Entradas etiquetadas como ‘feminismo’

Lo mejor de la semana seriéfila: la destrucción de Eleven, las mejores series mundiales 2017, Gunpowder y la Navidad de Doctor Who

Un domingo más (y el último del año), os traigo “Lo mejor de la semana seriéfila”, un recopilatorio de artículos, vídeos y podcast con lo más destacado de la semana.

  • Lorenzo Mejino, en Series para Gourmets, elabora una de las listas más especiales que se pueden encontrar: la de mejores series mundiales 2017. Para conocer lo que se hace más allá de Estados Unidos y Gran Bretaña nada mejor que catar alguna de las series que nos propone.

Lee el resto de la entrada »

Better Things alcanza la brillantez en la segunda temporada

Una de las cosas más relevantes de esta Edad de Oro de las series es el cambio que se está produciendo en los personajes femeninos. Los estereotipos que el cine y la televisión han implantado a lo largo de los años (la femme fatale, el ama de casa frustrada, la mujer con mal de amores) se están transformando en mujeres reales, con problemas verídicos con los que nos podemos identificar.

Una de las series que mejor ha plasmado la vida de una mujer madura, madre de familia y trabajadora es Better Things, donde, sobre todo en la segunda temporada, Pamela Adlon ha logrado transmitir con sutilidad y una sensibilidad infrecuente los problemas, deseos, miedos y esperanzas de una mujer, basados en las experiencias de la creadora. Lee el resto de la entrada »

Hablemos de Louis C. K.

Personalmente, lo de Louis C. K. ha sido una desilusión muy grande. Yo, como tantos otros, cuando se iniciaron los rumores no quería creerlo. Para mí, Louie y Horace & Pete eran de las mejores series de la última década. Su visión del mundo, ética, sensibilidad para apreciar detalles cotidianos y el tratamiento del tema de la paternidad me situaban en posturas muy cercanas a la suya. Lo consideraba una buena persona y un gran artista.

Así que leí las declaraciones de Tig Notaro y también las ignoré, o no quise darles el crédito que merecían. Mea culpa, porque siempre es más fácil ponerse del lado del poderoso (y más si lo admiras) que de unas víctimas desconocidas. A todos nos pasa, pero hay que estar alerta: porque es injusto e inhumano para los que han sufrido esta situación. Lee el resto de la entrada »

El puñetazo feminista de The Handmaid’s Tale

Al acabar de ver la gala de los Emmy pensé que lo más relevante de que The Handmaid’s Tale hubiera ganado el premio a mejor drama 2017 era el puñetazo feminista que suponía debido a la proyección internacional. No hay muchas series —aunque cada vez hay más mujeres tras las cámaras y protagonistas— donde se exprese de manera tan contundente lo que supone la opresión de la mujer a manos del patriarcado. Lee el resto de la entrada »

De Sex and the City a Girls: la evolución de los personajes femeninos en la Edad de Oro de la televisión (2ª parte)

Todos tenemos en mente esta imagen: un hombre entra en casa tras un largo día de trabajo. Su mujer (perfectamente peinada, maquillada y vestida) lo recibe con una sonrisa en los labios y un «¿has tenido un buen día, cariño?». La suculenta cena termina de hacerse en el horno. El marido se deja caer en el sofá mientras ella le sirve una copa. Los niños revolotean alrededor un momento y van a acostarse sin armar demasiado jaleo. Este es el estereotipo de la buena esposa en los años 50, un modelo tan irreal como imperante que, sin embargo, sigue calando a la hora de construir personajes femeninos, aunque en la actualidad con una vuelta de tuerca: centrándose en la insatisfacción o frustración femenina. 
Lee el resto de la entrada »

De Sex and the City a Girls: la evolución de los personajes femeninos en la Edad de Oro de la televisión (primera parte)

Desde que Carrie Bradshaw irrumpió en nuestras pantallas con su colección de manolos y sus «brunch», donde hablaba sin tapujos de sexo con sus amigas, ha pasado la friolera de dieciséis años. Aunque Sex and the City (HBO, 1998) supuso una revolución al tocar temas como la masturbación, el sexo anal, los tríos, el lesbianismo, el fetichismo de pies e, incluso, la lluvia dorada, lo cierto es que en la serie seguía subyaciendo una idea arcaica y algo machista: sin un hombre la vida es triste, aunque te lo pases de muerte sorbiendo cosmopolitans.
Ni siquiera la llegada de la televisión por cable, donde las cuotas de los suscriptores liberaron del yugo a los guionistas —atados a convenciones políticamente correctas—, supuso un giro radical en la imagen de la mujer que proyectaba el medio. Desde luego significó un soplo de aire fresco, pero no un cambio significativo.
Lee el resto de la entrada »