Entradas etiquetadas como ‘twitter’

¿Hay una campaña contra el Atlético de Madrid?

Estados Unidos, 1941 (WIKIPEDIA).

Estados Unidos, 1941 (WIKIPEDIA).

No, claro que no la hay. Creo que es importante empezar diciendo que no. Pero hay muchos colchoneros que están convencidos de que existe. Sobre todo, después de lo que ha acontecido esta semana, pródiga en polémicas relacionadas con el Atlético de Madrid y su afición en las redes sociales.

El lunes ocurrió lo de ‘Cristalerías Chamberí’. Juan Esteban Rodríguez, más conocido por Juanes, es uno de los atléticos más famosos en redes sociales, entre otras cosas por ser autor de sendas biografías de Arda y Koke y un libro sobre el 20 aniversario del doblete de 1996. No ahondaré mucho en este asunto. Juanes se equivocó y el anonimato de los que se sienten más valientes sin usar su nombre ni su foto en Twitter lo linchó. A esto, sumémosle la lamentable tendencia de los medios (TODOS) de hacer una noticia de cualquier estupidez que sea tendencia en Twitter. Pero no, no hablaremos hoy de periodismo.

El mismo lunes trascendió que un directivo del Athletic Club, Javier Aldazabal, tuvo a bien decir en una asamblea de compromisarios que el Atlético de Madrid llevaba un siglo “usurpando” los colores y el nombre del equipo vasco. Por suerte, la mayoría de hinchas del Athletic que conozco y que he leído han desaprobado las palabras del directivo, totalmente alejadas de la realidad histórica de ambos clubes. Pese a ello, sí que ha habido escaramuzas tuiteras entre aficionados de ambos equipos rojiblancos.

La más reciente polémica, este martes, ha venido de la mano del periodista de El País Nacho Carretero, que en artículo para Jot Down ha descrito al Atleti en términos que han sentado bastante mal al aficionado medio y que no repetiré, porque para eso está Google. Al parecer, forma parte de una “guía de la Liga bastante punk”, y entiendo que el resto de artículos irá en la misma senda.

Todos nos creemos nuestra propia paranoia. Hoy, sin ir más lejos, un diario deportivo catalán habla en su portada de “Nueva campaña para desprestigiar al Barça”. Hace no tanto, diarios deportivos de indisimulada tendencia madridista hablaban de campeonatos entregados al Barça “por decreto” y el director de uno de ellos acuñó la palabra ‘villarato’. Conozco muchos valencianos y valencianistas que, sobre todo antaño, cuando peleaban por la Liga, tenían todo el día en la boca la coletilla “desde Madrid” en alusión a supuestos boicots a su pujanza. Pasa ahora algo parecido con algunos sevillistas, incluso.

Griezmann se lamenta en el césped (GTRES).

Griezmann se lamenta en el césped (GTRES).

E igual que hay mucha paranoia persecutoria, hay mucho narcisismo. Muchos colchoneros no entienden que haya otros aficionados que no quieran que el Atleti gane en Europa. El Atleti, que es el equipo del pueblo. Muchos culés están convencidos de que sólo en su club se juega bien al fútbol, y de que sus valores son más elevados que los de otros. La mayoría de los madridistas creen de verdad que su club es admirado, amado y respetado en todo el planeta, y que todos los jugadores del mundo quieren vestir, algún día, la camiseta blanca. Pues no, nada de eso es cierto. El problema es que el equipo de fútbol es como la familia de uno. Que no nos la toque nadie.

En mi opinión, no ofende el que quiere, sino el que puede. Yo, personalmente, no me altero por las palabras de Nacho Carretero, de Javier Aldazabal o del club de fans -con pseudónimo- de ‘Cristalerías Chamberí’. No me molestan, en serio. Todos los domingos, con religiosa puntualidad, mi compañero de blog y amigo Raúl Rioja me recuerda Lisboa y Milán. Y yo, sentado frente a él, aplaudo los goles que encaja el Madrid. Y no pasa nada. Es fútbol, diablos. Y si alguien ataca equivocándose, basta con ignorarle (en Twitter, si quieres, bloqueando y/o silenciando). No soy de esos atléticos que tienen gusto masoquista por retuitear insultos al club.

Lo que sí que admito, desde el punto de vista del Atleti, es que estas cosas, cuando Gregorio Manzano entrenaba al club, pasaban menos. No es campaña, sino síntoma. Sinceramente, si este es el precio que hay que pagar, bien empleado está. Deberíamos incluso alegrarnos por ello.

Por Edu Casado @EduCasado, maestro zen.