A ver series A ver series

Cuando la pequeña pantalla se comió a la grande

Despojar a las mujeres de su identidad: el regreso de The Handmaid’s Tale duele

Despojar a las mujeres de su identidad, de su individualidad, de su nombre, hasta de su cuerpo. Vestirlas con una toca monjil y el color de la sangre, del pecado. Desinformarlas, arrancarlas de sus familias, quitarles sus posesiones para reducirlas a un útero que debe engendrar o, si no, pasarán a ser consideradas no mujeres y condenadas a perecer entre residuos tóxicos en las Colonias.

En un estado de completa paranoia, donde desconfiar de todo lo que te rodea es el pan de cada día y donde no hay futuro —solo un presente marcado por campanas— se desarrolla el mundo de The Handmaid’s Tale (El cuento de la criada), la distopía de Margaret Atwood que, en su adaptación televisiva, consiguió alzarse con el Emmy a mejor drama en 2017.

Debo confesar que El cuento de la criada fue una de mis lecturas predilectas del año pasado. La historia, que me dejó sobrecogida por la profundidad psicológica que te va introduciendo paulatinamente en el terror diario de Defred, la protagonista, me caló tanto que hizo complicado el posterior visionado de la serie.

Lecturas tan asombrosas como esta son capaces estremecernos de una manera que, en mi humilde opinión, no consigue una obra audiovisual. El texto, si es bueno, tiene un trasfondo casi imposible de trasladar a imágenes: el significado y el tono poético no llegan con la misma intensidad.

Los susurros, el terror de los paseos hasta el Muro de ladrillos rojos donde cuelgan los herejes, las desapariciones de otras criadas pero, sobre todo, el día a día de Defred (comidas, baño, compra, noche) escrito en un presente donde no hay cabida para el futuro consiguen que nos sumerjamos en el espíritu de esta mujer (como tú y como yo, aferrada a sus comodidades, con miedo a lo que le pueda pasar) que, a cada hora, va ahogándose un poco más en la existencia en la que la única salida posible es la muerte.

Navegar fuera del libro

Los pensamientos y fantasmas de Defred son el motor del libro. Sin embargo, la serie ha tenido que optar por desarrollar las tramas secundarias para alargar el metraje y darle un mayor ritmo: a diferencia de la novela sabemos lo que ha sucedido con Moira o Luke e, incluso, el destino de la hija de Defred.

La segunda temporada, que arrancó el pasado 25 de abril, y cuya principal problemática era navegar fuera de la seguridad del libro, ha empezado con una potencia estremecedora. La pesadilla de Gilead continúa donde la historia es más fuerte: en los pabellones y en los tête à tête entre Defred y Tía Lydia, cuya escena de la sopa es ya una de las más brillantes del año.

Ya con las alas extendidas, la serie sigue explorando los personajes y nos ofrece flashbacks tan sobresalientes como de pesadilla, donde destaca el de Emily y cómo el régimen tiránico la despoja de familia y trabajo.

A nivel estético, El cuento de la criada despliega una fuerza visual excelsa debido a sus dramáticos primeros planos, donde Elisabeth Moss sin maquillaje consigue estremecernos, y una ambientación que supera la de la novela, con el rojo de las criadas en contraste con la atmósfera gris o los tonos brillantes y artificiales de los supermercados, tan en la línea de series como Black Mirror.

Porque El cuento de la criada posee el mismo espíritu que las historias de Charlie Brooker: el de la distopía que se sitúa a un pequeño paso de nuestra realidad y que nos amenaza con hacerse tangible en el momento menos pensado, haciéndolo más aterrador.

Con la primera temporada que, a pesar de sus defectos (sobre todo en el primer tramo) ha logrado el mayor reconocimiento televisivo, y una segunda temporada que va en camino de conseguirlo, The Handmaid’s Tale ha logrado un objetivo fundamental: la difusión de un mensaje que es relevante para la lucha feminista y para la democracia en general. A pesar de ello, os recomiendo que leáis el libro. Es más complejo y tiene matices de los que carece la serie.

Mis Puntuaciones


Ya sabéis que he escrito un par de libros que esperan ansiosos que les echéis un ojo. Las series de mi vida, donde hablo de ficciones como The Wire, Los Soprano, Mad Men, Breaking Bad y otras joyas que quizás queráis descubrir.

 

O, si lo preferís, fantasía oscura y terror con deseos, obsesiones, viajes en el tiempo y un lugar más

7 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser Esperando a los ofendidos

    Hipnótica, maravillosa y terrorífica. Estaba difícil trasladarla tan bien a la pantalla y lo han conseguido. Espero que no se queje (imposible) ningún machista porque con la situación de las mujeres en esta ficción deben tener sueños húmedos. Sometidas y donde les gustaría tenerlas.

    02 mayo 2018 | 09:03

  2. Dice ser M Eugenia Sanz

    El no tan sutil fondo de esta novela, bien llevada a la pantalla esperemos que haga reflexionar a más de un machista, dadas como están las cosas estos días en nuestro país.

    02 mayo 2018 | 12:14

  3. Dice ser Que raro es todo

    No la veas. Fácil.

    02 mayo 2018 | 12:53

  4. Dice ser Para estas realidades , quien necesita distopías

    Todavia hay paises en el mundo donde la esclavitud es bastante frecuente sobre todo en África y esa esclavitud afecta en mayor proporción a las mujeres además en muchos paises islamicos los derechos de la mujeres brillan por su ausencia y no hablemos de la trata de blancas generalizada en muchos países de los llamados del primer mundo
    y hay muchísimos casos actuales en el mundo de semi esclavitud de la infancia y de las mujeres.
    Para estas actuales que realmente son inhumanas denigrantes y terroríficas , quien necesita evadirse con distopías cuando la realidad supera con creces a la ficción

    02 mayo 2018 | 13:16

  5. Dice ser Colleja Cósmica

    No perdamos la perspectiva en reducirlo solo a un alegato pro-feminista.

    En realidad es a todos los humanos a quienes quieren despojar de nuestra identidad y se puede hacer un paralelismo con lo que está sucediendo en todo el mundo ( y sobre todo en Europa ) en los últimos años convirtiéndola en un caos absoluto y esto …. solo es el principio.

    02 mayo 2018 | 17:18

  6. Dice ser Colleja Cósmica

    En realidad, el despojo de identidad es para con todos los humanos, mujeres y hombres, y esto se observa en todo el mundo y sobre todo en Europa que va camino de convertirse en un caos absoluto.

    Me parece un error reducirlo solo a un alegato pro-feminista.

    02 mayo 2018 | 17:28

  7. Dice ser Cinéfila

    Colleja cósmica, para opinar tienes que verte la serie, y leerte el artículo también.

    Así evitarás quedar en ridículo.

    02 mayo 2018 | 19:54

Escribe aquí tu comentario





    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Algunos blogs tienen moderación previa, ten paciencia si no ves tu comentario.

    Normas para enviar su comentario e información sobre el tratamiento de sus datos de carácter personal

    Antes de enviar su comentario lea atentamente las normas para comentar en 20minutos.es. La opinión de los autores y de los usuarios que realizan comentarios no es responsabilidad de 20 Minutos Editora, SL. No está permitido realizar comentarios contrarios a la normativa española y europea ni injuriante. 20 Minutos Editora, SL se reserva el derecho a administrar y eliminar los comentarios que consideremos puedan atentar contra las normas, resultar injuriosos, resulten spam o sencillamente no estar relacionados con la temática a comentar.

    Le informamos que, de conformidad con lo establecido en la normativa nacional y europea vigente en materia de protección de datos personales y de servicios de la sociedad de la información y de comercio electrónico, al enviarnos el presente formulario Ud. está dando expresamente su consentimiento a 20 MINUTOS EDITORA, SL para que trate los datos recogidos en este formulario con la finalidad de gestionar el servicio de recepción de su comentario, así como para enviarle comunicaciones electrónicas informativas o comerciales o dirigirle publicidad electrónica de productos y servicios propios o de terceros. No está permitido el registro de menores de 13 años.

    Algunos datos personales pueden ser objeto de tratamiento a través de la instalación de cookies y de tecnologías de tracking, así como a través de su acceso a esta web desde sus canales en redes sociales. Le rogamos consulte para una más detallada información nuestra Política de Privacidad y nuestra Política de Cookies

    Para la finalidad anteriormente indicada 20 Minutos Editora, SL puede ceder estos datos a otras empresas de Grupo Henneo o a terceros proveedores de servicios para la gestión de comunicaciones electrónicas y otros servicios de gestión comercial o publicitaria, incluso aunque se hallen fuera del territorio de la Unión Europea en aquellos casos que legalmente garanticen un nivel adecuado de protección que exige la normativa europea.

    Los datos personales solicitados deben ser exactos para que puedan tratarse con las finalidades indicadas. En el caso de dichos datos dejen de ser exactos, necesarios o pertinentes para las finalidades para las que han sido autorizados (por ejemplo, en caso de comunicaciones electrónicas devueltas por error o cancelación de dirección electrónica), 20 Minutos Editora, SL procederá a su bloqueo, conservándose los datos únicamente a disposición de las Administraciones Públicas, Jueces y Tribunales durante el plazo de 4 años, transcurridos los cuales 20 Minutos Editora, SL procederá a su supresión. Sus datos se conservarán por 20 Minutos Editora, SL mientras sean exactos y Ud. no retire el consentimiento que explícitamente emite con el envío de este formulario o durante los años necesarios para cumplir con las obligaciones legales.

    En cualquier momento Ud. puede retirar el consentimiento prestado y ejercer los derechos de acceso, rectificación, supresión, portabilidad de sus datos y limitación u oposición a su tratamiento dirigiéndose a 20 Minutos Editora, SL enviando un correo electrónico a dpo@20minutos.es o mediante comunicación escrita al domicilio en Pº Independencia, 29. 50001 Zaragoza, indicando en cualquiera de ambos casos la Ref. Datos personales y el derecho que ejercita así como adjuntando copia de su DNI o documento identificativo sustitutorio.