Si estás a dieta ¡huye de estas series!

Empieza la operación bikini y tú lo único que haces es imaginarte el jabalí dorado y crujiente, rebosante de salsa, de Obélix. Miras la lechuga y las manzanas en tu nevera y sientes ganas de destruir el mundo tipo Godzilla.

Mientras mordisqueas una zanahoria con lágrimas en los ojos decides ponerte un episodio de una serie a ver si te animas. Y ahí están ellas: Lorelai y Rory Gilmore, más flacas que un insecto palo y venga a devorar tortitas, donuts y café con triple cucharada de azúcar.

Gritas y, con un temblor de manos, rasgas a cámara lenta el Último Huesito y lo acercas a tu boca mientras susurras

“Gizmo, caca”.

Si no quieres echar por tierra tu esfuerzo, hay series que NO DEBERÍAS VER. Si, por el contrario, quieres ganar unos kilos, abre la puerta a la avalancha.

‘Los Soprano’

Menuda tortura. Cada vez que Tony abre la nevera y saca una lasaña, unos macarrones, espaguetis, bocadillos de pastrami o unos filetes a la milanesa tu boca empieza a salivar tipo Alien y, como un zombie, te diriges a la cocina repitiendo cual mantra:

“Cannoliiii”.

Devoras todo y luego lloras.

‘Las chicas Gilmore’ (Gilmore Girls)

Hamburguesas gigantes, perritos calientes, tacos, macarrones con queso, french toasts, patatas fritas con mayonesa y ketchup, tortitas con sirope, chucherías, pizza, palomitas, helado…

En realidad las Gilmore Girls deberían llamarse Gordie Girls. Es una ofensa, un reírse de nosotros muy fuerte que comieran como vikingas y estuvieran tan flacas, tan monas.

Pero tú no estás en una serie de televisión, así que mejor huye de las Gordie Girls si tus mejores amigas son las hortalizas.

Twin Peaks

Si estás a régimen y no has visto la mítica serie de David Lynch y Mark Frost mejor que corras lejos. Si la has visto sabrás que Twin Peaks no solo son mujeres hermosas y lechuzas que no son lo que parecen, sino el mejor café del mundo acompañado por una deliciosa porción de cherry pie.

Y ni se te ocurra pasar por la oficina del sheriff si encuentras algún cadáver en una bolsa de plástico: la mesa repleta de donuts de todos los sabores hará que te conviertas en Bob al instante y quieras matar a alguien de puro hambre.

Friends

Otra tanda de amiguetes que, con lo que comen, bien podrían tener la forma de Naranjito (aunque Chandler la tiene en algún momento de la serie).

Si no quieres ser Chandler II, lo mejor es que pases de Central Perk y sus tazas tamaño monstruo, de los días de Acción de Gracias con los suculentos banquetes de Mónica y de fajitas, cheesecake, sandwiches especiales y todo tipo de aperitivos que el grupo engulle cada vez que se reúne.

‘El gourmet samurai’

Un jubilado japonés se dedica a vagabundear por la ciudad en busca de suculentos restaurantes con los que saciar su apetito. Quizás te suene la premisa del cómic El gourmet solitario de Jiro Taniguchi, pero, si tienes hambre, es mejor que no le des al play.

Las caras de felicidad del señor degustando todo tipo de fantásticos platos japoneses te harán odiar (todavía más) tus miserables raciones. Si te pica la curiosidad está disponible en Netflix.

PD Ahora tienes más hambre que nunca, lo sé, y te zamparías en medio segundo las costillas a la barbacoa de Frances Underwood en House of Cards.

No puedes.

Evil face.

Mis Puntuaciones


Ya sabéis que he escrito un par de libros que esperan ansiosos que les echéis un ojo. Las series de mi vida, donde hablo de ficciones como The Wire, Los Soprano, Mad Men, Breaking Bad y otras joyas que quizás queráis descubrir.

 

O, si lo preferís, fantasía oscura y terror con deseos, obsesiones, viajes en el tiempo y un lugar más

Escribe aquí tu comentario





    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Antes de enviar su comentario lee atentamente las normas para comentar en 20minutos.es.
    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Algunos blogs tienen moderación previa, ten paciencia si no ves tu comentario.

    Información sobre el tratamiento de sus datos personales

    En cumplimiento de lo dispuesto en el Reglamento (UE) 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo de 27 de abril de 2016 relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos, y Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales le informamos que los datos de carácter personal que nos facilite en este formulario de contacto serán tratados de forma confidencial y quedarán incorporados a la correspondiente actividad de tratamiento titularidad de 20 MINUTOS EDITORA, S.L, con la única finalidad de gestionar los comentarios aportados al blog por Ud. Asimismo, de prestar su consentimiento le enviaremos comunicaciones comerciales electrónicas de productos y servicios propios o de terceros.

    No está permitido escribir comentarios por menores de 14 años. Si detectamos el envío de comentario de un usuario menor de esta edad será suprimido, así como sus datos personales.

    Algunos datos personales pueden ser objeto de tratamiento a través de la instalación de cookies y de tecnologías de tracking, así como a través de su acceso a esta web desde sus canales en redes sociales. Le rogamos consulte para una más detallada información nuestra Política de Privacidad y nuestra Política de Cookies.

    Los datos personales se conservarán indefinidamente hasta que solicite su supresión.

    Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión y portabilidad de sus datos, de limitación y oposición a su tratamiento, así como a no ser objeto de decisiones basadas únicamente en el tratamiento automatizado de sus datos, cuando procedan, ante el responsable citado en la dirección dpo@henneo.com

    Le informamos igualmente que puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de Datos, si no está satisfecho con en el ejercicio de sus derechos.