Ocho años sin ‘Perdidos’. Así viví el gran final de una serie mítica

Ayer, 23 de mayo, hizo ocho años del final de Perdidos (Lost), la serie con la que dio comienzo la locura por las narraciones serializadas y que a todos nos atrapó con su misterio, las historias de vidas de sus personajes y unos cliffhangers que nos dejaban al borde del infarto. Recuerdo a mi madre viéndola y diciéndome con ojos como platos: “Esto es droga“.

Así es.

Perdidos se convirtió en mucho más que una serie de televisión: fue un fenómeno que arrastró a millones de espectadores y que forma parte del imaginario colectivo de la cultura pop, con su iconografía (el vuelo 815 de Oceanic, el símbolo de la Iniciativa DHARMA, la isla, el humo negro, los números 4 8 15 16 23 42 y la escotilla), sus inolvidables personajes y, por supuesto, la polémica de su final.

Es innegable que las primeras tres temporadas de la serie fueron excelentes. Sin embargo, a partir de la cuarta los creadores comenzaron introducir giros y nuevos misterios que no supieron conectar con la historia anterior y que quedaron irresolutos generando la frustración y el odio de los fans que la habían seguido fielmente.

¿Y qué decir del final? Atención, spoilers!

Mi relación con Perdidos fue satisfactoria hasta la tercera temporada. A partir de ahí, empecé a verla un poco por inercia: quería saber qué había detrás del misterio de la isla y del humo negro, y qué ocurriría con aquellos personajes que me habían hecho creer que la tele era más adictiva que la blue meth.

Así que no fui uno de los que madrugaron para ver el ansiado capítulo. Lo vi sin demasiadas expectativas. Y, como por entonces no tenía Twitter, sin presión del fandom entregado en busca de milagros de última hora.

Debo reconocer que eché alguna lagrimilla con el reencuentro en la Iglesia. Pensé con una sonrisilla maliciosa: “Vale, no estaban muertos”, pero no me pareció del todo mal que esa gente que había unido sus destinos en el vuelo 815 de Oceanic Airlines, tuviera un lugar común donde estar juntos después de criar malvas.

Luz celestial, música de emoción contenida y volverse a ver felices y contentos después de haberlas pasado canutas. Un happy end que, sin volverme loca debido a mi desconexión de la serie, me dejó bastante satisfecha.

4 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser Julius

    La mejor serie de la historia con el peor final posible. Sponsored by Vaticano

    24 mayo 2018 | 09:14

  2. Dice ser Antonio Larrosa

    La gente suele olvidarse de lo habitual y recordar todo aquello que les pareció muy bueno y muy malo. En el caso de “Perdidos/Lost” se acuerdan de lo buena que era la primera temporada y lo mal hecho que era su final.

    Clica sobre mi nombre

    24 mayo 2018 | 10:20

  3. Dice ser Pablo

    Una serie que el principio no estuvo mal, el final tampoco, el problema es como llegaron a ese final, paja, morralla, capítulos que sobraban, tramas y más tramas abiertas, que supuestamente eran super importantes, para luego quedarse en el olvido. A mi el final no me desagradó, el como llegaron a ese final….., pues si, a partir de la mitad de la segunda……,empezó a perder.

    24 mayo 2018 | 22:18

  4. Cecilia García

    Hola Pablo. Todo hubiera cambiado si hubiésemos llegado con más ganas al final. Para entonces creo que la.mayoría estábamos desconectados de la historia. Pese a ser una serie que lo cambió todo estamos de acuerdo de que las dos primeras temporadas fueron con diferencia las mejores. Saludos.

    26 mayo 2018 | 12:21

Escribe aquí tu comentario





    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Antes de enviar su comentario lee atentamente las normas para comentar en 20minutos.es.
    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Algunos blogs tienen moderación previa, ten paciencia si no ves tu comentario.

    Información sobre el tratamiento de sus datos personales

    En cumplimiento de lo dispuesto en el Reglamento (UE) 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo de 27 de abril de 2016 relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos, y Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales le informamos que los datos de carácter personal que nos facilite en este formulario de contacto serán tratados de forma confidencial y quedarán incorporados a la correspondiente actividad de tratamiento titularidad de 20 MINUTOS EDITORA, S.L, con la única finalidad de gestionar los comentarios aportados al blog por Ud. Asimismo, de prestar su consentimiento le enviaremos comunicaciones comerciales electrónicas de productos y servicios propios o de terceros.

    No está permitido escribir comentarios por menores de 14 años. Si detectamos el envío de comentario de un usuario menor de esta edad será suprimido, así como sus datos personales.

    Algunos datos personales pueden ser objeto de tratamiento a través de la instalación de cookies y de tecnologías de tracking, así como a través de su acceso a esta web desde sus canales en redes sociales. Le rogamos consulte para una más detallada información nuestra Política de Privacidad y nuestra Política de Cookies.

    Los datos personales se conservarán indefinidamente hasta que solicite su supresión.

    Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión y portabilidad de sus datos, de limitación y oposición a su tratamiento, así como a no ser objeto de decisiones basadas únicamente en el tratamiento automatizado de sus datos, cuando procedan, ante el responsable citado en la dirección dpo@henneo.com

    Le informamos igualmente que puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de Datos, si no está satisfecho con en el ejercicio de sus derechos.