La profesión veterinaria, esa gran desconocida

En mi último post os hablaba de la manifestación que reunió a 3.000 veterinarios en la capital reivindicando la puesta en valor de su profesión, desconocida, menospreciada y con trabas injustas como el IVA de lujo para el tratamiento de animales de compañía que llevo años denunciando desde este blog (y que varios partidos prometieron erradicar en sus programas, esperemos que lo recuerden).

Los veterinarios son imprescindibles, tan necesarios que no podríamos mantenernos como sociedad sin ellos. Son, probablemente, uno de los oficios más viejos que existen.

Pilar Pérez Miñano, veterinaria clínica, me ha mandado un texto que explica todo lo que los veterinarios hacen por nosotros y he querido cederle este espacio, para contribuir a que queden claro los motivos por los que deberíamos valorarles más aún de lo que hacemos.

Hoy ha venido una clienta de años a preguntarme: “¿Por qué os habéis  manifestado?, ¿cuál es el problema?, ¿es porque hay tantos perritos abandonados?”. Le he respondido con más preguntas: “¿Qué es para ti un veterinario? ¿Te parece importante lo que hacemos?”. Me respondió: “Si, Pilar, sois importantes, los veterinarios sois gente que quieren a los perritos; como tú que me cura a Rocky cuando está enfermo”.

Es cierto. Rocky viene sólo cuando está enfermo. No viene a vacunarse de nada más, excepto de la rabia (y por miedo a la multa) “porque es muy caro”. Alguna vez,  cuando su dueña tiene “algo extra de dinero”, cae una desparasitación interna. Pero eso sí, Rocky va cada dos meses va a la peluquería. En estas fechas más “para que lo dejen guapo para navidades”. “¿Qué ha pasado? ¿Cuándo pasaron los cuidados veterinarios a ser menos importantes que un corte de pelo?”, me pregunto internamente.

Volviendo a la conversación con mi clienta, replico a su respuesta diciendo: “¿Sabías que un veterinario está contigo en toda tu vida diaria?”. Me mira extrañada, algo disgustada, incrédula y curiosa, preguntando con la mirada.

Pues sí. Tras ese cocido madrileño tan rico que sueles preparar o tomar en el restaurante de Óscar, han estado muchos veterinarios trabajando para que llegue a tu plato en buenas condiciones, para que no enfermes. Un grupo de investigadores evalúan medicamentos, vacunas y la calidad de los piensos que le dan a los animales para que estén sanos y puedan reproducirse; otros veterinarios los controlan para que tengan crías a las cuales vacunan y controlan en su hábitat para que cumplan con los estándares de calidad y bienestar animal  y crezcan sanas; luego esas crías, cuando crecen, son llevadas a los mataderos donde otros veterinarios controlan que no sufran, la calidad de la carne y que no lleven ninguna enfermedad que te puedan contagiar; en los supermercados otros les hacen controles para que no se contaminen con nada; luego otros veterinarios van al restaurante de Óscar y vigilan que cumpla con los niveles sanitarios adecuados para que ese cocido tan rico no te enferme.

Por otro lado, para que pasees por el parque tranquila con Rocky, un veterinario del ayuntamiento controla las plagas para que ni Rocky ni tú enferméis. Cuando escuches a los pajaritos, recuerda que hay veterinarios que controlan que se mantenga la biodiversidad y que no desaparezcan especies. Si vas de viaje a otras provincias puedes estar tranquila, que no habrá entrado ninguna enfermedad peligrosa a España porque los veterinarios de fronteras están supervisando que ninguna enfermedad entre al país.

Luego, claro, estoy yo que cura a Rocky cuando enferma. Como soy su médico debo saber de cardiología, traumatología, toxicología, epidemiología y todas las “ías” que se necesiten; pero además tengo que ser una buena cirujana y saber de laboratorio clínico para poder distinguir de qué está enfermo Rocky, porque Rocky no habla y no me lo puede decir lo que le pasa. Y Rocky es un perro, pero tengo que conocer al menos cinco especies más.

Por otro lado prevengo que tú y Rocky no enferméis. Le vacuno de la rabia Rocky, para protegeros a ambos, pero siempre te digo que debemos ponerle otras vacunas, como el recuerdo de parvo y moquillo porque, si enferma, los gastos suelen ser muy caros, con hospitalización y a veces ni con eso se logran salvar. Y también es importante ponerle la vacuna contra la leptospira que es contagiosa para ti y puede provocarte diarreas y orinas con sangre que tu médico de primeras tal vez no reconocería y podrías morir. Siempre te digo que deberíamos controlar la leishmaniosis, que aunque el riesgo es bajo, si Rocky enferma nunca se curará, sólo podremos mantenerlo estable. También te digo que hay que tenerlo desparasitado externamente para que no tenga tenga pulgas ni garrapatas, porque estas últimas pueden contagiar la fiebre hemorrágica del Crimea-Congo, que es mortal en muchos casos, o la enfermedad de Lyme, que puede provocar trastornos neurológicos, cardíacos y reumatológicos y está relacionado como causa de la temible fibromialgia.

Como ves los veterinarios estamos contigo, cuidándote y previniendo que ni tú ni Rocky enferméis y por eso nos manifestamos, para que la población nos vuelva a ver como lo que somos: sanitarios.


La gatita carey que acompaña el texto es Kika, que apenas tiene tres meses y medio. Kika estaba llorando debajo de un contenedor de basura en la puerta de un colegio, tenía una fuerte infección en los ojos y uno de ellos está totalmente recuperado, pero en el otro, aunque no ha perdido la vista completamente, se le ha quedado una cicatriz ocular que le resta algo de visión. A pesar de esto, hace una vida completamente normal.

Kika es muy buena y cariñosa y se lleva genial con otros gatos Se encuentra en Murcia, pero puede enviarse a otras provincias. Se entrega con chip, vacunas, cartilla, desparasitada y con compromiso de castración.

Contacto: adopcionesbastet@gmail.com

1 comentario · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser Javier de Leon Ordoqui

    Buenos dias ! Yo soy Medico Veterinario recibido en la Universidad de la Republica Oriental del Uruguay y les comento que en Uruguay pasa exactamente lo mismo.Es una profesion la cual los Veterinarios mismos no hemos sabido hacer valorar No se si sera por falta de hacer conocer todo lo que hacemos por la sociedad en gral, ya sea de un punto de vista de la salud de nuestros pacientes y de nuestros clientes Como tambien de su salud emocional . Los saluda a los estimados colegas
    Dr Javier de Leon

    24 noviembre 2019 | 15:02

Escribe aquí tu comentario





    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Antes de enviar su comentario lee atentamente las normas para comentar en 20minutos.es.
    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Algunos blogs tienen moderación previa, ten paciencia si no ves tu comentario.

    Información sobre el tratamiento de sus datos personales

    En cumplimiento de lo dispuesto en el Reglamento (UE) 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo de 27 de abril de 2016 relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos, y Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales le informamos que los datos de carácter personal que nos facilite en este formulario de contacto serán tratados de forma confidencial y quedarán incorporados a la correspondiente actividad de tratamiento titularidad de 20 MINUTOS EDITORA, S.L, con la única finalidad de gestionar los comentarios aportados al blog por Ud. Asimismo, de prestar su consentimiento le enviaremos comunicaciones comerciales electrónicas de productos y servicios propios o de terceros.

    No está permitido escribir comentarios por menores de 14 años. Si detectamos el envío de comentario de un usuario menor de esta edad será suprimido, así como sus datos personales.

    Algunos datos personales pueden ser objeto de tratamiento a través de la instalación de cookies y de tecnologías de tracking, así como a través de su acceso a esta web desde sus canales en redes sociales. Le rogamos consulte para una más detallada información nuestra Política de Privacidad y nuestra Política de Cookies.

    Los datos personales se conservarán indefinidamente hasta que solicite su supresión.

    Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión y portabilidad de sus datos, de limitación y oposición a su tratamiento, así como a no ser objeto de decisiones basadas únicamente en el tratamiento automatizado de sus datos, cuando procedan, ante el responsable citado en la dirección dpo@henneo.com

    Le informamos igualmente que puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de Datos, si no está satisfecho con en el ejercicio de sus derechos.