En busca de una segunda oportunidad En busca de una segunda oportunidad

-Los hombres han olvidado esta verdad -dijo el zorro-, pero tú no debes olvidarla. Eres responsable para siempre de lo que has domesticado- 'El Principito'. Antoine de Saint-Exupéry.

¿Deberíamos tener derecho a un día de permiso en el trabajo si muere nuestro perro o nuestro gato?

Pasó una vez, hace casi catorce años. A primera hora de la mañana del 20 de abril de 2004 la vida de Mina llegó a su fin tras una leucemia fulminante. El veterinario vino a casa, ella estaba en su cama, tranquila, el veterinario le puso una inyección mientras yo la acariciaba y se apagaron su vida y sus sufrimientos.

Yo tenía que entrar a trabajar al periódico a media mañana. Un suplemento tenía que salir impreso al día siguiente y pensé (o tal vez no pensé demasiado, porque no estaba demasiado lúcida en ese momento), que no podía dejarles en la estacada y acudí a la redacción. Mi jefe notó nada más verme que algo me pasaba, según me preguntó me puse a llorar allí mismo, en medio de la recepción. Y yo no soy de llorar fácil, os lo aseguro.

Ese día trabajé. Lloré y trabajé. Me tragué las lágrimas y trabajé. El suplemento salió con todas sus páginas y me volví a casa ya de noche para seguir llorando.

Este año volvió a suceder. Mi gato Flash, tras quince años a mi lado, murió en una clínica veterinaria la tarde del 15 de marzo. Al día siguiente fui a trabajar. En esta ocasión lloré a un par de compañeros en la cocina. Otros tantos me preguntaron el motivo de mi mala cara.

Ahora vivo con dos perras y una gata. Una de mis perras, Troya, tiene diecisiete años. Maya, la gata, tiene quince. La lógica dice que en cualquier momento tendré que despedirme para siempre de ellas.

No sé cómo será. No sé si iré a trabajar o no. No sé qué compañero me verá llorar esta vez si acudo a la redacción.

Lo que sí sé es que si faltara alguno de esos días y dijera que lo hago porque ha muerto mi perra o mi gata y estoy rota, y quiero llorarla tranquila en la casa que hemos compartido tantos años, mucha gente me entendería y otra tanta no sería capaz de hacerlo. “Es solo un perro”, “es solo un gato” pensarían. Tal vez incluso lo dirían en alto. Una amiga tuvo que escucharlo el día siguiente a la muerte de su perro, al que amaba tiernamente y aún hoy llora de vez en cuando.  Insensibilidad en estado puro. Puede que tú nunca hayas amado a un animal más que a muchos miembros de tu familia, los que los lloramos sí.

También sé que si faltara un par de días porque ha muerto algún tío al que llevo media vida sin ver y con el que apenas me unen lazos, nadie se extrañaría, nadie lo vería raro, nadie diría “es solo tu tío, con el que ya no tratabas”.

No supone equiparar en términos objetivos y abstractos la vida de un animal con la de un ser humano. Supone sencillamente sentir, supone ser un humano empático.

Lo de cómo gestionar en términos de recursos humanos esas ausencias es otra historia y depende más de la voluntad y sensibilidad del jefe que te toque en suerte. Los habrá que lo consideren un permiso justificado, los habrá que obliguen a gastar un día de vacaciones y también los que prohíban directamente esa ausencia. Algún caso conozco de enfermedad fingida para sobrellevar el trance. “Estoy enfermo, con gastroenteritis, mañana estaré bien”, dijo cuando en realidad estaba en pleno duelo e incapaz de salir de la cama.

Yo creo que tiene todo el sentido que los animales con los que convivimos sean considerados nuestra familia, en términos de permisos por fallecimientos o intervenciones quirúrgicas o enfermedades graves. Creo que tiene sentido que cuando en esos permisos se habla de “familiares en primer y segundo grado de consanguinidad”, también se contemplen los animales con los que compartimos el día a día. Si un trabajador es responsable, si obra con ética sólo lo aplicará cuando lo necesite. Ese permiso, como todos los demás.

No sé si soy minoría, la verdad.

* Este post viene a colación de la sentencia pionera que ha permitido a una trabajadora italiana logrra un permiso retribuido de dos días para cuidar a su perra enferma.

123 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser Pako

    Todos estos comentarios son en coña, no? Porque si van en serio, creo que hay una seria falta de inteligencia por estos lares jajaj….

    14 octubre 2017 | 16:33

  2. Dice ser Lector

    Esta mas que claro que este blog es para histericas solteronas abrazaperros y gente que sustituye las relaciones humanas por los chuchos y gatos.
    Esta sociedad se va a la mierda,ahora es mas importante un perro chuminero que los seres humanos.
    Estais muy mal del perol….

    14 octubre 2017 | 17:36

  3. Dice ser Belen

    Donde yo trabajo no tienes días si no es familiar directo hasta segundo grado ascendente o descendente…así que no entran tí@s, prim@s… para cambiar eso si que firmaba…ahora por un animal… Respeto a los amantes de los animales, pero la humanización de los mismos me parece ilógica completamente. Además, dónde está el límite¿? Valen mariposas o sólo animales de 4 patas¿? Si se muere mi planta favorita también cuenta?

    14 octubre 2017 | 17:43

  4. Dice ser Julia

    Yo lo que quiero es que pueda disponer de días para llevar a mi mascota al veterinario o si por desgracia se me muere poder estar en mi casa pasando mi duelo, me da igual que sean días retribuidos o no. Lo que no quiero es tener problemas por no ir a trabajar por esta causa.

    No es tan difícil de entender. Por otra parte estoy hasta las narices que la gente con hijos si tenga derechos de llevar al niño a su primer día de cole etc y los que tenemos mascota no podamos faltar para ir de urgencia al veterinario.

    14 octubre 2017 | 20:19

  5. Dice ser Klara

    En respuesta a los primeros comentarios…
    Está claro que el ser humano solo debe proteger a sus iguales, a aquellos que matan, que roban, violan y que en muchos casos cuidan a sus familiares en los últimos momentos por obtener la herencia y se les incluya en el testamento.
    Aquellos que internan a sus familiares por ser una carga, aquellos a los que les dan dos o tres días para pasar el duelo cuando mueren o se vayan unos días de viaje a la playa, según cada cual.
    De nada agradecer a ese compañero que sin intención de conseguir nada está a tu lado día a día, que te da cariño, que no te abandona, que en incluso en ocasiones han llegado a detectar tumores de sus dueños y se están utilizando incluso como terapia para personas mayores y niños con cáncer, como perros guardianes o policías.
    Si hacéis esos comentarios es que no sabéis de lo que habláis o no tenéis corazón.
    Si yo he de respetar que la gente me hable de sus críos, ¿Por qué no ellos respetar que para algunos sean parte de nuestra familia?

    14 octubre 2017 | 20:29

  6. Dice ser Klara

    Seguro que por vosotros, Lector y Pako nadie solicita días… No tenéis por qué preocuparos…

    14 octubre 2017 | 20:45

  7. Dice ser Ana

    Hace años que tengo mascotas.
    He estado de baja tras la operación de una de ellas y lo volveria a hacer. No se trata de comparar, simplemente son seres vivos que sienten al igual que yo. Se hacen querer y compartimos el dia dia y sin pensar cuando nos damos cuenta han pasado años con ellos nos dejo una complicidad y cariño.
    El que no ha tenido una mascota y tratado como uno más de la família por favor no opinen y respeten a los que sí tenemos el privilegio de tenerlos.

    14 octubre 2017 | 21:05

  8. Dice ser Indiana77

    En noviembre hará 3 años que perdí al gran amor de mi vida. Si, era un perro, y sí, le quería, le quiero y le querré más que a nadie en este mundo. El amor que sentía por él era lo más puro, bonito, intenso que he sentido en mi vida. Él me daba más felicidad, amor, compañía, lealtad… que cualquier persona en el mundo. Y la conexión que tenía con él no la puedo explicar con palabras. Cuando le perdí mi mundo se vino abajo. Me costó meses librarme de la idea de quererme ir con él. Nada merecía la pena y por primera vez en mi vida cogí una depresión de caballo que duró alrededor de un año y medio. Y da igual el tiempo que pase porque siempre le voy a llorar. Perder a lo que más quería en el mundo y oír cosas como “era sólo un perro”, “adopta a otro” (como si fuera un objeto al que sustituir por otro para que se me pasara)… no sólo tienes que pasar por un luto horrible sino que encima tienes que lidiar con la incomprensión, falta de empatía, de sensibilidad y de compasión de la gente. Porque puede que no sientas igual, puede que no entiendas que haya personas que podamos querer tanto a nuestra familia peluda, pero se necesita un pelín de consideración. Hay gente sufriendo una pérdida y la razón de ella debería darte igual, sobre todo si te importa esa persona y no quieres que sufra más. Al menos no eches más leña al fuego.

    Para mi era mi hijo y el perrito que adopté meses después también. Hay familia de sangre y hay familia adoptada. Unos no los puedes elegir, otros sí. De cualquier manera cada uno elige a quien querer con todo su corazón, y mi amor por los animales y sobre todo por mis peques es lo que más agradezco en el mundo. Sin ellos nada tendría sentido en un mundo tan podrido y enfermo, con tanta maldad. Así que sí, a todos los efectos deberían ser considerados un miembro más de la familia.

    14 octubre 2017 | 22:43

  9. Dice ser Luna

    Pues si, son como la familia

    15 octubre 2017 | 2:03

  10. Dice ser Cachitos de hierro y cromo

    Yo creo q uno si coincide con q el propietario se encuentre en la misma ciudad que la mascota, si está fuera y tiene q desplazarse por motivos laborales deberían darle tres.
    Esto es pa mearse y no echar ni gótica mija.

    15 octubre 2017 | 12:08

  11. Dice ser Se delatan

    Los que hacen comentarios despectivos, que son los mismos de siempre y algunos son el mismo con distinto nombre, se reflejan una vez más de como son mediante sus palabras. Mentes pútridas, veneno en sus palabras, bestias, ordinarios y necios.
    Así bien dice la frase que por sus actos los conoceréis, pero en este caso es por sus palabras y el caso es que un día se les volverá en su contra.
    Me hace gracia cuando dicen “sustituyen a perros y gatos por afecto humano”. Pues mucho afecto no se le nota en sus palabras hacia los de su especie que constantemente carga contra ellos con insultos y humillaciones, incluyendo a la bloguera que estáis siempre humillándola.
    Estos son los típicos que quieren imponer a los demás lo que deben y no deben de hacer o sentir los demás y luego ellos hacen lo contrario de lo que dicen, que seguro que alguien les pide ayuda y voltean la cabeza para otro lado o les suelta la típica frase de todos tenemos problemas.
    Prefiero abrazar a mil perros o gatos de la calle aunque estén sucios y enfermos, que a personas con el espíritu lleno de porquería que contamina al resto de la humanidad.
    La suciedad de fuera se puede lavar, pero la interior que es la que tienen algunos que comentan en este blog, no tiene ningún remedio, salvo que cambien su inteligencia emocional y eso que ya he comprobado muchas veces que es imposible, porque el estercolero que tienen por cerebro ya lo tienen muy deteriorado.

    15 octubre 2017 | 17:13

  12. Dice ser Destapando el negocio del mascotismo y a sus voceros.

    En el fondo todo es negocio y no poco¿ verdad Melisa?.
    http://www.mundotoro.com/wp-content/uploads/Contenido/90-000-000-de-razones-12-anos-de-denuncia-del-mascotismo/articulos.html

    15 octubre 2017 | 18:14

  13. Dice ser sin

    Y también es negocio lo que van preparando para cuando tu seas pasto de los gusanos, al fin y al cabo tu también tienes tu precio, pagas para que luego estés criando malvas y eso es negocio, verdad comentario ” dice ser destapando el negocio del mascotismo y a sus voceros”
    Coge tu link de mundotoro y vete a lloriquear a otro lado

    15 octubre 2017 | 19:02

  14. Dice ser Yo

    Vaya por delante que he tenido mascotas de todos los colores (gallo. Gallina, conejo, pájaros, perro, gato…) Pero, por favor, seamos consecuentes.

    15 octubre 2017 | 23:17

  15. Dice ser Joana

    Da vergüenza leer algunos comentarios. Que nos creemos los humanos, que somos más que todo ser viviente??? Si somos tan poca cosa que ardemos y nos quedamos en puto polvo. La muerte de un ser querido es lo peor que nos puede pasar sea animal o persona. Todo el mundo tiene derecho a guardar su luto y el tiempo que sea necesario. Quien nos creemos para juzgar eso… Ignorancia es la que abunda y mucha idiotez. Asco Dan algunos seres que se dice que son humanos.

    17 octubre 2017 | 15:32

  16. Dice ser Jose

    Mola mucho que la gente compara perros con niños, estáis de atar (como vuestros perros) jajajja

    Anda, abrazad a vuestros perros y recoged sus mierdas calentitas del suelo y dejad a vuestros abuelos en los asilos.

    17 octubre 2017 | 18:18

  17. Dice ser josefa

    Pues coge tú la mierda calentita del suelo y cómetela, como buen come mierda que eres y de camino vete a los asilos a cuidar de ancianos y a limpiar todo el centro con la lengua hasta que se te caiga a pedazos.

    18 octubre 2017 | 13:14

  18. Dice ser Yo me bajo

    Me da pena y asco ver como hay personas con menos sensibilidad que un estropajo de cocina. Para ciertas personas, su animal de compañía es mucho más que eso. Si se retribuye un día de luto, es precisamente por el dolor que siente esa persona y le impide ir a trabajar con normalidad. Pues enteraros de una vez, que hay millones de personas solas que lo único que les ha acompañado en los peores momentos, han sido sus animales.
    En el momento que veo palabras tan crudas hacia personas que sienten un cariño especial hacia un animal, veo claro que somos una cáncer para este planeta. Los humanos somos a veces asquerosos. Sin duda, me quedo con los animales.

    02 septiembre 2018 | 3:31

  19. Dice ser Qué triste

    Esta sociedad donde tantísimas personas no tienen amor y se refugian en el falso amor que imaginan tener con sus animales mascotas.
    Que pena

    02 septiembre 2018 | 8:52

  20. Dice ser Bea

    Y si se recoge firmas en Change.org???? Mucho estamos tardando

    12 enero 2019 | 9:44

  21. Dice ser Genial, genial!

    Enhorabuena a la autora del post.
    Parecía difícil superar en materia de disparates a los que ya llevaba leído pero al leer esto reconozco que casi he tenido que ir al hospital de la risa que me ha entrado.
    genial genial enhorabuena

    12 enero 2019 | 10:34

  22. Dice ser ¿Y las herencias?

    Naturalmente que sí… como las mascotas son parte de nuestra familia en caso que se mueran o se pongan malitas tenemos derecho a faltar al trabajo.
    Pero vamos a continuar con los efectos necesarios de eso mismo.
    Como las mascotas son nuestra familia. de cara a la herencia tienen que tener los mismos derechos que los hijos.
    Así entrarán en el reparto de lo que se llama la legítima, es decir, de la parte de la herencia que la ley reserva forzosamente en favor de los parientes más próximos.
    Y si una persona muere sin testamento le heredarán sus parientes… y sus mascotas, naturalmente.
    Van a ser divertidísimas las particiones de herencia ante notario, con un montón de herederos, parte de ellos gatos y perros, manifestando su consentimiento mediante maullidos y ladridos.
    Pensaba yo a veces que eso de que las mascotas son parte de la familia era una forma metafórica de hablar… pero ya veo que no, que es literal.
    Se confirma por lo tanto que sois carne de manicomio

    12 enero 2019 | 11:23

Escribe aquí tu comentario





    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Algunos blogs tienen moderación previa, ten paciencia si no ves tu comentario.

    Normas para enviar su comentario e información sobre el tratamiento de sus datos de carácter personal

    Antes de enviar su comentario lea atentamente las normas para comentar en 20minutos.es. La opinión de los autores y de los usuarios que realizan comentarios no es responsabilidad de 20 Minutos Editora, SL. No está permitido realizar comentarios contrarios a la normativa española y europea ni injuriante. 20 Minutos Editora, SL se reserva el derecho a administrar y eliminar los comentarios que consideremos puedan atentar contra las normas, resultar injuriosos, resulten spam o sencillamente no estar relacionados con la temática a comentar.

    Le informamos que, de conformidad con lo establecido en la normativa nacional y europea vigente en materia de protección de datos personales y de servicios de la sociedad de la información y de comercio electrónico, al enviarnos el presente formulario Ud. está dando expresamente su consentimiento a 20 MINUTOS EDITORA, SL para que trate los datos recogidos en este formulario con la finalidad de gestionar el servicio de recepción de su comentario, así como para enviarle comunicaciones electrónicas informativas o comerciales o dirigirle publicidad electrónica de productos y servicios propios o de terceros. No está permitido el registro de menores de 13 años.

    Algunos datos personales pueden ser objeto de tratamiento a través de la instalación de cookies y de tecnologías de tracking, así como a través de su acceso a esta web desde sus canales en redes sociales. Le rogamos consulte para una más detallada información nuestra Política de Privacidad y nuestra Política de Cookies

    Para la finalidad anteriormente indicada 20 Minutos Editora, SL puede ceder estos datos a otras empresas de Grupo Henneo o a terceros proveedores de servicios para la gestión de comunicaciones electrónicas y otros servicios de gestión comercial o publicitaria, incluso aunque se hallen fuera del territorio de la Unión Europea en aquellos casos que legalmente garanticen un nivel adecuado de protección que exige la normativa europea.

    Los datos personales solicitados deben ser exactos para que puedan tratarse con las finalidades indicadas. En el caso de dichos datos dejen de ser exactos, necesarios o pertinentes para las finalidades para las que han sido autorizados (por ejemplo, en caso de comunicaciones electrónicas devueltas por error o cancelación de dirección electrónica), 20 Minutos Editora, SL procederá a su bloqueo, conservándose los datos únicamente a disposición de las Administraciones Públicas, Jueces y Tribunales durante el plazo de 4 años, transcurridos los cuales 20 Minutos Editora, SL procederá a su supresión. Sus datos se conservarán por 20 Minutos Editora, SL mientras sean exactos y Ud. no retire el consentimiento que explícitamente emite con el envío de este formulario o durante los años necesarios para cumplir con las obligaciones legales.

    En cualquier momento Ud. puede retirar el consentimiento prestado y ejercer los derechos de acceso, rectificación, supresión, portabilidad de sus datos y limitación u oposición a su tratamiento dirigiéndose a 20 Minutos Editora, SL enviando un correo electrónico a dpo@20minutos.es o mediante comunicación escrita al domicilio en Pº Independencia, 29. 50001 Zaragoza, indicando en cualquiera de ambos casos la Ref. Datos personales y el derecho que ejercita así como adjuntando copia de su DNI o documento identificativo sustitutorio.