Entradas etiquetadas como ‘Fútbol español’

El dolor con cada parada de Keylor

‘Keylor se gana la renovación’, ‘le llaman Keylor ‘Paras’ en el vestuario’, solo ha encajado tres goles en doce partidos y ha sido el héroe en más de la mitad de ellos. Es, ahora mismo, el gran nombre de la Liga española, la estrella. Como Messi lesionado y Cristiano en un estado de indefinición, Navas se ha convertido, con permiso de este maravilloso Celta, en la gran atracción de la Liga.

Keylor Navas

Keylor Navas (EFE).

Sin embargo, cada parada del costarricense me deja un sabor amargo, un poso de insatisfacción. Porque es el momento de recordar que el arquero centroamericano lleva ya dos temporadas en el Real Madrid, que el año pasado no jugó más que seis partidos en toda la Liga, y que fue por decisión técnica.

El gran pero de Carlo Ancelotti a su trayectoria en el Real Madrid fue claudicar con el tema de la portería, no elegir al mejor de los que tenía, rendirse a la trayectoria y no apostar por el presente. Y su decisión le costó perder la Liga ante el Barça, y quién sabe si la Champions. Regalarle el triplete al eterno rival.

Todos los puntos que está ganando Keylor esta temporada para el Real Madrid llegan con un año de retraso, y lo peor es el motivo por el que lo hacen. Porque él ya estaba en Madrid hace un año, y llegaba en el mejor momento de su carrera, tras haber sido elegido mejor portero de la Liga y con una sobresaliente actuación en el Mundial, en el que fue parte decisiva para que Costa Rica logrará un histórica clasificación para cuartos de final del Mundial.

Cuando Florentino decidió destituir a Ancelotti admito que tuve ciertas dudas sobre si su decisión había sido la correcta, pero este inicio de temporada ha dejado ver que si bien es pronto para decir que acertó, no lo es para afirmar que no fue injusto, simplemente se prescindió de una persona que no fue capaz de tomar las decisiones adecuadas. Y con la suplencia de Keylor se cometió un error histórico.

Debate absurdo, favores por servicios prestados y la decisión de Del Bosque

En el fútbol muchas veces se abren debates de lo más absurdos. Hace aproximadamente dos décadas se llegó a discutir sobre si debía ser el titular Luis Milla o Fernando Redondo, por poner un ejemplo. También se llegó a decir por Chamartín allá por el año 2000 que el Madrid jugaba mejor sin Zidane. Xavi estuvo cerca de irse del Barça ante las críticas a su juego y aún hoy hay voces críticas con la trayectoria de Cristiano Ronaldo.

De Gea y Casillas en un entrenamiento con la selección española (GTRES).

De Gea y Casillas en un entrenamiento con la selección española (GTRES).

El nuevo debate surrealista lo tenemos ya montado, y no es otro que el de la portería de la selección. La exhibición de David de Gea ante Ucrania nos recordó que él no es el titular con España, que el que juega los partidos importantes es Casillas y es en él en quien confía Del Bosque, a priori, para defender la portería en la Eurocopa de Francia.

El debate se retomará con fuerza en verano, pero es tan absurdo como los arriba mencionados. Uno de los (al menos) cinco mejores porteros del mundo en su plenitud (y va a más), que gana puntos constantemente para su equipo y cuyas actuaciones despiertan elogios y admiración es, ahora mismo, el suplente de un arquero en claro declive y que alterna alguna buena parada con fallos garrafales en esta recta final de su carrera.

Creo que hay que decir basta, que hay que dejar rendir tributo por mucho que nos haya dado. El Mundial de Brasil ya fue suficiente penitencia. Es hora de que jueguen los mejores, los que pueden devolver a España al lugar que ocupó hace pocos años, la afición quiere victorias, no hay que pagar servicios prestados. De Gea debe ser el titular en la Eurocopa, Del Bosque debe aceptar, de una vez, la realidad futbolística. Principalmente, porque es lo más justo.

¿Quién ganaría un partido entre España y Cataluña?

Me encanta fantasear con enfrentamientos-ficción en el deporte. Mi favorito, el que pagaría lo que fuera por verlo, es el que juntaría en una cancha de basket a un equipo estadounidense contra uno del resto del mundo (o europeo).

Ver si Pau y Marc Gasol, Nowitzki, Parker, Antetokounmpo y compañía serían capaces de plantar cara a LeBron, Durant, Davis, Curry, Harden y resto de estrellas americanas. Casi imposible, sí, pero sería precioso de ver. Es un partido que quizás algún día se produzca, dentro de un All-Star que pide a gritos una renovación después de las auténticas pachangas en que se han convertido en los últimos años el partido de las estrellas.

Ahora miremos al mundo del fútbol. ¿Qué partido-ficción nos gustaría más ver? Un Sudamérica-Europa sería, sin ninguna duda, apasionante. También uno que midiera a jugadores de la Premier League contra la Liga española… con Messi y Cristiano compartiendo equipo.

Pero no nos engañemos, hay otro que nos gustaría más, que tendría infinitamente más morbo, que desbordaría pasiones… y que no es del todo descartable que se produzca… algún día. Sí, hablo de un Cataluña-España.

Casillas contra Xavi, Piqué contra Ramos, ver si algún jugador catalán elige España… Sería realmente fascinante, deportivamente hablando.

Veamos qué equipos presentarían ambas selecciones. ¿Quién sería el favorito? Y a ver si es posible que nadie se enfade, al fin y al cabo el fútbol no es más que un juego. La cosa más importante entre las menos importantes, que diría Jorge Valdano.

 

Cataluña - España

Cataluña – España.

Benítez se queda sin lámpara: un porterazo muy caro que no llegó a tiempo

Rafa Benítez volvió a pedir un sofá, le compraron una lámpara… pero ésta no le llegó. Su frase más famosa durante su etapa en el Valencia, cuando pidió un lateral derecho y le trajeron un mediapunta (Fabián Cannobio) no se repitió 12 años después por, digamos, haberlo dejado todo a última hora. Quería un delantero, le quisieron traer un portero y se queda sin nada.

David de Gea

David de Gea (EFE).

El nuevo entrenador madridista no tiene la fuerza necesaria para llegar con exigencias al club de sus sueños, recordemos que tenía pie y medio en el West Ham antes de la oferta blanca, y lo paga con una confección de plantilla que no es la que él más deseaba. Y, ahora, con un portero muy contento por un lado (Keylor se queda, que es lo que quería) pero seguro que algo cabreado por el otro.

David de Gea es, probablemente, mejor portero que Keylor Navas. Más joven y con más futuro, eso seguro. Pero acababa contrato dentro de un año, y pagar 30 millones por él era una cifra totalmente fuera de mercado, dado que dentro de 12 meses puede llegar totalmente gratis.

A ello hay que unir que Navas fue aclamado después de su impresionante actuación ante el Betis y demostró que, con confianza, es un portero de absolutas garantías para el Real Madrid. De Gea parecía una necesidad en el mes de julio, pero el costarricense ha hecho que haya un pensamiento unánime entre aficionados y periodistas: 30 ‘kilos’ por un jugador que acaba contrato en un año y juega en una posición bien cubierta sonaba a excesivamente caro.

Eso sí, una vez explicado esto, y dado que el precio del jugador no era culpa suya, conviene recordar que David de Gea es un auténtico porterazo, elegido mejor jugador del United la temporada pasada y, esto ya es totalmente subjetivo, uno de los cinco mejores del mundo con aspiraciones de ser el mejor.

Sin esto se queda el Real Madrid, disfruten sus mejores paradas de la temporada pasada, absolutamente impresionante.

Vacaciones, fútbol y la vida sigue (igual)

Regresar de vacaciones y ver que, a pesar de todo, hay cosas que no han cambiado, puede llegar a ser hasta reconfortante. Casillas sigue provocando debates furibundos, el odio a Mourinho se mantiene intacto hasta el punto de salir en portadas de periódicos españoles dos años después de su marcha (amazing), Messi sigue siendo Dios en Barcelona y cuestionado en su país y los partidos veraniegos siguen siendo, un año más, un auténtico coñazo (perdón).

Abrazo entre Casillas y Mourinho en presencia de Ramos en 2011

Abrazo entre Casillas y Mourinho en presencia de Ramos en 2011 (ARCHIVO).

Estamos aún a 5 de agosto, pero la espera para ver fútbol de verdad va a ser más corta que nunca. La mejor liga del mundo empieza este sábado (la Premier, la Premier), la Supercopa de Europa se disputa en menos de una semana (el 11), en España la competición empieza en pleno agosto (el 22) y ya hemos podido ver, 14 partidos después, a Wenger ganarle por fin a Mourinho. El calendario aprieta, esta es temporada de Eurocopa (y de Juegos).

Queda por delante una temporada ciertamente interesante en la que no faltará de nada y en la que interesa hasta la liga portuguesa, así que toca disfrutarla y, sobre todo, sufrir con ella. Para ello, me he hecho hasta un Comunio. Toca celebrar los goles de Aduriz como un loco.

Florentino Pérez y su trato a los iconos del Real Madrid

Tengo un sentimiento que no sé si considerarlo extraño. Pese a que me encanta el fútbol y vibro con él, no empatizo con los futbolistas más allá de sus méritos en el campo. Si un jugador de mi equipo baja su rendimiento, soy implacable, le estoy muy agradecido pero deseo que se marche del club, o que ocupe un cómodo asiento en el banquillo dejando paso a nuevos jugadores con mejor rendimiento o más ganas. Lo que manda es el rendimiento, no el currículum.

Y es que me cuesta comprender que el aficionado tenga que apoyar 100% a personas que han disfrutado una vida soñada y que, además, han dejado su futuro absolutamente resuelto. Como si su vida dependiera de cobrar 7,5 millones o 10, por poner un ejemplo al azar.

Florentino y Ramos

Florentino Pérez y Sergio Ramos (ARCHIVO).

Estos días leo (y oigo) muchas críticas a Florentino Pérez por el caso Sergio Ramos, como si el presidente tuviera la obligación de ofrecer una desorbitada cifra al jugador solo porque sea un símbolo del club, “un madridista de corazón”.

Tras esas críticas, siempre viene el recuerdo al pasado, los casos de mitos del Real Madrid que salieron por la puerta de atrás durante su mandato. Primero se cita a Fernando Hierro, un jugador al que no se renovó cuando tenía ya casi 36 años y una velocidad similar a la de un jugador de 50, para posteriormente seguir con Redondo (las lesiones le asediaron en el Milan), Guti (nos desesperaba a todos y se fue con 34 años) y Raúl. De éste último, que se fue con 33 años, conviene recordar que su nivel había bajado claramente y ya no iba convocado con la selección española, a pesar de que siempre tuvo una profesionalidad admirable y aún hoy sigue marcando goles.

Aunque aún no se ha ido, también se le reprocha su trato a Casillas, da igual que el portero lleve tres temporadas a cual peor y sea uno de los grandes culpables de que el Madrid no haya ganado ni un título esta temporada. Todo lo que no sea una salida de Iker será nefasto para el club, pero a Florentino se le achacará que no ha sabido gestionar bien la salida de un mito, no se dirá que el portero ha retrasado en exceso su marcha.

Y finalmente tenemos el tema Ramos, jugador al que se le ha ofrecido una renovación más que interesante para un central de 29 años que el jugador no ha querido aceptar porque considera que debe cobrar más. Todo ello poco más de dos semanas después del triplete del Barça.

Todo este tema deja la sensación de que cualquier excusa es buena para criticar a Florentino Pérez. El presidente del Real Madrid tiene muchos defectos, y su gestión deportiva demasiadas lagunas, pero atacarlo por negar una renovación desorbitada empieza a rayar la obsesión.

Sergio Ramos: el arte de pedir un aumento después de un año desastroso

Héroe de la Décima, después de Lisboa a Sergio Ramos daban ganas de haberle propuesto una subida de salario, entrenamientos a la carta y hasta derecho de pernada. Lo que hiciera falta. Lo que hizo ese día es de un valor que no se puede calcular, una final de Champions ante el vecino y rival no se va a repetir jamás y él fue el gran culpable de que ese día el Real Madrid no perdiera y levantara su décima Copa de Europa.

Sergio Ramos tras marcar en la final de Champions

Sergio Ramos tras marcar en la final de Champions (ARCHIVO).

Ahora ha pasado un año, su equipo ha hecho una temporada desastrosa y encima el Barça ha logrado el triplete, nada menos. Pues para Ramos es el momento de renovar su contrato, de pedir una subida de sueldo. ¿Se imagina usted acercándose a su jefe después de un año horrible de su empresa a pedirle un aumento a su jefe? Pues en esas está Ramos.

Nadie le discute que es uno de los mejores centrales del mundo. El mejor, cuando le da la gana, cuando decide dedicarse a las labores de central, aquellos partidos en que no hace cambios alocados de juego, entradas a destiempo y no sube como si fuera un mediocentro ofensivo. Esos días es el mejor, pero no son todos. Y este año no se han visto demasiados.

Mientras Ramos pide un aumento tras esta desastrosa temporada del equipo, Florentino, loco de él, no parece muy por la labor. Como hemos apuntado antes, parece lógico que el jefe no esté muy por la labor de subidas de sueldo después de lo que ha pasado este año, pero atacar a Florentino es el hobby de muchos y la obsesión de bastantes. Que su gestión (deportiva) tiene muchas sombras es indiscutible, pero atacarle ahora por no ceder ante las exigencias de un jugador poco más de dos semanas después de ver como el Barça levantaba la Champions roza lo surrealista. Casi tanto como pensar que el Barça le quiere.

A Sergio Ramos hay que pedirle que haga una gran temporada, de principio a fin, que vuelva a ser héroe de muchos partidos y vuelva a ser protagonista de los títulos del Real Madrid. Y entonces que exija sus 10 millones de euros anuales, o los que sean.

Es lo que hay, la selección española ya no tiene a los mejores jugadores

Nos cuesta admitirlo, pero es la realidad: España ya no cuenta con los mejores jugadores del mundo. Buscamos explicaciones vagas cuando no se juega bien, que si el calendario, que si están cansados, que si lo único que falta es el gol… pero no. La realidad es simplemente esa, contamos con un grupo de buenos jugadores, pero lejos de los mejores.

Cazorla y Jordi Alba

Cazorla y Jordi Alba (EFE),

Vamos a pensar en Barcelona y Real Madrid como los dos equipos que siempre fichan a los mejores futbolistas del mundo. Cada vez que brilla algún jugador se lanzan a por él y, si no se lo llevan, el intento al menos está ahí al acecho. Pues bien, ahora pensemos cuánto de deseados para ellos son Pedro (apenas juega en el Barça), Silva (esa vieja aspiración blanca que ya no interesa), Cesc Fábregas (los culés le dejaron ir), Cazorla (sin comentarios) y Morata (gran temporada, pero ni eso acaba por decidir al Madrid). Todos ellos formaron el ataque en el partido en Bielorrusia.

No discuto que son buenos jugadores, y que de Cesc y Silva se pueden esperar grandes cosas, pero no son la élite del fútbol. Cuando España fue campeona de todo contaba con los dos mejores centrocampistas ofensivos del mundo (Iniesta y Xavi) en el mejor momento de sus carreras, con los dos mejores mediocentros de la época (Busquets, Xabi Alonso) y con dos goleadores de talla mundial (Villa, especialmente, y Torres).

La perspectiva de futuro no es mala. Jugadores como Koke, Isco, Thiago y Morata prometen grandes cosas, y a Cesc, Silva, Ramos o Piqué aún les queda mucho por ofrecer. Lograr éxitos es posible. Pero que a nadie le sorprenda ya caer en cuartos de grandes torneos (o antes), descalabros en Eslovaquia o sufrir para ganar a selecciones mediocres. Esto es lo que hay y conviene hacerse a la idea.

Dani Alves llama “basura” a Marca y dice que Los Manolos dan “vergüenza”

Durísimos ataques de Dani Alves a varios medios de comunicación. El lateral del Barça, que sigue sin aclarar su futuro, cargó contra Radio Marca y Los Manolos en una rueda de prensa que convocó para posponer su decisión sobre si sigue en el conjunto azulgrana.

Dani Alves

Dani Alves (INSTAGRAM).

El primer rifi-rafe lo tuvo con Radio Marca, cuando el periodista del medio le iba a hacer una pregunta y Alves contestó con un contundente “no hablo para Marca, es basura, siguiente pregunta”.

Su polémica con el periódico deportivo viene de lejos, hace un par de meses les llamó “borregos” y les acusó de “meter mierda” en su cuenta de Instagram.

Después, atacó al programa de Cuatro dirigido por Manolo Lama y Manu Carreño, del que dijo que “Es una vergüenza lo que hacen Los Manolos, me da vergüenza ajena”.

Dani Alves ha elegido el mejor momento posible para montar un incendio, a cinco días de la final de Copa del Rey y a semana y media de la de la Champions.

Benítez, favorito a sustituir a Ancelotti: el nombre que no ilusiona al madridismo

Este miércoles por la noche saltó la noticia en muchos medios. El Real Madrid, en una jugada maestra, se habría adelantado al todopoderoso West Ham y habría dejado atado a Rafa Benítez para que sea el sustituto de Carlo Ancelotti la temporada que viene.

Rafa Benítez

Rafa Benítez (EFE).

El entrenador español, que ya se sabía que dejaba el Nápoles, tenía un acuerdo con el West Ham, pero la opción del Real Madrid, ha parado la operación. Obviamente.

Rafa Benítez es un clásico de los rumores en el Real Madrid, su particular ‘suena Míchel’. Cada vez que el equipo blanco ha cambiado de entrenador, el madrileño ha sonado con fuerza para ocupar el banquillo del equipo blanco.

En Valencia triunfó logrando dos Ligas, y en Liverpool se le recuerda como un ídolo después de que lograra una Champions con una histórica remontada ante el Milan, aunque también logró 0 Premiers en 6 temporadas.

Pero de sus últimos 5 años, qué decir. En el Inter fracasó estrepitosamente como sustituto de Mourinho, logró una Europa League con el Chelsea y su etapa en el Nápoles ha sido más bien decepcionante, por debajo de las expectativas creadas y rematado con una temporada para el olvido a 20 puntos de la Juventus y eliminado de la Europa League por el Dnipro.

Pese a que ayer fueron muchos los medios que dieron por cerrado el acuerdo, el asunto suena más bien a globo sonda para tantear la reacción. Y el nombre de Rafa Benítez ilusiona menos que el de Míchel, que ya es decir.