Sobre las razas de perros que se ponen de moda

Cuando era adolescente se pusieron de moda los perros nórdicos y los veías por todas partes. Un poco como pasa ahora con labradores y goldens. Era la raza grande que estaba en el candelero. Ya no, esa suerte que tienen. Para un raza estar en la cumbre es una maldición en forma de caprichos de desaprensivos, criar a espuertas y sin criterio (ya sólo por eso no suele ser mala idea comprar una raza canina de moda), abandonos, por tanto, maltratos de diferente tipo.
image
No obstante aún se ven de vez en cuando y los mestizos herederos de sus genes nórdicos asoman con cierta frecuencia por las protectoras.

Estas razas son especiales. En algunos sentidos son más difíciles que otras: difíciles de adiestrar, muy jerárquicos, independientes, cabezotas, con tendencia al escapismo, que no valen para guarda…

Tienen otras virtudes que contrarrestan esos defectos, como su entrega a su amo, su dulzura o su inteligencia. Pero lo cierto es que no son los perros más fáciles del mundo y por eso se encontraron rápidamente, tras ponerse de moda, entre las razas más abandonadas.

No son perros corrientes. Ya lo dije en diciembre de 2007, en uno de los primeros posts de este blog, para recomendar una página dedicada a difundir a estos perros: Proyecto Nórdico un proyecto online precioso, una bolsa de adopción con perros nórdicos: samoyedos, malamutes, huskies y sus cruces de toda España.

Ya apenas actualizan la web. Otra prueba de lo que supone dejar de estar de moda. Han tomado el relevo otras páginas que lanzan un SOS para goldens y labradores, Yorkshires, pitbulls…

Hay razas de moda que duran más que otras, pero todas experimentan una fase de auge, explosión y caída: cockers, bóxers, caniches, pequineses, shit-zus…

Modas y perros. Como si los animales fueran bolsos, ropa cuya tendencia marcan en los desfiles de Nueva York, París o Milán, en los blogs y las revistas.

Perros tratados como complementos de belleza, como objetos de deseo, símbolos de status, en lugar de como animales que sienten y pueden vivir más de quince años, más tiempo que lo que dura la moda por su raza. Cuando los bulldogs franceses llenan las calles de los barrios obreros de las ciudades, ya hay otra nueva raza pujando por ocupar esos puestos exclusivos, a su pesar.

Perros mestizos, saludables y únicos; perros de razas de caza, descartados cuando no son instrumentos útiles; perros que llenan las protectoras como prueba de que el ser humano camina en masa sin reflexionar y es ciego al sufrimiento ajeno, son los que deberíamos poner de moda.

image
El perro de las imágenes es el último cruce de nórdico difundido por Proyecto Nórdico. Se llama Blau, está en Galicia y es joven. Tiene buen carácter, convive en el chenil con mas perros y sin problemas de comportamiento.

Se encuentra en una perrera de Galicia en la que sacrifican, pero se envía a otras provincias en acogida o adopción responsable. Se entrega vacunado, castrado o con compromiso bajo contrato, con chip, contrato de adopción y seguimiento.

Contacto: adocanface@hotmail.com

2 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser Ivi

    El ser humano es estúpido, no hay más, siempre con las modas
    Me la pelan las consolas de última generación, las marcas, los móviles caros, las redes sociales. ¿raro?
    Mejor que ser una oveja

    23 marzo 2015 | 16:44

  2. Dice ser elrepublicano

    Esta última reflexión te falta algo, el ser humano camina en masa sin reflexionar y es ciego al sufrimiento ajeno, son los que (NO) deberíamos poner de moda.
    No creo en los pedigrís, eso que enmarcan a un perro como mejor o peor.
    Para mi todos los perros son iguales, no se diferencian unos de otro más que por el tamaño o el color del pelo, digo esto por una cosa muy simple, todos y cada uno de ellos nos muestran, su lealtad, cariño, sin importar su tamaño, ni la edad que tengas ellos son condicionales en su cariño, cosa que muchas veces no sucede a la inversa.
    Cuando voy por la calle hasta el perro ese que es catalogado por raza peligrosa (lo cual no sé cómo no estamos enmarcados en ese catálogo) te acercas y la primera cosa que hace es ponerte la cabeza cabizbaja para que lo acaricies sin miedo…

    23 marzo 2015 | 23:33

Escribe aquí tu comentario





    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Antes de enviar su comentario lee atentamente las normas para comentar en 20minutos.es.
    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Algunos blogs tienen moderación previa, ten paciencia si no ves tu comentario.

    Información sobre el tratamiento de sus datos personales

    En cumplimiento de lo dispuesto en el Reglamento (UE) 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo de 27 de abril de 2016 relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos, y Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales le informamos que los datos de carácter personal que nos facilite en este formulario de contacto serán tratados de forma confidencial y quedarán incorporados a la correspondiente actividad de tratamiento titularidad de 20 MINUTOS EDITORA, S.L, con la única finalidad de gestionar los comentarios aportados al blog por Ud. Asimismo, de prestar su consentimiento le enviaremos comunicaciones comerciales electrónicas de productos y servicios propios o de terceros.

    No está permitido escribir comentarios por menores de 14 años. Si detectamos el envío de comentario de un usuario menor de esta edad será suprimido, así como sus datos personales.

    Algunos datos personales pueden ser objeto de tratamiento a través de la instalación de cookies y de tecnologías de tracking, así como a través de su acceso a esta web desde sus canales en redes sociales. Le rogamos consulte para una más detallada información nuestra Política de Privacidad y nuestra Política de Cookies.

    Los datos personales se conservarán indefinidamente hasta que solicite su supresión.

    Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión y portabilidad de sus datos, de limitación y oposición a su tratamiento, así como a no ser objeto de decisiones basadas únicamente en el tratamiento automatizado de sus datos, cuando procedan, ante el responsable citado en la dirección dpo@henneo.com

    Le informamos igualmente que puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de Datos, si no está satisfecho con en el ejercicio de sus derechos.