Entradas etiquetadas como ‘cánticos’

El precedente que sienta el ‘caso Zozulya’: tendrá que haber suspensiones todas las jornadas

El ucraniano Roman Zozulya (TWITTER).

“Ese portugués, ‘hijo puta’ es”; “Guti maricón”; “Ole ole ole, cornudo Simeone”; “Griezmann muérete”; “Shakira tiene rabo”; “Puta Barça y puta Cataluña”; “Aitor Zabaleta era de la ETA”; “En el Calderón hay mucho maricón”… Podría estar horas escribiendo graves insultos homófobos, racistas, xenófobos o simplemente, cargados de odio, que se oyen o se han oído en los campos de fútbol de España desde tiempos inmemoriales, eso sin entrar en sonidos de mono con jugadores de origen africano o hasta el lanzamiento de plátanos. En todos estos casos, que se han saldado con más o menos castigos a posteriori, no se han suspendido partidos. Pero este domingo hemos tenido el primer caso.

Ha ocurrido, como bien sabrá el lector, en Vallecas, donde los cánticos de “puto nazi” al delantero ucraniano del Albacete Roman Zozulya han provocado que, por decisión unánime de ambos equipos y el árbitro, con el apoyo de LaLiga y la RFEF, el partido no se jugara tras el descanso.

Personalmente, estoy de acuerdo que se suspendan partidos con este tipo de cánticos que entrarían en la categoría de manifestaciones de odio. Creo que debería haber más mano dura. España por suerte no es Italia, pero creo que aún nos queda para alcanzar el nivel de Alemania e Inglaterra. Me parece fantástico que haya habido quórum este domingo en Vallecas. Pero el problema es que ha sido demasiado tarde.

La cuestión es que no deja de chirriar que se suspenda este Rayo-Albacete después de que hayamos vivido ejemplos como los que recordaba en el primer párrafo, y en los que nunca pasó nada, más allá de sanciones a posteriori y nunca con excesiva dureza. Si no suspendes un partido por cánticos racistas y sí lo haces por llamar “nazi” a un jugador, es inevitable que haya gente que se haga preguntas.

Por otro lado, me pregunto si este caso con Zozulya va a suponer un precedente. Si es así, árbitros, Liga y Comité de Competición van a tener mucho, muchísimo trabajo, porque habrá que suspender numerosos partidos todas las jornadas. Quizá sea un precio razonable si al final, el aficionado español tome conciencia de qué puede y no puede rebuznar en un campo.

Tengo verdadero interés por ver lo que pasa este miércoles, en el Barcelona-Real Madrid. A ver cómo ha quedado el listón de alto.