Taxonomía, cuando un nombre incorrecto pone en peligro a una especie

Encontrar loris arcoíris en Indonesia es misión imposible, entre 2012 y 2017 intenté avistar estas aves en Bali en repetidas ocasiones pero no tuve suerte. Sin embargo, durante un viaje a Nueva Gales del Sur, en Australia, pude verlas bien cerca. La situación de los loris en Australia es muy diferente a la de Indonesia. El respeto por la fauna local en Australia hace que los animales no teman a las personas, ¡un paraíso para animaleros! Me impresionó no sólo la cantidad de loris si no, más aún, su carácter atrevido y su personalidad.

Un loris salvaje se muestra completamente confiado y sube a mi mano. Jervis Bay, Nueva Gales del Sur, Australia. Interacción supervisada por los guardas forestales del parque en 2017. (Foto: Borja Reh)

La belleza y personalidad de estas aves son las razones por las que no conseguí verlas en Indonesia. Allí se han comercializado como mascotas de manera masiva durante las últimas décadas. Los mercados de Java y Bali se nutren de loris salvajes para satisfacer la demanda del comercio nacional e internacional dejando los bosques vacíos.

Loris arcoíris. (Foto: Piqsels)

Hasta hace unos años no se consideraba que este comercio tuviese consecuencias significativas para la conservación de la especie, ya que estos loris tienen una amplísima distribución, desde Nueva Caledonia hasta Indonesia, y desde Filipinas a Australia, de tal forma que el comercio en un área determinada no debería afectar globalmente a la especie. Esa es la teoría, pero ¿qué pasa si ese loris arcoíris que está tan ampliamente distribuido no es una especie, sino que son varias? Por desgracia, eso es lo que ocurrió. Nadie se estaba dando cuenta de que los loris de Bali y los de Java eran ligeramente diferentes a los de áreas más orientales, y poco después evidencias genéticas demostrarían que eran una especie totalmente diferente así que corría un serio riesgo de extinción.

“La identificación llegó demasiado tarde para algunas subespecies que ahora se consideran extintas”, afirma Pierre de Chabannes.

Pierre trabaja como asesor taxonómico para el Photo Ark de National Geographic, es miembro del comité científico de Allies for Wildlife y comenta la importancia de la identificación precisa de las especies para su conservación: “La descripción taxonómica es el primer paso y el más importante, sin ella no puedes conocer su estado ni su distribución, por lo que no podrás protegerla ni conservarla”.

Esta no es la primera vez que un descuido taxonómico pone en riesgo a una o varias especies. Algo similar le ocurrió al mayor mamífero terrestre, el elefante cuya evaluación no se ha realizado hasta este mismo año.

Estas cuatro aves eran consideradas la misma especie. Ahora son cuatro especies diferentes. Arriba a la izquierda, Trichoglossus forsteni; arriba a la derecha, T. haematodus; abajo a la izquierda, T. moluccanus; abajo a la derecha, T. rosenbergii. (Fotos: Pierre De Chabannes, Photozoo).

“La orca es otro ejemplo excelente”, añade Pierre, “existen poblaciones aisladas que los expertos advierten podrían ser diferentes especies. Algunas poblaciones son sedentarias, otras migratorias; con estrategias completamente distintas… ¿Cómo podemos conservarlas si las tratamos como iguales?”

El ejemplo que menciona Pierre ha obligado a realizar cambios en la evaluación de especies. Ahora las orcas que habitan el estrecho de Gibraltar son tratadas como una subpoblación que recibe especial interés al estar catalogadas como críticamente amenazadas.

Orca madre y cría. (Foto: Piqsels)

En el caso de los loris, cada subespecie es diferente y se enfrenta a distintos desafíos para su conservación. Asimismo, “cada especie está evolutivamente adaptada para jugar un papel concreto en su ecosistema. Si desaparece no puede ser reemplazada por otra”, añade De Chabannes.

Los loris son aves altamente especializadas para el consumo de néctar y son polinizadores muy eficientes, con lo que su desaparición podría tener consecuencias en todo su ecosistema. Un precio muy elevado por haber sido bautizado con el nombre incorrecto.

Hoy en día es fácil enamorarse de un animal tan colorido, y todavía más fácil conseguir uno de ellos a través de internet. Sin embargo, para evitar formar parte de la demanda que origina el furtivismo, debemos luchar contra la tenencia irresponsable y asegurarnos de que nuestras mascotas proceden de cría sostenible. También os invito a denunciar el comercio ilícito online, después de todo España sigue siendo uno de los principales puntos de entrada para comercio ilegal de especies hacia Europa. Está en nuestras manos cambiarlo.

Referencias

  1. A. Eaton et al., «Trade-driven extinctions and near-extinctions of avian taxa in Sundaic Indonesia», Forktail, n.o 31, pp. 1-12, 2015.
  2. P. Braun et al., «Influences of oceanic islands & the Pleistocene on the biogeography & evolution of two groups of Australasian parrots (Aves: Psittaciformes: Eclectus roratus, Trichoglossus haematodus complex). Rapid evolution & implications for taxonomy & conservation», EuroJEcol, vol. 3, n.o 2, Art. n.o 2, dic. 2017, doi: 10.1515/eje-2017-0014.
  3. M. Ayre et al., «Effectiveness of native nectar-feeding birds and the introduced Apis mellifera as pollinators of the kangaroo paw, Anigozanthos manglesii (Haemodoraceae)», Aust. J. Bot., vol. 68, n.o 1, pp. 14-25, may 2020, doi: 10.1071/BT19097.
  4. Esteban et al., «Conservation Status of Killer Whales, Orcinus orca, in the Strait of Gibraltar», Adv Mar Biol, vol. 75, pp. 141-172, 2016, doi: 10.1016/bs.amb.2016.07.001.

2 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser Conchita Aguirre

    Me parece muy interesante, sobretodo a personas que nos gustan los animales, pues son artículos muy amenos

    28 abril 2021 | 2:00 pm

  2. Dice ser Silviano Sanz

    El artículo de los loros muy bueno, me encantan y no me imaginaba que hay sitios que están en peligro de extinción

    28 abril 2021 | 2:05 pm

Escribe aquí tu comentario





    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Antes de enviar su comentario lee atentamente las normas para comentar en 20minutos.es.
    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Algunos blogs tienen moderación previa, ten paciencia si no ves tu comentario.

    Información sobre el tratamiento de sus datos personales

    En cumplimiento de lo dispuesto en el Reglamento (UE) 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo de 27 de abril de 2016 relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos, y Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales le informamos que los datos de carácter personal que nos facilite en este formulario de contacto serán tratados de forma confidencial y quedarán incorporados a la correspondiente actividad de tratamiento titularidad de 20 MINUTOS EDITORA, S.L, con la única finalidad de gestionar los comentarios aportados al blog por Ud. Asimismo, de prestar su consentimiento le enviaremos comunicaciones comerciales electrónicas de productos y servicios propios o de terceros.

    No está permitido escribir comentarios por menores de 14 años. Si detectamos el envío de comentario de un usuario menor de esta edad será suprimido, así como sus datos personales.

    Algunos datos personales pueden ser objeto de tratamiento a través de la instalación de cookies y de tecnologías de tracking, así como a través de su acceso a esta web desde sus canales en redes sociales. Le rogamos consulte para una más detallada información nuestra Política de Privacidad y nuestra Política de Cookies.

    Los datos personales se conservarán indefinidamente hasta que solicite su supresión.

    Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión y portabilidad de sus datos, de limitación y oposición a su tratamiento, así como a no ser objeto de decisiones basadas únicamente en el tratamiento automatizado de sus datos, cuando procedan, ante el responsable citado en la dirección dpo@henneo.com

    Le informamos igualmente que puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de Datos, si no está satisfecho con en el ejercicio de sus derechos.