Al menos 1.400 perros con pedigrí salieron de la fábrica de cachorros de pesadilla en la que tenían 270 chihuahuas con las cuerdas vocales cortadas

La semana pasada fue noticia la desmantelación de un criadero ilegal de chihuahuas, pomeranias y caniches en el que algunos animales tenían las cuerdas vocales cortadas para que no ladraran. Una noticia que amplié con un post.



Ha habido mucha gente interesándose por esos perros
por diferentes vías, ofreciéndose para adoptar alguno de ellos o para tenerlos en acogida, incluso recriminando a los medios que no demos información sobre dónde dirigirse para ofrecer su ayuda.

Probablemente gente con buena intención y el corazón sobrecogido por este maltrato terrorífico. También probablemente en un buen porcentaje, gente movida más por el impulso que por la reflexión, cuando siempre es más recomendable lo segundo que lo primero cuando se abre las puertas de tu hogar a un animal. Y no puedo evitar pensar que entre ellos hay muchos que, lo que buscan consciente o inconscientemente, es un chihuahua gratis.

Siempre que hay una noticia de incautaciones de perros minis de razas de moda, como ésta última, siempre se suceden las peticiones de gente que quiere adoptar o acoger uno. Todos ellos deberían hacer un importante examen de conciencia. Si alguien tiene interés en adoptar o acoger, en ayudar a perros y gatos de todo tipo que lo han pasado mal de diferentes maneras, hay multitud de protectoras con un montón de animales que lo necesitan urgentemente. No hay que esperar a todos estos, los hay que necesitan ayuda ya mismo. ¿O es que solo quiere ayudar si es un chihuahua o un pomerania?

Los perros de esta noticia no están en adopción. Por favor, que quede claro. Así lo contaban las organizaciones que se han hecho cargo de ellos en una nota de prensa: “FAPAM y ANAA se han hecho cargo de la custodia, cuidados y atención veterinaria de todos estos perros que además psicológicamente también necesitan ser rehabilitados, a consecuencia entre otras del confinamiento y hacinamiento al que han sido sometidos. Por el momento no es posible la adopción de ninguno de los perros“.

Una nota de prensa que da más información sobre esta fábrica de cachorros, que llevaba treinta años operando gracias a esos que quieren cachorros rápido y baratos sin preocuparse demasiado por su origen. Como bien apuntan estas asociacions: “Estas fábricas de cachorros no existirían si hubiera más conciencia entre la ciudadanía y a la hora de adquirir un animal de compañía no se colaborará con la explotación de animales y se diera una oportunidad a los miles de animales que se abandonan en España”.

Al menos 1.400 perros con pedigrí salieron de la fábrica de cachorros de pesadilla. Al menos 1.400. Todo aquel que compre un animal por la vía fácil, sin interesarte a fondo en las condiciones en las que fue criado su futuro cachorro, es cómplice de sitios así, en los que el maltrato animal es la norma.

Los animales vivían en un zulo construido de manera ilegal en los bajos de un chalet. Se encontraban enjaulados en espacios pequeños y en unas condiciones «deplorables», según la Policía Nacional y en ocasiones había tres perros por cada jaula y los animales presentaban problemas articulares porque apenas podían moverse. El lugar no presentaba las mínimas condiciones higiénico-sanitarias, no tenía ventilación ni luz natural. El hedor era insoportable y el aire irrespirable, una actividad que el propietario de los animales llevaba a cabo de manera ilegal desde hace 30 años. Para evitar alarmas a los vecinos, a muchos de los animales se les seccionaron las cuerdas vocales y a las hembras destinadas a la cría habían sufrido cesáreas, amputaciones y tenían quistes en los ovarios.

Casi un centenar de jaulas apiladas era el lugar donde mantenían a los animales hacinados, toda su vida pisando un suelo de rejilla y sin poder hacer un mínimo de ejercicio. La vida de estos perros ha sido un infierno, encerrados en minúsculas jaulas sin apenas poder moverse, utilizados como máquinas de criar para conseguir un beneficio económico. Las hembras eran literalmente “explotadas” para conseguir el máximo número de cachorros para su venta.

Esta actividad se llevaba a cabo en la más absoluta ilegalidad, no presentaba ningún tipo de autorización de núcleo zoológico ni la correspondiente licencia de actividades.

Según la Policía Nacional “Se estima que llevan practicando esta actividad desde 1990. Desde entonces consta que han vendido al menos 1.400 perros con pedigrí, ya que son los que estaban dados de alta en la Real Sociedad Canina de España.

Según los cálculos de la Policía Nacional, los beneficios obtenidos superarían los dos millones de euros ya que los detenidos vendían los perros «de raza» por 3.000 euros, eso sin contar la venta de los canes sin pedigrí”.

En el momento de la incautación los perros presentaban problemas neurológicos, piómetras, malformaciones por la falta de ejercicio, fracturas consolidadas, en general diversos problemas de salud consecuencia directa de las pésimas condiciones de vida, de la cría abusiva/ explotación a la que han sometidos y de la ausencia de atención y cuidados necesarios para garantizar un mínimo bienestar.

FAPAM y ANAA se personarán como acusación particular en el procedimiento judicial, confiando en que los responsables de tanto sufrimiento paguen por sus actuaciones y que sea una condena ejemplarizante.

5 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser sonia

    Pues por increíble que parezca, después de ver esto. En Asturias un ayuntamiento acaba de dar permiso para montar un criadero de perros. Me parece una barbaridad y algo que debería denunciarse también en los medios.

    26 enero 2020 | 14:34

  2. Dice ser Perrito

    Epidemia perruna

    26 enero 2020 | 14:48

  3. Dice ser Luti

    Por esos 1400 perros hay 2800 personas que los han comprado sin preguntar ni saber de donde y en qué condiciones estaban y venían

    26 enero 2020 | 15:15

  4. Dice ser GFL

    sólo me pregunto qué van hacer con el culpable o los culpables ….

    … probablemente un par de meses de cárcel y ya está ¿no?

    que rabia

    26 enero 2020 | 22:06

  5. Dice ser No ladra

    ¿Será por eso que mi chichuahua no ladra nunca?

    08 febrero 2020 | 15:10

Escribe aquí tu comentario





    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Antes de enviar su comentario lee atentamente las normas para comentar en 20minutos.es.
    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Algunos blogs tienen moderación previa, ten paciencia si no ves tu comentario.

    Información sobre el tratamiento de sus datos personales

    En cumplimiento de lo dispuesto en el Reglamento (UE) 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo de 27 de abril de 2016 relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos, y Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales le informamos que los datos de carácter personal que nos facilite en este formulario de contacto serán tratados de forma confidencial y quedarán incorporados a la correspondiente actividad de tratamiento titularidad de 20 MINUTOS EDITORA, S.L, con la única finalidad de gestionar los comentarios aportados al blog por Ud. Asimismo, de prestar su consentimiento le enviaremos comunicaciones comerciales electrónicas de productos y servicios propios o de terceros.

    No está permitido escribir comentarios por menores de 14 años. Si detectamos el envío de comentario de un usuario menor de esta edad será suprimido, así como sus datos personales.

    Algunos datos personales pueden ser objeto de tratamiento a través de la instalación de cookies y de tecnologías de tracking, así como a través de su acceso a esta web desde sus canales en redes sociales. Le rogamos consulte para una más detallada información nuestra Política de Privacidad y nuestra Política de Cookies.

    Los datos personales se conservarán indefinidamente hasta que solicite su supresión.

    Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión y portabilidad de sus datos, de limitación y oposición a su tratamiento, así como a no ser objeto de decisiones basadas únicamente en el tratamiento automatizado de sus datos, cuando procedan, ante el responsable citado en la dirección dpo@henneo.com

    Le informamos igualmente que puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de Datos, si no está satisfecho con en el ejercicio de sus derechos.