¿Habéis probado a permanecer en el coche cerrado varios minutos?

Tenemos ya el encima el mes de julio tal y como suele ser: caluroso, aplastante, dispuesto a robarnos el sueño entre sudores. Seguro que no se os ha ocurrido en estas circunstancias quedaros dentro del coche cerrado unos minutos. Sólo una avería pude obligarnos a sufrir algo así de manera voluntaria.

Da igual que se aparque a la sombra o que se dejen las ventanillas bajadas unos dedos, dudo que estéis dispuestos a hacer la prueba. Pero hay un veterinario que sí lo ha hecho para demostrar la temperatura que se alcanza dentro de esas cajas de metal que nos llevan de aquí para allá. Gracias por el vídeo Gus.

Y recordad mientras veis la prueba que ellos regulan peor la temperatura que nosotros y les afectan más los golpes de calor.

Los golpes de calor son algo relativamente frecuente en gatos y perros por estas fechas, sobre todo en aquellos de morro más chato y mayor mata de pelo.

Para evitar sustos procura que tenga siempre a su disposición agua fresca y sombra, jamás lo dejes dentro del coche aparcado (aunque no le esté dando el sol, el interior de un vehículo detenido alcanza temperaturas muy elevadas).

Sácale a hacer ejercicio por la mañana temprano y cuando ya se haya puesto el sol, preferiblemente en parques con hierba fresca y buenas sombras. Limita la cantidad de ejercicio físico si no hay otro remedio.

Si el perro es de una raza que admite un buen corte de pelo, no dudes en llevarlo a un peluquero canino.

Y nada de asustarse si come menos, a ellos también se les puede reducir el apetito con los calores estivales.

Os dejo con un artículo bastante completo sacado de ecosofia.org que a su vez lo extrae de Altarriba.

Los perros y los gatos son mucho más sensibles al calor que los humanos, y un día caluroso puede ser muy peligroso para su vida. El llamado “Golpe de Calor” es una subida de temperatura interna del cuerpo del perro/gato, y puede ser mortal para ellos porque no tienen la misma capacidad humana para regular la temperatura de su cuerpo.

En  la Fundación Altarriba se describen los cuidados a tener en los días de verano con los perros y gatos en casa o al salir con ellos de vacaciones.

El Golpe de Calor es mortal si los días son muy calurosos y si no se extreman ciertos cuidados con nuestros perros o gatos:

En apenas 10 minutos, un perro o un gato pueden morir dentro de un coche.
A veces, ni un rescate rápido consigue evitar los problemas vasculares, las hemorragias o el edema cerebral…”

Los perros y gatos no pueden regular su temperatura mediante el sudor pues carecen de glándulas sudoríparas extendidas por el cuerpo -como en el caso de los humanos-.

Ellos sólo pueden regular su temperatura mediante los jadeos, el sudor que eliminan por las almohadillas de sus patas o el lamido de su pelo (en el caso de los gatos). En los días de mucho calor o en los traslados en coche, esta regulación puede no ser suficiente y se presenta el temido golpe de calor, que puede resultar mortal, pues acaba con las reservas de azúcar y sales del cuerpo del perro o gato, así que cuanto mas dure el periodo de calor mas rápido puede ocurrir. El “golpe de calor” puede acabar con nuestro perro o gato en apenas 15 minutos.
image
SÍNTOMAS
Aparecen cuando la temperatura interna supera los 42º.

  • Astenia. Falta o decaimiento considerable de fuerzas.
  • Temblores musculares.
  • Cianosis: coloración azulada de piel causada por la deficiente oxigenación de la sangre.
  • Negativa a moverse.
  • Respiración muy rápida o muy costosa.
  • Aumento del ritmo cardíaco.
  • Alteración del color de las mucosas: encías, mocos de la nariz.
  • Alteración en la salivación.
  • Tambaleo.

CONSECUENCIAS

  • Pérdida corporal de azúcar y sales.
  • Petequias. Pequeñas manchas de sangre en la piel.
  • Hemorragia gastrointestinal.
  • Insuficiencia hepática.
  • Insuficiencia renal.
  • Edema cerebral.
  • Fallo multiorgánico.
  • La muerte de pacientes ingresados en estado grave puede sobrevenir en 24 horas por depresión y parada respiratoria.

En el desgraciado caso de que tu perro o gato sufra estos síntomas de golpe de calor, siempre puedes aplicar unos primeros auxilios, pero siempre deberás llevar a tu perro o gato al médico porque PRECISA DE ATENCIÓN VETERINARIA URGENTE.

PRIMEROS AUXILIOS

No se le puede bajar la temperatura de golpe, porque pasaremos a provocarle una hipotermia con los mismos resultados desastrosos. La temperatura debe bajar de forma paulatina y el animal debe rehidratarse y recuperar el azúcar y las sales que ha perdido.

Si puede trasladarse de inmediato a una clínica veterinaria, subirlo al coche y durante el trayecto:

  • Humedecer (sin envolver ni tapar) prioritariamente el cuello y la cabeza mediante paños mojados en agua no muy fria o un pulverizador de agua. NUNCA cubrirlo con toallas húmedas.
  • Poner un cubito de hielo sobre el puente de la nariz, las ingles y las axilas.
  • Humedecerle la boca, sin forzarlo a beber, y sin dejar que beba en exceso.

Si no puede trasladarse de inmediato a una clínica veterinaria:

  • Llevarlo a un sitio fresco.
  • Sumergirlo en agua a unos 20º o aplicarle un chorro de agua a esa temperatura, hasta que se normalice la respiración.
  • Humedecer (sin envolver ni tapar) prioritariamente el cuello y la cabeza mediante paños mojados en agua no muy fria o un pulverizador de agua. NUNCA cubrirlo con toallas húmedas. Si es posible, nos ayudamos con un ventilador.
  • Poner un cubito de hielo sobre el puente de la nariz, en las ingles y las axilas.
  • Humedecerle la boca, sin forzarlo a beber, y sin dejar que beba en exceso.
  • Cuando la respiración sea normal, mantenlo sobre una toalla húmeda.

Trasládalo al veterinario lo antes posible, y explícale todo lo que hayas hecho. Es IMPRESCINDIBLE que un veterinario lo tenga bajo control y observación para ver cómo evoluciona, y además el animal necesita medicación para recuperarse. La respiración normal no elimina daños cerebrales y otras secuelas de este fuerte shock, por lo que insistimos en que DEBES LLEVARLO AL VETERINARIO lo antes posible.

Existen además una serie de factores de riesgo que aumentan las probabilidades de que un animal sufra un golpe de calor, por ello, deben vigilarse especialmente los siguientes casos:

Entorno:

  • Altas temperaturas en el exterior.
  • Temperatura moderada en el exterior después de varios días de calor sofocante.
  • Humedad ambiental alta, que dificulta la propia eliminación de vapor de agua del animal.
  • Espacio reducido y/o mal ventilado: coche, habitación, patio pequeño, balcón, transportín, bodega de barco…
  • Agua: poca cantidad, no fresca o no renovada a menudo.
  • Carencia de sombra o sombra muy reducida.
  • Suelos de cemento.
  • ¿Eres de los que lo tiene atado fuera?: añadimos el riesgo de ahorcamiento intentando llegar a la sombra o a más agua.

El tipo de animal:

  • Muy joven o muy viejo.
  • Enfermo: insuficiencia cardíaca, insuficiencia respiratoria, stress.
  • Braquicéfalo (morro muy chato): Bulldog, Carlino, Gato Persa muy tipado, Boxer, Pequinés, …
  • Obesidad: la piel tiene más poder aislante.
  • Color de capa: los oscuros absorben más el calor.
  • Digestión: NO dar de comer durante el día, sino al atardecer.
  • Ejercicio, absolutamente prohibido en horas de más calor.
  • Que el animal esté nervioso.

El golpe de calor siempre puede ser evitado, y para ello, es necesario observar los siguientes cuidados con tu amigo de 4 patas:

En todos los casos:

  • Tener siempre disponible agua limpia y fresca.
  • Estar en un espacio amplio y bien ventilado.
  • Contar con una zona de sombra amplia.
  • Darle de comer a primera o última hora del día.
  • Sácalo a pasear a primera y última hora del día, y a mediodía lo mínimo para que haga alguna necesidad.
  • Evitar que haga ejercicio.
  • No lo pierdas de vista.
  • NO LO DEJES DENTRO DE UN VEHÍCULO APARCADO.
  • Si vas de viaje con él y el coche no tiene aire acondicionado, llévate hielo, un par de toallas y agua. En las paradas, si ves que va acalorado, moja bien la toalla y deja que se tumbe encima o que al menos ponga las patas (para las almohadillas). Puedes también de vez en cuando frotarle las almohadillas y el puente de la nariz con un cubito de hielo.

Animales de riesgo:

  • Si tienes jardín, deja que juegue un rato bajo los aspersores o refréscalo con agua si al perro/gato le gusta.
  • Suprime la salida de mediodía si vives en una zona sin sombras o en una plaza asfaltada o de cemento, lo que se llaman “plazas duras” que en algunas ciudades están tan de moda.
  • Consulta con tu veterinario darle un suplemento de glucosa o sales minerales.
  • Para cachorros o ancianos que estén en el interior, en días de calor sofocante, coloca y ve reponiendo toallas húmedas en las que puedan tumbarse, un recipiente con agua congelada que vaya “refrigerando” mientras se deshace, y mantén las persianas bajadas y las ventanas abiertas cuando el sol toque allí.

Todas las medidas deberán observarse y tener especial cuidado con los animales de riesgo. Cualquier precaución es poca para que los perros o gatos no sufran un mortal golpe de calor

image

Chico tiene quince años, es un fox Terrier ya anciano con pérdida de visión y de audición. Hace tiempo se le operó de un tumor en los testículos que superó perfectamente. En la actualidad tiene un bulto en la zona de los riñones que no le da problemas. Esterilizado. Le tiraron por la valla del refugio cuando tenía 10 años. Llegó sucio, lleno de nudos en el pelo y de garrapatas.

Busca un hogar en el que pasar el final de su vida.

Contacto: adoptasaava@gmail.com 654321564 (javier)

3 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser totokoki

    Yo sí,normalmente entre 40 y 45`y esperando a mi novia.Por?107

    15 julio 2014 | 10:16

  2. Dice ser Argis

    Yo es que no me puedo creer que la gente no lo sepa. Desde hace años todos los veranos se hacen campañas alertando de los peligros de dejar a ancianos, bebés y animales en el coche así que simplemente no me puedo creer que la gente todavía piense que no pasa nada o que se lo tome a la ligera. Todo lo contrario, ya he llegado al punto de pensar que quien lo hace, lo hace con un fin y por tanto se debería tratar como un delito.

    15 julio 2014 | 12:26

  3. Dice ser Emilia

    Hay que ser un bestia para dejar un perro encerrado en un coche en verano

    15 julio 2014 | 12:41

Escribe aquí tu comentario





    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Antes de enviar su comentario lee atentamente las normas para comentar en 20minutos.es.
    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Algunos blogs tienen moderación previa, ten paciencia si no ves tu comentario.

    Información sobre el tratamiento de sus datos personales

    En cumplimiento de lo dispuesto en el Reglamento (UE) 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo de 27 de abril de 2016 relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos, y Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales le informamos que los datos de carácter personal que nos facilite en este formulario de contacto serán tratados de forma confidencial y quedarán incorporados a la correspondiente actividad de tratamiento titularidad de 20 MINUTOS EDITORA, S.L, con la única finalidad de gestionar los comentarios aportados al blog por Ud. Asimismo, de prestar su consentimiento le enviaremos comunicaciones comerciales electrónicas de productos y servicios propios o de terceros.

    No está permitido escribir comentarios por menores de 14 años. Si detectamos el envío de comentario de un usuario menor de esta edad será suprimido, así como sus datos personales.

    Algunos datos personales pueden ser objeto de tratamiento a través de la instalación de cookies y de tecnologías de tracking, así como a través de su acceso a esta web desde sus canales en redes sociales. Le rogamos consulte para una más detallada información nuestra Política de Privacidad y nuestra Política de Cookies.

    Los datos personales se conservarán indefinidamente hasta que solicite su supresión.

    Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión y portabilidad de sus datos, de limitación y oposición a su tratamiento, así como a no ser objeto de decisiones basadas únicamente en el tratamiento automatizado de sus datos, cuando procedan, ante el responsable citado en la dirección dpo@henneo.com

    Le informamos igualmente que puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de Datos, si no está satisfecho con en el ejercicio de sus derechos.