BLOGS
En busca de una segunda oportunidad En busca de una segunda oportunidad

-Los hombres han olvidado esta verdad -dijo el zorro-, pero tú no debes olvidarla. Eres responsable para siempre de lo que has domesticado- 'El Principito'. Antoine de Saint-Exupéry.

Archivo de agosto, 2018

‘Al agua patas’, un día en la piscina con el perro a favor de los animales abandonados

No es la primera vez que os hablo en este blog de este tipo de evento solidario que aúna agua y perros para ayudar a los animales abandonados.

Esta iniciativa se llama ¡Al agua patas! y tiene como objetivo ofrecer una jornada lúdica diferente para aquellos que tengan un perro de los que gustan del agua (no es el caso de las mías, que son muy de secano) al tiempo que se obtienen fondos para ayudar a sus congéneres menos afortunados.

Se trata del quinto año consecutivo que se celebra en la piscina municipal de Daganzo de Arriba. En esta ocasión será casi exactamente dentro de un mes: el próximo 16 de septiembre.

Os dejo con la información que me facilitan los organizadores.

¡Al agua patas! se organiza de manera conjunta entre el Ayuntamiento de Daganzo y la Asociación Doganzo y los beneficios obtenidos se destinan a labores de protección animal dentro del municipio. El Ayuntamiento de Daganzo ha demostrado su compromiso con el mundo de los animales apoyando a la asociación desde sus inicios en todas sus actividades y llevando a cabo un proyecto de gestión de colonias felinas que es referente en España.

La piscina municipal de Daganzo permite para este día un aforo de 750 personas más sus perros. Cuenta con dos piscinas de verano, cada una de ellas de 25 metros de longitud por 12 metros de anchura y además dispone de una piscina circular de iniciación infantil. Las instalaciones cuentan también con amplias zonas verdes, arbolado, merenderos, vestuarios con duchas de agua caliente, enfermería y cafetería/restaurante con la que poder disfrutar del mejor día del verano junto a toda la familia.

Todos los asistentes de cuatro patas recibirán un detalle de bienvenida y habrá un montón de actividades a lo largo del día como concursos, sorteos, restaurante canino, stand informativos de protectoras, mercadito benéfico y perros en adopción.

En todo momento estarán presentes voluntarios de la asociación Doganzo a los que os podéis dirigir si surge cualquier problema. Contaremos con el servicio de enfermería, socorristas, educadores caninos y veterinarios.

Ven con tu amigo peludo a disfrutar de este día tan especial, ¡os esperamos!

Termino con un vídeo para que veáis lo mucho que merece la pena la experiencia si andáis cerca de ese municipio con un perro de los que disfrutan en el agua.

Los gatos necesitan un entorno rico en estímulos

Llego tarde con este post al día internacional del gato. Pero bueno, en quince años de blog he llegado a tiempo muchas veces. A este día del gato y a otros, que el de agosto no es el único.

En honor a esos pequeños depredadores domésticos me gustaría hablar hoy de algo que es necesario para ellos (para unos ejemplares más que para otros, es cierto), y a lo que no siempre se presta demasiada atención.

Hablo de adaptar el entorno para que sea estimulante para ellos, para que les permita explorar, trepar, otear desde el alto y esconderse.

La mayor parte de los hogares en los que se va a introducir uno o varios gatos (ya sabéis que siempre recomiendo una pareja bien avenida, preferiblemente hermanos de camada), tienen en cuenta que tengan a su disposición cajas de arena, rascadores por aquello de intentar preservar sofás y cortinas (aunque si se adopta un gato yo siempre recomiendo que no se tenga más apego a la decoración que al animal porque nada nadará sagrado para un gato) y también, si se es responsable, minimizar el riesgo de caídas en pisos altos.

Pero a los gatos les vienen también muy bien estructuras por las que puedan desarrollar comportamientos vinculados a su naturaleza. Sobre todo lo agradecerán los gatos más jóvenes y los más aéreos.

No es preciso transformar toda la casa. Y pueden ser elementos integrados en la decoración, hay árboles pensados para gatos que, comprados o hechos por los más manitas, son preciosos además de útiles. Si se colocan juntos una ventana desde la que puedan cotillear el exterior, mejor aún.

Es cierto que con frecuencia ellos se las apañarán para saciar esas necesidades con lo que pillen a mano, estanterías, respaldos de sofás, armarios llenos de ropa… pero no está de más facilitárselo, por su salud mental y su felicidad.

Os dejó con un vídeo elaborado por Royal Canin en el que lo explican. Y a poco que busquéis por internet encontraréis muchas ideas y trucos de decoración y bricolaje.

Esta pareja de pelanillas fue criada a biberón y está buscando un hogar. Se llevan tan bien que se busca para ellos una adopción conjunta.

Contacto: Adopciones@madridfelina.com

Los animales son una compañía beneficiosa para las personas mayores, pero tened esto en cuenta

Veo un señor mayor que se acerca a un banco. Se sienta y salta a su lado un pelanas pequeño, al que inmediatamente propina dos sonoros besos. Enternecedor.

Los perros y los gatos pueden ser una compañía maravillosa para muchos mayores. Proporcionan un cariño incondicional, les hacen sentirse útiles, mejoran su autoestima. En el caso de los perros también contribuyen a que salgan de casa, paseen y se relacionen con otros.

Pero ojo. No es una receta para tener a todos nuestros mayores acompañados y paseándose. Un animal supone gastos, un compromiso diario, suelta pelos… no es una responsabilidad que asumir a la ligera.

Lo mismo que con personas más jóvenes, no a todo el mundo le compensa. No se debe intentar convencer a ese mayor, ese mayor tiene que estar convencido de querer la compañía de un animal.

Y si un anciano quiere un animal, no suele ser buena idea buscar un cachorro. No solo por la cantidad de energía y paciencia que requiere educar a un cachorro, por el reto que suponen.

Una de mis perras, Troya, tiene 18/19 años. Vale que no es lo normal, pero un perro o un gato puede vivir cerca de dos décadas. Siento sonar dura, pero hay que ser conscientes de los años de vida autónoma que le pueden quedar por delante a esa persona mayor.

A menos que tenga un buen soporte familiar, que ese animal tenga asegurado por completo su futuro si a ese anciano le faltan las fuerzas, físicas o mentales, o directamente muere, lo mejor es un perro o gato también mayor. Como mínimo un adulto de unos cinco o seis años.

Lo siento, hay que ser realistas. Estamos hablando de un ser vivo.

Un animal adulto o mayor además tendrá un carácter asentado u conocido, menos necesidad de ejercicio físico y mental y vendrá ya educado.

En cualquier buena protectora les sobran animales así, si olvidamos caprichos de razas y aspectos. Incluso tienen programas especiales para facilitar la adopción de los perros y gatos más mayores.

Demasiadas veces he visto que hijos o nietos han regalado al abuelo el bichón maltés, el yorkshire o el chihuahua que era su capricho estético (el de hijos y nietos, no el del abuelo).

También he visto abuelos comiéndose con patatas pitbulls, borders collies o enérgicos goldens que primero fueron de esos hijos y nietos hasta que no les cuadró por el motivo que sea seguir cuidándolos y se lo colocaron al yayo, que se supone que le va a venir bien la compañía.

Y son perros que no son aptos para esa persona mayor por su fuerza y necesidad de ejercicio.

Un perro de ese tamaño puede ser el compañero perfecto de una persona mayor, pero solo si ese animal es un adulto educado y de buen carácter como os comentaba antes.

Si el mayor de verdad quiere un animal y puede asumir esa responsabilidad, siempre mejor el #adoptanocompres. Adoptando es más sencillo dar con ese animal maduro y de carácter dulce. Y ahí tenéis otro post en el que vislumbrar más motivos para no comprar.

Por último, un par de deseos lanzados al aire digital. Uno es que hubiera más residencias de ancianos, al menos residencias de válidos, en las que admitieran animales de compañía. Las ventajas que proporciona la compañía de un animal serían aplicables a esos entornos también.

De hecho a muchas residencias llevan a perros de terapia.

Hay ancianos que ni se plantean la residencia por tener que dejar atrás a sus compañeros, a los que dan besos en los parques, o que ceden y acuden a ellas con el corazón roto porque no hay más opciones.

Y el otro deseo es en realidad una petición a las familias de esos mayores que comparten vida y aman a un perro perro o gato. Bajo ningún concepto lo abandonéis o entreguéis al primero que pasa. Dadle un buen hogar o buscádselo para hacer honor a la memoria de vuestro familiar.

Deshacerse del animal sin miramientos es de ser muy miserables. Si existiera eso de las reencarnaciones, que a veces pienso que no estaría mal, después de algo así os tocaría vivir como cucarachas.

Espero, dentro de tres décadas, ser una viejecita que comparte banco con algún perrete, dándole besos, y tiene un gato esperándome en casa.

Intentaré asegurar su bienestar en lo posible por lo que a mí me pueda pasar, pero soy consciente de que siempre dependeré de las decisiones y la moral otros.

Un tercer y último deseo: confío en que los míos no me decepcionen.

Jacky tiene once años y está recogido en Asturias por Amigos del perro.

Después de perder a su familia, se adapta muy bien a su nueva vida en el albergue. Es un abuelo muy activo, que convive con otros perros y le encanta jugar con cachorros. Con algunos machos es algo cascarrabias. En los paseos es un perro sociable y feliz.

Contacto desde este formulario.

Cuando en una protectora te dicen: “Estamos completos”

Has encontrado un perro o un gato abandonado, puede que en buen estado o hecho una calamidad. Lo dejas donde lo has visto y llamas a una protectora. O, mejor aún, lo recoges y llamas o te plantas con él en una protectora.

Y en la protectora te dicen que están llenos, que no pueden asumir abrir sus puertas a ese animal.

Las perreras municipales sí están obligadas a recoger a todo animal de su demarcación y algunas están bien gestionadas por protectora, ahí la película es distinta y tienen que decir que sí y luego ver cómo apañarse. Las buenas estirando los insuficientes fondos y buscando adopciones y recursos desesperadamente. Las malas y regulares, hacinando y sacrificando.

Pero volvamos a la negativa de la protectora. Ahora tienes distintas opciones, como en los libros de elegir tu propia aventura.

La primera es ponerse en su pellejo, entender que una protectora es una organización privada, que no tiene la obligación de recoger todo animal abandonado que llama a sus puertas, porque si lo hiciera se saturarían en un pispás, los animales que albergan no estarían bien, ni tendrían recursos para continuar con su labor. De hecho todas siempre están por encima de lo que pueden manejar en condiciones ideales.

Cómo lo entiendes y además eres buena persona, asumes que tienes que implicarte. Si te ofreces a acoger temporalmente a ese animal hasta que haya un hueco o una adopción para él, y les pides ayuda, la tendrás así con toda seguridad. Te echarán una mano hasta donde puedan con los procesos veterinarios y de adopción y lo difundirán. Tal vez no puedas acogerlo en tu casa, pero si discurres un poco tal vez haya alguien que conozcas que sí que pueda o puedas negociar con una residencia de animales la estancia temporal a un precio ventajoso, ahí tal vez también te puedan ayudar.

Otra opción es acudir a la perrera municipal que toque con él. En el ayuntamiento o la policia municipal tienen que informar del sitio al que acudir. Y ahí, si se quieren hacer bien las cosas, es recomendable implicarse en la difusión de ese animal para conseguirle un hogar tirando de nuestras redes sociales y contactos.

También está la posibilidad de dejarlo estar, de no hacer nada por ese animal.

Sí, encontrar a un animal abandonado es un marrón. Por eso una mayoría mira a otro lado como si no los hubiera visto o se engaña diciéndose que será de alguien o que ya le ayudará otro.

Soy consciente de que no siempre se puede uno involucrar aunque se quiera. A veces solo podemos dejar el aviso a los servicios municipales porque las circunstancias nos impiden otra cosa; por ejemplo, si estamos de viaje. Pero no es de recibo no hacer lo que esté en nuestra mano. Hablamos de seres vivos que están sufriendo y expuestos a muchos peligros. Yo no olvido a aquellos por los que no pude hacer más.

Hace muchos años me prometí que no ignoraría a los animales necesitados que se cruzaran en mi camino. Para mirar tranquila mi reflejo en los espejos y dormir tan bien como lo hacen mis perras y mi gata.

¿Qué haréis vosotros cuando os encontréis con ese perro o gato abandonado en el vuestro?

Grace, la gatita valenciana de las fotos fue rescatada in extremis de una cornisa.

Allí permaneció durante cuatro heladas noches hasta que se nos dió aviso. Deshidratada, hipotérmica y malherida, ha costado sacarla adelante pero aquí está. Sana, súper agradecida, te llena de mimos y ronroneos en cuanto te ve, y reclama de inmediato tu atención. Adora estar junto a las personas y te sigue donde vas.

Es una preciosidad de gatita parda con toques en canela, de cabeza ancha y chata, y unos ojos verdaderamente especiales. Su manto tiene un dibujo a círculos moteado, súper bonito, parece un guepardito, jijiji… ¡Guapa!! Perfecta como gata única, ya que quiere toooda la atención para ella. 🙂 Ya está desparasitada por dentro y por fuera, vacunada, esterilizada, y con perfil vírico negativo a inmunodeficiencia y leucemia. Su carácter es inmejorable como gata única en la casa. Si buscas una preciosa compañera, tranquila y mimosa, es Grace.

NECESITA CON URGENCIA UN HOGAR DE ACOGIDA, YA QUE ESTÁ SEPARADA SOLA EN UNA HABITACIÓN AL NO ACEPTAR A OTROS GATOS.

Contacto: adopcionesfelinas@hotmail.com

Ágata, Azabache, Ámbar y Onix, cuatro gatitos a los que rescataron de morir bajo el sol de Córdoba

Hoy traigo cuatro bellezas de apenas veinte días a las que urge encontrar un futuro. Cuatro cachorros que podrían haber muerto bajo el sol abrasador de Córdoba.

Es la asociación protectora cordobesa El amigo fiel la que está buscando hogares para estos pequeños nacidos en una colonia controlada y la que cuenta, bajo las fotos que hacen justicia a mi afirmación de que son cuatro preciosidades, su breve historia.

Estos cuatro bebés son el fruto de una de las colonias que controlamos, que por falta de medios económicos, al no poder esterilizar con la celeridad que se requiere, inevitablemente las pobres madres crían.

Crían y por desgracia, tienen a sus bebés en cualquier sitio, donde pueden, en la mayoría de las ocasiones se quedan expuestos a cualquier peligro y en esta ocasión, estos cuatro bebés se quedaban el otro día a merced de los 40º C al sol en Córdoba.

Se tuvieron que rescatar, no se podían dejar muriendo achicharrados. Han estado muy débiles e incluso se tuvieron que llevar de urgencias al veterinario donde se quedaron ingresados. Ahora están saliendo adelante, a base de biberones y mucho trabajo.

Necesitamos para estos pequeños un hogar. Pronto empezaran a comer solitos y es cuando estarán listos para empezar un futuro, lejos de la miseria que viven en las calles.

Son tres hembritas (Ágata, Azabache y Ámbar) y un machito (Onix). Todos tan necesitados de una familia como nosotros de ayuda para ellos.

Se entregarán en adopción con seguimientos, contrato, pasaporte europeo, microchip, vacunas, desparasitaciones, esterilización (cuando alcancen la edad necesaria para ello) y revisión veterinaria. Podrán viajar a cualquier punto de España. Todo esto será a coste cero para el adoptante, nuestra Asociación asume tantos los gastos veterinarios como el traslado del animal.

Contacto: informacion@elamigofielcordoba.org