La Declaración Universal de los Derechos de los Animales y la sonrisa envenenada

El texto que os traigo hoy no es un chiste, aunque lo parece.

Es difícil estar implicado en la protección animal y leer la Declaración Universal de los Derechos de los Animales sin que se te dibuje una sonrisa envenenada. Envenenada sí, por la tristeza, por el cinismo ajeno, por las realidades vividas.

No pasa de ser una declaración de buenas intenciones. Dejémoslo en eso.

Ojalá algún día fuese realidad, como los derechos del niño, como los derechos de todo ser humano.

Lo podemos considerar también un escrito aspiracional. Algo a lo que tender, que se intentar alcanzar, por lejos que quede.

Tal vez lo más inteligente sea no leerlo en absoluto. Así al menos evitaremos esas sonrisas preñadas de tristeza infinita.

Esta declaración fue adoptada por La Liga Internacional de los Derechos del Animal en 1977, que la proclamó al año siguiente. Posteriormente, fue aprobada por la Organización de Naciones Unidas (ONU) y por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO).

Considerando que todo animal posee derechos y que el desconocimiento y desprecio de dichos derechos han conducido y siguen conduciendo al hombre a cometer crímenes contra la naturaleza y los animales, se proclama lo siguiente:

Artículo No. 1 Todos los animales nacen iguales ante la vida y tienen los mismos derechos a la existencia.

Artículo No. 2

a) Todo animal tiene derecho al respeto.
b) El hombre, como especie animal, no puede atribuirse el derecho de exterminar a los otros animales o de explotarlos, violando ese derecho. Tiene la obligación de poner sus conocimientos al servicio de los animales.
c) Todos los animales tienen derecho a la atención, a los cuidados y a la protección del hombre.

Artículo No. 3

a) Ningún animal será sometido a malos tratos ni a actos crueles.
b) Si es necesaria la muerte de un animal, ésta debe ser instantánea, indolora y no generadora de angustia.

Artículo No. 4

a) Todo animal perteneciente a una especie salvaje tiene derecho a vivir libre en su propio ambiente natural, terrestre, aéreo o acuático y a reproducirse.
b) Toda privación de libertad, incluso aquella que tenga fines educativos, es contraria a este derecho.

Artículo No. 5

a) Todo animal perteneciente a una especie que viva tradicionalmente en el entorno del hombre tiene derecho a vivir y crecer al ritmo y en las condiciones de vida y de libertad que sean propias de su especie.
b) Toda modificación de dicho ritmo o dichas condiciones que fuera impuesta por el hombre con fines mercantiles es contraria a dicho derecho.

Este gato joven y muy cariñoso, con inmuno, busca un hogar en el que no haya otros gatos. Está en Alicante. Contacto. 687910038 687910056

Este gato joven y muy cariñoso, con inmuno, busca un hogar en el que no haya otros gatos. Está en Alicante. Contacto. 687910038 687910056

Artículo No. 6

a) Todo animal que el hombre haya escogido como compañero tiene derecho a que la duración de su vida sea conforme a su longevidad natural.
b) El abandono de un animal es un acto cruel y degradante.

Artículo No. 7

Todo animal de trabajo tiene derecho a una limitación razonable del tiempo e intensidad del trabajo, a una alimentación reparadora y al reposo.

Artículo No. 8

a) La experimentación animal que implique un sufrimiento físico o psicológico es incompatible con los derechos del animal, tanto si se trata de experimentos médicos, científicos, comerciales, como de otra forma de experimentación.
b) Las técnicas alternativas deben ser utilizadas y desarrolladas.

Artículo No. 9 Cuando un animal es criado para la alimentación debe ser nutrido, instalado y transportado, así como sacrificado, sin que ello resulte para él motivo de ansiedad o dolor.

Artículo No. 10
a) Ningún animal debe ser explotado para esparcimiento del hombre.
b) Las exhibiciones de animales y los espectáculos que se sirvan de animales son incompatibles con la dignidad del animal.

Artículo No. 11 Todo acto que implique la muerte de un animal sin necesidad es un biocidio, es decir, un crimen contra la vida.

Artículo No. 12
a) Todo acto que implique la muerte de un gran número de animales salvajes es un genocidio, es decir, un crimen contra la especie.
b) La contaminación y la destrucción del ambiente natural conducen al genocidio.

Artículo No. 13
a) Un animal muerto debe ser tratado con respeto.
b) Las escenas de violencia, en las cuales los animales son víctimas, deben ser prohibidas en el cine y en la televisión, salvo si ellas tienen como fin dar muestra de los atentados contra los derechos del animal.

Artículo No. 14
a) Los organismos de protección y salvaguarda de los animales deben ser representados a nivel gubernamental.
b) Los derechos del animal deben ser defendidos por la ley, como lo son los derechos del hombre.

3 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser Remedios

    Hola buenas,

    Debemos quedarnos en la esencia, en esa bonita y utópica idea de que los animales sean considerados como seres vivos con derechos, los cuáles no deberían vulnerarse.

    Y por desgracia, día tras día tras día, vemos casos de terrible crueldad y violencia, que están minando la esperanza en la humanidad, por no decir que está perdida casi del todo.

    Aunque leamos estos artículos y nos suene a recochineo e hipocresía extrema, no dejemos de pensar que el cambio es posible, porque sino, dejaremos de luchar.

    Un abrazo

    10 septiembre 2014 | 16:18

  2. Dice ser Patricia

    Ojalá que algún día veamos aunque sea una sola parte de esta declaración delos Derechos de los Animales en práctica. Y mientras institucionalmente toma cuerpo dicha protección, hagamos cada uno un poco por nuestra parte, tratémos a los animales de forma responsable, promovamos campañas para la adopción de perros gatos, etc.. y no la compra en tiendas o criaderos, excluyámos el término “mascota” de nuestro vocavulario, informemos a las uatoridades competemntes de animales abandonados…

    Ojalá, ojalá………… y que las personas, al ver una noticia como ésta, se interesen y dejen un comentario. Solo así poco a poco se crea conciencia.

    10 septiembre 2014 | 17:44

  3. Dice ser Águeda

    Sería maravilloso que todo el mundo respetara estos derechos, pero cada uno deberíamos llevarlos en el interior sin necesidad de escribir algo tan obvio.

    Tan dificil de entender es que los animales se merecen todo nuestro respeto y cariño?.

    12 septiembre 2014 | 11:38

Escribe aquí tu comentario





    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Antes de enviar su comentario lee atentamente las normas para comentar en 20minutos.es.
    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Algunos blogs tienen moderación previa, ten paciencia si no ves tu comentario.

    Información sobre el tratamiento de sus datos personales

    En cumplimiento de lo dispuesto en el Reglamento (UE) 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo de 27 de abril de 2016 relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos, y Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales le informamos que los datos de carácter personal que nos facilite en este formulario de contacto serán tratados de forma confidencial y quedarán incorporados a la correspondiente actividad de tratamiento titularidad de 20 MINUTOS EDITORA, S.L, con la única finalidad de gestionar los comentarios aportados al blog por Ud. Asimismo, de prestar su consentimiento le enviaremos comunicaciones comerciales electrónicas de productos y servicios propios o de terceros.

    No está permitido escribir comentarios por menores de 14 años. Si detectamos el envío de comentario de un usuario menor de esta edad será suprimido, así como sus datos personales.

    Algunos datos personales pueden ser objeto de tratamiento a través de la instalación de cookies y de tecnologías de tracking, así como a través de su acceso a esta web desde sus canales en redes sociales. Le rogamos consulte para una más detallada información nuestra Política de Privacidad y nuestra Política de Cookies.

    Los datos personales se conservarán indefinidamente hasta que solicite su supresión.

    Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión y portabilidad de sus datos, de limitación y oposición a su tratamiento, así como a no ser objeto de decisiones basadas únicamente en el tratamiento automatizado de sus datos, cuando procedan, ante el responsable citado en la dirección dpo@henneo.com

    Le informamos igualmente que puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de Datos, si no está satisfecho con en el ejercicio de sus derechos.