz, han venido de una cárcel a otra y queremos liberarlos y que sepan los que es un buen hogar.

Contacto: Protectoraelbuenamigo@gmail.com

¿Te plantearías ser casa de acogida temporal de un animal necesitado?

Es una experiencia que merece la pena, si es que puedes y amas a los animales. Un acto generoso con el que salvas una vida.

El texto que hoy traigo es de la protectora cordobesa Arca de Noé, pero en cualquier protectora cercana a vuestro lugar de residencia podrían contar algo similar y estarán encantados de contar con vosotros como casa de acogida temporal.

Siempre me ha llamado la atención que haya lista de espera para acoger a un cachorro de perro guía, pero siempre falten hogares para cachorros de protectora.

Y no solo los cachorros necesitan estos hogares temporales, también animales convalecientes, ancianos, deprimidos en el chenil…

Merece la pena. Aunque solo sea porque hay días en los que uno necesita ser capaz de sostenerse la mirada de frente ante el espejo.

¡Ayudando a los demás te ayudas a ti mismo!

Dedicar una parte de tu tiempo, compartir temporalmente tu vida con un ser inocente es el mayor regalo que te puedes hacer a ti mismo y le puedes hacer a él.

Cada día rescatamos animales, cachorros, adultos, animales que sin una ayuda no podrían sobrevivir un minuto más, ellos han llegado al límite de sus fuerzas y la personas que integran la protectora les dan esperanza, una nueva vida, una oportunidad de ser felices, de recuperarse y recuperar la integridad que todo ser vivo se merece.

Todo este proceso no es fácil porque nuestras manos son limitadas y nuestras casas no admiten más animales. Por esto necesitamos más manos, más casas, más corazones desinteresados, más ganas de ayudar con hechos y no con palabras, ¡¡TE NECESITAMOS A TI!!

La pena no los saca de la situación en la que están y nosotros no podemos seguir ayudando sin tu ayuda… Ser casa de acogida es uno de los mayores placeres de la vida, ayudarlos en su día a día, ver como recuperan la confianza, como sanan las heridas, como se recuperan corazones rotos de dolor y de maltrato, enseñarles a vivir… Todo esto es algo impagable, insustituible, una experiencia que te llena de felicidad, que te hará ser mejor persona, que te ayudará a ver el mundo de otra manera y con un gesto tan simple como ACOGER.

¡Esto significa dejarles quedarse contigo un tiempo limitado! Este tiempo lo decides tú y es muy valioso, desde un día, un fin de semana, una semana, unas vacaciones, el tiempo que puedas, ese tiempo es vivir o morir.

Sin casas de acogida NO podremos seguir ayudando… En ti está la clave, en tu SOLIDARIDAD, en tus ganas de ayudar, en dedicarles un poco de tu tiempo a ellos, en ayudarlos para que sean felices para siempre.

¡Si quieres ayudarlos escríbenos y te lo explicamos TODO!

Ayudar es FÁCIL, solo tienes que QUERER.

elarcadenoecordoba@gmail.com

Los gatos triunfan en Internet, pero no tanto cuando buscan un hogar (adopta a Olegario)

Los gatos adultos tienen muy difícil encontrar un hogar, una segunda oportunidad. Esa es la triste realidad.

Que aparezcan adoptantes para perros adultos es también difícil, sobre todo si hablamos de determinadas zonas calientes de la geografía española o de perros de razas potencialmente peligrosas, pero en general suelen tener más suerte que los gatos, por mucho que sean los reyes de Internet.

Cualquiera que gestione un centro de protección animal podrá confirmar lo que estoy diciendo.

La gente prefiere cachorros, y es demasiado fácil encontrarlos, sobre todo en primavera que abundan las camadas. Da igual que un cachorro de gato sea un pequeño (y adorable, eso sí) demonio de Tasmania y el adulto un caballero educado, cariñoso y dormilón. Cuesta horrores que alguien se fije en el mayor y le abra las puertas de su hogar habiendo tantos pequeños.

Ojo, no digo que encontrar casa para todos los cachorros de gato sea coser y cantar. En absoluto. En nuestro país hay miles de animales que nacen destinados a no tener jamás una familia que vele por ellos, y por eso es necesaria la esterilización y limitar la cría, pero ese es otro tema.

Si para un gato adulto es difícil, si ese gato arrastra algún inconveniente de cualquier tipo la cosa es aún más complicada.

Los inconvenientes más frecuentes suelen estar vinculados a las enfermedades que abundan entre los gatos de la calle, la inmunodeficiencia felina o la leucemia. A veces ambas simultáneamente. Cuando oigáis que un gato sabe buscarse la vida en la calle, una leyenda urbana peligrosamente extendida, pensad que lo que encontrará con más probabilidad es una muerte pronta por una de estas enfermedades o muchos otros posibles motivos. Pocos tienen la suerte de acabar en una colonia bien controlará y, aún así, si es un gato casero abandonado sufrirá en la mejor de esas colonias.

Así que Olegario lo tiene difícil. Es adulto, aunque por los pelos. Tiene en torno a un año, es poco más que un cachorro. Y es un gato cariñoso que gusta de la compañía humana, pero tiene inmunodeficiencia felina y eso hace que mucha gente se eche atrás, pese a que la inmuno no impide una vida larga y estupenda sin problemas si tiene un hogar en el que vivir cómodo. Conozco unos cuantos casos de primera mano.

Olegario está ya castrado y sano por todo lo demás. Necesita con urgencia adopción o acogida temporal hasta que se le encuentre un hogar definitivo.

Con otros gatos es algo desconfiado, pero es muy joven y se adaptaría. Con perros o se le ha testado. Se da en adopción a priori en toda España, en acogida por Madrid y provincias limítrofes.

Contacto: correo@juancarlosrivas.com

¿Cómo enseñar a nuestro gato a usar rascadores?

Esta misma semana os contaba que un gato vale más que cualquier mueble. En aquel post salió el tema de cómo enseñar a un gato a usar rascadores en lugar de sofás, sillas o librerías y varios me pedisteis que escribiera al respecto.

Pues allá vamos.

Lo primero que quiero destacar es que, por muy bien que hayamos enseñado a nuestro gato a rascar las uñas allí donde nosotros queremos, sigue siendo más que probable que encontremos enganchones en cortinas, tapicerías y maderas. Y debemos mentalizarnos de que no pasa nada. Si queremos compartir nuestra vida con uno de estos animales más nos vale asumir que las cosas son menos que un ser vivo y que ningún gato, por bien educado que esté, es un soldado prusiano.

Mi madre siempre decía que las casas estaban para vivirlas, no para exhibirlas. Se refería a dejar jugar a los niños, pero la filosofía viene a ser la misma. Y si no vamos a estar dispuestos a renunciar a vivir en una digna de revista de decoración, mejor no sumar un animal a la familia.

Ahora sí, vamos al lío: ¿Cómo enseñar a nuestro gato a usar los rascadores?. Pues la regla de oro es tener mucha paciencia y mucha constancia.

Es imprescindible  observar al gato porque:

  • Es recomendable ubicar los rascadores en los lugares que hayamos localizado que le gustan para afilarse las uñas, no en aquellos que nosotros creamos que quedan bien o estorban poco. Si le gusta un lateral del sofá, ahí debe ir.
  • Fijaos también en los materiales que prefiere para rascar. Si es de los que se pirrar por el sillón de cuero artificial, buscad un rascador de consistencia y material semejante.
  • Por último  hay que tomar nota de la postura. Muchos gatos gustan de superficies verticales, pero otros se las buscan en ángulo, y no pocos tiran de superficies horizontales.

Es decir. Mirad bien cómo se comporta y él mismo nos dirá lo que prefiere. Suelen preferir rascadores estables. Y elegir el mejor tipo de rascador, pese a toda la observación, es prueba y error. Pero hay todo tipo de rascadores muy baratos. Yo no gastaría un dineral en el súper  rascador a menos que tuviera clarísimo que es del tipo que a mi gato le encanta.

También podemos fabricarlos nosotros; el típico rascador casero es un cartón de los del papel de cocina envuelto en cuerda. Pero a poco que busquéis en Internet veréis muchas ideas, que además son manualidades divertidas de hacer con niños.

Y hay cosas que no son rascadores pero a muchos gatos les encantan a tal efecto, como los felpudos o determinados tipos de cajas, cestas, alfombras o esteras baratitas.

¿Cómo enseñarles? Siempre desde el refuerzo positivo y nunca con el castigo. Asociando el sitio del rascador al juego y a las golosinas. Estar ahí afilándose las uñas tiene que molar. Si me llevan desde el sofá que tanto me gusta en volandas y entre gritos al rascador es poco probable que le coja gusto.

Sí que es buena idea cuando le vemos rascándose en el sofá decirle que no, con calma, y llevarle al rascador, pero una vez allí tenemos que jugar con él, con las plumitas o cascabeles que cuelguen o hayamos añadido al chisme, y premiarle.

A veces funciona que nos vea a nosotros rascar con nuestras uñas, aunque os cueste creerlo, o frotarlo con algo que tenga el olor de nuestro gato o con hierba gatera.

Paciencia y constancia como os decía. Y también mucha calma y premiar el comportamiento que queremos.

Es cierto que es más difícil limitar hábitos adquiridos que enseñar de nuevas, pero los gatos adultos también pueden aprender. Y los más mayores tienden a ser menos rascadores que los que están en la infancia y la adolescencia. Otro punto a favor para adoptar un adulto.

¡Ah! Y si tenemos más de un gato es más que probable que cada uno necesite su propio rascador, incluso que se parezcan poco en sus gustos de rascado.

Si tenéis más trucos o consejos, son bienvenidos en  los comentarios.

Estos ocho pequeños fueron abandonados este jueves en una clínica veterinaria en Ocaña. Se necesita para ellos acogidas y adopciones urgentes en Madrid y Toledo.

Difusión por favor.

Contacto: 678462894 y 687085875