Entradas etiquetadas como ‘Betis’

¿Debe influir la ideología de un jugador de fútbol a la hora de ficharlo?

El caso de Roman Zozulya ya ha dado la vuelta al mundo. Por su ideología ultraderechista o neonazi, manifestada a través de varias fotografías colgadas en las redes sociales –a pesar de que el jugador lo ha negado–, los aficionados del Rayo Vallecano lo han despreciado. Pancartas, pintadas e insultos que han intimidado al club, tanto que ya no cuenta con el delantero ucraniano para la presente temporada.

Ni un día duró entre las filas del Rayo. Zozulya ha tenido que volver a su antiguo club: el Betis, y podría no volver a jugar en lo que resta de temporada. Le han costado caros los retratos publicados portando armas o una camiseta del Pravy Sektor, partido nacionalista y paramilitar ucraniano.

Zozulya portanto un arma. (Twitter / @resistentes07)

Zozulya con un arma. (@resistentes07)

Pero, ¿es un motivo para despedirlo?

Estamos hablando de dar patadas a un balón y marcar goles, no de tomar decisiones importantes ni de tener que escribir algo de manera imparcial. No creo que ser de derechas o de izquierdas (y no me refiero a zurdo o diestro) influya a la hora de ser mejor o peor jugador de fútbol.

Sus compañeros del Betis y hasta el propio presidente de la Liga, Javier Tebas, –aunque viniendo de un simpatizante de Fuerza Nueva no se si se puede considerar como un punto de vista demasiado neutral– se pusieron del lado del jugador.

Sin embargo, los directivos del Rayo no han enviado ni un comunicado ante tal actuación: ni la explicación de su fichaje a los aficionados, ni perdón al jugador por los actos contra su persona. Quizás que el director deportivo del club madrileño –encargado de los fichajes–, a sabiendas de que la ideología de los Bukaneros está considerada de extrema izquierda y que este fichaje no iba a ser bienvenido, podría haber evitado esta situación.

¿Cómo? No fichándolo. No creo que hiciera mucha falta un Zozulya entre su plantilla habiendo miles de jugadores en el mercado. Ni es Messi ni Cristiano, que son casi los únicos jugadores por los que un equipo podría enfrentarse a su afición. Porque sí, lo de caer bien o mal entre los hinchas influye ¡y mucho! Son ellos los que pagan por ver los partidos y son ellos los que se dejan la piel animando a su equipo. No es el primer jugador que echan, ni seguramente sea el último.

No creo que deba influir a la hora de ficharlo, pero sí hay que valorar antes la reacción de la afición y no echarse después las manos a la cabeza.

Y los furgones de policía blindados a las afueras del campo en la presentación del ucraniano dejaban constancia de que algo se temían en Vallecas. Se quedó corto respecto a lo que realmente sucedió… eso, o son unos temerarios.

El Barça, más fantasma que el gol en el Villamarín

Un gol más claro que fantasma a favor del Barça no subió al marcador en el minuto 77 del partido entre el Betis y el Barcelona. Más de un metro entró el balón en la portería de Adán pero el colegiado Hernández Hernández y sus asistentes no lo dieron por válido. Hubiera supuesto el empate culé y la polémica invadió el Benito Villamarín.

Messi se lamenta en el césped del Benito Villamarín. (EFE)

Messi se lamenta en el césped del Benito Villamarín. (EFE)

Polémica tras polémica arrastra el Barça desde que comenzó el año. Sin embargo, esta vez, las críticas no solo las merece el árbitro. El gol no fue el único ‘fantasma’ que merodeó por el estadio bético. El Barça estuvo más ausente que presente y sus estrellas no brillaron. Con Messi desaparecido, solo Neymar intentó abatir a Adán un par de veces, algo que Luis Suárez consiguió en los últimos minutos para empatar un partido que ya se daba por perdido.

Así, las buenas sensaciones que arrastraban los azulgranas desde hace un par de semanas se perdieron hoy ante un Betis luchador, que no se dio por vencido, fuerte en la presión y que mereció ganar. El Barcelona sacó un punto que no sabe a nada después de tener a tiro de piedra un liderato momentáneo (a la espera de los partidos del Real Madrid y el encuentro del Sevilla) y la oportunidad de que no se escapara la Liga.

“Teníamos que haber despertado antes. No hemos hecho un buen partido, hay que ser autocríticos”, dijo Suárez tras el partido. Una frase que resume los 90 minutos de un Barça dormido sobre el terreno de juego, que solo espabiló (y no demasiado) cuando se vio por debajo en el marcador. Ahora solo queda “esperar a que los rivales pierdan“, finalizó. Y no, no hay otra opción.