‘You’: cuando el maltrato misógino se disfraza de romanticismo

Spoilers!

Lo primero que me viene a la mente después de finalizar You (Netflix) es que la serie hubiera sido mucho mejor sin que el personaje de Joe hubiera sido un psicópata. El maltrato y la misoginia, a la que se ven sometidas a diario miles de mujeres, ya resultan bastante aterradores y no necesitan ser reforzados por una trama inverosímil.

Porque, si eliminamos las muertes por “ayudar” a la dama en cuestión y una cierta aureola de película romántica, el retrato que You efectúa del maltratador es de manual. Un misógino, celoso, mentiroso, obsesivo y profundamente carente de confianza en sí mismo que, bajo una aura de romanticismo malentendido, ejerce el terror psicológico y el control sobre su pareja.

Y en eso debería haberse centrado la serie. 

Los maltratadores —lo sé porque tengo una amiga íntima que lo vivió en primera persona— se hacen indispensables para sus parejas otorgándoles a priori un interés de caballero andante. Y, cuando la presa ha caído en sus redes, utilizan su “amor incondicional” para chantajearla.

La aíslan de su familia y amigos para que carezca de apoyos y, con su dialéctica —suelen ser hábiles manipuladores— les convencen de que solo ellos pueden ofrecerles lo que necesitan.

En el caso de la serie que, insisto de nuevo, hubiera sido mucho más veraz sin los cadáveres, Joe cree que puede ofrecerle a Beck “la vida que merece” deshaciéndose de todos los que la alejan de él o puedan tener cierta influencia.

En el caso de mi amiga, solo conseguí hablar con ella por teléfono (antes nos veíamos de manera constante), hasta que finalmente, después de bastante tiempo y con algunas escenas terroríficas de por medio, consiguió quitarse de encima al maltratador, una historia que le provocó graves conflictos emocionales.

Lo que me preocupa de ficciones como esta es que, a pesar de hablar de una realidad tan espantosa, siguen mostrando al protagonista con una fachada demasiado edulcorada, y el mensaje puede resultar ambiguo tanto para mujeres que disculpen al maltratadorpor actuar por amor” (véase el caso de Roger en Outlander), como para hombres que, obviando la parte psicopática, puedan creer que este tipo de actos “románticos” son el camino a seguir.

E, incluso, el personaje de Beck cae de nuevo los brazos de Joe a pesar de haber constatado que le controla el móvil y la espía por la calle, cuando lo lógico hubiera sido borrarlo de su existencia.

En la universidad, un compañero me dijo que si había visto ‘El coleccionista‘, la película de William Wyler sobre un introvertido coleccionista de mariposas que secuestra a una chica por la que se siente atraído para conseguir que se enamore de él. Este compañero me confesó, con labios temblorosos, que a él también le gustaría encerrarme para demostrarme todo lo que era capaz de hacer por mí.

Él creía que era romántico. A mí me pareció muy creepy.

Lo digo porque este tipo de mensajes siguen reforzando un romanticismo machista y retrógrado que no tiene nada que ver con el amor entre iguales basado en el respeto, la confianza y la libertad.

Por eso, el fallo de You es que no resulta creíble y que, a pesar de estar escrita de un modo entretenido para el binge-watching, no resiste un análisis en profundidad ni muestra un retrato objetivo de este tipo de comportamiento, enmascarándolo con la historia del típico psicópata que hasta ve visiones.

Desde aquí animo a los guionistas a crear una serie donde se dibuje un verdadero maltratador y donde las mujeres puedan reconocer el tipo de relación tóxica en la que siguen cayendo debido a una educación sentimental basada en las princesas Disney.

11 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser neska

    Haz tu un guión mejor, la serie no está nada mal.

    03 febrero 2019 | 13:31

  2. Dice ser Raul

    no sé… es un psicópata que oculta su identidad creo que lo sacas de quicio…

    03 febrero 2019 | 13:32

  3. Dice ser Doraemon

    Es una serie de ficción señora, no un documental de concienciación para proyectar en la Casa de la Mujer.

    Yo Cuando veo Piratas del caribe tampoco me concuerda un pirata amanerado y que parece que está actuando en el Club de la Comedia (¡¡¡que barbaridaaaad… bastantes masacres cometian!!!); pero… es lo que tiene el saber diferenciar la ficción de la realidad.

    Si no le gusta, en Netflix tiene otras cosas mas realistas, como los documentales de. “Las verdaderas mujeres asesinas”

    03 febrero 2019 | 14:56

  4. Dice ser MARCOS

    Es una serie muy buena y muy original espero mas temporadas, estoy deacuerdo con los otros comentarios lo que me parece retrogrado es el pensamiento del que ha escrito ese articulo… haztelo mirar…

    03 febrero 2019 | 17:02

  5. Dice ser AZULMARINOCASINEGRO

    desde hace ya un tiempo para acá cualquier artículo de 20min apesta (iba a escribir “huele” pero no) a una misandría inaudita

    03 febrero 2019 | 18:53

  6. Dice ser Jesus

    Pobres mujeres, todas maltratados por los monstruos de los hombres. Esto tiene pinta de que en poco tiempo no os vamos a poder mirar ni a la cara, lo cual sera delito. Que manera de sacar de contexto y manipular una serie de ficción. Estas enferma tia

    03 febrero 2019 | 20:03

  7. Dice ser sparks2

    A ver, que sí ,que muy machista y todo eso.

    Pero es que de eso va la serie, de un p*to loco.

    J**er, que tampoco hay que ser tan delicado, que es ficción y no se hace apología de nada.

    También os vais a poner a censurar series?

    03 febrero 2019 | 22:40

  8. Dice ser Jorge Negrete

    Parece que quien ha escrito este artículo tiene una “pequeña” obsesión…
    Le recomiendo que salga a la calle y vea la realidad, que vea el mundo real y no ése catastrófico y catastrofista que se nos está vendiendo a través de medios de comunicación y políticos a la caza del voto de descerebrados/as.

    04 febrero 2019 | 08:53

  9. Dice ser Javier

    Átame! Pedro Almodovar.
    Como bien dicen es una serie, es ficción a la que meten elementos extra, como tu blog, es un sitio donde reflejas tu opinión, la cual se puede estar de acuerdo con ella o no.

    04 febrero 2019 | 08:53

  10. Dice ser Bárbara

    Lo que creo que busca la serie es, precisamente, deformar la realidad hasta convertirla en una caricatura. Y en el personaje de Joe ocurre esto tanto en su lado romántico (exagera a tope ese – falso – amor en el que se ampara el maltratador), como en la parte de psicópata (apartar y aislar de su entorno a su víctima se lleva hasta el extremo con los asesinatos).

    Así que, precisamente, lo que tu críticas construye a favor de la intención de la serie: parodiar una situación de acoso y maltrato. La parodia y la sátira son géneros narrativos, formas de construir una ficción… que no persiguen conseguir veracidad, sino verosimilitud (esta ha de funcionar sólo dentro de la propia ficción, no dentro del mundo en el que tú vives).

    Vamos, que estás haciendo un análisis de una serie desde una perspectiva de género sin entender absolutamente nada de géneros narrativos. Porque, efectivamente, que la serie “No resulte creíble ni muestre un retrato objetivo” no es un fallo, como tú dices, sino que no es así porque, como ya te he explicado, no busca eso. Eres TÚ la que lo estás buscando.

    Aquí es donde yo veo el verdadero PROBLEMA. Y es que, como la serie no coincide con lo que tú deseas, no te preocupas en intentar entender el código sino que te crees con la autoridad moral de decir en qué se “debería haber centrado la serie”, que es, básicamente, otra historia totalmente distinta escrita como a ti te salga del coño.

    Veo que eres escritora, así que ¡adelante!.

    04 febrero 2019 | 13:10

  11. Dice ser Bárbara Magdalena

    **** ¿Me habéis borrado el comentario? *****

    Lo que creo que busca la serie es, precisamente, deformar la realidad hasta convertirla en una caricatura. Y en el personaje de Joe ocurre esto tanto en su lado romántico (exagera a tope ese – falso – amor en el que se ampara el maltratador), como en la parte de psicópata (apartar y aislar de su entorno a su víctima se lleva hasta el extremo con los asesinatos).

    Así que, precisamente, lo que tu críticas construye a favor de la intención de la serie: parodiar una situación de acoso y maltrato. La parodia y la sátira son géneros narrativos, formas de construir una ficción… que no persiguen conseguir veracidad, sino verosimilitud (esta ha de funcionar sólo dentro de la propia ficción, no dentro del mundo en el que tú vives).

    Vamos, que estás haciendo un análisis de una serie desde una perspectiva de género sin entender absolutamente nada de géneros narrativos. Porque, efectivamente, que la serie “No resulte creíble ni muestre un retrato objetivo” no es un fallo, como tú dices, sino que no es así porque, como ya te he explicado, no busca eso. Eres TÚ la que lo estás buscando.

    Aquí es donde yo veo el verdadero PROBLEMA. Y es que, como la serie no coincide con lo que tú deseas, no te preocupas en intentar entender el código sino que te crees con la autoridad moral de decir en qué se “debería haber centrado la serie”, que es, básicamente, otra historia totalmente distinta escrita como a ti te da la gana.

    Veo que eres escritora, así que ¡adelante!.

    04 febrero 2019 | 13:20

Escribe aquí tu comentario





    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Algunos blogs tienen moderación previa, ten paciencia si no ves tu comentario.

    Normas para enviar su comentario e información sobre el tratamiento de sus datos de carácter personal

    Antes de enviar su comentario lea atentamente las normas para comentar en 20minutos.es. La opinión de los autores y de los usuarios que realizan comentarios no es responsabilidad de 20 Minutos Editora, SL. No está permitido realizar comentarios contrarios a la normativa española y europea ni injuriante. 20 Minutos Editora, SL se reserva el derecho a administrar y eliminar los comentarios que consideremos puedan atentar contra las normas, resultar injuriosos, resulten spam o sencillamente no estar relacionados con la temática a comentar.

    Le informamos que, de conformidad con lo establecido en la normativa nacional y europea vigente en materia de protección de datos personales y de servicios de la sociedad de la información y de comercio electrónico, al enviarnos el presente formulario Ud. está dando expresamente su consentimiento a 20 MINUTOS EDITORA, SL para que trate los datos recogidos en este formulario con la finalidad de gestionar el servicio de recepción de su comentario, así como para enviarle comunicaciones electrónicas informativas o comerciales o dirigirle publicidad electrónica de productos y servicios propios o de terceros. No está permitido el registro de menores de 13 años.

    Algunos datos personales pueden ser objeto de tratamiento a través de la instalación de cookies y de tecnologías de tracking, así como a través de su acceso a esta web desde sus canales en redes sociales. Le rogamos consulte para una más detallada información nuestra Política de Privacidad y nuestra Política de Cookies

    Para la finalidad anteriormente indicada 20 Minutos Editora, SL puede ceder estos datos a otras empresas de Grupo Henneo o a terceros proveedores de servicios para la gestión de comunicaciones electrónicas y otros servicios de gestión comercial o publicitaria, incluso aunque se hallen fuera del territorio de la Unión Europea en aquellos casos que legalmente garanticen un nivel adecuado de protección que exige la normativa europea.

    Los datos personales solicitados deben ser exactos para que puedan tratarse con las finalidades indicadas. En el caso de dichos datos dejen de ser exactos, necesarios o pertinentes para las finalidades para las que han sido autorizados (por ejemplo, en caso de comunicaciones electrónicas devueltas por error o cancelación de dirección electrónica), 20 Minutos Editora, SL procederá a su bloqueo, conservándose los datos únicamente a disposición de las Administraciones Públicas, Jueces y Tribunales durante el plazo de 4 años, transcurridos los cuales 20 Minutos Editora, SL procederá a su supresión. Sus datos se conservarán por 20 Minutos Editora, SL mientras sean exactos y Ud. no retire el consentimiento que explícitamente emite con el envío de este formulario o durante los años necesarios para cumplir con las obligaciones legales.

    En cualquier momento Ud. puede retirar el consentimiento prestado y ejercer los derechos de acceso, rectificación, supresión, portabilidad de sus datos y limitación u oposición a su tratamiento dirigiéndose a 20 Minutos Editora, SL enviando un correo electrónico a dpo@20minutos.es o mediante comunicación escrita al domicilio en Pº Independencia, 29. 50001 Zaragoza, indicando en cualquiera de ambos casos la Ref. Datos personales y el derecho que ejercita así como adjuntando copia de su DNI o documento identificativo sustitutorio.