La historia de conservación más exitosa jamás contada: los guardianes de los cálaos

Entre 2012 y 2015 las poblaciones de cálao de casco descendieron a un ritmo tan vertiginoso que nadie apostaba que fuese capaz de esquivar la extinción. Todo apuntaba a que una de las aves más espectaculares de Asia iba a desaparecer debido a la codicia de los humanos que ven su casco como un objeto ornamental de lujo. Sin embargo un grupo de investigadores logró cambiar su destino cuando ya parecía imposible.

La doctora Jessica Lee con un cálao en el Jurong Bird Park (Singapur)

El gran desafío

El principal obstáculo para salvar al cálao reside en la enorme demanda y valor que alcanzan sus cráneos. Abordarlo requiere de acciones internacionales muy complejas: desde reducir esa creciente demanda en países como China y Vietnam, hasta proteger las zonas de anidación y alimentación, así como proporcionar alternativas económicas sostenibles en los países de origen. Un reto como este requería un nivel de coordinación y compromiso nada fácil de asumir. La doctora Jessica Lee, coordinadora del grupo de trabajo de la UICN para la conservación del cálao de casco, no dudó en ponerse al frente del mismo formando de manera urgente a un grupo de especialistas para la creación de un plan de acciones para protegerle.

Cálaos de casco volando en Tailandia (Hornbill Research Foundation)

No era la primera intervención de la doctora Lee para salvar una especie, pero desde luego ésta iba a ser muy distinta a las anteriores. Siempre se ha dado la impresión de que si podemos criar una especie en cautividad y mantener una población en zoos el animal está salvado. Pero eso no es así, la cría en cautividad es normalmente el último recurso de conservación y no siempre es posible: “He colaborado en un gran número de planes de conservación de aves y los cálaos de casco ofrecen un desafío añadido. No pueden ser criados en cautividad. Mientras que en otras especies podemos mantener poblaciones en condiciones controladas para evitar que se extingan, en el caso de los cálaos no hay red de seguridad, con lo que la extinción en su medio natural no tendría retorno”.

Macho joven de cálao de casco (Doug Janson)

Hay múltiples parámetros que dificultan su reproducción. Por ejemplo, la ecología reproductiva de los cálaos no está clara y su comportamiento continúa siendo un enigma para los expertos. Sabemos lo que comen en su medio natural, pero es prácticamente imposible replicar sus hábitos alimentarios.

Tal vez un problema aún mayor sea el enorme espacio que sería necesario para criar esta especie: “necesitaríamos una jaula del tamaño de Singapur para conseguir que diez parejas se establecieran y consiguieran criar”, me asegura Jessica.

Macho de cálao de casco sobre un nido (Hornbill Research Foundation)

Por todo ello, es más fácil y económico proteger su hábitat. Pero claro, este ave tiene una amplia distribución que incluye territorios en Tailandia, Indonesia, Malasia, Brunei y Myanmar, países a los que habría que implicar para lograr el objetivo. Y su buena respuesta fue crucial: todos introdujeron modificaciones en las leyes para perseguir penalmente a los traficantes con sentencias más significativas y aportaron apoyo económico para el plan de conservación.

“Lo más difícil es coordinar la respuesta de los diferentes países. Ese suele ser el factor que puede ralentizar todo el plan. Sin embargo, en este caso todos los miembros mostraron su apoyo absoluto”

El papel de China

Cualquier estrategia para salvar al cálao de casco habría sido inviable de no ser por la implicación de China, principal país demandante de los cráneos de este ave. Las autoridades chinas procedieron al cierre de mercados donde se vendiera este material y endurecieron las leyes para perseguir su comercio, incluso la venta a través de internet. “Nunca he visto tanto apoyo por parte de los gobiernos para proteger un ave”, afirma la doctora Lee.

“Este proyecto me mostró que los humanos podemos ser la solución. Trabajando juntos, somos capaces de conservar una especie por imposible que pueda parecer”

El número de operaciones contra el tráfico de cálaos ha supuesto una reducción de su principal amenaza (Bernard Dupont)

Los guardianes de los calaos

Otro recurso vital para el plan de conservación de esta especie fue la formación de equipos de protección de los cálaos en su medio. En la actualidad un grupo de guardianes sigue la pista a los calaos salvajes para asegurar que no son abatidos por furtivos. Protegen sus árboles frutales y los troncos que les proporcionan cobijo. Estos guardianes han conseguido que, contra todo pronóstico, los cálaos de casco no hayan desaparecido de las selvas del sudeste asiático a pesar de que estaban sentenciados. Sólo por eso este proyecto de conservación es el más exitoso jamás contado, al menos para mí.

Guardianes de los cálaos durante su trabajo de campo (Dr. Jessica Lee)

Escribe aquí tu comentario





    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Antes de enviar su comentario lee atentamente las normas para comentar en 20minutos.es.
    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Algunos blogs tienen moderación previa, ten paciencia si no ves tu comentario.

    Información sobre el tratamiento de sus datos personales

    En cumplimiento de lo dispuesto en el Reglamento (UE) 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo de 27 de abril de 2016 relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos, y Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales le informamos que los datos de carácter personal que nos facilite en este formulario de contacto serán tratados de forma confidencial y quedarán incorporados a la correspondiente actividad de tratamiento titularidad de 20 MINUTOS EDITORA, S.L, con la única finalidad de gestionar los comentarios aportados al blog por Ud. Asimismo, de prestar su consentimiento le enviaremos comunicaciones comerciales electrónicas de productos y servicios propios o de terceros.

    No está permitido escribir comentarios por menores de 14 años. Si detectamos el envío de comentario de un usuario menor de esta edad será suprimido, así como sus datos personales.

    Algunos datos personales pueden ser objeto de tratamiento a través de la instalación de cookies y de tecnologías de tracking, así como a través de su acceso a esta web desde sus canales en redes sociales. Le rogamos consulte para una más detallada información nuestra Política de Privacidad y nuestra Política de Cookies.

    Los datos personales se conservarán indefinidamente hasta que solicite su supresión.

    Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión y portabilidad de sus datos, de limitación y oposición a su tratamiento, así como a no ser objeto de decisiones basadas únicamente en el tratamiento automatizado de sus datos, cuando procedan, ante el responsable citado en la dirección dpo@henneo.com

    Le informamos igualmente que puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de Datos, si no está satisfecho con en el ejercicio de sus derechos.