Archivo de noviembre, 2019

El 52% de nuestros perros fueron salvados del abandono y el 27% comprados, un 10% a particulares

Ayer conocimos el estudio que hace Tiendanimal con la intención de ahondar en qué tipo de animales tenemos y cómo los tratamos. No deja de resultar curioso que para tener datos sobre nuestra relación con los animales tengamos que recurrir a los que elaboran empresas privadas, como este, que va por su tercera edición, o el veteranísimo de Fundacion Affinity cuyos datos de abandono son los únicos serios que manejamos en este país y que enarbolan incluso desde estamentos públicos.

La conclusión es clara, a las instituciones públicas, empezando por el INE, se la trae al pairo radiografiar este aspecto de la sociedad, que va desde la sensibilidad creciente de los ciudadanos a realidades como el maltrato hasta los datos puramente estadísticos de número y tipo de animales integrados en nuestras ciudades.

Por eso hay que agradecer estas iniciativas privadas.

La de Tiendanimal se trata de una encuesta hecha a partir de las respuestas de 2.480 particulares que han comprado en los últimos seis meses en Tiendanimal o han impactado por la campaña, 61 protectoras y 47 profesionales y veterinarios que colaboran con la empresa. Hay un sesgo, por supuesto, ya en el hecho de que sea gente que acude a esa tienda. Dudo que hayan contestado rehaleros o gente que tiene animales alimentados con los restos de lo que comen o el pienso más barato del súper, algo que no es en absoluto recomendable. De hecho, el 83% de las personas que han respondido son mujeres, lo que no es representativo de la distribución entre sexos en la sociedad.

El 89% de las personas que contestaron eran propietarios de perros, el 38% de gatos, el 16% de pájaros, el 9% peces, el 8% roedores y el 6% reptiles. Sí, ya sé que no suma 100%, pero es que una misma persona puede ser propietaria de varias especies. De hecho un 28% de los dueños de gatos y un 17% de los de perros tienen tres o más ejemplares.

Hay muchas conclusiones en el que llegó a nuestras manos ayer sobre el gasto en pienso, accesorios, limpieza o veterinario o el tipo de alimentación que les damos.  Yo prefiero destacar la parte más directamente relacionada con cómo sumamos animales a nuestro hogar y con la protección animal. Y con ese norte, el primer gráfico que me llamó la atención es cómo llegaron nuestros animales a nuestra familia.

Inky acaba de cumplir los 4 meses y aún sigue esperando encontrar a su familia definitiva.
Se encuentra en Murcia, pero puede enviarse a otras provincias. Se entrega con chip, vacunas, desparasitado y con compromiso de castración. Contacto: adopcionesbastet@gmail.com

El 42% de los perros fueron adoptados; es la opción mayoritaria y me alegra. Y un 10% fueron recogidos directamente de la calle. Es decir, que más de la mitad de nuestros perros fueron salvados del abandono. Es una buena noticia. En los gatos el porcentaje es aún mayor, alcanzando el 78%. En su caso el 30% fueron adoptados y la opción mayoritaria fue el recogerlos de la calle, algo que me encaja perfectamente. Tenemos demasiados gatos malviviendo, reproduciéndose y ‘peormuriendo’ en nuestras ciudades, en parte por esa creencia errónea de que saben buscarse la vida solo.

Si miramos aquellos animales que fueron comprados, en los perros el porcentaje es del 27%, un 13% a criadores, un 4% en tienda (una práctica en desuso, prohibida ya en varias comunidades autónomas) y un 10% a un particular. Ese 10% es especialmente preocupante, por lo que implica de falta de controles, de economía sumergida, de ‘negociete’ al margen de la ley.

Con los gatos la compra se da mucho menos. Solo un 2% acudieron a un criador, otro 2% en tienda y un 3% a un particular. El 7% del total.

La mayoría de nuestros animales son mestizos. Un 34,7% de los perros no son de raza. Algo que encaja con la gráfica anterior. Las razas estrella son el yorkshire y el labrador. El caso de los gatos es más peculiar, porque una abrumadora mayoría se denomina común europeo (el 54,2%) y un 22,5% como mestizos, pero es muy problable que la gran mayoría del primer grupo sean gatos sin raza. mis tres gatos, encontrados en la calle y de origen desconocido, constan como comunes europeos en la cartilla, puesto así por su veterinario. De lo que es un gato común europeo ya hablaremos en profundidad en algún otro post.  Y no es lo mismo un mestizo, por ejemplo un aristocrático cruce de caniche y labrador o de maine coon, que un animal sin raza conocida, heredero de mil leches. Tal vez en Tiendanimal deberían cambiar esta gráfica e incluir “sin raza”.

Otra gráfica que me llamó la atención es la que hace referencia a si colaboramos o no con las protectoras. El 55% de la gente no lo hace jamás, y el principal motivo que esgrimen es la falta de capacidad económica. Parecen asumir de forma errónea que en las protectoras solo se puede echar una mano soltando dinero, cuando hay muchas otras formas de ayudar, como siendo casa de acogida, acudiendo a pasear animales, difundiendo desde redes sociales, ayudando a reparar las instalaciones o echando una mano en mercadillos o demás actos para recaudar fondos.

Entre los que sí echan una mano, las opciones mayoritarias son las difusiones mediante redes sociales y las donaciones esporádicas de dinero o productos.

¿Cómo educamos a nuestras mascotas? Pues recurriendo muy poco a los profesionales. Mayoritariamente nos buscamos las habichuelas solitos. Me atrevería a decir que se las buscan solitos nuestros animales. Me quedo con la duda de lo que serán esos otros métodos.

Y el 13% no cree que sus mascotas estén bien educadas. ¿Qué le pasa a ese 13%? Aparece mucho animal reactivo o mal socializado. En tercer lugar problemas de comportamiento sin especificar, tal vez ande ahí la agresividad o la ansiedad por separación.

Termino con el tiempo que les dedicamos al día, un gráfico que me desconcierta. ¿Más de dos horas y media al día dedicados de media a cuidar roedores o serpientes?

¿Qué conclusiones extraéis vosotros de este estudio?

 

 

¿Por qué destaca Cataluña en la defensa de los animales?

Ayer fue noticia una sentencia pionera en materia de protección animal. Por primera primera vez en la historia en España se condenó a una tienda por delito de maltrato continuado con consecuencia de muerte. Puede que la condena, un año y un día de cárcel y tres años y un día de inhabilitación, nos parezca pequeña, dado que sobre los responsables de esa tienda pesan la muerte de decenas de animales. Cierto que es poca cosa, pero no lo es abrir camino condenando por maltrato animal en un juzgado.

Al enterarme lo primero que pensé de todas formas no fue en el peso de la condena, sino en que Barcelona, Cataluña, volvía a abrir camino al resto de España en la defensa de los animales, volvía a darnos ejemplo.

En Cataluña fue dónde se aprobó la primera ley de protección animal ya en 1988. Era insuficiente, muy mejorable, supuso un pistoletazo de salida para el resto de comunidades autónomas. Y en 2003 sería mejorada incluyendo la prohibición del sacrificio de animales abandonados en los centros de acogida y el reconocimiento de los animales seres sensibles psíquica y físicamente

Me viene también a la memoria así de pronto, y seguro que se me escapan cosas que prohibieron las amputaciones estéticas ya en 2008, algo que no se aprobó en el Congreso cumpliendo mandato europeo con mucho retraso hasta casi un lustro después; prohibieron las corridas de toros en 2010, siendo la segunda comunidad autónoma en hacerlo tras Canarias; proscribieron los circos con animales salvajes que aún siguen llegando a Madrid en 2015 y la cría en cautividad y las exhibiciones de cetáceos en 2016; el Metro de Barcelona permitió el paso de perros varios meses antes que el de la capital y Barcelona también fue pionera controlando esa lacra que opera sin control y al margen de las leyes de la venta de animales por Internet.

Y hay más:

Por supuesto, sigue habiendo mucho territorio por conquistar. En Cataluña, en Barcelona, sigue habiendo mucho maltrato animal en sus diferentes formas, mucho por mejorar. No es ni mucho menos una Arcadia feliz para los animales. Pero es una región que brilla especialmente en este sentido. ¿Por qué es así? ¿Es que hay una mayor sensibilidad entre la población que se traslada a la clase política? ¿Influye el menor peso de ciertas tradiciones contrarias al bienestar animal? ¿Se acercan más a Europa? ¿Es por cómo se desarrolló allí la revolución industrial y la existencia de una clase burguesa?

No tengo una respuesta clara, pero bienvenidos sean iluminando ese largo y oscuro camino que este país va recorriendo con esfuerzo y lentamente.

A Cordelia la abandonaron en una perrera municipal de Córdoba a punto de parir. La dejaron allí siendo ya mayor junto a otras tres perritas, todas ellas mayores, alguna con problemas de salud. Hace un tiempo asomó en mi blog buscando un hogar, pero aún no ha tenido la suerte de encontrarlo. Es pequeñita y muy buena.

Contacto: informacion@elamigofielcordoba.org

El peligroso síndrome de “voy a ir al gimnasio” aplicado a los animales de compañía

Hace no mucho hablaba con una amiga, porque un familiar suyo iba a comprar un cachorro de una raza que requiere mucha dedicación y conocimiento, un pastor belga malinois. Ella le había advertido de lo exigentes que son estos perros, con la duda de que fuera capaz de mantener el compromiso en el tiempo.

Espero sinceramente que, de seguir adelante con la compra del cachorro, no sea uno de esos casos del síndrome de “voy a ir al gimnasio” aplicado a los animales de compañía, que no solo a los perros.

Pasa mucho, demasiado, yo lo he visto con frecuencia. Una persona compra o adopta un animal, el que sea, con la ilusión por las nubes. El propósito es firme: aprenderá cómo educarle, le paseará y jugará con él a diario, no flaqueará, por supuesto que es consciente de que es un compromiso a largo plazo.

Y esa persona es sincera en sus intenciones y manifestaciones. Cree lo que dice. Pero luego la ilusión inicial se opaca; pasado cierto tiempo la novedad pasa y las obligaciones pesan. Puede ser que surjan retos para los que no se estaba preparado o simplemente el día a día y la cotidianidad de la responsabilidad haga desaparecer el brillo inicial.

Lo que pasa con esos animales es variado. Los hay que permanecen al lado de esa persona pero largo tiempo ignorados, no del todo bien atendidos. Los hay que acaban en otro hogar con mejor o peor suerte. Los hay que son maltratados, abandonados.

Estamos en una época del año que invita especialmente a estas incorporaciones más entusiastas que reflexionadas. Al regalo o autoregalo de la compañía de un animal.

Por favor, meditad bien lo que haréis. Sed prudentes. Valorad cuidadosamente los pros y los contras. Da igual que sea un perro, un gato, un conejo o un hámster, estamos hablando de seres vivos.

No incurráis peligroso síndrome de “voy a ir al gimnasio” aplicado a los animales de compañía.

Chuli tiene ocho años y busca un hogar. Desde Perrigatos sin fronteras cuentan su historia:

Los seis primeros lo usaron para la caza y los dos últimos lo utilizaron para procrear. En todo ese tiempo su vida transcurrió en un pequeño chenil, toda su vida en soledad, confinado en un espacio de unos cinco metros cuadrados. Las únicas veces que salía era cuando lo montaban en el remolque-jaula para llevarlo al monte a cazar. Tras recoger las piezas otra vez al remolque y al chenil, a esperar en su cubículo otra miserable oportunidad para sentir de refilón unos instantes de libertad.

La jubilación de toda actividad cinegética supuso para Chuli que durante dos años ya ni siquiera pudiera salir en la temporada de caza al campo. El hecho de haber sido bueno para la caza le tuvo dos años enclaustrado para ser usado como semental.

Los perros son animales gregarios. Por ello es importante que puedan vivir con otros animales tanto en su etapa como cachorros como en su etapa adulta. Necesitan socializar y sentir el contacto de otro congénere. Y a Chuli lo dejaron ahí encerrado, sólo, sin compañía, sin ningún tipo de calor.

La primera vez que vi a Chuli, vi a un ser derrotado y triste. Sus ojos no tenían vida. Se había cansado de luchar para salir de esa cárcel. Seguramente no entendía como ese humano, a quien siempre le dio toda su energía, lo había tratado así. Y en ese momento le prometimos que nunca más caminaría sólo y que le encontraríamos una familia.


Actualmente Chuli vive en una residencia con otros perros. Allí ha iniciado su proceso de socialización. Su carácter es tímido y tranquilo, es un perro que intenta pasar desapercibido.

Ahora Chuli se merece subir un peldaño la escalera y conocer a unos humanos de verdad, aquellos que sí hacen gala a la palabra humanidad. Demostrémosle que los ‘dos patas’ no somos todos iguales. Se merece tener un hogar, una familia. ¿Quieres darle tú la oportunidad que nunca tuvo?.

Contacto: 627 915 231 perrigatossinfronteras@gmail.com

La profesión veterinaria, esa gran desconocida

En mi último post os hablaba de la manifestación que reunió a 3.000 veterinarios en la capital reivindicando la puesta en valor de su profesión, desconocida, menospreciada y con trabas injustas como el IVA de lujo para el tratamiento de animales de compañía que llevo años denunciando desde este blog (y que varios partidos prometieron erradicar en sus programas, esperemos que lo recuerden).

Los veterinarios son imprescindibles, tan necesarios que no podríamos mantenernos como sociedad sin ellos. Son, probablemente, uno de los oficios más viejos que existen.

Pilar Pérez Miñano, veterinaria clínica, me ha mandado un texto que explica todo lo que los veterinarios hacen por nosotros y he querido cederle este espacio, para contribuir a que queden claro los motivos por los que deberíamos valorarles más aún de lo que hacemos.

Hoy ha venido una clienta de años a preguntarme: “¿Por qué os habéis  manifestado?, ¿cuál es el problema?, ¿es porque hay tantos perritos abandonados?”. Le he respondido con más preguntas: “¿Qué es para ti un veterinario? ¿Te parece importante lo que hacemos?”. Me respondió: “Si, Pilar, sois importantes, los veterinarios sois gente que quieren a los perritos; como tú que me cura a Rocky cuando está enfermo”.

Es cierto. Rocky viene sólo cuando está enfermo. No viene a vacunarse de nada más, excepto de la rabia (y por miedo a la multa) “porque es muy caro”. Alguna vez,  cuando su dueña tiene “algo extra de dinero”, cae una desparasitación interna. Pero eso sí, Rocky va cada dos meses va a la peluquería. En estas fechas más “para que lo dejen guapo para navidades”. “¿Qué ha pasado? ¿Cuándo pasaron los cuidados veterinarios a ser menos importantes que un corte de pelo?”, me pregunto internamente.

Volviendo a la conversación con mi clienta, replico a su respuesta diciendo: “¿Sabías que un veterinario está contigo en toda tu vida diaria?”. Me mira extrañada, algo disgustada, incrédula y curiosa, preguntando con la mirada.

Pues sí. Tras ese cocido madrileño tan rico que sueles preparar o tomar en el restaurante de Óscar, han estado muchos veterinarios trabajando para que llegue a tu plato en buenas condiciones, para que no enfermes. Un grupo de investigadores evalúan medicamentos, vacunas y la calidad de los piensos que le dan a los animales para que estén sanos y puedan reproducirse; otros veterinarios los controlan para que tengan crías a las cuales vacunan y controlan en su hábitat para que cumplan con los estándares de calidad y bienestar animal  y crezcan sanas; luego esas crías, cuando crecen, son llevadas a los mataderos donde otros veterinarios controlan que no sufran, la calidad de la carne y que no lleven ninguna enfermedad que te puedan contagiar; en los supermercados otros les hacen controles para que no se contaminen con nada; luego otros veterinarios van al restaurante de Óscar y vigilan que cumpla con los niveles sanitarios adecuados para que ese cocido tan rico no te enferme.

Por otro lado, para que pasees por el parque tranquila con Rocky, un veterinario del ayuntamiento controla las plagas para que ni Rocky ni tú enferméis. Cuando escuches a los pajaritos, recuerda que hay veterinarios que controlan que se mantenga la biodiversidad y que no desaparezcan especies. Si vas de viaje a otras provincias puedes estar tranquila, que no habrá entrado ninguna enfermedad peligrosa a España porque los veterinarios de fronteras están supervisando que ninguna enfermedad entre al país.

Luego, claro, estoy yo que cura a Rocky cuando enferma. Como soy su médico debo saber de cardiología, traumatología, toxicología, epidemiología y todas las “ías” que se necesiten; pero además tengo que ser una buena cirujana y saber de laboratorio clínico para poder distinguir de qué está enfermo Rocky, porque Rocky no habla y no me lo puede decir lo que le pasa. Y Rocky es un perro, pero tengo que conocer al menos cinco especies más.

Por otro lado prevengo que tú y Rocky no enferméis. Le vacuno de la rabia Rocky, para protegeros a ambos, pero siempre te digo que debemos ponerle otras vacunas, como el recuerdo de parvo y moquillo porque, si enferma, los gastos suelen ser muy caros, con hospitalización y a veces ni con eso se logran salvar. Y también es importante ponerle la vacuna contra la leptospira que es contagiosa para ti y puede provocarte diarreas y orinas con sangre que tu médico de primeras tal vez no reconocería y podrías morir. Siempre te digo que deberíamos controlar la leishmaniosis, que aunque el riesgo es bajo, si Rocky enferma nunca se curará, sólo podremos mantenerlo estable. También te digo que hay que tenerlo desparasitado externamente para que no tenga tenga pulgas ni garrapatas, porque estas últimas pueden contagiar la fiebre hemorrágica del Crimea-Congo, que es mortal en muchos casos, o la enfermedad de Lyme, que puede provocar trastornos neurológicos, cardíacos y reumatológicos y está relacionado como causa de la temible fibromialgia.

Como ves los veterinarios estamos contigo, cuidándote y previniendo que ni tú ni Rocky enferméis y por eso nos manifestamos, para que la población nos vuelva a ver como lo que somos: sanitarios.


La gatita carey que acompaña el texto es Kika, que apenas tiene tres meses y medio. Kika estaba llorando debajo de un contenedor de basura en la puerta de un colegio, tenía una fuerte infección en los ojos y uno de ellos está totalmente recuperado, pero en el otro, aunque no ha perdido la vista completamente, se le ha quedado una cicatriz ocular que le resta algo de visión. A pesar de esto, hace una vida completamente normal.

Kika es muy buena y cariñosa y se lleva genial con otros gatos Se encuentra en Murcia, pero puede enviarse a otras provincias. Se entrega con chip, vacunas, cartilla, desparasitada y con compromiso de castración.

Contacto: adopcionesbastet@gmail.com

3.000 veterinarios se manifiestan en Madrid en defensa de su profesión

Este domingo en Madrid se manifestaron los veterinarios, unos tres mil profesionales de la salud animal (y, por tanto, humana) recorrieron el tramo entre la puerta del sol y el Ministerio de Sanidad a mediodía para reivindicar justamente la puesta en valor de su profesión.

No fue una manifestación secundada por todas las instituciones relacionadas con esta profesión; convocada por la Federación Estatal de Sindicatos Veterinarios (Fesvet), nacida hace año y medio, no ha sido apoyada por la Organización Colegial Veterinaria (OCV). Pero su grito en defensa de este oficio, uno de los más viejos del mundo e indudablemente necesario, es del todo justo.

Una de las veterinarias que allí estuvo, Natalia Sanders, escribió a nuestro periódico pidiendo visibilidad para “el estado lamentable en el que se encuentra la profesión veterinaria, mi profesión”.

Destacó en concreto que:

Hay demasiados profesionales para los pocos puestos de trabajo de los que disponemos en nuestro país, con la consecuente situación de vernos obligados a irnos a trabajar fuera de nuestro país para poder trabajar.
Cobramos unos sueldos irrisorios, en muchas ocasiones por debajo del salario mínimo, en muchas ocasiones en B. Tenemos una responsabilidad evidente en Salud Pública, Sanidad Animal y Seguridad Alimentaria completamente desconocida por todos. Somos Profesionales Sanitarios olvidados y desprestigiados.
El sector privado centrado en la clínica está denigrado. Se tiene una concepción de que trabajamos curando animales porque es nuestra vocación y por ello no nos merecemos cobrar. Las facturas no las pago con vocación, si no con dinero. Se nos pone de ladrones por tener que cobrar precios completamente simbólicos por realizar nuestro trabajo. El material y la energía y el estudio y el tiempo y las noches sin dormir y las malas palabras que nos dedican los propietarios, y salir dos horas tarde del trabajo sin cobrar las horas extra, que se emplea por curar una mascota, no está recompensado.
Se convocan poquísimas plazas de funcionarios de Veterinaria para trabajar. Yo misma tengo pagada una oposición de la CAM desde hace un año y aún desconozco la fecha de examen. Un examen con sólo 20 plazas que se convoca cada cuatro años y dando gracias.


Explica que podría seguir, y doy fe de que es así. Está por ejemplo el IVA veterinario de lujo del 21% para tratar a pequeñas mascotas, que lleva demasiados años vigentes y haciendo mucho daño al sector, ademas de poniendo una piedra en el camino de la correcta atención de nuestros animales domésticos o de que avance, por ejemplo, la tan necesaria esterilización.

Este es el manifiesto íntegro:

Nosotros, los veterinarios, no imaginamos un mundo en el que no haya alimentos que cumplan las condiciones sanitarias porque nadie haya podido tratar a los animales de los que provienen, ni garantizar que sean aptos para el consumo, libres de agentes infecciosos o residuos peligrosos.

No imaginamos un mundo en el que nadie vele por el cumplimiento de las leyes de bienestar animal.

No imaginamos un mundo en el que comer fuera de casa suponga un riesgo para nuestra salud, porque nadie garantice que se cumplan las condiciones de salubridad e higiene en los establecimientos.

No imaginamos un mundo donde nadie impida que los animales domésticos ( tanto los de compañía como de granja) puedan transmitir enfermedades infecciosas al hombre y a la fauna silvestre, provocando graves epidemias.

No imaginamos un mundo en el que nuestros animales de compañía mueran debido a enfermedades que tenían cura, o sin cuidados paliativos que alivien su dolor por no existir clínicas veterinarias.

Tampoco imaginamos un mundo donde no existan investigadores veterinarios para estudiar y controlar las enfermedades actuales y emergentes que puedan afectar a nuestra fauna doméstica y salvaje y también a nosotros, los humanos; Investigadores que trabajan en el desarrollo de nuevos tratamientos y las vacunas necesarias.

Por ello, hoy 17 de noviembre de 2019, los veterinarios de España ocupamos las calles para hacernos visibles ante la sociedad y las instituciones y organismos que la conforman. Queremos demostrar nuestra fortaleza y unión, nuestra determinación para alcanzar nuestros derechos y peticiones, muchas veces ignorados, y lo haremos con cuantas manifestaciones o incluso huelgas sean necesarias para demostrar que, si la seguridad sanitaria animal se ve comprometida, también estará la salud de todos nosotros.

Hoy decimos que estamos cansados del menosprecio, la invisibilidad y falta de respeto al Veterinario como AUTORIDAD SANITARIA. Una falta de apoyo y un desinterés por parte de las instituciones, que puede elevar el riesgo de aparición de  crisis sanitaria y alimentaria ( como en los últimos casos de la listeriosis o de botulismo).

Cada uno de nosotros y de nuestros compañeros estamos cada día en las clínicas y hospitales, en las granjas, en la cadena alimentaria, en las fronteras, en centros de investigación, en instituciones públicas o de medio ambiente.

Los veterinarios SOMOS IMPRESCINDIBLES, ya que NUESTRA FUNCIÓN SANITARIA involucra a los animales, a toda la sociedad y el medio ambiente.

Por ello, exigimos que nuestros derechos, igual que sucede con nuestras obligaciones, no queden solamente recogidos en una ley, sino que esta se haga efectiva. Y estamos seguros de que con el apoyo de todos los que estamos aquí, veterinarios y no veterinarios, lo lograremos.

#EchaUnaPata19, una foto en Instagram se traduce en un euro de comida para animales sin hogar

Esta campaña ya se está convirtiendo en tradición. Una foto subida a Instagram entre el 15 de noviembre y el 8 de diciembre (entre ayer y hasta que acabe el próximo puente) con el hashtag #EchaUnaPata19 y etiquetando o mencionando a @patasbox se traduce en un euro de comida para animales sin hogar.

Así de fácil es echar una mano con esta iniciativa solidaria impulsada por Patasbox.

Por eso el año pasado se sumaron nada menos que 40.000 personas. El objetivo en esta ocasión es superar esa cifra.

Las asociaciones protectoras beneficiarias son ANAA, Benjamin Mehnert y SVPAP.

Tenéis más información en la web www.echaunapata.org, aunque en las infografía que han preparado queda la cosa bien clarita.

 

Cómo facilitar la adaptación de un gato recién adoptado a su nuevo hogar

Desde hace cinco días tenemos en casa a un precioso gato adolescente que, pese a ser precioso y muy bueno, no encontró hogar antes por estar un poco enfermo. Cuando los gatos tienen ya un tamaño adulto, aunque sean aún cachorros de unos seis o siete meses, sus posibilidades de ser adoptados descienden dramáticamente.

Se llama Yukine, inspirado en el término nipón nieve porque en la asociación en la que le habían recogido le bautizaron como Jon Nieve y mi hija quería para él un nombre de personaje de una serie o de mangas japoneses, igual que sus hermanos Yotsuba y Hinata.

Aún se está adaptando a todos nosotros. Con Yotsuba no hay problema, no juegan pero se toleran bien.

Hinata, que es también macho y de su misma edad, le bufa, pero no ha tenido ni un mal gesto hacia él. Yukine no le replica. Se nota que está acostumbrado a estar con más gatos. Es en verdad un gato muy especial, como me insistía la persona que le tuvo en acogida (ya sabéis que ser hogar de acogida salva vidas).

Aunque se deja coger y curar el ojito por los humanos de esta casa y llegado a dormir en la cama con mi hija, aún no nos tiene confianza y le gusta estar en sus rincones que le dan seguridad, de los que sale para comer y beber, usar su arena, cotillear un poquito su entorno o Yotsuba y Hinata cuando les permito entrar en el cuarto.

Es un gato tímido al que le va a costar un tiempo acostumbrarse a su nuevo hogar, a su nutrida familia compuesta por dos adultos, dos niños, dos gatos y una perra. Por eso aún está confinado en una habitación, para que entienda a su ritmo que le queremos mucho y bien y que le dedicaremos toda la paciencia y tiempo que necesite.

Ayer estuve leyendo bastantes artículos de asociaciones protectoras y expertos en comportamiento felino en internet, que apuntaba a obrar con los gatos tímidos del modo que lo estamos haciendo.

Textos en los que animaban a los adoptantes a ser pacientes y aprender a gestionar sus expectativas. La mayoría desea adoptar un gato que desde el primer momento encaje como un guante en su nuevo hogar y busque sus mimos. La realidad es que, por buen carácter que tenga un animal, por sociable que haya sido el primer encuentro en la protectora o el hogar de acogida, la adaptación a otro entorno puede suponer un periodo de adaptación que puede durar hasta varias semanas.

Sobre todo es así en gatos tímidos, como es Yukine. Pero la espera y la paciencia siempre merecen la pena.

¿Cómo debemos facilitar la adaptación de un gato recién adoptado a su nuevo hogar? Estas son algunas pautas en las que todos los expertos coinciden y que nosotros estamos llevando a cabo.

Hay que ofrecerle una habitación que pueda considerar su refugio y en la que esté seguro, no dejarle de entrada suelto por toda la casa. Y dentro de esa habitación conviene que pueda tener un rincón de seguridad, una pequeña guarida en la que sentirse protegido. Puede ser que descarte la que nosotros le ofrezcamos y decida elegir la suya propia. Hay que respetar en cualquier caso que cuando se refugia así, no hay que molestarle ni forzarle a salir. Si hay otros animales en la casa, esa permanencia en la habitación permitirá que el olor llegue de unos a otros, que la adaptación también se vaya consolidando en ese sentido.

Tampoco hay que forzar el contacto.
Si no desea ser acariciado o cogido, hay que respetarlo. Conviene esperar a que sea el gato el que voluntariamente se acerque a nosotros. De esos hacerle entender que no somos ninguna amenaza sino todo lo contrario: fuente de seguridad, cariño y alimento. Las prisas suelen conducir a hacer las cosas regular. Querer forzarle puede acabar haciendo que todo el proceso se retrase.

Es buena idea pasar tiempo en su compañía, aunque no haya contacto. Estar tranquilos en esa habitación en la que se encuentra, por ejemplo leyendo. Sobra decir que los gritos o organizar fiestas en ese cuarto está descartado.

Es muy importante asegurarnos de que se alimenta y bebe. Debemos poner el alimento lejos de la arena. A muchos gatos también les gusta tener el agua alejada de la comida. Sobra decir que el alimento siempre debe ser de calidad y que es buena idea introducir suculento alimento húmedo. A los gatos también se les conquista por el estómago. Si pasan dos o tres días sin que haya comido, es importante consultar al veterinario o a un etólogo experto. También si no usa su arena.

Cuando ya esté más confiado en su habitación es cuando podemos empezar a enseñarle el resto de la casa. Puede ser conveniente hacerlo ampliando las estancias a las que puede acceder poco a poco. Y siempre dejando que explore por su propio pie, no trasladándolo nosotros.

Lo más importante es estar muy atentos a lo que el gato no está diciendo con su manera de obrar y su lenguaje corporal. Adaptarnos nosotros a él, a su ritmo. Normalmente un gato tímido puede tardar entre una y dos semanas en comenzar a coger confianza, pero puede pasar más tiempo. Depende del animal. No olvidemos nunca que cada gato es un individuo, con sus gustos, su personalidad propia.

Por eso precisamente toda vida es valiosa y merece ser respetada.

Peluson, Mía, Renata y Gatuno son cuatro hermanos (dos machos y dos hembras), cariñosos y sociables que buscan hogar en Madrid Felina. Ahora que ya pasó Halloween y el peligro de la gente que busca gatos negros para hacer maldades, comienza su difusión para forzar su buena suerte.

Contacto:
adopciones@madridfelina.com

La protección animal desaparece del programa del PP; PSOE, Ciudadanos, Podemos y Más país quieren una ley nacional

En puertas de las elecciones generales, esperamos que las últimas en una temporada, toca repaso a cómo queda la protección animal en los distintos programas electorales.

Catnis es una cachorra  tranquila y  ronroneadora que se lleva bien con niños y otros gatos.  adopciones@madridfelina.com

Es una tarea que solo tiene sentido desde hace tres comicios. Antes era la nada, un erial. Que el bienestar de los animales vaya apareciendo en los programas (y en sus estrategias en redes sociales) indica que la sensibilidad social al respecto está creciendo y la clase política es consciente y de la posibilidad de ganar votos con ello.

Os confieso que no esperaba grandes cambios respecto a los programas que publicaron en primavera, incluso ninguno en absoluto, en los partidos recurrentes. En otras materias de los programas, ejes claves para las formaciones políticas como la economía o todo aquello relacionado con la crisis existente en Cataluña, sí eran de esperar. En algo tan secundario para todos ellos como la protección animal imaginaba encontrar lo mismo, pero tenía que asegurarme y quería además ver lo que proponía Más país, nuevo en la liza.

Más o menos así ha sido.

El PSOE, por ejemplo, que no se ha roto la cabeza y ha copiado lo ya dicho en abril. Apuestan por impulsar una ley nacional de protección animal (necesaria para ordenar el desbarajuste de leyes autonómicas e incluso locales existentes), una promesa que ya traían bajo el brazo en los mismos términos.

Garantías para el bienestar de los animales. Impulsaremos una Ley de bienestar animal que garantice una relación respetuosa hacia todos los seres vivos que, como indica la comunidad científica, son capaces de sentir emociones.

Mi mayor sorpresa ha sido ver cómo el Partido Popular repliega velas. Resulta curioso que en las anteriores elecciones generales la protección animal fuera para el PP por vez primera una página entera de su programa con foto de un lindo gatito y todo (me sorprendió ver tanta presencia en su anterior programa, tengo que reconocerlo, no era a lo que me tenían acostumbrada).

En el extenso programa con el que piden el voto este domingo toda mención a la protección o el bienestar de los animales ha desaparecido. ¿Un pequeño guiño a sus posible socios de gobierno más al a derecha? ¿Respuesta a algunas críticas internas recibidas?

En cambio la caza y la pesca permanecen inmutables como única mención a los animales.

141_ Reforzaremos el Plan Nacional de Tauromaquia (PENTAURO) para que extienda el conocimiento y difusión del arte taurino y potencie el conjunto de actividades alrededor de esta importante tradición.

157_ Aprobaremos planes de apoyo de la actividad cinegética, una actividad con alto componente medioambiental y valor económico. Seguiremos extendiendo las licencias de caza y pesca interautonómicas.

Sigo con Ciudadanos porque es el segundo después de PSOE en extensión con un apartado entero titulado: Nuestras mascotas: un miembro más de la familia. Igual que ellos, promueven la aprobación de una ley de bienestar animal de ámbito nacional.

Promoveremos una Ley de Bienestar y Protección Animal que eleve las penas previstas para el abandono y maltrato de animales y facilite el acceso de nuestras mascotas a transporte y espacios públicos. Garantizaremos el buen trato a los animales en toda España, con medidas que promuevan la adopción, eviten el sacrificio de ejemplares sanos, reduzcan el abandono y endurezcan las sanciones y penas por maltrato.

Impulsaremos las reformas necesarias para que los animales de compañía dejen de ser considerados “cosas” por nuestro ordenamiento jurídico. Modificaremos el Código Civil para reconocer a los animales de compañía como “seres vivos dotados de sensibilidad” para que, por ejemplo, dejen de poder ser embargados.

En Podemos también proponen una ley nacional y además son más concretos con algunas de las medidas que promoverán, como la necesaria rebaja del IVA veterinario para animales domésticos que ahora es de lujo o la creación de unidades especializadas en Policía y Guardia Civil.

Proteger los derechos de los animales. Para ello se aprobará una Ley de Bienestar Animal en la que se introducirá una rebaja del IVA de los servicios veterinarios del 21% actual al 10% y de los productos de alimentación animal del 10% actual al 4%, un incremento en la protección a través de la creación de unidades especializadas en los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado, la tipificación del delito de maltrato de animales salvajes y una elevación de penas al abandono de animales. Al mismo tiempo, se implementarán mejoras en el control de los animales domésticos y la posibilidad de incluirlos sin problemas en medios de transporte, centros públicos, albergues e instituciones de protección. Se mejorará el control de la producción de animales de consumo, con la instalación de cámaras, con inspecciones y con la exigencia del aturdimiento previo al sacrificio, y se pasará a métodos éticos para el control poblacional de animales silvestres. En esta dirección de garantizar el bienestar animal, se eliminarán las ayudas y
subvenciones relacionadas con la tauromaquia y se prohibirán espectáculos que impliquen maltrato animal.

43. Reconocer en el Código Civil a los animales como seres que sienten. Tal y como ya se ha establecido en otros países europeos, los animales nunca más serán considerados como unos bienes cualesquiera. Esto ofrecerá mayores garantías tanto a los animales como a aquellas personas con quienes conviven cuando se encuentren en procesos de embargo, en los que los animales no podrán ser un bien más contenido en la propiedad; en situaciones de crisis familiar, en las que tendrán que tener una consideración como parte de la familia que son; y en situación de protección, en las que no se podrá obligar a las personas a separarse de sus animales, entre otras implicaciones jurídicas y morales.

Terminó con el partido de Íñigo Errejón, que incluye una propuesta más extensa. Extensísima de hecho. Y eso que en lo que aquí os dejo no están incluidas sus medidas sobre tauromaquia, circos, zoos o animales destinados al consumo. Por supuesto, también piden una ley de de ámbito estatal. Desde luego, si se forma un gobierno del PSOE será difícilmente justificable que no salga adelante esa ley nacional de protección animal prometida por tantos partidos.

Como sea, ya será otro cantar.

Aquí tenéis el texto de Más País-Equo, en el que veréis por ejemplo propuestas como reformar la ley de tenencia de perros potencialmente peligrosos, echa con prisas y por los pies, o incluir la empatía hacia los animales en el currículum escolar:

La protección y el bienestar de los animales es una extensión natural de las políticas de cuidados que nos diferencian de otras formaciones. Los animales conviven con las personas como parte de la familia o forman parte de nuestro entorno como los animales domésticos en el medio rural. Otras veces tienen vidas autónomas y compartimos con ellos el territorio, ya sean los animales silvestres que viven en los espacios naturales o las especies con las que convivimos en nuestras ciudades y pueblos. Todos y cada uno merecen atención y respeto.

Por eso presentamos medidas que cubren todo el rango de la protección animal, desde el
bienestar de los animales que viven en nuestras calles y casas al comercio, los espectáculos y otras actividades económicas que afectan a los animales.

Todos los animales tienen derecho a la protección. Por eso hemos incluido una mirada transversal de la protección y bienestar animal en otras muchas políticas con impacto directo en la materia, como son la educación o los servicios de salud, seguridad y emergencias; porque es fundamental asegurar la eficacia de las medidas que proponemos para el desarrollo de un modelo integral de convivencia responsable con los animales.

Más protección legal e institucional. Ley Marco de Bienestar Animal
Dentro del respeto al marco competencial que se atribuye a las Comunidades Autónomas en sus respectivos Estatutos y a las administraciones locales, Más País-Equoconsidera imprescindible la elaboración y aprobación de una Ley Marco de Bienestar Animal que dé amparo normativo a todos los animales, ya sean de compañía, silvestres o de producción y que establezca un Plan o Estrategia Nacional para el sacrificio y abandono CERO de todos los animales de compañía.
Dicha ley atenderá además, entre otras, a las siguientes medidas:
• Desarrollo de una normativa básica que armonice las disposiciones referentes a la cría y el comercio de animales de compañía, desde una perspectiva de protección y bienestar de los mismos.
• Prohibición del uso de animales en cualquier actividad pública o deportiva que pueda suponer un maltrato o sufrimiento, en especial todo tipo de atracciones de feria, peleas entre animales, el tiro de pichón y prácticas similares.
• Deber de auxilio para animales desamparados, heridos o en peligro manifiesto.
• Acceso de animales de compañía al transporte público, residencias para mayores y albergues para personas sin hogar.
• Atención especial a los animales de personas en situación de vulnerabilidad incluidas las mujeres víctimas de violencia machista.
• Unificación a nivel nacional del sistema de registro de animales de compañía.
• Creación de un registro que identifique a los maltratadores de animales.
• Regulación del transporte y venta de animales vivos.
• Fomento de la gestión ética para el control poblacional de Especies Exóticas Invasoras.
• Regularización de los santuarios de animales como entidades de protección animal y modificación en los registros correspondientes para que los animales de producción que pasen a estar bajo la tutela de santuarios o asociaciones de protección animal, sean considerados jurídicamente como animales de compañía.
• Garantía de proporcionar los cuidados necesarios y cubrir la manutención de los animales incautados por causas como maltrato, tráfico o comercio ilegal, u otras circunstancias por parte de las administraciones competentes.

Dirección General de Protección y Bienestar Animal
Creación de una Dirección General de Protección y Bienestar Animal desde donde se desarrollen estrategias transversales y políticas públicas especializadas, como la gestión de colonias estables de gatos mediante el Método CER como medida a aplicar por los ayuntamientos, protocolos de evacuación de animales en emergencias, impulsar la capacitación del funcionariado en materia de protección y bienestar animal o un Plan de mejora del bienestar animal en las explotaciones ganaderas y mataderos.

Reforma del Código Penal para los delitos por maltrato animal
Reforma del Código Penal que incluya un endurecimiento de las penas por maltrato animal así como la extensión de la protección a los animales silvestres.Además, se propone la creación de unidades especializadas en protección animal en las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y la creación de una Fiscalía especializada en protección y bienestar animal.

Revisión y modificación de la Ley PPP
Modificación de la Ley 50/1999 del 23 de diciembre, sobre el Régimen Jurídico de la Tenencia de Animales Potencialmente Peligrosos y del Real Decreto que la desarrolla, que garantice una mayor protección para estos animales, así como medidas eficaces para la ciudadanía y un enfoque preventivo centrado en la convivencia responsable.

Marco legal para las intervenciones asistidas con animales
Desarrollo de normativas que regulen las intervenciones/terapias asistidas con animales, basándose en la relación respetuosa con los animales, el beneficio bidireccional y la no desnaturalización del animal en beneficio humano. En este sentido, Más País-Equos e declara contraria al uso de animales salvajes en cautividad con este fin, como ocurre con la llamada delfinoterapia.

Más educación para la empatía hacia los animales. Nueva Competencia Educativa
• Instaurar una nueva Competencia Educativa que haga referencia a la convivencia y respeto
hacia los animales y la naturaleza tanto en Educación Primaria como Secundaria.
• Inclusión en el currículum escolar de las diferentes asignaturas de la enseñanza obligatoria de contenidos específicos sobre respeto hacia los animales y la naturaleza.

Formación especializada para agentes educativos
Inclusión de formación específica en empatía hacia los animales en las Facultades de Educación, Sociología, Psicopedagogía, Educación Social, estudios de posgrado para la formación del profesorado y toda aquella dirigida a la capacitación de los distintos agentes educativos.

Adhesión a las recomendaciones de la ONU sobre infancia y tauromaquia
Adhesión a las recomendaciones de la Organización para las Naciones Unidas (ONU), que a través del Comité de los Derechos del Niño se ha pronunciado de forma expresa en contra de que los niños, niñas y adolescentes menores de 18 años participen y asistan a eventos taurinos.

Más ciencia e innovación para el bienestar animal
• Investigación científica para el progreso en nuestra relación con los animales.
• Desarrollo de estudios y líneas de investigación científica multidisciplinar en clave de ética para mejorar el conocimiento de las capacidades y necesidades etológicas de los animales.
• Fomento de la divulgación del conocimiento para la innovación, tanto social como normativa, en materia de bienestar animal.
• Plan de impulso de las alternativas a la experimentación animal
• Fomento de la investigación para el desarrollo de métodos alternativos a la experimentación animal y de programas que faciliten la posterior adopción de los animales empleados siempre que sea posible.

Más salud animal
Reducción del IVA veterinario del 21% al 10%
• Recuperación del tipo impositivo reducido de IVA del que gozaban los servicios veterinarios hasta la reforma fiscal de septiembre de 2012, cuando se vieron afectados por un incremento desproporcionado de trece puntos en el impuesto: del 8 al 21%, afectando así al necesario control de enfermedades zoonóticas y repercutiendo negativamente en el bienestar de los animales con los que convivimos.
• La bajada del IVA veterinario supondría un beneficio directo en el sector veterinario, la salud pública y en las economías de casi la mitad de las familias del país, ya que se estima que aproximadamente un 40 % conviven con animales de compañía.
•  Reconocimiento de la medicina veterinaria como profesión de la salud.
•  Reclamar ante las autoridades el reconocimiento real, con todas las consecuencias que de él derivan, de la condición de profesional sanitario tal como se recoge en la Ley 44/2003, de 21 de noviembre, de Ordenación de las profesiones sanitarias donde se define a la Veterinaria como una profesión sanitaria, junto con Medicina, Odontología o Farmacia basándonos en el Estatuto marco de Salud Pública en especial a lo que se refiere al CAPÍTULO X, SECCIÓN 1, Artículo 46.
Carácter sanitario de los centros veterinarios
• Reivindicar el carácter sanitario de los centros veterinarios y por consiguiente el trato fiscal similar al de los centros de otras profesiones sanitarias.
• Modificación de la Ley del Medicamento.
• Modificar la ley del medicamento para que se puedan dispensar en las clínica veterinarias, como en la mayoría de países de la Unión Europea.

 

Ver esta publicación en Instagram

Recién llegados y con apenas 500 gramos de vida, Tea y Coffe, nos dicen a través de sus ojos lo que es ser un gato callejero. Sin madre, andaban debajo de los coches, escondidos entre los arbustos, llorando…por comer…llorando por no valerse por si mismos…llorando por una mano amiga. Esa mano amiga llegó y ahora con la tripa llena, después de haber dormido, juegan como si todo estuviera arreglado. Ahora empieza nuestro trabajo, procurar que su vida sea la mejor y quede siempre atrás lo malo. Tea y Coffe van a necesitar oftalmologo, ingreso, gotas, tratamiento…. No podíamos mirar hacia otro lado, ¿nos ayudáis? ¿Cómo podéis ayudarnos?: 👉Haciendo un donativo: Asociación Madrid Felina CIF G-84446236 BANKIA Cuenta: 2038 1150 9560 0059 5409 IBAN: ES51 2038 1150 9560 0059 5409 SWIFT: CAHMESMMXXX Por favor, indicar nombre y concepto: Tea y Coffe 👉O a través de PayPal contacta@madridfelina.com ☝️Haciéndote Teaming nuestro https://www.teaming.net/madridfelina ☝️Haciéndote socio en https://madridfelina.com/hazte-socio/ #Madridfelinerosnecesitadosdeayuda #MadridfelinerosPochos #MadridfelinerosNecesitadosDeAcogida #MadridfelinerosSolidarios #NuestrosMadridfelinerosIngresados #Madridfelineros #Madridfelineras #Ayúdanos #adoptame #adopta #adoptadosgatos #adoptaungato #ponungatonegroentuvidalapintarádecolores #ponungatoentuvida #catsofinstagrams #cats #gatosnecesitadosdehogar #adopciónresponsable #adoptaungatosincasa #daunhogaraungato #salvavidas #haztecasacogida

Una publicación compartida de Madrid Felina (@madridfelina) el

Necesitamos un registro informático nacional de maltratadores de animales

Muchos años se lleva hablando de este tema, de crear un registro de maltratadores. Al menos las dos décadas que yo llevo implicada en el universo de la protección animal. Hace poco os contaba que entregar animales en adopción es una de las labores que creo más complejas en las protectoras, y poder consultar un registro así facilitaría las cosas, al evitar el riesgo de que caigan en malas manos.

No le veo inconveniente, ninguno en absoluto sin son datos tratados con seriedad, con respeto a la legalidad vigente. Mejor eso que los avisos o las listas negras de malos adoptantes, ‘abandonadores’ o maltratadores reincidentes que me consta existen desde hace mucho tiempo y manejan asociaciones protectoras a título particular.

No solo ayudaría a las protectoras. También evitaría que un condenado por maltrato pudiera seguir trabajando con animales.

Vuelvo a recordar este tema por una petición de firmas abierta en Change que solicita precisamente eso, un registro centralizado con aquellas personas condenadas por maltrato y cuyos antecedentes penales estén en vigor “que permita saber si un individuo está o no inhabilitado para la tenencia de animales o para el ejercicio de profesión, oficio o comercio que tenga relación con los animales”.

En la petición, que ya va camino de sumar 200.000 apoyos, el Observatorio Justicia y Defensa Animal explica porqué es necesario:

Para que se facilite el cumplimiento efectivo de las sentencias firmes que vayan aplicando las importantes mejoras que se han introducido en la última reforma del Código Penal de 2015, como la prohibición de tenencia de animales, la cual permite evitar que las personas condenadas por maltrato animal e inhabilitadas para la tenencia de animales, puedan tener animales a su cargo y puedan dedicarse a profesiones que tengan que ver con los animales.

Es una herramienta imprescindible para que las autoridades (policía, jueces, fiscales) puedan tener acceso a los antecedentes penales por maltrato animal.

Actualmente no hay ningún mecanismo para controlar si se cumplen las sentencias condenatorias sobre maltrato animal ni para evitar que un condenado que tiene prohibido trabajar con animales o su tenencia se haga con otros animales o trabaje con ellos.

Otros países ya cuentan con esta eficiente herramienta en la lucha contra el maltrato animal. En España, como país donde el maltrato animal y el abandono es un problema grave, deben ponerse los medios necesarios para combatirlo de manera efectiva.


Maneto tiene apenas tres años y es un podenco de unos treinta kilos
que ha tenido un “pasado muy duro”.

Está en ANAA, una protectora madrileña. Cuentan que “apareció con muchísimo miedo, abandonado al final de la temporada de caza, en una zona donde a menudo aparecen bastantes como él. Apareció delgadísimo y con las orejas y el rabo mal mutilados. En ANAA está aprendiendo a confiar en las personas y descubriendo las golosinas, el cariño y la paciencia”.

Si quieres, como dicen en la asociación, “ayudarle a descubrir lo maravillosas que pueden llegar a ser las personas” y ayudar a que cambie su expresión puedes escribir a este formulario. Estoy convencida de que sería uno de esos perros a los que la adopción transformaría de tal manera que parecería otro.